Seguir este blog
Administration Create my blog
25 marzo 2011 5 25 /03 /marzo /2011 15:05

Leaked documents also reveal that US firm Monitor Group organised meetings between Gaddafi and former London School of Economics director.

 
 
El sociólogo británico Anthony Giddens, ex director y académico de la London School of Economics, sostuvo reuniones con Gaddafi en Trípoli en los años 2006 y 2007, tras las cuales escribió elogiosos artículos sobre la situación política de Libia, que fueron replicados por medios de comunicación del Reino Unido, Italia y España, entre otros países, no fueron producto de "La Tercera Vía", sino de las gestiones de Monitor Group. Esta empresa de EE.UU. fue contratada por US$ 3,2 millones por el gobierno libio -según revelaron documentos desclasificados por Wikileaks-, para realizar un proceso de “limpieza de imagen” del régimen en Occidente. El plan de la empresa consistía en invitar a líderes de opinión y analistas de nivel mundial a conversar con Gaddafi, con el objetivo de “ampliar el diálogo” sobre la situación y conducción política del país y el líder libio. Entre los invitados hubo ex asesores del gobierno estadounidense, académicos de Harvard y de otras universidades de EE.UU., como Francis Fukuyama, Benjamin Barber o Joseph Nye.

 

 

Giddens - Gadafi

 

 

El sociólogo Anthony Giddens, cercano asesor de Blair, inventor de aquel lema de la Tercera Vía, tuvo encuentros con Gadafi en 2006 y 2007. Lo describe como un hombre imponente, robusto y relajado, con buen sentido del humor que disfruta de una conversación intelectual. Giddens llega al extremo de comentar elogiosamente su Libro Verde, el panfleto que agitaba hace unos días mientras amenazaba con incendiar a su país. Giddens ve en Saif Gadafi, exalumno de LSE, una fuerza auténticamente modernizadora. En otro artículo, Giddens advierte que el régimen libio ¡no es particularmente represivo! El liderazgo de Gadafi puede ser un agente de modernización, decía hace cuatro años. http://blogjesussilvaherzogm.typepad.com/el_blog_de_jess_silva_her/2011/02/giddens-sobre-gadafi.html

 

 

 

 

 

 

Anthony Giddens: El vínculo Libio que involucró al autor de la Tercera Vía

 

 

 

por  Luis Concha
14 de marzo de 2011 - “Le gusta el concepto de ‘tercera vía’, pues su propia filosofía política, desarrollada a fines de los 60, fue una versión de esa idea”. Era agosto de 2006 y el mentor del ex primer ministro británico Tony Blair y ex director y académico de la London School of Economics (LSE), Anthony Giddens, regresaba de Trípoli y retrataba de esa forma en la revista británica The New Statesman la impresión que el dictador libio Muammar Gaddafi tenía sobre la corriente política de la que Giddens fue ideólogo.

Para entonces, el sociólogo, quien plasmó su “modernización del socialismo” en el libro La tercera vía a fines de los 90, estaba acostumbrado a hablar sobre su ideología y su implementación en charlas y cumbres en las que se daban cita diversos mandatarios y líderes mundiales que la habían adoptado, como Fernando Henrique Cardoso y Lula da Silva, en Brasil; Gerard Schroeder, en Alemania; Felipe González, en España; el ex Presidente argentino Néstor Kirchner y con la que incluso se identificaba al ex Presidente de EE.UU. Bill Clinton. En Chile, la corriente de Giddens adquirió notoriedad, porque fue adoptada por Ricardo Lagos al asumir su mandato en 2000.

Pero la cita del sociólogo británico con Gaddafi, que se repitió en 2007 y tras las cuales escribió elogiosos artículos sobre la situación política de Libia, que fueron replicados por medios de comunicación del Reino Unido, Italia y España, entre otros países, no fueron producto de la tercera vía, sino de las gestiones de Monitor Group. Esta empresa de EE.UU. fue contratada por US$ 3,2 millones por el gobierno libio -según revelaron documentos desclasificados por Wikileaks-, para realizar un proceso de “limpieza de imagen” del régimen en Occidente.

