Overblog
Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
7 septiembre 2015 1 07 /09 /septiembre /2015 18:54
El independentismo obtendría una ajustada mayoría absoluta el 27-S
El independentismo obtendría una ajustada mayoría absoluta el 27-S

El independentismo obtendría una ajustada mayoría absoluta el 27-S

Solo el 12% de catalanes apoyan la DUI sin que haya mayoría de votos

.

El independentismo catalán está en buena disposición para ganar el «plebiscito» del 27-S, pero todavía tendrá que sudar la camiseta en el esprint final de la carrera hacia las urnas si quiere blindarse la hegemonía. A tres semanas de las elecciones autonómicas, la suma de las candidaturas partidarias de la secesión (Junts pel Sí y la CUP) se mueve en una horquilla de entre 67 y 70 escaños, siendo 68 el número cuasi mágico de diputados que, según estas fuerzas, permitiría botar el barco rumbo a Ítaca. Mayoría absoluta ajustada -en el mejor de los casos para los independentistas-, y solo en escaños, porque en votos se quedarían por debajo del 50%, con el 44,8%. Un escenario que, según el cuaderno de bitácora que han establecido CDC y ERC, sería suficiente para proclamar el Estado catalán, tesis de la que discrepa la CUP, cuyos votos serían claves para investir de nuevo como 'president' a Artur Mas.

Según el Barómetro Político de Catalunya del Gabinet d'Estudis Socials i Opinió Pública (GESOP) para EL PERIÓDICO, Junts pel Síobtendría el 38,8% de los votos y entre 60 y 62 diputados. Holgada mayoría, pues, para la lista de Mas y Oriol Junqueras que encabezaRaül Romeva, aunque la coalición quedaría lejos de los registros que lograron por separado en el 2012 los partidos que la integran. La suma de CiU y Esquerra en las últimas elecciones fue de 71 escaños y el 44% de los sufragios, aunque cabe puntualizar que entonces Unió y Convergència aún no se habían divorciado. En todo caso, elbloque independentista no ganaría músculo en el futuro Parlament, sino que lo perdería, ya que la suma de CiU, ERC y la CUP es hoy de 74 parlamentarios.

Nutrida con antiguos votantes de ERC reacios a apoyar a una candidatura que incluye a CDC, y con electores independentistas otrora de ICV-EUiA, la CUP escalaría hasta el 6% de los votos y 7 u 8 diputados (ahora tiene 3). Un crecimiento, sin embargo,sensiblemente inferior al que el GESOP le vaticinaba en junio, cuando el disenso entre Mas y Junqueras por la lista unitaria le situaba en la docena de escaños. Pese a ello, sus votos serían determinantes para, primero, investir a Mas y, luego, sacar adelante la hoja de ruta secesionista. Y no hay que olvidar que su candidato, Antonio Baños, ha defendido con rotundidad que la continuidad del 'procés' debe sustentarse en una mayoría tanto de escaños como de votos.

La balanza entre el bloque del 'sí' y el del 'no' está tan equilibrada que la movilización o no de los indecisos puede ser un factor decisivo para inclinarla en un sentido u otro. El sondeo estima laparticipación entre el 70% y el 72%. En las elecciones del 2012 votó el 67,8% del censo. Elaborada del 31 de agosto al 2 de septiembre -con posterioridad a los registros en la sede de CDC y mientras el PP hacía alarde de su reforma de la ley de Tribunal Constitucional para poder sancionar a Mas-, el barómetro muestra un porcentaje de indecisos del 24% y refleja el contraste entre un independentismo hípermovilizado y un no-independentismo más remolón. De los defensores de la ruptura con España, el 92,6% da por seguro que votará, mientras que este porcentaje cae al 70,4% entre aquellos que rechazan la secesión.

MÁS POLARIZACIÓN

Las sacudidas en el tablero electoral por el divorcio de CiU y el triunfo de la izquierda alternativa en Barcelona han menguado y la polarización se ha vuelto a acentuar. Las fuerzas que se oponen incluso a un referéndum recuperan terreno a costa de aquellas que titubean con la secesión. Esta tendencia favorece la consolidación de Ciutadans como segunda fuerza del Parlament. Podría triplicar su representación (9 escaños) y lograr de 25 a 27 escaños, convirtiendo a Inés Arrimadas en líder de la oposición. En junio, el GESOP situaba al partido naranja alrededor de los 20 representantes.

No obstante, los rivales directos de Ciutadans, el PSC y el PPC, han frenado su caída en picado, aunque no se libran de sendos batacazos. El órdago de los populares con el cambio in extremis de Alicia Sánchez-Camacho por Xavier García Albiol ha insuflado una bocanada de aire al partido, que lograría 10 u 11 escaños. Bastantes menos que los 19 que tiene hoy, pero alguno más que los que les auguraban antes del verano.

