Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
10 julio 2015 5 10 /07 /julio /2015 20:56

Strong and widespread cooling occurred in the immediate aftermath of large volcanic eruptions as indicated by ice cores from Greenland.

24 scientists study shows that 15 of the 16 coldest summers that occurred between the years 500 a. C. and 1000 d. C. occurred after large volcanic eruptions.

Volcanic eruptions that changed human history - Science ...

www.sciencedaily.com/releases/.../150708133858.ht...

Estudio de 24 cientìficos demuestra que 15 de los 16 veranos más fríos que se dieron entre el año 500 a. C. y el 1000 d. C. ocurrieron después de grandes erupciones volcánicas. Las partículas de sulfato emitidas a la atmósfera en las erupciones provocaban que menos radiación solar llegara a los continentes, causando el enfriamiento planetario.
Los autores señalan que esto ayudará a definir el papel que los cambios climáticos han tenido en el auge y caída de las civilizaciones a lo largo de la historia.

.

Aunque se sabe con certeza que las erupciones volcánicas provocan cambios en el clima, su efecto a lo largo de la historia no se había podido determinar con precisión. Esto se debía a las divergencias temporales que existían entre los datos de las variaciones históricas de temperatura, obtenidos de los anillos de los árboles, y los de la magnitud de las erupciones, determinados a partir de los registros de sulfato en núcleos de hielo.

Ahora, un artículo aparecido en la revista Nature soluciona este problema gracias a una nueva datación elaborada a partir de las observaciones en los núcleos helados.




Una nueva técnica revela cómo los volcanes enfriaron la atmósfera


“Con nuestro método, el encaje entre ambos indicadores es excelente y podemos ver que casi todos los períodos de enfriamiento súbito durante los últimos 2.500 años fueron causa de una o varias erupciones volcánicas”, destaca Joseph McConell, geólogo del Instituto de Investigación sobre el Desierto en Nevada (EE UU) que ha liderado el estudio.

Para efectuar esta cronología, los expertos analizaron más de 20 núcleos de hielo extraídos de Groenlandia y la Antártida utilizando dos nuevas mejoras respecto a los registros anteriores.

“Primero analizamos el sulfato volcánico de estos núcleos usando mediciones químicas elementales que permitían un cálculo más preciso del año al que correspondían las capas de hielo”, detalla McConell.

“Luego utilizamos un nuevo algoritmo estadístico para realizar la escala temporal completa, en lugar de hacerlo manualmente”, añade.



A partir de estos avances, los expertos pudieron crear una nueva reconstrucción histórica de la fuerza radiactiva de las grandes erupciones, ajustando entre cinco y diez años los principales eventos volcánicos señalados en la escala anterior.

Esta nueva cronología encajaba con la elaborada anteriormente a partir de los anillos de los árboles, solucionando las divergencias que habían existido entre ambas, según el estudio.
.
ENFOQUE MULTIDISCIPLINAR
En total, han participado 24 científicos de diferentes especialidades (ciencias solares, del espacio, del clima, geología e historia) procedentes de EE UU, Reino Unido, Suiza, Alemania, Dinamarca y Suecia.

“Esta nueva reconstrucción permitirá hacer mejores modelos climáticos a través de una cuantificación más precisa de la influencia de los volcanes en el clima durante los últimos 2.500 años”, asegura McConell.

.

 
The reconstructed depth of the Little Ice Age varies between different studies (anomalies shown are from the 1950–80 reference period) https://en.wikipedia.org/wiki/Little_Ice_Age

 

.

De esta forma, el estudio muestra que 15 de los 16 veranos más fríos que se dieron entre el año 500 a. C. y el 1000 d. C. ocurrieron después de grandes erupciones volcánicas.

“Las partículas de sulfato emitidas a la atmósfera en las erupciones provocaban que entrara menos radiación solar, causando el enfriamiento” explica el experto.

En su artículo, los autores también señalan que esto ayudará a definir el papel que los cambios climáticos han tenido en el auge y caída de las civilizaciones a lo largo de la historia.

.

Plague of Justinian

Background: Yersinia pestis has caused at least three human plague pandemics. The second (Black Death, 14–17th centuries) and third (19–20th centuries) have been genetically characterised, but there is only a limited understanding of the first pandemic, the Plague of Justinian (6–8th centuries). To address this gap, we sequenced and analysed draft genomes of Y pestis obtained from two individuals who died in the first pandemic.

.

.

Dos erupciones favorecieron el estallido de la Plaga de Justiniano durante el siglo VI d. C.