El plan de la empresa consistía en invitar a líderes de opinión y analistas de nivel mundial a conversar con Gaddafi, con el objetivo de “ampliar el diálogo” sobre la situación y conducción política del país y el líder libio. Entre los invitados hubo ex asesores del gobierno estadounidense, académicos de Harvard y de otras universidades de EE.UU., como Francis Fukuyama, Benjamin Barber o Joseph Nye.

Según publicó The Guardian, en 2006, Monitor Group envió una carta a Trípoli para informar: “Estamos encantados de que luego de varias conversaciones, Lord Giddens aceptó nuestra invitación para visitar Libia”. El destinatario fue Abdulah Senussi, encargado de “visar” la visita del sociólogo y a quien hoy los rebeldes califican como el número dos en su lista de criminales de guerra, inculpado de la muerte de rebeldes en Benghazi y responsabilizado de la masacre de 1.200 internos de la prisión de Abu Salim en 1996.

En sus columnas sobre Libia, Giddens no explicó el origen de su viaje -invitación de Monitor Group- y cuando The Guardian le consultó si recibió pagos, el sociólogo se negó a responder.

Cuando la semana pasada se recordaron en Inglaterra las reuniones de Giddens, aumentó la presión sobre el London School of Economics, pues el sociólogo es uno de los directores más recordados de la institución (1997 a 2003).

Desde fines de febrero, la institución reconocida como la tercera universidad en Ciencias Sociales del Reino Unido, tras Oxford y Cambridge -según el ranking Times de educación superior 2011-, estaba en el ojo de la crítica luego de que el periódico The Daily Mail reveló una serie de conexiones y vínculos de LSE con dictador libio.

Aunque el escándalo, que hoy remece a la LSE, se centró en las denuncias de plagio de la tesis del hijo de Gaddafi, Saif Al Islam, quien se doctoró en 2008 en la institución y que al año siguiente donó US$ 2,4 millones a la universidad, también hay cuestionamientos sobre los vínculos que LSE estableció con el régimen de Gaddafi y el rol que esos nexos cumplieron para el gobierno británico. La administración Blair descongeló sus relaciones con Libia en 2004.

El propio Sir Howard Davis, director de LSE que renunció la semana pasada a raíz de la crisis, lo especifica en su carta de dimisión, que fue difundida entre la comunidad universitaria y publicada en el sitio web de la LSE. Davis asume el tropiezo de aceptar la donación del hijo de Gaddafi, pero, además, dice haber tenido un error de juicio al responder afirmativamente a la solicitud del gobierno británico de actuar como “enviado económico” y asesorar al régimen libio en la emisión de fondos de inversión soberanos, por los que obtuvo US$ 50 mil, que fueron invertidos en becas de la LSE para estudiantes libios.

También se cuestiona la participación de Mark Allen, miembro del directorio de LSE Ideas, quien fue jefe de la sección de Medio Oriente del MI6 durante el gobierno de Blair y consejero de Monitor Group. Allen hizo de nexo entre Gaddafi y Blair, cuando en 2004 el gobierno británico se acercó a Libia. Otros puntos en conflicto para LSE son el contrato de US$ 3,5 millones que obtuvo de los libios para capacitar a 400 funcionarios del régimen y US$ 35 mil para costear viajes de académicos a ese país.

La donación de Saif Al Islam y las acusaciones de plagio de su tesis doctoral realizada en 2008 fueron el detonante de las denuncias sobre los vínculos entre la LSE y Libia. En ese mismo caso, también se reveló que David Held, uno de los tutores del hijo de Gaddafi en la universidad, asumió, cinco días después de la donación, un cargo en la Fundación Internacional Gaddafi para la Caridad y el Desarrollo, a través de la cual se regaló el dinero y que finalmente abandonó en octubre de 2008, a sugerencia del consejo directivo de la LSE.

