Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog
15 diciembre 2014 1 15 /12 /diciembre /2014 15:29
Selváticos maijunas piden a Presidente del Perú cumplir su promesa

Los maijuna (llamados "orejones"), son un grupo étnico de la amazonía peruana que habitan las riveras de los ríos Yanayacu, Sucusari, Algodón y Putumayo en la región Loreto. Hablan la lengua orejón que forma parte de las lenguas tucanas. Históricamente han sido atropellados por madereros y colonos, ahora buscan el reconocimiento del Área de Conservación Regional Maijuna, promesa hecha con "bombos y platillos" por Ollanta Humala en su discurso a la nación del 28 de julio de 2013 ... ¿QUE ESPERA EL PRESIDENTE PARA CUMPLIR SU PALABRA?

.

.

[PDF]área de conservación regional - maijuna - VICARIATO ...

www.sanjosedelamazonas.org/.../Boletín%20-%2027°%20edición%20-%...

ÁREA DE CONSERVACIÓN REGIONAL - MAIJUNA. LA CONSULTA PREVIA ... al lado de las maijunas. Año 2 – 21 de julio 2013/ Nº 27 ..... promesa. Los que ...

[PDF]LA CONSULTA OFICIOSA Y LA CONSULTA OFICIAL. Los ...

www.icso.cl/wp-content/uploads/2014/06/ICSO_DT2_2014_Diez.pdf

Los casos de la reserva Maijuna y del reglamento de la ley de consulta en el .... gobierno de honrar al menos parte de sus promesas electorales, como para ..

.

.

Los maijuna u orejones, son descendientes de los payaguas, y originalmente habitaron las riveras de los ríos Napo, Putumayo y Caquetá. La población actual es el resultado de una historia de migraciones y relaciones interétnicas con otros grupos Tucanos occidentales e incluso de otras familias lingüísticas.

En los siglos XVI y XVII eran considerados partes de los denominados "encabellados" (así llamaron los misioneros a todos los tucanos occidentales), durante esa época fueron llevados por los encomenderos hacia las zonas auríferas para el servicio personal hasta finales del siglo XVII, cuando los payaguas juntamente con la etnia tama huyen hacia el Alto Magdalena. Estos grupos fueron capturados y nuevamente entregados al sistema de encomiendas, registrándose una serie incesante de rebeliones, quedando libres pero ganàndose una fama tal que los encomenderos no se atrevían a ingresar a sus territorios.

Fueron las misiones jesuitas quienes, en el siglo XVIII, logran reducir a los payaguas y otras etnias tucanas del sur. Mientras que los tucanos occidentales del norte fueron reducidos por los franciscanos. Aun así no lograron sedentarizarlos, pues huían nuevamente al bosque y sembraban el desorden en las diferentes misiones.

No es hasta el siglo XVIII en que una parte de los payaguas se asienta en las riveras del río Napo (territorio tradicionalmente reclamado por los actuales maijunas u orejones.

A principios del siglo XIX, la etnia payagua es absorbida por otros grupos tucano occidentales como los tama, siona y macaguaje. En esa misma época se inicia una intensa población por parte de colonos europeos en la selva del Perú, surgiendo los patrones quienes los sometieron a trabajos forzados.

Durante el boom del caucho, los patrones dan a los maijuna los nombres de los ríos que ocupaban, y fueron utilizados para el transporte del caucho desde la cuenca del río Napo hacia la del río Putumayo, así como para el abastecimiento de leña a los barcos de vapor.

En 1925 se les empieza a denominar orejones e indios koto, en esta época también terminan las guerras tribales además de iniciar un proceso de integración con la sociedad regional, dejando de utilizar sus adornos en las orejas.

En los años setentas se inicia la escolarización de los maijuna.1

z

El último maijuna que llevó discos en los lóbulos de las orejas murió en 1982, y con él toda una tradición. El adorno era símbolo de dignidad, pero ser maijuna entonces no era un honor.  Desde 1682, cuando sus ancestros fueron contactados por los jesuitas, los maijunas sufrieron la presión de las misiones, la esclavitud de la época del caucho, las imposiciones del sistema educativo y la intolerancia de la sociedad. Decidieron que para sobrevivir, debían occidentalizarse.  Por eso dejaron sus ropas tradicionales, cambiaron las cerbatanas por escopetas y no volvieron a construir malocas. También olvidaron su idioma y dejaron de colocarse discos en las orejas, su característico distintivo.

El último maijuna que llevó discos en los lóbulos de las orejas murió en 1982, y con él toda una tradición. El adorno era símbolo de dignidad, pero ser maijuna entonces no era un honor. Desde 1682, cuando sus ancestros fueron contactados por los jesuitas, los maijunas sufrieron la presión de las misiones, la esclavitud de la época del caucho, las imposiciones del sistema educativo y la intolerancia de la sociedad. Decidieron que para sobrevivir, debían occidentalizarse. Por eso dejaron sus ropas tradicionales, cambiaron las cerbatanas por escopetas y no volvieron a construir malocas. También olvidaron su idioma y dejaron de colocarse discos en las orejas, su característico distintivo.

