Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog
16 diciembre 2014 2 16 /12 /diciembre /2014 15:52
El amor dura diez años // Barbara Fredrickson - Laboratorio de Emociones Positivas en Carolina del Norte

Barbara Fredrickson presents scientific evidence to argue that love is not what we think it is. It is not a long-lasting, continually present emotion that sustains a marriage; it is not the yearning and passion that characterizes young love; and it is not the blood-tie of kinship.

.

¿El amor se agota de tanto usarlo o es tan profundo que dura para toda la vida?. Existen varios modos de verlo, desde luego, los estudios de Barbara Fredrickson, investigadora de la Universidad de Carolina del Norte, tratan de arrojar un poco de luz sobre este asunto. En un texto de 2012 "Amor 2.0: Cómo nuestro sentimiento supremo afecta todo lo que sentimos, pensamos, hacemos y en lo que nos convertimos" (Love 2.0... How Our Supreme Emotion Affects Everything We Feel, Think, Do, and Become) se extiende ampliamente en lo que ella y su equipo han hallado. Dicen que allí señala que el amor "no es lo que creemos que es, que de media dura tan sólo 10 años y que son las mujeres las que primero dan el paso y muestran su poca felicidad en el matrimonio". Hemos buscado tal calendarización del amor en su texto en inglés, tal fijación de un término de tiempo, sin éxito.

Lo que si consigna es que el amor "No es la duradera y constante presencia de emoción que sostiene un matrimonio, ni la angustia y pasión que caracteriza a un amor joven".
La psicóloga de la Universidad de Carolina Norte define al amor como "momentos de afinidad positiva" que compartimos con otras personas. A pesar de esa situación, cree que ese tipo de emociones momentaneas y fugaces se manifiesta con cualquier ser humano y que no tiene porqué ser con alguien de nuestro entorno familiar o personal.
Algo que Barbara Fredrickson remarca es que "el contacto visual es la puerta de entrada al amor"... "tu cuerpo tiene la capacidad intrínseca de “atrapar” los sentimientos de quienes te rodean, lo que hace que tus posibilidades de sentir amor (definido como micromomentos de resonancia positiva) sean casi ilimitadas. Aunque esto suena esperanzador, aprendí que puedes obstaculizar esta habilidad natural si no haces contacto visual con la otra persona. Unir las miradas es la vía clave hacia la sincronía neural" ...

