Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
7 mayo 2015 4 07 /05 /mayo /2015 16:45

Influence of anthropogenic inputs and high-magnitude flood event on metal contamination pattern in surface bottom sediments from the Deba River urban catchment’. Science of the Total Environment (STOTEN) 514, 10-25. 2015.

.

El grupo de investigación liderado por Estilita Ruiz Romera (tercera por la izquierda).

El grupo de investigación liderado por Estilita Ruiz Romera (tercera por la izquierda).

 

Elgoibar río Deba.JPG

Río Deva, Elgoibar  http://es.wikipedia.org/wiki/R%C3%ADo_Deva_%28Guip%C3%BAzcoa%29

 

Los sedimentos de los ríos son una reserva dinámica de contaminantes


El grupo de investigación Hidrología y Medio Ambiente de la Universidad del País Vasco ha localizado en el río Deba y sus afluentes los tramos de mayor riesgo potencial por sus altos contenidos en metales. Asimismo, ha identificado las fuentes de contaminación y ha valorado el efecto de determinado tipo de crecidas sobre el arrastre y distribución de los sedimentos, y los metales asociados a ellos.

 

Los metales son contaminantes que deben ser controlados, con el fin de obtener una visión completa de la situación de la calidad de los sistemas acuáticos, debido a que persisten en el medio ambiente.

Aunque los sedimentos actúan como sumidero de contaminantes, estos también pueden actuar como fuente bajo ciertas condiciones ambientales, como cambios en la composición del agua o movimiento de los sedimentos debido a una crecida.

.

El Grupo de Hidrología y Medio Ambiente de la  Universidad del País Vasco (UPV/EHU) ha realizado una investigación en el río Deba y sus afluentes, para valorar la influencia de los aportes antropogénicos y el efecto que tienen las grandes crecidas en la distribución de los metales asociados a los sedimentos.

Es importante conocer la distribución de los contaminantes en las fases soluble (agua) y particulada (sedimentos) de los ríos, distribución que viene condicionada en gran medida por la materia orgánica. Según explica Estilita Ruiz, investigadora del grupo, "en el momento en que hay un cambio, ese metal contenido en los sedimentos puede pasar de la fase particulada (asociada al sedimento) a la parte soluble (al agua), y así aumenta el riesgo medio ambiental –el riesgo para los seres vivos–".

La cuenca del río Deba fue seleccionada por ser una de las cuencas más contaminadas de Gipuzkoa. Está afectada por un fuerte desarrollo industrial y poblacional, y su consecuente aporte de grandes cantidades de efluentes industriales y municipales. Otro factor considerado en este estudio fue la movilización de gran cantidad de sedimentos durante la construcción de infraestructuras de transporte, debido a que eran susceptibles de ser arrastrados por precipitaciones de gran intensidad.

.

¿Qué hay en los sedimentos de fondo?

Además de analizar las variaciones de los contaminantes a lo largo del cauce del río Deba y sus afluentes (Ego y Oñati) desde la cabecera hasta la desembocadura en los años 2011 y 2012, los cambios producidos en esta cuenca durante estos dos años –tanto en lo que respecta a la gestión de aguas residuales, como a obras realizadas en el entorno, o crecidas acaecidas en ese periodo de tiempo– han llevado al grupo a establecer las diferencias entre los muestreos de dos años hidrológicos diferentes.

.

El río Deva (en euskera Deba) es un río situado en el País Vasco, en el norte de España, en la Cornisa Cantábrica. Nace en Arlabán, extremo occidental de la Sierra de Elgea, muy cerca de Salinas de Léniz, pero en tierras de Álava, discurre por Guipúzcoa y desemboca en el mar Cantábrico formando una ría en la localidad de Deva.

El nombre de Deva puede ser de origen celta, significando "Diosa de las aguas".

En su cuenca se configuran dos comarcas guipuzcoanas:
Curso alto, en el barrio de Dorleta, en Salinas de Léniz.

