Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
10 agosto 2015 1 10 /08 /agosto /2015 16:54

Peanut Executive Faces Possible Life Sentence in ...

www.wsj.com/.../peanut-executive-faces-possible-life..
.

Cadena Perpetua por vender comida contaminada adrede, matando a 9 personas

 

Cadena Perpetua por vender comida contaminada adrede, matando a 9 personas

Stewart Parnell —antiguo dueño de Peanut Corporation of America, que fuera declarado culpable el año pasado de haber enviado un cargamento de mantequilla de maní desde su planta en Georgia, EEUU, sabiendo que estaba contaminado de Salmonella— podría recibir cadena perpetua el próximo mes de septiembre.

La Oficina de Libertad Condicional de los Estados Unidos ha concluido que el alcance de los crímenes de Parnell —incluyendo conspiración, obstrucción de justicia y fraude— resultan en una sentencia de por vida en prisión.

Después de un juicio de 2 meses, Parnell fue encontrado culpable de haber enviado intencionalmente productos contaminados a procesadoras de alimentos a través de los Estados Unidos.

Esto es, según se informa, la primera condena federal de delito grave en relación a la seguridad alimenticia, convirtiéndose en un caso sin precedentes.

 

En 2008 y 2009, estalló el brote de Salmonella, extendiéndose a través de 46 estados, obligando a los Centros para el control de enfermedades a anunciar uno de los retiros de alimentos más grandes de la historia de EE.UU.

Nueve personas fallecieron y más de 700 enfermaron. Ni Parnell ni ninguno de los otros demandados fueron acusados en relación a los consumidores enfermos o muertos, resultado de la mantequilla de maní contaminada.

Ken Hodges, uno de los abogados defensores de Parnell dijo “Esperamos que el juez vea que Stewart Parnell nunca quiso herir a nadie. El mismo comió de esa mantequilla de maní. Él alimentó a sus hijos y nietos con ella”.

Algunos sostienen que mientras que la justicia merece ser aplicada, el castigo de Cadena Perpetua en prisión, es desproporcionado al crimen, en este caso.

Sin embargo, fiscales de casos importantes de seguridad alimenticia remarcan, cada vez con más fuerza, que compañías y ejecutivos que pongan sus ganancias por delante de la salud y seguridad pública, tendrán que asumir las consecuencias de sus actos.

Parnell —de 61 años— tiene previsto ser sentenciado el 21 de septiembre por un juez federal en Albany, Georgia, en EE.UU.

Aunque los fiscales sugieren una sentencia de por vida, el juez es libre de imponer una sentencia menos severa, si lo considera apropiado.

En cuanto a los otros responsables, una sentencia de 17 a 21 años fue recomendada para su hermano, Michael Parnell, también implicado.

Mary Wilkerson —gerente de control de calidad de la planta— pudiera recibir de 8 a 10 años en prisión, según sugerencias de los fiscales.

Al parecer, la principal razón por la que Parnell pudiera recibir Cadena Perpetua, es porque los fiscales tienen en su poder algunos emails como evidencia, en los que se puede comprobar que explícitamente le informaron a Parnell que los productos estaban contaminados, a lo que él respondió… “Envíalos”.

.

 

,

 

.

Entre finales de 2008 y principios de 2009, nueve personas murieron y al menos 714 enfermaron debido a la intoxicación alimentaria por comer productos con maní, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EEUU (CDC Centers for Disease Control and Prevention). La mitad de los afectados eran niños y la intoxicación alimentaria por comer productos con maní golpeò 46 estados.

El 23% reportó haber sido hospitalizado. Se cree que los números reales de afectados son mucho más altos, ya que por cada caso reportado de salmonela, otros 38 casos no se denuncian, según los CDC.
Una combinación de análisis epidemiológico y pruebas de laboratorio por parte de funcionarios estatales en Minnesota y Connecticut, a cargo de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA), y el CDC, permitieron a la FDA confirmar que las fuentes del brote de enfermedades causadas por Salmonella typhimurium fueron: mantequilla de maní, pasta de maní, y harina de maní producida por Peanut Corporation of America (PCA) en su planta de procesamiento de Blakely, Georgia.