“Con la renuncia del director, el clima interno bajó un poco”, dice el profesor de estudios latinos, Francisco Panizza. Aún así, todas estas son materias de la investigación interna encabezada por un ex juez de la Corte Suprema, que debe esclarecer cómo y por qué se aceptaron cerca de US$ 5,9 millones.

Así lo determinó el consejo directivo de la LSE, encabezado por Peter Sutherland, ex CEO de British Petroleum, empresa que en el marco del renacimiento de las relaciones y con Sutherland a la cabeza, firmó un contrato por US$ 870 millones con Libia. A Sutherland le correspondió aceptar la renuncia de Davis tras el escándalo y determinar las acciones a seguir en el caso. 
 
Fuente: La Tercera

 

 

http://creaconcritica.blogspot.com/2011/03/anthony-giddens-el-vinculo-libio-que.html#more

 

 

 

--------------------------------

 

 

 

Anthony Giddens' trip to see Gaddafi vetted by Libyan intelligence chief

Leaked documents also reveal that US firm Monitor Group organised meetings between Gaddafi and former LSE director

'A programme to enhance Libya's reputation'
'A proposal for expanding the dialogue around Gaddafi'

 
 Former LSE head Anthony Giddens
Saturday 5 March 2011 - Anthony Giddens says his trips were ‘an opportunity that had to be explored’
Photograph: Eamonn McCabe for the Guardian
 

A trip to Libya in 2006 by Anthony Giddens, the former London School of Economics director and eminent sociologist, when he met Muammar Gaddafi in his tent, was first vetted by the Libyan leader's head of intelligence, leaked documents show.

Lord Giddens, guru of Labour's third way, twice met Gaddafi on trips in 2006 and 2007 organised by Monitor Group, a US lobbying firm. Leaked documents show at least one trip was disclosed in advance to Abd Allah al-Sanusi, blamed for atrocities in the present uprising.

Giddens, 73, was LSE director for six years until 2003, is the author of 34 books published in 29 languages, and is credited with devising the "third way" political philosophy taken up by Tony Blair.

Monitor Group was paid more than £2m by the Libyan government in 2006 to conduct a "cleansing" campaign of its image, according to leaked documents.

 

A letter sent in July 2006 by executives at Monitor Group to Sanusi, also known as Abdullah Senussi, is about targeting influential academics to emphasise the emergence of "the New Libya".

 

"We will create a network map to identify significant figures engaged or interested in Libya today ... We will identify and encourage journalists, academics and contemporary thinkers who will have interest in publishing papers and articles on Libya," the letter claims.

"We are delighted that after a number of conversations, Lord Giddens has now accepted our invitation to visit Libya in July," the letter adds. It ends by saying to Sanusi: "We very much look forward to hearing from you with any questions or comments that you may have."

There is no implication that Giddens knew Sanusi's approval was sought.

He is married to a sister of Gaddafi's wife, and is considered his most trusted aide. He is number two on an opposition list of wanted "war criminals" topped by Gaddafi. He has been blamed for killings of rebels in Benghazi, as well as recruiting the regime's mercenaries. Libyans hold him responsible for a 1996 massacre of 1,200 inmates at Abu Salim prison.

Described as head of military intelligence with the rank of general, he is part of Gaddafi's "ahl al-Khaimah" (people of the tent), his closest entourage.

Monitor also claimed in the letter that it was paying an "honorarium", and that it would help identify academics who had an interest in publishing articles on Libya. When given questions from the Guardian asking if he had been paid an honorarium, fees or expenses for attending events in connection with the Libyan government, Giddens did not respond.

Sir Howard Davies, who resigned as director of the LSE on Thursday night, said that he had quit because of "two errors of judgment": to advise that a donation from Saif Gaddafi's foundation was acceptable, and agreeing to act as an economic envoy to Libya.