Alto Deva, que comprende las localidades de Salinas de Léniz, Escoriaza, Arechavaleta, Mondragón, Vergara, Elgueta y Oñate.

Bajo Deva, con Placencia de las Armas, Éibar, Elgóibar, Mendaro, Motrico y Deva.


Antiguamente fue navegable hasta el barrio de Alzola, en Elgóibar, donde existió un importante puerto comercial (aún quedan algunos restos). La importancia de este puerto estaba en que era el punto de embarque de la lana que procedía de Castilla y era exportada a Inglaterra y del mineral de hierro que procedía de Inglaterra y se distribuía por las ferrerías del entorno. Esta operación se realizaba con embarcaciones planas, llamadas gabarras. La lana que llegaba hasta Alzola se recogía a lomos de mulas y se trasladaba hasta Deva para embarcarla en barcos, realizándose la operación contraria con el hierro.

En el siglo XVIII, durante la Ilustración, se proyectó la realización de un conjunto de canales navegables cuyo objetivo final era comunicar el Mediterráneo por el Ebro (por el Canal de Amposta), por el Canal Imperial de Aragón, con el Atlántico por los ríos Zadorra y Deva (Guipúzcoa) (desembocando en Deva) o bien por Laredo (Cantabria), y con el Duero por el Canal de Castilla. Supuéstamente este proyecto no se llegó a terminar por causa de los elevados costes derivados de la compleja orografía, aunque se hicieron algunos tramos en las zonas más llanas Canal de Castilla y parte del Canal Imperial de Aragón entre 1776 y 1790 por orden del conde de Floridablanca.
Embarcaderos en la ría.

En las orillas de su ría se construyeron barcos hasta principios del siglo XX, y su entorno ha sido uno de los lugares históricos del turismo guipuzcoano, existiendo un balneario, el de Alzola, que contó con bastante fama.

El río Deva fue frontera entre várdulos y caristios. Hoy día es la frontera de los dos dialectos principales del vasco: el guipuzcoano y el vizcaíno.

La calidad de sus aguas sufrió las consecuencias de la industrialización de los municipios de su cuenca. La manufactura del hierro y la confección textil han sido a lo largo de la historia las actividades más relevantes de esas poblaciones. Ello llevó a la contaminación de las aguas de la práctica totalidad de su sistema hidrográfico.

El desarrollo que se produjo a mediados del siglo XX y el aumento poblacional que se debió a él, y que no fue regulado, produjo una gran contaminación, tanto industrial como fecal, de todo el río y sus afluentes, llegando a extinguir la vida fluvial. Se llegaba a ver el río de diferentes colores según fuera el vertido realizado por las industrias ubicadas en sus orillas.

La entrada de España en la Comunidad Europea impuso la obligación de acatar la normativa comunitaría; una de esas normas hace referencia a la limpieza de los ríos y al saneamiento de sus cuencas. Para el saneamiento de la cuenca del Deva se diseñó un plan basado en cuatro estaciones de tratamiento de aguas residuales (EDAR). La primera de ellas, inaugurada en 1999, da servicio a las poblaciones de Motrico y Deva y se sitúa en el barrio devarés de Icíar. La segunda y más importante, que abarca todo el Bajo Deva a excepción de los municipios antes señalados, con una población de más de 90.000 habitantes, es la EDAR de Apraiz, en Elgóibar, que se inauguró en marzo del 2007. Quedan pendientes y están en construcción las de Vergara y Mondragón, que tienen prevista su entrada en funcionamiento a finales del 2007 y en el 2012 respectivamente. Una vez construidas estas estaciones de depuración se garantiza que la calidad de las aguas de la cuenca íntegra del Deva cumplirá las garantías sanitarias marcadas por las directrices de la Unión Europea, y se confía en que se regeneren los ecosistemas fluviales y terrestres que se vieron afectados en el siglo XX.

Ya en el 2008 era posible observar colonias de patos en el tramo eibarrés del río Ego, en su confluencia con el Deva en Málzaga, y ya en todo el Deva, casi hasta la desembocadura.