Esta infección provocó el más extenso retiro de alimentos en la historia de Estados Unidos. Al 22 de abril del 2009, se trataba de al menos 361 empresas y 3.913 productos diferentes fabricados con ingredientes de PCA. El retiro del mercado incluye todo lo producido en la planta de Blakely desde el 1 de enero de 2007, así como todo lo que se haya producido en la planta de procesamiento de PCA en Plainview, Texas. Los productos suministrados por algunos almuerzos escolares fueron retirados y destruidos y la Agencia Federal de Manejo de Emergencias (FEMA), incluso decomisó comidas de emergencia enviadas después de una masiva tormenta de hielo. Puesto que la tormenta dejó a muchos sin electricidad, el Servicio Postal de los Estados Unidos fue de puerta en puerta en Kentucky para advertir a los residentes y distribuir 600.000 folletos de la FEMA (Federal Emergency Management Agency). Los bancos de alimentos en todo el país tuvieron que descartar miles de libras de alimentos en tiempos de alta demanda por parte de millones de familias estadounidenses que reciben ayudas por pobreza.

 

El retiro del mercado no implicaba mantequillas de maní de grandes marcas, ya que Peanut Corporation of America atendìa principalmente marcas de bajo presupuesto, proveedores institucionales y programas de ayuda contra la pobreza. Sin embargo, muchos consumidores reaccionaron evitando por completo los productos de maní. Esto implicó la reducción de las ventas de todas las marcas de mantequilla de maní en casi un 25 por ciento. Esto causó un gran daño a la industria y a los agricultores, ya que sufrieron los precios bajos debido a la abundante cosecha 2008 y a la crisis económica que se profundizaba. Un estimado temprano de las pèrdidas de la industria del maní en EEUU, debido a este brote de salmonela estaría en el orden de US$ 1 mil millones.

El 7 de febrero de 2009, funcionarios de Oregon confirmaron el primer caso de salmonelosis en un perro que había comido galletas contaminadas con la cepa del brote de salmonela de Peanut Corporation of America.

El Washington Post informó el 15 de febrero de 2009 lo que había sido un secreto a voces entre los conocedores de la industria del maní en Georgia, Virginia y Texas, que PCA tenía problemas de saneamiento graves. David Brooks, un comprador para una empresa de aperitivos, dijo que era bien sabido que Peanut Corporation of America era "una bomba de relojería a punto de estallar."

.

.

La compañía Peanut Corporation of America comenzó una larga historia de problemas de calidad en sus productos alimenticios en 1990 cuando fue demandada por la American Candy Company después de que la FDA (el organismo oficial de control de calidad de alimentos y drogas de EEUU) descubrió que su mantequilla de maní superaba el nivel de tolerancia de la FDA para la aflatoxina, una toxina de hongos ligada a graves intoxicaciones y càncer.
American Candy había agregado esa mantequilla de maní en 8.000 cajas de besos ("Kisses") de Wal-Mart, golosina que no fue enviada.

Otra demanda fue presentada en 1991 por Zachary Confections Inc. de Frankfort, Indiana, después de un envío 40,020 libras de nueces de PCA que se encontró que tenìan un nivel inaceptablemente alto de aflatoxinas.

Ha habido preocupaciones sobre las condiciones sanitarias en la empresa desde al menos mediados de 1980.

El 13 de febrero de 2009, Peanut Corporation of America se declaró en liquidación segùn el Capítulo 7 de liquidación por bancarrota. Por lo menos una docena de demandas civiles se han presentado, mientras que la investigación penal federal continúa.

.

Peanut Corporation of America was owned by Stewart Parnell, 54,[3] who was also president and CEO of the company.[52][81][82] Parnell served on the US Department of Agriculture's Peanut Standards Board, which sets quality and handling standards for peanuts.[81] He was first appointed by Agriculture Secretary Mike Johanns to the position in 2005,[83] and was reappointed for another term that would have expired in 2011,[81] however, on February 5, 2009 the USDA announced that the new Agriculture Secretary Tom Vilsack had removed Parnell from the board.[17][80][82]

Parnell started in the peanut business with his father and two younger brothers in 1977. They took a struggling, $50,000-a-year peanut roasting operation and turned it into a $30 million business before selling in 1995. Parnell continued working as a consultant to the business after the family sold it, and in 2000 he left to buy his own peanut plant again in Texas.[84] In 2001, he bought the Blakely, Georgia operation,[82] when its operations consisted only of roasting and blanching peanuts.[85] Parnell tripled revenue at the Blakely plant by 2004, turning its first profit in 15 years,[3] with production regularly surpassing 2.5 million pounds of peanuts per month.[86] However, the FDA did not know that the plant manufactured peanut butter until the current outbreak.[85]