También el PSC estaba entonces por debajo de la decena de diputados y ahora alcanzaría los 13 o 14. En su caso, la 'tregua demoscópica' se explica por el escaso 'punch' que atesora la izquierda alternativa, bautizada como Catalunya Sí que es Pot, que conseguiría de 15 a 17 diputados. Es decir, la coalición que forman ICV-EUiA y Podem, y que lidera un Lluís Rabell con un bajo grado de popularidad, tan solo podría mejorar en cuatro diputados la representación actual de los ecosocialistas.

También Unió ha perdido gas respecto a anteriores sondeos y ve cómo su continuidad (ya en solitario) en el Parlament no está garantizada. Y de que los democristianos sigan o no puede depender también que el bloque independentista alcance su cénit.

.

Solo el 12% de catalanes apoyan la DECLARACIÒN UNILATERAL DE INDEPENDENCIA sin que haya mayoría de votos
Solo el 12% de catalanes apoyan la DECLARACIÒN UNILATERAL DE INDEPENDENCIA sin que haya mayoría de votos

.

Artur Mas y Junts pel Sí han avisado por activa y por pasiva de que harán una declaración unilateral de independencia (DUI) -previsiblemente en el 2016- si el Parlament que resulte de las elecciones del 27-S tiene una mayoría absoluta de diputados soberanistas. Se han conjurado para llevar a cabo esa acción aunque no superen el 50% de los votos. La CUP, la otra fuerza partidaria de la secesión que concurre a las urnas, está dispuesta incluso a acelerar los plazos de la DUI para que se lleve a cabo cuanto antes, pero en cambio discrepa de sus compañeros de viaje a Ítaca y opina que no puede proclamarse una secesión unilateral si no se gana en votos y en escaños. En los dos. Y esa es también la postura mayoritaria entre los catalanes: solo uno de cada 10 (el 12,4%) comulga con la propuesta de Junts pel Sí de que hay que seguir adelante con la DUI si más de la mitad del Parlament reclama marcharse de España pese a que en las urnas haya más papeletas contrarias a la independencia.

.

 

Atraso

 

No exageremos

.El discurso de Soutomaior

 

.

BARCELONA, 5 sep 2015 (IPS) - Cataluña se encara a un nuevo capítulo de su proceso independentista, etiquetado como decisivo por sus proponentes y excepcional por el propio gobierno español. Será el 27 de este mes, culminando una campaña que comenzará oficialmente en el emblemático 11 de septiembre, la “Diada” nacional.

 

http://www.ipsnoticias.net/2015/09/cataluna-elecciones-autonomicas-referendum-o-plebiscito/

 

Joaquín Roy, catedrático Jean Monnet y director del Centro de la Unión Europea de la Universidad de Miami, observa que con los comicios del 27 de septiembre, Cataluña encara un nuevo capítulo de su proceso independentista, etiquetado como decisivo por sus proponentes y excepcional por el propio gobierno español. Este ejercicio está considerado como sustitutivo del especial proceso electoral que el actual gobierno español no ha permitido desde que en 2010 había arremetido contra el borrador del nuevo Estatuto de Autonomía (que debía actualizar el de 1979), votado positivamente tanto en el Parlamento catalán como en el Congreso español.

 

http://www.ipsnoticias.net/2015/09/cataluna-elecciones-autonomicas-referendum-o-plebiscito/

 

Este proceso electoral llama la atención por apresurado, ya que los últimos comicios fueron en 2012, y los anteriores en 2010. Tres elecciones en un lustro revelaban cierta urgencia y motivaban la preocupación y un alto grado de irritación de la mitad del electorado catalán, que no demostraba el mismo entusiasmo que el separatista presidente catalán, Artur Mas.

Además, en los dos últimos años se han celebrado elecciones europeas (mayo 2014) y municipales (mayo 2015).

Los comicios del 27 de septiembre son curiosamente tres ejercicios en uno: “referéndum”, elección autonómica (ortodoxa), y “plebiscito”.

 

En ambos casos la coalición de Convergència i Unió (CiU, ahora ya sin Unió) perdió escaños y fue desalojada del emblemático Ayuntamiento de Barcelona. Aunque CiU fue la candidatura más votada, fue defenestrada por una alianza de sus competidores que dieron la alcaldía a Ada Colau, novel líder de perfil populista y de izquierda, que hace recordar la estrategia de Podemos, la formación que ha revolucionado la política española.

Este ejercicio está considerado como sustitutivo del especial proceso electoral que el gobierno español no ha permitido desde que en 2010 había arremetido contra el borrador del nuevo Estatuto de Autonomía (que debía actualizar el de 1979), aprobado tanto en el Parlamento catalán como en el Congreso español en 2006.

El ahora gobernante Partido Popular (PP), que regresó en diciembre de 2011 de su travesía del desierto, tras ser derribado por el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) en 2004, se cebó contra la mención de Cataluña como nación en el preámbulo del nuevo Estatuto.

En junio de 2010 el conservador Tribunal Constitucional dictaminó que ese preámbulo carecía de valor jurídico, consideró inconstitucionales otros 14 artículos del Estatuto y refrendó el resto del texto.