Uno de los ejemplos que señalan es la misteriosa ‘nube de polvo’, cuyo origen ha sido largamente debatido, que cubrió el Mediterráneo durante 18 meses en el 536 a. C. Según los investigadores, estuvo provocada por una gran erupción ocurrida en las latitudes altas del Hemisferio Norte. Poco después, el estallido de un segundo volcán en algún lugar del trópico, hizo que durante quince años hubiera veranos excepcionalmente fríos.


La escasez de cosechas y hambrunas causadas por ambos fenómenos acabaron favoreciendo el estallido de la llamada Plaga de Justiniano, una fuerte pandemia de peste que entre el 541 y el 543 d. C. diezmó la población de Eurasia.

Por último, “con los nuevos registros de alta resolución que están emergiendo de los núcleos de hielo de Groenlandia y la Antártida, será posible extender esta reconstrucción de la fuerza radiactiva de las erupciones volcánicas hasta la Edad de Hielo”, concluyen.

.

"February" from the calendar of Les Très Riches Heures du duc de Berry, 1412-1416
"February" from the calendar of Les Très Riches Heures du duc de Berry, 1412-1416

Los científicos han identificado tentativamente varias posibles causas de la Pequeña Edad de Hielo: ciclos orbitales; disminución de la actividad solar; aumento de la actividad volcánica; flujos de corrientes oceánicas alteradas; la variabilidad inherente del clima mundial; y la reforestación tras las disminuciones de la población humana.
.
CICLOS ORBITALES
El forzamiento orbital debido a los ciclos de la órbita de la Tierra alrededor del Sol durante los últimos 2.000 años, causó una tendencia al enfriamiento del hemisferio norte a largo plazo que continuó durante el periodo medieval y la Pequeña Edad de Hielo. La velocidad de enfriamiento del Ártico es de aproximadamente 0,02 grados centígrados por siglo. Esta tendencia podría extrapolarse y continuarìa en el futuro, que puede dar lugar a una edad de hielo plena, pero el registro instrumental de temperaturas del siglo XX muestra una reversión repentina de esta tendencia, con un aumento de las temperaturas globales que se atribuye a las emisiones de gases de efecto invernadero.
.
MANCHAS SOLARES Y BAJAS TEMPERATURAS
El mínimo de Maunder en 400 años de historia del número de manchas solares
Todavía hay una muy mala comprensión de la correlación entre la baja actividad de las manchas solares y las temperaturas frìgidas en nuestro planeta. Durante el período 1645-1715, en medio de la Pequeña Edad de Hielo, hubo un período de baja actividad solar conocido como el mínimo de Maunder. El Spörer Mínimo también ha sido identificado con un período de enfriamiento significativo entre 1460 y 1550. Otros indicadores de la baja actividad solar durante este período son los niveles de los isótopos de carbono-14 y berilio-10.


ACTIVIDAD VOLCÁNICA
En un documento de 2012, Miller et al. vinculan la Pequeña Edad de Hielo a una "inusual episodio de 50 años de duración con cuatro grandes erupciones explosivas ricas en azufre, cada uno con una carga de sulfato mundial de > 60 Tg", y señala que "no se requieren grandes cambios en la radiación solar".


A lo largo de la Pequeña Edad de Hielo, el mundo experimentó intensificada actividad volcánica. Cuando un volcán entra en erupción, su ceniza alcanza lo alto en la atmósfera y puede extenderse y cubrir toda la tierra. Esta nube de cenizas bloquea buena parte de la radiación solar incidente, lo que lleva a un enfriamiento en todo el planeta Tierra y puede durar hasta dos años después de una erupción. También es emitido por erupciones azufre en forma de gas de dióxido de azufre. Cuando este gas alcanza la estratosfera, se convierte en partículas de ácido sulfúrico, que reflejan los rayos del sol, reduciendo aún más la cantidad de radiación que llega a la superficie terrestre.


Un estudio reciente encontró que una erupción volcánica tropical especialmente masiva en 1258, posiblemente del monte Rinjani, seguida por tres erupciones más pequeñas en 1268, 1275 y 1284 que no permitían recuperarse al clima, puede haber causado el enfriamiento inicial, y que la erupción del Kuwae en Vanuatu de 1452-1453 provocó un segundo pulso de enfriamiento. Los veranos fríos se pueden evaluar en nùcleos del hielo marino mucho después de que se difuminan los aerosoles volcánicos.