Richard Sennett, LSE emeritus professor of sociology, blamed the crisis on a "desperate search for funds, [in which] the notion of having clear water between the desires of the donors and the standards of the university is just eroded".

Lord Desai, the Labour peer who set up the LSE centre for global governance, defends the LSE in the Guardian: "It was only after bullets started flying in Libya that Saif Gaddafi was found to have cheated. Nor had anyone until then objected that the LSE had received a donation from Saif Gaddafi's Foundation."

According to another document from Monitor, sent a year later, Giddens made two visits to Libya, the first in July 2006, resulting in bylined articles in the New Statesman, El País and La Repubblica. In the New Statesman, he said Libya had been transformed from the pariah state of old. "Gaddafi's 'conversion' may have been driven partly by the wish to escape sanctions, but I get the strong sense it is authentic and there is a lot of motive power behind it. Saif Gaddafi is a driving force behind the rehabilitation and potential modernisation of Libya. Gaddafi Sr, however, is authorising these processes."

His second trip organised by Monitor was an extraordinary public discussion hosted by Sir David Frost, the TV interviewer, with a panel of three "thinkers" – Giddens, Gaddafi and Benjamin Barber, author of Jihad vs McWorld. After this visit, he wrote an article for the Guardian.

In a statement, Giddens said that he had no involvement while the LSE's director; the objective of his visits in 2006 and 2007 was to encourage the emergence of a market-based economy and draw up a democratic constitution.

"Mr Gaddafi had by that date renounced his nuclear weapons programme. His stated intention was to move the country towards the west and open up to the wider world. It was an opportunity that certainly had to be explored and for a period did seem to lead to significant reforms. Mr Gaddafi's actions in the present are entirely abhorrent and I condemn them absolutely," he said.

As part of the fall-out, billionaire US financier George Soros last night apologised for having advised the LSE to take Libyan money. Soros studied at LSE as an undergraduate, and had advised the school that it was acceptable to receive the contribution from Gaddafi's son, Saif, on the grounds that he appeared at the time to be a believer in open society and claimed to be working to move Libya in that direction. A spokesman for Soros said he had come to see that his advice was "a mistake in judgment, which he now greatly regrets". http://www.guardian.co.uk/education/2011/mar/04/lse-libya-anthony-giddens-gaddafi

,

,

,

------------------

 

File:Anthony Giddes at the Progressive Governance Converence, Budapest, Hungary, 2004 october.jpg

 

Anthony Giddens, Baron Giddens is a British sociologist who is known for his theory of structuration and his holistic view of modern societies. He is considered to be one of the most prominent modern contributors in the field of sociology, the author of at least 34 books, published in at least 29 languages, issuing on average more than one book every year. In 2007, Giddens was listed as the fifth most-referenced author of books in the humanities 

 

------

Compartir este post

Comentarios

Présenta

  • : cinabrio blog
  • cinabrio blog
  • : Ecología y sostenibilidad socioambiental, énfasis en conservación de ríos y ecosistemas, denuncia de impacto de megaproyectos. Todo esto es indesligable de la política y por ello esta también se observa. Ecology, social and environmental sustainability, emphasis on conservation of rivers and ecosystems, denounces impact of megaprojects. All this is inseparable from politics, for it, the politics is also evaluated.
  • Contact

Perfil

  • Malcolm Allison H malcolm.mallison@gmail.com
  • Biólogo desde hace más de treinta años, desde la época en que aún los biólogos no eran empleados de los abogados ambientalistas. Actualmente preocupado …alarmado en realidad, por el LESIVO TRATADO DE(DES)INTEGRACIÓN ENERGÉTICA CON BRASIL
  • Biólogo desde hace más de treinta años, desde la época en que aún los biólogos no eran empleados de los abogados ambientalistas. Actualmente preocupado …alarmado en realidad, por el LESIVO TRATADO DE(DES)INTEGRACIÓN ENERGÉTICA CON BRASIL

Recherche

Páginas

Liens