Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
18 marzo 2015 3 18 /03 /marzo /2015 21:48

Se les acabó la paz a Miguel de Cervantes y a su mujer, y a los otros 15 individuos que yacían enterrados con ellos en la cripta del convento de las Trinitarias Descalzas. Después de casi cuatro siglos de tierra y polvo, los historiadores que durante los últimos años han investigado en el subsuelo de la cripta del Convento de las Trinitarias de Madrid, ubicado en el Barrio de las Letras, tienen la certeza de que ahí están los restos del escritor, perdidos entre 1630 y 1730, el periodo en el que se construyó la nueva iglesia. En cambio, el equipo reconoce que ha renunciado a individualizar al escritor entre los fragmentos de otras 16 personas con las que comparte nicho.

.

Miguel de Cervantes, retratado por Víctor Manzano, en los últimos...

Miguel de Cervantes, retratado por Víctor Manzano, en los últimos días de su vida.

 

Trozos de un féretro en mal estado y con las iniciales M.C que se analizarán por si corresponden con la sepultura del gran escritos Miguel de Cervantes. (EFE)

.

Es Miguel de Cervantes, seguro, seguro, seguro... bueno ...

www.elmundo.es › Cultura

 

Los responsables de la investigación han reconocido hoy que su 'veredicto' no responde a pruebas ciertas, sino a la "existencia de muchas coincidencias y ninguna discrepancia". No hay ADN que verifique las conclusiones y no lo habrá, puesto que la hermana del escritor, monja carmelita, se encuentra enterrada en el osario de un convento en Alcalá de Henares, lo que hace inviable el cotejo de muestras.

Entonces, ¿de quién son los restos cuyas imágenes distribuyó ayer el Ayuntamiento? Pues del autor del 'Quijote', de su esposa y de otras 15 personas con las que comparte fosa, virtud a una reducción de restos cuya antigüedad han establecido en la que vivió y murió el escritor.

.

Vamos por partes

Según fuentes de la investigación, el hallazgo no se ha producido en el punto de enterramiento donde el escritor fue sepultado en 1616 sino el sitio al que se trasladaron sus restos óseos con posterioridad. En realidad, Cervantes permaneció muy poco tiempo enterrado en la primitiva iglesia de San Ildefonso. En 1630 los 17 cuerpos que allí se encontraban y que no pertenecían a la familia de los patronos, fueron exhumados y custodiados por la comunidad de monjas. En las cláusulas del Patronato de los Marqueses de Laguna, que duró desde 1630 hasta 1668 se menciona que dichos cuerpos sean trasladados "a donde haya lugar", pero siempre dentro de los muros de la comunidad. En 1730 se concluyeron las obras del actual convento, ahora catalogado como bien de interés cultural (BIC), lo que posibilitó el traslado de los cadáveres habidos hasta la fecha.

Después de explorar los 36 nichos encontrados en la pared de la cripta y descartar la posibilidad de que alguno de ellos albergase restos tan antiguos, se trasladó la investigación al subsuelo de la misma. Allí se encontraron tres momentos de enterramiento. En la primera cota, a pocos centímetros del enlosado, había un gran número de enterramientos infantiles (172), procedentes de distintas clases sociales, el 50% menores de un año y el otro 50%, de entre uno y cuatro años de edad y, en muchos de los casos, enfermos de raquitismo (el 75%). En el segundo nivel había menor densidad de enterramientos (57), muchos de los cuales dispuestos en féretros (42%).

Por último, el tercer nivel, entre 80 y 100 centímetros bajo las baldosas, está compuesto por un pequeño número de enterramientos de adultos (11), todos ellos en ataúd.

 

El hallazgo coincide con la conmemoración de los 400 años de la publicación de la segunda parte de "El Quijote de la Mancha", que precede a la celebración en 2016 del Cuarto Centenario de la muerte del escritor español más universal.

 

 

Cronología textil

Precisamente los cuerpos de los ataúdes se encontraban en estado parcial o completamente momificados, lo que ha permitido datar los textiles que vestían. Así, expertos del Museo del Traje estiman que los del primer y segundo nivel pertenecen a una horquilla cronológica de entre mediados del siglo XVIII y mediados del XIX". Los cuerpos del nivel tres, al encontrarse en tierra, presentaban un estado de conservación muy deficiente.

Son precisamente estos los que más nos interesan. A 135 centímetros bajo el enlosado se encontró la citada reducción de huesos que "podría ser compatible con el osario trasladado de la iglesia primitiva a la bóveda de la iglesia nueva, según las fuentes documentales", afirma el dossier de la investigación. Esta reducción se encuentra apoyada directamente sobre la tierra. Junto a ella, pero unos centímetros más arriba se encontró un ataúd, del tercer nivel de enterramientos, que alberga los restos de un capellán cuyas vestimentas se han datado en el siglo XVII, con lo que los expertos presuponen que ésta es la zona en la que se produjeron los enterramientos más antiguos de la cripta.

