Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
20 agosto 2015 4 20 /08 /agosto /2015 18:55
Las principales centrales hidroeléctricas del país están en Antioquia: Guadalupe, Rio Grande y Troneras, Cundinamarca: El Colegio, El Charquito, El Salto y Laguneta, Valle: Anchicayá y Calima, Caldas: la Insula y la Esmeralda.
Las principales centrales hidroeléctricas del país están en Antioquia: Guadalupe, Rio Grande y Troneras, Cundinamarca: El Colegio, El Charquito, El Salto y Laguneta, Valle: Anchicayá y Calima, Caldas: la Insula y la Esmeralda.
El desarrollo del complejo hidroeléctrico de la Miel I, en Caldas, supuso el trasvase de los ríos Manso y Guarinó, lo que afectó a 22 fuentes de agua y alteró los terrenos de las comunidades aledañas. Si bien la empresa suspendió operaciones y comenzó a reparar a la población, este modelo sigue siendo cuestionado por ambientalistas e investigadores.

.

Daños ambientales, los pecados de las hidroeléctricas

Jul. 07 de 2012 By: Carlos Javier Cuervo O., Unimedios

.

Las hidroeléctricas son una de las infraestructuras más costosas para generar energía. Es frecuente que, mientras se construyen, se necesiten obras extras no planeadas o soluciones repentinas para problemas no previstos en el diseño original. Al fin y al cabo, de lo que se trata es de dominar a la naturaleza a la brava.

Estas construcciones pueden ocasionar grandes desequilibrios en el territorio. Por eso, se requiere de una gran planificación que permita reducir las afectaciones sociales y ambientales. Defensores de los ecosistemas insisten en que se debe acudir a un tipo de generación energética de menor impacto.

"Estamos ante una incertidumbre técnica muy grande, porque todo está fallando. En el modelo de hidroeléctricas, al igual que en el de la minería, por más medidas que se tomen, por más producción limpia que se haga, siempre se alterará el equilibrio de la zona", asegura la profesora Teresita Lazo, investigadora del Observatorio de Conflictos Ambientales de la Universidad de Caldas y miembro del Comité de Defensa del río Guarinó.

.

http://www.unperiodico.unal.edu.co/en/dper/article/danos-ambientales-los-pecados-de-las-hidroelectricas.html


Energía y daños

Un ejemplo es la central hidroeléctrica La Miel I, ubicada en la vertiente oriental de la cordillera central, en el municipio de Norcasia (Caldas). Su construcción comenzó en 1998 y consistió en embalsar las aguas provenientes del río La Miel, con el objetivo de producir 1.460 gigavatios (GW) anuales (cada GW equivale a mil millones de vatios).

En ella, las aguas se conducen a presión por túneles y pozos (conductores de carga) hasta las tres unidades de generación de energía. A través de un túnel de fuga, vuelven nuevamente al río La Miel, abajo de la presa. También hay trasvases que pasan agua de un río a otro mediante un túnel, para garantizar el flujo constante y mover las turbinas.

El ingeniero civil y magíster en Recursos Hidráulicos Fernando Mejía, profesor de la Universidad Nacional de Colombia en Manizales, afirma: "El cauce se desvía a través de una presa de derivación, que permite subir el nivel del agua para encontrar la boca del túnel. El problema es que las aguas de infiltración (provenientes de la lluvia o el mismo río) se cuelan hasta los túneles y no alcanzan a abastecer suficientemente los cauces naturales cercanos. Por eso, las paredes de los conductos artificiales deben estar impermeabilizadas, a pesar del costo del procedimiento".

Y, aunque la hidroeléctrica tiene una potencia instalada de 375 megavatios, fue necesario construir más trasvases para garantizar la producción energética que hiciera viable el proyecto. Dichas obras ocasionaron la reducción del caudal del río Manso, aguas abajo, entre otras afectaciones.

Uno de los trasvases fue precisamente el de este río, que consistió en la construcción de un túnel de 4,1 km para pasar parte del agua del afluente al embalse de Amaní, en la hidroeléctrica. Durante la obra se presentó un problema de gran impacto ambiental que no fue previsto por Isagén, empresa comercializadora de energía encargada de su ejecución.

"Al estudiar el trasvase, inmediatamente se identificaron problemas ambientales y sociales que iban a afectar la cuenca baja (La Dorada y otros municipios aledaños), porque los habitantes de esos terrenos no quieren tomar el agua contaminada del río Magdalena", asegura Tatiana Roa, fundadora de la ONG Censat Agua Viva.