10 COSAS QUE NO SABÍAS DEL AMOR

Por Barbara Fredrickson

Mientras en 2012 escribía el libro "Amor 2.0: Cómo nuestro sentimiento supremo afecta todo lo que sentimos, pensamos, hacemos y en lo que nos convertimos" (Love 2.0... How Our Supreme Emotion Affects Everything We Feel, Think, Do, and Become), aprendí 10 lecciones...
.
La visión actual del amor necesita un cambio radical...
Aprendí que necesito pedirle a la gente que se aleje de su actual punto de vista acerca del amor para verlo desde una perspectiva diferente. Estas son 10 cosas que no sabías del amor:
.
No es eterno, tampoco incondicional...
El amor no es romance, no es deseo sexual ni ese lazo especial que sientes por tu familia o pareja.
Y quizá lo más perturbador es que no es duradero ni incondicional. El cambio radical que tenemos que hacer es el siguiente: el amor, tal como lo experimenta tu cuerpo, es un micromomento de conexión que compartes con otra persona.
.
Puede haber conexiones con cualquier persona...
Tendemos a pensar en el amor al mismo tiempo que en nuestros seres queridos. Cuando solo clasificas a tu círculo más íntimo de familiares y amigos como tus seres queridos, sin darte cuenta, restringes tus oportunidades de encontrar salud, crecimiento y bienestar.
En realidad, puedes experimentar micromomentos de conexión con cualquier persona, ya sea tu alma gemela o un desconocido. Mientras te sientas seguro y puedas establecer la conexión correcta, existen las condiciones para experimentar amor.
.
No pertenece a una sola persona...
Tendemos a pensar que los sentimientos son eventos privados, confinados a la mente y la piel de una persona. Actualizar nuestra visión del amor desafía a esta lógica.
Existe evidencia de que cuando realmente estableces una conexión con alguien más, entre ambos emerge una sincronía perceptible (aunque momentánea), mientras sus gestos, reacciones bioquímicas y hasta sus conexiones neuronales se imitan unas a otras siguiendo un patrón al que llamo resonancia positiva.
El amor es una oleada biológica de buenos sentimientos e interés mutuo que transita entre dos o más cerebros y cuerpos a la vez.
.
El contacto visual es la puerta de entrada al amor...
Tu cuerpo tiene la capacidad intrínseca de “atrapar” los sentimientos de quienes te rodean, lo que hace que tus posibilidades de sentir amor (definido como micromomentos de resonancia positiva) sean casi ilimitadas.
Aunque esto suena esperanzador, también aprendí que puedes obstaculizar esta habilidad natural si no haces contacto visual con la otra persona. Unir las miradas es la vía clave hacia la sincronía neural.
.
Aumenta la longevidad...
Décadas de investigaciones demuestran que las personas que tienen más conexiones sociales viven más sanas por mayor tiempo. Sin embargo, el efecto preciso que tienen los lazos sociales sobre la salud sigue siendo uno de los grandes misterios de la ciencia.
Mi equipo de investigación y yo descubrimos recientemente que cuando asignamos a un grupo de personas al azar para que aprendan formas de crear más micromomentos de amor en la vida diaria, mejoramos de forma duradera el funcionamiento del nervio vago, una vía que conecta tu cerebro con tu corazón.
Este descubrimiento nos dio nueva evidencia para probar que los micromomentos de amor sirven como nutrientes para tu salud.
.
Tus células reflejan experiencias pasadas...
Con demasiada frecuencia te llega el mensaje de que tus probabilidades futuras en el amor dependen de tu ADN. Pero, la forma en la que tus genes se expresan a nivel celular depende de muchos factores, incluso de factores como pensar que estás socialmente conectado o que eres un solitario crónico.
Mi equipo está investigando ahora los efectos del amor a nivel celular y están estudiando si la gente que construye más micromomentos de amor en la vida diaria también desarrolla células inmunológicas más sanas.
.
Pequeños momentos y grandes frutos...
Puede parecer sorprendente que una experiencia que dura solo un micromomento pueda tener algún efecto duradero en tu salud y longevidad. Sin embargo, descubrí que existe un círculo de retroalimentación, una espiral ascendente entre tu bienestar social y físico.
Esto significa que tus micromomentos de amor no solo te hacen más sano sino que ser más sano fortalece tu capacidad para amar. Poco a poco el amor engendra amor al mejorar tu salud. La salud engendra salud al mejorar tu capacidad de amar.
.
El amor y la compasión pueden ser lo mismo...
Si volvemos a imaginar el amor como micromomentos de positividad compartida, puede parecer que el amor requiere que siempre te sientas feliz. Aprendí que eso no es verdad. Puedes vivir un micromomento de amor aún cuando tú o la persona con quien te conectas esté sufriendo.
El amor no requiere que ignores o elimines la negatividad. Simplemente requiere que se agreguen a la mezcla algunos elementos de amabilidad, empatía o aprecio. La compasión es la forma que adopta el amor cuando hay sufrimiento.
.
Un minuto de amor al día tiene grandes beneficios...
Las investigaciones más recientes ofrecen nuevas formas de estudiar nuestras interacciones. La gente a la que entrevisté para el libro compartió conmigo increíbles y conmovedoras historias acerca de cómo usaban los momentos de microconexión para hacer cambios radicales en su vida personal y laboral.
Una de las cosas más esperanzadoras que aprendí es que cuando las personas se toman alrededor de un minuto cada día para pensar si se sienten conectados con los demás, obtienen grandes beneficios. Esto es algo que podrías empezar a hacer ahora, después de haber aprendido aunque sea un poco acerca de cómo funciona el amor.
.
.
Barbara Fredrickson es profesora de Psicología posee la Distinción Kenan y es directora del Laboratorio de Emociones Positivas y Psicofisiología de la Universidad Chapel Hill en Carolina del Norte.

El amor dura diez años // Barbara Fredrickson - Laboratorio de Emociones Positivas en Carolina del Norte
El amor dura diez años // Barbara Fredrickson - Laboratorio de Emociones Positivas en Carolina del Norte

There's No Such Thing as Everlasting Love (According to Science)

A new book argues that the emotion happens in "micro-moments of positivity resonance."