Selváticos maijunas piden a Presidente del Perú cumplir su promesa
Hay 633 comunidades nativas que no tienen título de propiedad

.

Loreto: la lucha de los maijunas por recuperar su estirpe

Hoy solo existen 487 maijunas repartidos en cuatro comunidades de la región baja del río Napo. El más antiguo de sus nuevos pueblos se estableció en 1968. Desde entonces vivieron desprotegidos, a merced de taladores, cazadores y pescadores industriales.

Mauro Mera, maijuna de 48 años, cuenta lo que fue vivir así. “Los taladores se llevaron nuestros cedros, los cazadores las sachavacas, y los pescadores en sus botes todo el tucunaré”.

La depredación acaba con los recursos, y sin recursos una población migra, se desintegra y la cultura se diluye.

NUEVO REFUGIO
En el 2006, ya federados y con la asesoría del etnobotánico Michael Gilmore, iniciaron la gestión para declarar su territorio como área de conservación.

“Solo así ellos podrían fortalecerse para tomar control de sus recursos naturales y recuperar su biodiversidad y cultura”, explica José Álvarez, biólogo del Instituto de Investigaciones de la Amazonía Peruana (IIAP).

Tras seis años de esfuerzos, el sábado 4 de febrero de 2012, los maijunas lograron (APARENTEMENTE) que las autoridades del gobierno regional reconocieran 390.000 hectáreas loretanas como el área de conservación maijuna. Gracias también al apoyo del Programa de Conservación, Gestión y Uso Sostenible de la Diversidad Biológica del Gobierno Regional de Loreto, la ONG Naturaleza y Cultura Internacional y el IIAP.

La oportunidad que ahora tienen es aquella que otorga la protección. Ya no están indefensos a merced de los explotadores. Viven en un área protegida.

“¿Viviremos mejor?”, pregunta Hermelinda Mosoline, de 38 años y con 12 hijos, mientras se deja retratar sentada en un árbol. Ella quiere proteger a su estirpe. Los maijunas, nunca es tarde, tienen una oportunidad para proteger a su estirpe.

El derecho a la consulta previa en Perú, el caso Maijuna

La actual situación de la consulta previa en el Perú no es nada alentadora. A más de dos años de publicada la Ley de Consulta Previa, que genero expectativas ínfimamente merecidas. Se acaba de anunciar que el primer proceso de consulta a finalizado(9) (si es que no hay un nuevo cuestionamiento al mismo), puesto que después de burdos intentos por implementarla en distintos sectores, la primera consulta a terminado por ser para un acto administrativo inofensivo, que sin haberlo querido la administración estatal, deja abierta la posibilidad de consultar cualquier medida administrativa desde la más insignificante hasta la más trascendente que pueda afectar los derechos de los pueblos indígenas.

La aprobación del expediente técnico del Área de Conservación Regional Maijuna- Kishwa es la primera consulta previa, para muchos el proceso fue un “engaña muchachos”, dado que después de varios intentos por realizar una consulta a los sectores de mayor conflictividad (proyectos hidrocarburíferos y mineros) cuyas consecuencias fueron en el caso de proyectos de hidrocarburos la consulta en el Lote 192, un área devastada por la contaminación en 40 años, con enormes pasivos ambientales y con actores empoderados que no estaban dispuestos a realizar la consulta de manera tan parsimoniosa. Y por el lado de los proyectos de mineros, la reacción del Gobierno más furibunda, desde pretender no reconocerle a los pueblos indígenas de los andes y costa peruana su estatus jurídico de pueblos indígenas llamándolas “comunidades agrarias”(10) hasta simplemente excluir a proyectos mineros de realizar los procesos de consulta previa. Finalmente para ahorrarse problemas y ante el fracaso de la consulta en el Lote 192 el objetivo del Gobierno se centró en realizar una consulta cuyo requisito principal sea un caso sin posibilidad de conflictividad alguna.

Aun así la consulta del ACR Maijuna generó cierta conflictividad puesto que el Gobierno Regional de Loreto a través del PROCREL(11) que era la entidad encargada de realizar la consulta, decidió tener en cuenta solo al pueblo Maijuna, excluyendo a 11 comunidades Kichwas, que no tardaron en demandar su inclusión al momento de entrar a la etapa de diálogo, lo que paralizó el proceso durante tres meses y generando confusión respecto a cómo se podría incluir a estas nuevas poblaciones indígenas sin retrasar más la implementación de este derecho, así como modificación del expediente técnico cuyo estudio empieza el 2008 y al incluir a Kichwas las áreas de aprovechamiento de la ACR varían o la situación de la cogestión. Son muchos cabos sueltos que aparentemente se han llegado a acuerdos.

Lo cierto es que del cronograma del proceso de consulta para la ACR Maijuna, se desprende la intención de acelerar el proceso, buscando cumplir con el requisito de consultar sin entrar a problematizar el caso, en la medida que es el pueblo Maijuna quien solicita el reconocimiento de ACR, y en tanto el Gobierno Regional de Loreto a través de PROCREL tiene la obligación de dar trámite, sin comprender realmente de que se trata el proceso de consulta, por tanto la capacitación es rápida y simultanea para el PROCREL como para los líderes Maijuna. Es decir nos centramos en el proceso, olvidándonos del derecho sustantivo que protege la consulta previa (en este caso el territorio) que coincide con lo que el pueblo Maijuna quería, proteger su territorio ancestral, la respuesta del Gobierno Regional es que lo haga mediante la creación de Área de Conservación Regional, pero ¿será esto lo que quería el pueblo Maijuna y ahora los Kichwa?