.

La recogida de sedimento fino a lo largo del cauce del río, así como su posterior análisis en el laboratorio, han permitido evidenciar que la principal fuente antropogénica de materia orgánica y metales son los efluentes industriales y municipales no tratados o parcialmente tratados. Esto se refleja en la elevada carga orgánica hallada en los sedimentos del arroyo Ego, el cual recibía hasta el 2014 las aguas residuales no tratadas del municipio de Ermua.

Por otra parte, el trasvase de los efluentes orgánicos del municipio de Oñati a la depuradora de Epele en 2012 ha tenido un efecto beneficioso en la calidad de los sedimentos, ya que presentan una marcada disminución de su carga orgánica y, consecuentemente, de los metales asociados a estos complejos orgánicos. Esto supone una menor disponibilidad de estos metales para el medio acuático y, por tanto, una disminución de la toxicidad potencial para la vida acuática.

Aparte de las aguas residuales, existen unas cien empresas de mediano y gran tamaño que aportan efluentes ricos en metales, entre las cuales se encuentran fábricas de galvanizado, metalurgia y fundición. Los metales que aportan dichas industrias se encuentran en las fracciones que son más susceptibles de ser liberadas al medio acuático si las condiciones fisicoquímicas del río cambian.

De hecho, condiciones de flujo turbulento, como las generadas durante los episodios de crecidas, podrían favorecer la movilidad y liberación de los metales asociados a estos sedimentos. Por todo ello, estos metales deberían ser controlados durante estos episodios.

.

DESEMBOCADURA DEL RÍO DEBA

Rio Deva, en Deba (Guipuzcoa). Desembocadura.

.

Finalmente, han concluido que en la cuenca del río Deba existe un claro incremento de la concentración de materia orgánica y metales desde la cabecera a la desembocadura, "lo que evidencia la relativa naturaleza no contaminada de los arroyos de cabecera frente a la alta contaminación de origen antropogénico en la parte media y baja de este río –explica la investigadora–.

Los altamente contaminados sedimentos del arroyo Ego reflejan lo lejos que éste se encuentra de las condiciones óptimas de calidad que debe presentar un curso de agua superficial. Además, se ha observado que dicho arroyo tiene un impacto negativo sobre la calidad de las aguas del río Deba, en el cual éste desemboca".

.

Referencia bibliográfica

M. Martínez-Santos, A. Probstb, J. García-García, E. Ruiz-Romera. ‘Influence of anthropogenic inputs and high-magnitude flood event on metal contamination pattern in surface bottom sediments from the Deba River urban catchment’. Science of the Total Environment (STOTEN) 514, 10-25. 2015.

z

Compartir este post

Published by Malcolm Allison H malcolm.mallison@gmail.com - en ECOCIDIO Ecología Planetaria
Comenta este artículo

Comentarios

Présenta

  • : cinabrio blog
  • cinabrio blog
  • : Ecología y sostenibilidad socioambiental, énfasis en conservación de ríos y ecosistemas, denuncia de impacto de megaproyectos. Todo esto es indesligable de la política y por ello esta también se observa. Ecology, social and environmental sustainability, emphasis on conservation of rivers and ecosystems, denounces impact of megaprojects. All this is inseparable from politics, for it, the politics is also evaluated.
  • Contacto

Perfil

  • Malcolm Allison H malcolm.mallison@gmail.com
  • Biólogo desde hace más de treinta años, desde la época en que aún los biólogos no eran empleados de los abogados ambientalistas. Actualmente preocupado …alarmado en realidad, por el LESIVO TRATADO DE(DES)INTEGRACIÓN ENERGÉTICA CON BRASIL
  • Biólogo desde hace más de treinta años, desde la época en que aún los biólogos no eran empleados de los abogados ambientalistas. Actualmente preocupado …alarmado en realidad, por el LESIVO TRATADO DE(DES)INTEGRACIÓN ENERGÉTICA CON BRASIL

Recherche

Liens