El trasvase del río Guarinó tampoco estuvo ajeno a estos problemas, aunque, según la profesora Lazo, la población afectada es menor y se trata de comunidades o campesinos apartados que carecen de facilidades para agruparse y exigir la reposición de sus tierras o la solución de los daños causados.

.

Denuncias y respuestas

Según las demandas interpuestas por la población y por la Corporación Autónoma Regional de Caldas (Corpocaldas), desaparecieron alrededor de 22 microcuencas ligadas al río Guarinó; lo que supone un gran desequilibrio para los cultivos, la biota y todo el entorno natural.

Durante el desarrollo del trasvase del río Manso, Isagén identificó caudales de infiltración por encima de los 300 litros por segundo (l/s), cifra superior a la estimada durante la planeación de la obra (20 l/s). Por ende, adoptó medidas inmediatas, entre las que se incluyó la impermeabilización del túnel, pero fue insuficiente para controlar los daños.

Según el último comunicado de prensa de Isagén (de mayo de 2012), durante los estudios se reconocieron afectaciones en 22 fuentes de agua (caños y quebradas), pero ya se han recuperado 18 de ellas, gracias a las medidas y al seguimiento minucioso que se ha efectuado en la zona. La empresa afirma que en la actualidad se trabaja en la recuperación de los cuatro causes restantes y se adquirieron 14 predios que presentaron afectaciones, como parte de la reparación a la población.

Igualmente, como parte de las mejoras y la compensación por los perjuicios causados a los propietarios, Isagén compró los terrenos con base en avalúos certificados en la región, con el objetivo de ejecutar la restauración ecológica de los ecosistemas acuáticos y terrestres. La compra de las 462 hectáreas se hizo por un valor promedio de $3.500.000 por hectárea, pero, en los casos más graves, la cifra ascendió a los $5.500.000.

Finalmente, la empresa energética rescata lo útil de la restauración: "El mejoramiento de la conectividad se logrará con el incremento paulatino de la estructura y composición de la vegetación natural y la recuperación de las condiciones de hábitat para la fauna asociada".

.

Lucha contra la corriente

"Hay una gran injusticia con esos pueblos porque la Constitución Política establece que el agua es para los colombianos, luego para la agricultura y en sexto renglón para las hidroeléctricas. Lo anterior significa que no debería pasarse por encima de nadie para beneficiar al sector hidroeléctrico", asegura la profesora Lazo.

Aunque los pobladores de la zona nunca apoyaron la construcción de la represa, el Gobierno nacional concedió los permisos y la obra culminó a finales de 2011. Con ello, la población y las autoridades regionales denuncian la falta de políticas ambientales del uso del agua y cuestionan la viabilidad del modelo hidroeléctrico en el país.

Durante la construcción, resalta la experta caldense, se demostró la carencia de estudios sobre problemas de suelos y de caudal hídrico sostenible para el consumo humano, al no prevenir la infiltración de los caudales por encima del límite permitido por la licencia ambiental.

"Esto no solo es un asunto de cálculo y de estudios. El verdadero problema es el modelo de generación hidroeléctrica. La ley, el procedimiento administrativo y la técnica se equivocan", concluye Lazo.

.

http://www.unperiodico.unal.edu.co/en/dper/article/danos-ambientales-los-pecados-de-las-hidroelectricas.html

Compartir este post

Published by Malcolm Allison H malcolm.mallison@gmail.com - en HIDROELECTRICAS
Comenta este artículo

Comentarios

Présenta

  • : cinabrio blog
  • cinabrio blog
  • : Ecología y sostenibilidad socioambiental, énfasis en conservación de ríos y ecosistemas, denuncia de impacto de megaproyectos. Todo esto es indesligable de la política y por ello esta también se observa. Ecology, social and environmental sustainability, emphasis on conservation of rivers and ecosystems, denounces impact of megaprojects. All this is inseparable from politics, for it, the politics is also evaluated.
  • Contacto

Perfil

  • Malcolm Allison H malcolm.mallison@gmail.com
  • Biólogo desde hace más de treinta años, desde la época en que aún los biólogos no eran empleados de los abogados ambientalistas. Actualmente preocupado …alarmado en realidad, por el LESIVO TRATADO DE(DES)INTEGRACIÓN ENERGÉTICA CON BRASIL
  • Biólogo desde hace más de treinta años, desde la época en que aún los biólogos no eran empleados de los abogados ambientalistas. Actualmente preocupado …alarmado en realidad, por el LESIVO TRATADO DE(DES)INTEGRACIÓN ENERGÉTICA CON BRASIL

Recherche

Liens