Otros volcanes que estallaron durante la Pequeña Edad de Hielo y pueden haber contribuido al enfriamiento incluyen Billy Mitchell (ca. 1580), Huaynaputina (1600), el Monte Parker (1641), Long Island (Papúa Nueva Guinea) (ca. 1660), y Laki ( 1783). [19]


La erupción del Tambora de 1815 en Indonesia cubrió la atmósfera con cenizas; el año siguiente, 1816, llegó a ser conocido como el año sin verano, cuando se registraron heladas y nieve en junio y julio, en Nueva Inglaterra y el norte de Europa.

--------------------

LITTLE ICE AGE

Scientists have tentatively identified these possible causes of the Little Ice Age: orbital cycles; decreased solar activity; increased volcanic activity; altered ocean current flows;[65] the inherent variability of global climate; and reforestation following decreases in the human population.


Orbital cycles
Orbital forcing due to cycles in the earth's orbit around the sun has, for the past 2,000 years, caused a long-term northern hemisphere cooling trend that continued through the Medieval period and the Little Ice Age. The rate of Arctic cooling is roughly 0.02 degrees Celsius per century.[66] This trend could be extrapolated to continue into the future, possibly leading to a full ice age, but the twentieth-century instrumental temperature record shows a sudden reversal of this trend, with a rise in global temperatures attributed to greenhouse gas emissions.[66]


.
The Maunder minimum in a 400-year history of sunspot numbers
There is still a very poor understanding of the correlation between low sunspot activity and cooling temperatures.[67][68] During the period 1645–1715, in the middle of the Little Ice Age, there was a period of low solar activity known as the Maunder Minimum. The Spörer Minimum has also been identified with a significant cooling period between 1460 and 1550.[69] Other indicators of low solar activity during this period are levels of the isotopes carbon-14 and beryllium-10.[70]


VOLCANIC ACTIVITY
In a 2012 paper, Miller et al. link the Little Ice Age to an "unusual 50-year-long episode with four large sulfur-rich explosive eruptions, each with global sulfate loading >60 Tg," and notes that "large changes in solar irradiance are not required."[12]


Throughout the Little Ice Age, the world experienced heightened volcanic activity.[71] When a volcano erupts, its ash reaches high into the atmosphere and can spread to cover the whole earth. This ash cloud blocks out some of the incoming solar radiation, leading to worldwide cooling that can last up to two years after an eruption. Also emitted by eruptions is sulfur in the form of sulfur dioxide gas. When this gas reaches the stratosphere, it turns into sulfuric acid particles, which reflect the sun's rays, further reducing the amount of radiation reaching Earth's surface.


A recent study found that an especially massive tropical volcanic eruption in 1258, possibly of Mount Rinjani, followed by three smaller eruptions in 1268, 1275, and 1284 that did not allow the climate to recover, may have caused the initial cooling, and that the 1452–53 eruption of Kuwae in Vanuatu triggered a second pulse of cooling.[12][13] The cold summers can be maintained by sea-ice/ocean feedbacks long after volcanic aerosols are removed.


Other volcanoes that erupted during the era and may have contributed to the cooling include Billy Mitchell (ca. 1580), Huaynaputina (1600), Mount Parker (1641), Long Island (Papua New Guinea) (ca. 1660), and Laki (1783).[19]


The 1815 eruption of Tambora in Indonesia blanketed the atmosphere with ash; the following year, 1816, came to be known as the Year Without a Summer, when frost and snow were reported in June and July in both New England and Northern Europe.

Compartir este post

Published by Malcolm Allison H malcolm.mallison@gmail.com - en PELIGROS GEOLÓGICOS Ecología Planetaria
Comenta este artículo

Comentarios

Présenta

  • : cinabrio blog
  • cinabrio blog
  • : Ecología y sostenibilidad socioambiental, énfasis en conservación de ríos y ecosistemas, denuncia de impacto de megaproyectos. Todo esto es indesligable de la política y por ello esta también se observa. Ecology, social and environmental sustainability, emphasis on conservation of rivers and ecosystems, denounces impact of megaprojects. All this is inseparable from politics, for it, the politics is also evaluated.
  • Contacto

Perfil

  • Malcolm Allison H malcolm.mallison@gmail.com
  • Biólogo desde hace más de treinta años, desde la época en que aún los biólogos no eran empleados de los abogados ambientalistas. Actualmente preocupado …alarmado en realidad, por el LESIVO TRATADO DE(DES)INTEGRACIÓN ENERGÉTICA CON BRASIL
  • Biólogo desde hace más de treinta años, desde la época en que aún los biólogos no eran empleados de los abogados ambientalistas. Actualmente preocupado …alarmado en realidad, por el LESIVO TRATADO DE(DES)INTEGRACIÓN ENERGÉTICA CON BRASIL

Recherche

Liens