Emily Esfahani Smith Jan 24 2013,

In her new book Love 2.0: How Our Supreme Emotion Affects Everything We Feel, Think, Do, and Become, the psychologist Barbara Fredrickson offers a radically new conception of love.

Fredrickson, a leading researcher of positive emotions at the University of North Carolina at Chapel Hill, presents scientific evidence to argue that love is not what we think it is. It is not a long-lasting, continually present emotion that sustains a marriage; it is not the yearning and passion that characterizes young love; and it is not the blood-tie of kinship.

Rather, it is what she calls a "micro-moment of positivity resonance." She means that love is a connection, characterized by a flood of positive emotions, which you share with another person—any other person—whom you happen to connect with in the course of your day. You can experience these micro-moments with your romantic partner, child, or close friend. But you can also fall in love, however momentarily, with less likely candidates, like a stranger on the street, a colleague at work, or an attendant at a grocery store. Louis Armstrong put it best in "It's a Wonderful World" when he sang, "I see friends shaking hands, sayin 'how do you do?' / They're really sayin', 'I love you.'"

Fredrickson's unconventional ideas are important to think about at this time of year. With Valentine's Day around the corner, many Americans are facing a grim reality: They are love-starved. Rates of loneliness are on the rise as social supports are disintegrating. In 1985, when the General Social Survey polled Americans on the number of confidants they have in their lives, the most common response was three. In 2004, when the survey was given again, the most common response was zero.

According to the University of Chicago's John Cacioppo, an expert on loneliness, and his co-author William Patrick, "at any given time, roughly 20 percent of individuals—that would be 60 million people in the U.S. alone—feel sufficiently isolated for it to be a major source of unhappiness in their lives." For older Americans, that number is closer to 35 percent. At the same time, rates of depression have been on the rise. In his 2011 book Flourish, the psychologist Martin Seligman notes that according to some estimates, depression is 10 times more prevalent now than it was five decades ago. Depression affects about 10 percent of the American population, according to the Centers for Disease Control.

A global poll taken last Valentine's Day showed that most married people—or those with a significant other—list their romantic partner as the greatest source of happiness in their lives. According to the same poll, nearly half of all single people are looking for a romantic partner, saying that finding a special person to love would contribute greatly to their happiness.

But to Fredrickson, these numbers reveal a "worldwide collapse of imagination," as she writes in her book. "Thinking of love purely as romance or commitment that you share with one special person—as it appears most on earth do—surely limits the health and happiness you derive" from love.

"My conception of love," she tells me, "gives hope to people who are single or divorced or widowed this Valentine's Day to find smaller ways to experience love."

You have to physically be with the person to experience the micro-moment. For example, if you and your significant other are not physically together—if you are reading this at work alone in your office—then you two are not in love. You may feel connected or bonded to your partner—you may long to be in his company—but your body is completely loveless.

To understand why, it's important to see how love works biologically. Like all emotions, love has a biochemical and physiological component. But unlike some of the other positive emotions, like joy or happiness, love cannot be kindled individually—it only exists in the physical connection between two people. Specifically, there are three players in the biological love system—mirror neurons, oxytocin, and vagal tone. Each involves connection and each contributes to those micro-moment of positivity resonance that Fredrickson calls love.

When you experience love, your brain mirrors the person's you are connecting with in a special way. Pioneering research by Princeton University's Uri Hasson shows what happens inside the brains of two people who connect in conversation. Because brains are scanned inside of noisy fMRI machines, where carrying on a conversation is nearly impossible, Hasson's team had his subjects mimic a natural conversation in an ingenious way. They recorded a young woman telling a lively, long, and circuitous story about her high school prom. Then, they played the recording for the participants in the study, who were listening to it as their brains were being scanned. Next, the researchers asked each participant to recreate the story so they, the researchers, could determine who was listening well and who was not. Good listeners, the logic goes, would probably be the ones who clicked in a natural conversation with the story-teller.

What they found was remarkable. In some cases, the brain patterns of the listener mirrored those of the storyteller after a short time gap. The listener needed time to process the story after all. In other cases, the brain activity was almost perfectly synchronized; there was no time lag at all between the speaker and the listener. But in some rare cases, if the listener was particularly tuned in to the story—if he was hanging on to every word of the story and really got it—his brain activity actually anticipated the story-teller's in some cortical areas.