La respuesta ciudadana fue masiva. Entonces se detectó la oscilación de numerosos sectores antes moderados hacia los sentimientos claramente independentistas.

Fue la oportunidad que CiU, en descomposición, aprovechó y ratificó la conversión acelerada del propio entorno de Mas hacia el independentismo. Esta evolución se producía ya en los momento culminantes de la consolidación de Mas, como delfín de Jordi Pujol, que gobernó Cataluña entre 1980 y 2003.

Si en las décadas anteriores el poder político de CiU se había basado en servir de bisagra entre los dos partidos hegemónicos a nivel nacional (PP y PSOE) y su uso inteligente del autonomismo, el “invento” se consideró agotado para recabar un mayor número de votos y conseguir doblegar la tozudez de Madrid.

Había llegado la hora de la tesis independentista. El objetivo prioritario era conservar el poder por cualquier método. La porfiada resistencia legal del PP ayudó a Mas, quien en diciembre de 2010 ya se había apoderado de la Generalitat tras unos años de gobierno “tripartido”.

Estuvo formado por los socialistas, los independentistas (“de toda la vida”) de Esquerra Republicana y los excomunistas, reciclados como ecosocialistas, de Iniciativa-Verts, la variante catalana de Izquierda Unida. Dos socialistas, el exalcalde de Barcelona, Pasqual Maragall(2003-2006), y el nacido en Córdoba, José Montilla(2006-2010),presidieron la Generalitat.

Pero sucedió que en las elecciones de 2012, Convergència perdió escaños y tuvo que aliarse con Esquerra Republicana en un frente independentista, coliderado con el secretario general de Esquerra, Oriol Junqueras, quien junto con Mas ha presentado una candidatura común, en una lista única trufada de ciudadanos sin pasado partidario para dar el golpe final en lo que ha sido calificado como un “plebiscito”.

Sería el preludio de la declaración de independencia si se obtiene una mayoría (que se reclama sea la mínima de 68 escaños) en el Parlamento.

 

El rechazo del gobierno español ha sido amenazador, incluida la advertencia de suspensión de la autonomía, mediante la aplicación del artículo 155 de la Constitución. De ahí que en el mensaje de convocatoria Mas no mencionara en absoluto la palabra tabú (“plebiscito”, inexistente en el léxico electoral ortodoxo).

En cualquier caso, el ejercicio del 27 de septiembre es también un sucedáneo del referéndum que el gobierno español se negó a autorizar. Madrid alega que la consulta sobre la secesión catalana no es un derecho exclusivo de los catalanes, sino de todos los españoles, titulares en bloque de la soberanía nacional, según reza taxativamente la Constitución de 1978.

No obstante, el gobierno catalán organizó un “referéndum” extraoficial, celebrado el 9 de noviembre de 2014, en un clima festivo, al que acudió un tercio de los votantes. Con dos millones de votos consiguió animar a los independentistas e irritar al gobierno español, que había amenazado con arrestar a los dirigentes catalanes.

De lo que se deduce que los comicios del 27 de septiembre son curiosamente tres ejercicios en uno: “referéndum”, elección autonómica (ortodoxa),  y “plebiscito”. En vísperas del ejercicio se han acrecentado la preocupación del gobierno español y la insistencia en la anticonstitucionalidad del fin del proceso.

Significativamente, el PSOE se ha unido es esta política de oposición, destacando una llamada del expresidente Felipe González (1982-1996) a los catalanes independentistas para que desistan de sus planes.

Editado por Pablo Piacentini

 

 

http://www.ipsnoticias.net/2015/09/cataluna-elecciones-autonomicas-referendum-o-plebiscito/

http://www.ipsnoticias.net/2015/09/cataluna-elecciones-autonomicas-referendum-o-plebiscito/

 

Refugiados

 

.

Compartir este post

Published by Malcolm Allison H malcolm.mallison@gmail.com - en SECESIÓN - SECESSION
Comenta este artículo

Comentarios

Présenta

  • : cinabrio blog
  • cinabrio blog
  • : Ecología y sostenibilidad socioambiental, énfasis en conservación de ríos y ecosistemas, denuncia de impacto de megaproyectos. Todo esto es indesligable de la política y por ello esta también se observa. Ecology, social and environmental sustainability, emphasis on conservation of rivers and ecosystems, denounces impact of megaprojects. All this is inseparable from politics, for it, the politics is also evaluated.
  • Contacto

Perfil

  • Malcolm Allison H malcolm.mallison@gmail.com
  • Biólogo desde hace más de treinta años, desde la época en que aún los biólogos no eran empleados de los abogados ambientalistas. Actualmente preocupado …alarmado en realidad, por el LESIVO TRATADO DE(DES)INTEGRACIÓN ENERGÉTICA CON BRASIL
  • Biólogo desde hace más de treinta años, desde la época en que aún los biólogos no eran empleados de los abogados ambientalistas. Actualmente preocupado …alarmado en realidad, por el LESIVO TRATADO DE(DES)INTEGRACIÓN ENERGÉTICA CON BRASIL

Recherche

Liens