Bajo estas condiciones podemos concluir que hasta un proceso aparentemente sencillo no tiene por qué asegurar menor conflictividad. Los procesos de consulta previa no garantizan a perse la solución de conflictos, dependerá mucho de lo que se haga en cada una de sus etapas y aún así, se haga lo correcto, hay un porcentaje de incertidumbre en el resultado final y ese es un elemento propio de misma consulta que debemos comprender. La posibilidad de como un argumento procedimental puede o no generar estancos, pero a la vez la posibilidad del proceso de generar conmesuramiento y negociación, buscando un equilibrio en las diferencias de poder al momento de que los actores se sienten a la mesa, sobre todo por parte del Gobierno.

Por otro lado, esta primera consulta confirma también las razones externas que la hacen difícil de implementar, quizás la principal sería la inexistencia de institucionalidad para acompañar el proceso, no solo a nivel nacional, sino también regional y local. Esta débil institucionalidad tiene sentido al analizar la gestión que tuvo el Viceministerio de Interculturalidad en los instrumentos jurídicos, para operativizar la consulta, es el caso de la Guía Metodológica y recientemente la Base de Datos de los Pueblos Indígenas(12), que después de un año de excusas para no hacerlo público a pesar de que todos conocían su contenido, finalmente se publica sin ningún cambio.

LEER MAS

Modelo para armar: El derecho a la consulta previa en los países andinos

Por Luis Hallazi Méndez*

29 de octubre, 2013.- La importancia que reviste la implementación del derecho a la consulta previa, libre e informada para los países de la región andina es trascendente en el camino de reconocimiento, reafirmación, participación política directa y libre determinación de los pueblos originarios, pero además es un derecho constitucional y humano, inalienable e irrenunciable que las poblaciones originarias deben exigir a sus gobiernos para su implementación inmediata.

No es casualidad que en países andinos como Bolivia, Colombia, Ecuador y Perú existan acciones concretas y diversas que en la práctica están bloqueando la implementación de este derecho. Los cuatro países andinos están sujetos a un tratado internacional (Convenio 169 de la OIT), existe una jurisprudencia internacional (Corte IDH) y nacional (Cortes y Tribunales Constitucionales) de obligatorio cumplimiento, algunos han incluido la consulta como un derecho constitucional (Bolivia y Ecuador), otros han creado leyes y reglamentos específicos (caso del Perú y Colombia); en fin, instrumentos jurídicos existen, y todos nacen del ius imperium atribución de los Estados para dictar normas a su Nación; pero paradójicamente en el caso de estos cuatro países andinos, las normas, leyes y reglamentos se vienen restringiendo o quitando el contenido, cuando se trata de garantizar los derechos de los pueblos indígenas y las normas medioambientales; otras veces simplemente no se aplican, ni son respetadas por el propio Estado que las emite.

Modelo para armar: El derecho a la consulta previa en los ...

rcci.net/globalizacion/2014/fg1719.htm

Indígenas del oriente piden dialogar y concertar para prevenir abusos y conflictos

Las organizaciones articuladas en la Organización Regional de Pueblos Indígenas del Oriente (ORPIO) expresaron su preocupación por las actividades que el Estado peruano y las empresas privadas planean realizar en la cuenca del río Marañón y otras cuencas de la región Loreto.

Tales iniciativas amenazan con afectar de manera significativa diversos tipos de derechos que asisten a los pueblos indígenas: Kukama Kukamiria, Urarinas, Kichwas del Napo, Maijunas y Yaguas del Bajo Napo y Amazonas.

Compartir este post

Repost0

Comentarios

Présenta

  • : cinabrio blog
  • : Ecología y sostenibilidad socioambiental, énfasis en conservación de ríos y ecosistemas, denuncia de impacto de megaproyectos. Todo esto es indesligable de la política y por ello esta también se observa. Ecology, social and environmental sustainability, emphasis on conservation of rivers and ecosystems, denounces impact of megaprojects. All this is inseparable from politics, for it, the politics is also evaluated.
  • Contacto

Perfil

  • Malcolm Allison H malcolm.mallison@gmail.com
  • Biólogo desde hace más de treinta años, desde la época en que aún los biólogos no eran empleados de los abogados ambientalistas. Actualmente preocupado …alarmado en realidad, por el LESIVO TRATADO DE(DES)INTEGRACIÓN ENERGÉTICA CON BRASIL
  • Biólogo desde hace más de treinta años, desde la época en que aún los biólogos no eran empleados de los abogados ambientalistas. Actualmente preocupado …alarmado en realidad, por el LESIVO TRATADO DE(DES)INTEGRACIÓN ENERGÉTICA CON BRASIL

Recherche

Liens