 

Conclusiones

Las conclusiones que arroja la investigación precisan que los 100 años (desde 1630 que fueron exhumados, a 1730 que fueron enterrados en la cripta) es tiempo suficiente para que los cuerpos se encontraran esqueletizados, por lo que "es de suponer que fueron trasladados a la cripta formando un osario o reducción". Además, los materiales encontrados en la reducción (textiles y una moneda de 16 maravedíes de Felipe IV) pertenecen al siglo XVII. Pese a que los restos encontrados se encuentran en muy deficiente estado, se han documentado restos de signos degenerativos compatibles con adultos de más edad, así como maxilares con pérdida de dientes en vida.

Así, pues, revueltos con los restos de otras 15 personas, se encuentran los de Miguel de Cervantes Saavedra, en tan mal estado de conservación que el antropólogo forense, el doctor Francisco Etxeberria, ha descartado que se puedan individualizar. Tampoco se han podido determinar patologías compatibles con los padecimientos bélicos de Cervantes.

La Escuela de Medicina Legal de la Universidad Complutense de Madrid ha calculado que entre los restos aparecidos hay un número mínimo de 10 adultos (cuatro de ellos, hombres; dos, mujeres y otros dos de sexo indeterminado) y cinco niños.

Pero el quid de la investigación ha estado en manos de un funcionario del Ayuntamiento: Francisco Marín Perellón, que se incorporó al equipo en febrero y arrojó luz sobre la historia del convento de las Trinitarias. Para ello, buceando en antiguos archivos, hace sólo unos días dio con el libro de muertos de la iglesia parroquial de San Sebastián de Madrid (Libro 4º de Difuntos, años 1609-1620), en la que encontró la lista de las personas enterradas la primitiva iglesia del convento de las Trinitarias. En total, 17 personas, que los investigadores consideran compatible con el grupo de 15 individuos (como mínimo) cuyos restos se han encontrado.

Estas personas, por orden de enterramiento, son: Francisco de Villafaña, Juana López, Miguel de Cervantes, Francisco Martínez, Francisco de Santiago, María Gaitán, Gabriel Martínez, María Gutiérrez, Francisco Martín, Catalina Salazar, Niño de Pedro Paraller. Niño de Pedro Paraller, María de Padilla, Niño de Pedro Cáceres, Niño de Juan Sánchez, Niño de Miguel Salinas y Niño de Miguel Sánchez.

Los trabajos han costado un total de 114.000 euros. El Ayuntamiento de Madrid contactará ahora con el Arzobispado y con las religiosas que habitan el convento para decidir entre todos cuál es el siguiente paso a dar para rendir homenaje al escritor.

 

 

 

 

 

La 'Dulcinea' que yace con Cervantes

 

La noticia del siglo explotó el pasado 11 de marzo: "Los investigadores creen haber dado con los restos de Cervantes y de su esposa Catalina" ¡Por fin! Recomponer dos cadáveres con cuatro siglos de antigüedad y decir que son Miguel y Catalina sería un hito en la antropología forense mundial. Y la mayor noticia cultural de España.

Si los restos permiten confirmar que son Miguel y Catalina, todos los medios del planeta se centrarán en el autor del Quijote, Príncipe de las Letras, el mayor escritor en lengua castellana, bla, bla, bla...

 

elmundo.es

 

¿Y Catalina? Casi nadie hablará de la fiel y hermosa esposa que convivió con él sólo la mitad de los 30 años de matrimonio, que no fue capaz de concebir un bebé, que soportó el cautiverio de su marido en cárceles de Sevilla, y que tuvo que admitir a una hija de otra mujer. ¿Cómo era Catalina? ¿Cómo conoció a Cervantes? ¿Cómo vivió sus éxitos y fracasos?

Catalina era una campesina que había nacido en el pueblo manchego de Esquivias en 1565. Era hija de Fernando de Salazar, un hidalgo endeudado hasta las cejas, y de Catalina de Vozmediano, una mujer con bastantes casas y viñedos.

El flechazo sucedió así. En septiembre de 1584 Cervantes viajó a Esquivias para recoger el manuscrito de su íntimo amigo Pedro Laínez, que había fallecido. Pretendía publicarlo en Madrid. Allí conoció a la joven hidalga de 19 años llamada Catalina de Salazar, que inmediatamente se enamoró de aquel hombre que contaba aventuras tan terribles como su participación en Lepanto, su encarcelamiento en Argel y sus penurias en el Mediterráneo. El flechazo fue tan instantáneo que prometieron casarse ese mismo año. Cervantes tenía 37 años. Casi duplicaba la edad de Catalina.

El escritor y periodista Segismundo Luengo, que construyó una biografía novelada, cree que Catalina era una mujer culta que sabía latín pues había sido educada por el párroco de Esquivias, su tío carnal.

No hay retrato fiable de Catalina. El mayor biógrafo de Cervantes, el riojano Astrana Marín, la describe así: "Menuda, delgada, morena, estatura regular, más bien baja que alta, como suelen ser las esquivianas; bella, graciosa y desenvuelta, con fino ingenio". Y afirma que un hombre como Cervantes, ya en la mitad de su vida, "no se enamora tampoco de una mujer vulgar".