Brooks said the Parnells ran PCA on a very tight budget, buying the cheapest peanuts they could find. The company operated a bare-bones front office from a converted garage behind Parnell's home outside Lynchburg, and relied almost exclusively on minimum-wage labor.[4]

Despite more than 12 tests between 2007 and 2008 that showed salmonella contamination in his company’s products, Parnell wrote an e-mail to company employees on Jan 12, 2009, that stated, "we have never found any salmonella at all. No salmonella has been found anywhere in our products or in our plants."[48][50] Parnell ordered products identified with salmonella to be shipped and complained that tests discovering the contaminated food were "costing us huge $$$$$." In a June 2008 e-mail exchange, Parnell complained to a worker after being notified that salmonella had been found in more products. "I go thru this about once a week," he wrote. "I will hold my breath ... again."[50] After the company was identified as the source of the outbreak, Parnell pressed federal regulators to allow him to continue using peanuts from the tainted plant. He wrote that company executives "desperately at least need to turn the raw peanuts on our floor into money."[48]

Under Congressional subpoena, Parnell on Feb 11 appeared with his plant manager before a House Energy and Commercesubcommittee but repeatedly refused to testify, citing their Fifth Amendment protection against self-incrimination.[87][88]Among the questions they refused to answer was one from Rep. Greg Walden (R-Ore.): "In this container, are products that have your ingredients in them, some of which are on the recall list, some of which are probably contaminated. It seems like from what we've read you were willing to send out that peanut base that went into these ingredients. I just wonder, would either of you be willing to take the lid off and eat any of these products now like the people on the panel ahead of you, their relatives, their loved ones did?"[89] Walden revealed an e-mail from Parnell, who, referring to products that had tested positive for salmonella, wrote: "Let's turn them loose."[90]

Stewart and Gloria Parnell live outside Lynchburg, Virginia, with a second home in Nags Head, North Carolina.[3] Stewart Parnell is a member of the Oakwood Country Club in Lynchburg and flies his own airplane.[3]

Parnell's lawyers are Tom Bondurant, Scott Austin and Justin Lugar of the Roanoke, VA law firm Gentry Locke Rakes & Moore. Parnell's plant manager is represented by Jim Parkman who defended HealthSouth founder Richard Scrushy and former Detroit mayor Kwame Kilpatrick[91]

Parnell attended the Florida Institute of Technology and majored in oceanography but did not graduate.[92] Parnell's younger sister, Beth, is married to Jimmy Falwell, a cousin of the late Rev. Jerry Falwell.[4]

Parnell and his brother were convicted in September 2014 of 71 criminal counts,[75] including conspiracy, fraud and other federal charges.[76] In July 2015 Federal authorities recommended a sentence of life imprisonment for Parnell.[75] 

Peanut Corporation of America
Private
Genre Peanut processing
Fate Bankruptcy
Founded 1977
Defunct February 13, 2009
Headquarters Lynchburg, VirginiaUnited States
Number of locations
Blakely, GeorgiaSuffolk, Virginia;Plainview, Texas
Key people
Stewart Parnell, Pres. & CEO
David Royster, Vice-Pres.
Products Peanut butterpeanut paste,peanut meal, whole and chopped peanuts
Revenue $25.0 million (2007)[1]
Owner Stewart Parnell
Number of employees
90 (2007)[1]
Website www.peanutcorp.com[dead link]

Compartir este post

Repost 0

Comentarios

Présenta

  • : cinabrio blog
  • cinabrio blog
  • : Ecología y sostenibilidad socioambiental, énfasis en conservación de ríos y ecosistemas, denuncia de impacto de megaproyectos. Todo esto es indesligable de la política y por ello esta también se observa. Ecology, social and environmental sustainability, emphasis on conservation of rivers and ecosystems, denounces impact of megaprojects. All this is inseparable from politics, for it, the politics is also evaluated.
  • Contacto

Perfil

  • Malcolm Allison H malcolm.mallison@gmail.com
  • Biólogo desde hace más de treinta años, desde la época en que aún los biólogos no eran empleados de los abogados ambientalistas. Actualmente preocupado …alarmado en realidad, por el LESIVO TRATADO DE(DES)INTEGRACIÓN ENERGÉTICA CON BRASIL
  • Biólogo desde hace más de treinta años, desde la época en que aún los biólogos no eran empleados de los abogados ambientalistas. Actualmente preocupado …alarmado en realidad, por el LESIVO TRATADO DE(DES)INTEGRACIÓN ENERGÉTICA CON BRASIL

Recherche

Liens