El amor dura diez años // Barbara Fredrickson - Laboratorio de Emociones Positivas en Carolina del Norte


Las Emociones Positivas de Barbara Fredrickson

septiembre 13, 2014


Es creadora del modelo psicológico de la ampliación y de la construcción, elaboró este modelo para explicar la función que cumplen las emociones positivas, en contraposición con la función que se le atribuye a las emociones negativas. Tradicionalmente, se solía partir de una visión en la que las emociones sólo se podían considerar como tales si cumplían dos requisitos:

1- Toda emoción se asocia, necesariamente, a tendencias de acción específicas (como, por ejemplo, luchar o escapar).
2- Toda emoción tiene como resultado una tendencia de acción física (por ejemplo, atacar o huir de la situación o estímulo que ha provocado esa emoción).

Barbara Fredrickson pone en duda ambos presupuestos argumentando que el hecho de que las emociones positivas no conduzcan a acciones tan urgentes como las negativas, no quiere decir que no den lugar a ningún tipo de actuación o conducta. Ella considera que las emociones positivas provocan cambios en la actividad cognitiva, los cuales, en un segundo momento, pueden producir cambios en la actividad física.
Entendemos por actividad cognitiva, la acción mental mediante la cual el individuo, asimila ideas, se forma imagenes, crea y se recrea, construye conocimiento. La actividad cognitiva es un proceso múltiple e interactivo que involucra armónicamente a todas las funciones mentales: percepción, memoria, pensamiento, lenguaje, creatividad, imaginación, intuición, interés, atención, motivación, conciencia e incluso creencias, valores, emociones, etc. El sujeto matiza de significado a las partes de la realidad que más le signifiquen e interesen.

.
.

Las emociones negativas, por su función de supervivencia, restringen la visión sobre las acciones que puede llevar a cabo una persona, en una situación concreta. Por el contrario, las emociones positivas, amplían la visión sobre las acciones que puede llevar a cabo una persona, abriendo el rango de pensamientos y acciones.

Por ejemplo, la alegría despierta el interés por el juego y la creatividad. La curiosidad empuja a la exploración y el aprendizaje. La serenidad invita a saborear las circunstancias y detalles del presente e integrarlas en una nueva perspectiva de nosotros mismos y del mundo que nos rodea.

Según Barbara Fredrickson, tanto las emociones negativas y como las emociones positivas tienen una función adaptativa, pero actúan en escalas de tiempo distintas.
Las emociones negativas como el miedo, la ira o la ansiedad nos preparan para optar por una conducta de supervivencia en una situación de peligro. Nos preparan para una reacción inmediata. En cambio, los beneficios adaptativos de las emociones positivas son a más largo plazo. Las emociones positivas ayudan a construir un conjunto de recursos personales (físicos, intelectuales y sociales) que el individuo puede aprovechar posteriormente para afrontar una dificultad, escogiendo opciones más creativas.

Según el modelo de Barbara Fredrickson, hay tres efectos secuenciales de las emociones positivas:

1- Ampliación: las emociones positivas amplían las tendencias de pensamiento y acción.
2- Construcción: debido a la ampliación, se favorece la construcción de recursos personales para afrontar situaciones difíciles o problemáticas.
3- Transformación: esta construcción produce la transformación de la persona, que se torna más creativa, muestra un conocimiento más profundo de las situaciones, es más resistente a las dificultades y socialmente mejor integrado, con lo que llega a una “espiral ascendente” que lleva a que se experimenten nuevas emociones positivas.
.
10 EMOCIONES POSITIVAS
Hay 10 Emociones Positivas que Barbara Fredrickson ha estudiado y recopilado información no solo a través de la observación y encuestas sino también en mediciones fisiológicas ante ciertos estímulos en sujetos de control:

1- Alegría: Hay muchas fuentes que te pueden hacer sentir alegría, como el regalo sorpresa de un amigo muy querido, un reconocimiento público, sacarte un carro en la lotería, una cena con tus amigos, entre otros. La alegría se experimenta como radiante y ligera, los colores parecen más vivos, caminas con fuerza, tu cara se ilumina con una sonrisa y un brillo interior. No quieres perderte ni un solo detalle
.
2- Gratitud: La gratitud llega cuando agradecemos algo que ha venido a nuestro encuentro como un regalo. Abre tu corazón y genera el impulso de corresponder, hacer algo bueno a cambio, ya sea por la persona que te ayudó o por alguien más. La gratitud tiene una cara opuesta, la sensación de estar en deuda. Si sientes que tienes que pagarle a alguien, no te sientes agradecido, sino en deuda, y esto genera una sensación desagradable. La gratitud es una sensación verdaderamente encantadora, una mezcla de alegría y agradecimiento; no sigue ninguna regla, es sincera e improvisada
.
3- Serenidad: se da cuando sueltas ese largo suspiro porque estás en una situación de lo más agradable y adecuada; por ejemplo, pasearte en la playa o meterte en la cama. La serenidad es la emoción luminiscente y suele venir después de otras formas de positividad, como la alegría y el orgullo
.
4- Interés: Algo nuevo y distinto llama tu atención, una sensación de posibilidad o misterio. El interés requiere esfuerzo y atención. Sientes un impulso de explorar y sumergirte en lo que acabas de descubrir, detectas retos que te permiten fortalecer tus habilidades.
.
5- Esperanza: Aparece cuando estás en una situación desesperada, no te está yendo bien o tienes muy poca certeza acerca de cómo saldrán las cosas. La esperanza te sostiene, te impide rendirte a la desesperación, y te motiva a aprovechar tus propias capacidades e ingenio. Gracias a la esperanza encontramos la energía necesaria para hacer todo lo posible por forjarnos una buena vida para nosotros mismos y quienes nos rodean.
.
6- Orgullo: Es una de las llamadas emociones cohibidas, tiene dos sentimientos opuestos: la vergüenza y la culpa. El
orgullo florece tras un logro en el que has invertido esfuerzos y capacidades, y has tenido éxito. Despierta sueños de éxitos futuros, y de esta manera alimenta la motivación a seguir teniendo éxito
.
7- Diversión: Implica el impulso de reírse y compartir la jovialidad con otros ante situaciones que resultan divertidas. La diversión es un hecho social.
.
8- Inspiración: cautiva nuestra atención, reconforta nuestro corazón y nos involucra. Crea el impulso de dar lo mejor de nosotros mismos. Su antítesis es la envidia. Algunos ejemplos de inspiración podrían ser: escuchar una sinfonía, leer una obra literaria premiada o ver jugar a un campeón de un deporte.
.
9- Asombro: Es una inspiración abrumadora, como observar un atardecer en el mar, oír las olas chocando contra el acantilado o una caída de agua.
.
10- Amor: Es la integración de todas las emociones positivas anteriores. El contexto transforma todas las formas de positividad en amor, despierta una relación segura y abierta. La positividad, ya sea que se presente como cualquiera de las emociones positivas anteriormente descritas, amplía nuestra mente y expande nuestro campo de posibilidades, nos ofrece un nuevo panorama para enfrentar la vida.

.
FUENTE BÁSICA

https://gerryvelasco.wordpress.com/2014/09/13/las-emociones-positivas-de-barbara-fredrickson/

Compartir este post

Repost0

Comentarios

Présenta

  • : cinabrio blog
  • : Ecología y sostenibilidad socioambiental, énfasis en conservación de ríos y ecosistemas, denuncia de impacto de megaproyectos. Todo esto es indesligable de la política y por ello esta también se observa. Ecology, social and environmental sustainability, emphasis on conservation of rivers and ecosystems, denounces impact of megaprojects. All this is inseparable from politics, for it, the politics is also evaluated.
  • Contacto

Perfil

  • Malcolm Allison H malcolm.mallison@gmail.com
  • Biólogo desde hace más de treinta años, desde la época en que aún los biólogos no eran empleados de los abogados ambientalistas. Actualmente preocupado …alarmado en realidad, por el LESIVO TRATADO DE(DES)INTEGRACIÓN ENERGÉTICA CON BRASIL
  • Biólogo desde hace más de treinta años, desde la época en que aún los biólogos no eran empleados de los abogados ambientalistas. Actualmente preocupado …alarmado en realidad, por el LESIVO TRATADO DE(DES)INTEGRACIÓN ENERGÉTICA CON BRASIL

Recherche

Liens