La boda se verificó en diciembre de 1584. Pero lo que no sabía la bella Catalina es que Miguel acababa de tener una hija con una cautivadora joven madrileña de 19 años llamada Ana Villafranca. ¿Cómo pudo ser? Resulta que en el Madrid del Siglo de Oro, todos los poetas se emborrachaban en una taberna en la calle Tudescos, regentada por un asturiano y su joven y coqueta esposa de 19 años: Ana Villafranca.

Miguel se la llevó a la cama a principios de 1584, y en otoño del mismo año (cuando se acababa de prometer con Catalina), nació Isabel, hecho que el escritor ocultó durante algún tiempo. El tabernero no lo supo o no quiso saber. Pero los historiadores dan por ciertos los cuernos porque, muchos años después, el escritor le dio su segundo apellido, Saavedra. Los primeros meses de matrimonio trajeron buenas noticias pues Cervantes compuso su mejor comedia: La Confusa, la cual vendió en Madrid por 40 ducados. También publicó su primera novela, La Galatea. Pues bien, ni uno ni otro le dieron para vivir de la escritura (oficio de supervivientes), de modo que Cervantes volvió a Esquivias y trató de administrar la dote de Catalina: viñedos, tierras, casas...

Para Catalina fueron años de alegría... Pero tres años después de casados, en 1587, el destino envió a Cervantes a Andalucía: fue nombrado Comisario Real para recolectar grano para la gigantesca flota de la Armada Invencible. Antes de partir, Miguel concedió a su mujer un poder notarial de amplio margen, tan amplio que algunos historiadores como Daniel Eisenberg lo calificaron de convenio de separación.

Obligado a recorrer los pueblos y ciudades de Andalucía, y a requisar grano e impuestos que nadie quería entregar, Miguel sufrió desde la excomunión eclesiástica hasta la cárcel por no justificar ciertos movimientos en black.

Acabada su labor, volvió a Esquivias y, con Catalina, se mudó a Madrid a principios del XVII, con el manuscrito de El Quijote bajo el brazo. Logró publicarlo en 1605 y el éxito fue tan rotundo que el matrimonio cambió su vivienda miserable de Atocha por un piso de alquiler a la calle León. Don Quijote, Sancho Panza y Dulcinea del Toboso se convirtieron en personajes populares. ¿Era Dulcinea la propia Catalina? Nunca se sabrá.

Restos hallados que se atribuyen a Cervantes y su mujer.

Al final de su vida, Miguel era un hombre castigado: le quedaban seis dientes, tenía diabetes y la barriga hinchada. Apenas podía moverse... El 22 de abril de 1616, anegada en lágrimas, Catalina asistió a sus últimos momentos en el lecho mortuorio. Catalina y una escueta comitiva acompañaron el féretro hasta el convento de las Trinitarias el 23 de abril. Diez años después, el 30 de octubre de 1626, se hizo sitio para acoger su cuerpo.

Los dos cadáveres permanecieron bajo la nave hasta que, en 1671, el viejo convento fue derribado y sobre sus cimientos se levantó el nuevo. Si se confirma el hallazgo de los dos cuerpos en la cripta, significa que alguien encontró unos huesos, los puso en una caja, y los trasladó a los nichos. Pero... ¿es que nadie recordó entonces que eran el escritor universal y su mujer? Cuando se inauguró la nueva iglesia, en 1692, hubo fastos y luminarias, se congregó la Corte de Madrid, se pronunciaron discursos. Pero en ninguno se mencionó el nombre de Cervantes. Menos aún el de su mujer Catalina, que amó y recordó a Miguel hasta el último día.

 

Compartir este post

Published by Malcolm Allison H malcolm.mallison@gmail.com - en PSICOLOGÍA COSTUMBRES turismo PENSADORES Y PLUMAS
Comenta este artículo

Comentarios

Présenta

  • : cinabrio blog
  • cinabrio blog
  • : Ecología y sostenibilidad socioambiental, énfasis en conservación de ríos y ecosistemas, denuncia de impacto de megaproyectos. Todo esto es indesligable de la política y por ello esta también se observa. Ecology, social and environmental sustainability, emphasis on conservation of rivers and ecosystems, denounces impact of megaprojects. All this is inseparable from politics, for it, the politics is also evaluated.
  • Contacto

Perfil

  • Malcolm Allison H malcolm.mallison@gmail.com
  • Biólogo desde hace más de treinta años, desde la época en que aún los biólogos no eran empleados de los abogados ambientalistas. Actualmente preocupado …alarmado en realidad, por el LESIVO TRATADO DE(DES)INTEGRACIÓN ENERGÉTICA CON BRASIL
  • Biólogo desde hace más de treinta años, desde la época en que aún los biólogos no eran empleados de los abogados ambientalistas. Actualmente preocupado …alarmado en realidad, por el LESIVO TRATADO DE(DES)INTEGRACIÓN ENERGÉTICA CON BRASIL

Recherche

Liens