Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog
9 septiembre 2014 2 09 /09 /septiembre /2014 16:15

 

Bacrim, responsables de la mayoría de violaciones de DD.HH. en Colombia 

 

“El presidente Santos dijo: ‘Buenaventura va a ser la capital de la Alianza para el Pacífico. Pero de capital solo tenemos el nombre. Buenaventura sigue siendo más un ‘puerto con ciudad’ que una ‘ciudad con puerto’, y mientras ese concepto no cambie, Buenaventura seguirá siendo la Cenicienta de Colombia”, dice el sacerdote Jhon Reina de la diócesis de Buenaventura.

Las bandas criminales (BACRIM) se hacen llamar La Empresa, Urabeños, Gaitanistas, Rastrojos ... para imponer su ley, las bandas aterrorizan a la población ... el principal método consiste en desmembrar a las víctimas ... inclusive “picarlas vivas”, como ha denunciado el obispo de Buenaventura, Héctor Epalza Quintero. Hasta hace unos meses, estas sesiones de horror se llevaban a cabo en lugares conocidos como las “casas de pique” ...

“El presidente Santos debería declarar a Buenaventura zona de emergencia social y humanitaria, pero sabemos que por razones económicas y estratégicas no lo hará. Sin embargo nosotros los bonaverenses sabemos que estamos en estado de emergencia. La institucionalidad es débil, totalmente débil, atravesada por la corrupción, el narcotráfico. Ante las violaciones sistemáticas que se están dando, no hay jueces. Y si no hay justicia, esta gente que está delinquiendo hoy, que hoy es apresada, mañana fácilmente será soltada”..

Una de las "casas de pique", situada entre estas dos viviendas, fue destruida.
Una de las "casas de pique", situada entre estas dos viviendas, fue destruida.
RFI / Veronique Gaymard
Reportaje audio de Véronique Gaymard sobre Buenaventura
 

09/09/2014 RFI / Veronique Gaymard

 

 

 

En Buenaventura siguen amenazando con ‘picar’ a la gente

La violencia se ha reducido en el puerto colombiano de Buenaventura con la llegada de soldados y policías hace cuatro meses pero las extorsiones, los asesinatos y las amenazas continúan. Es sobre todo palpable el pavor que siguen despertando las ‘Bacrim’, las bandas criminales. Reportaje de nuestra enviada especial, Véronique Gaymard.

 

Un habitante de Buenaventura recuerda que en el momento de mayor violencia en ese puerto colombiano, entre noviembre y marzo, se escuchaban balaceras en la madrugada, luego hacia las diez de la mañana, las tres y las seis de la tarde.

“Llamábamos a eso el desayuno, el almuerzo, la merienda y el refrigerio. Entraban a asesinar y a picar a la gente”, dice a RFI Orlando Castillo, líder comunitario.

La presencia de las fuerzas del orden desde abril pasado ha reducido los asesinatos y los tiroteos en ese puerto, el mayor de Colombia sobre el Pacífico. En algunos barrios los niños han vuelto a salir a jugar a la calle. Pero la situación sigue siendo muy tensa.

.

Claudia, una vendedora de piangua, un molusco muy apreciado en la región, cuenta que ya no se atreve a salir a pescar en canoa. “Sí, ahora hay menos violencia; lo que pasa es que antes, los que hacían violencia no se metían con uno. Hoy, esas personas están presas. Pero los que vienen, los nuevos, no dejan esa ‘amenazadera’: dicen que nos van a descuartizar, que no sé qué…. Eso lo llena de pánico a uno”.

.

Buenaventura, un puerto con ciudad

Buenaventura, medio millón de habitantes, concentra el 60% de la mercancía que entra y sale de Colombia. Los camiones van y vienen. La ciudad se extiende entre colinas de selva tropical, el estuario y el mar. Las casas están oxidadas a causa de la humedad marina, la calzada está hundida y con huecos. La pobreza alcanza el 70% de la población. El desempleo es muy elevado. La ciudad parece abandonada a su propia suerte, olvidada del gobierno central.

“El presidente Santos dijo: ‘Buenaventura va a ser la capital de la Alianza para el Pacífico. Pero de esa capital solo tenemos el nombre. Buenaventura sigue siendo mirada, no como una ‘ciudad con puerto’, sino como un ‘puerto con ciudad’. Y mientras ese concepto no cambie, Buenaventura seguirá siendo la Cenicienta de Colombia”, dice el sacerdote Jhon Reina de la diócesis de Buenaventura.

La situación es un caldo de cultivo para la proliferación de las 'Bacrim', las bandas criminales que se formaron tras la desmovilización de los grupos paramilitares. Varias de ellas siguen actuando a pesar de la presencia militar. Sobre todo mediante las extorsiones que se conocen ahí como “vacunas”.

En el mercado de Pueblo Nuevo, Rosalina, una vendedora de camarones y langostinos, explica: “La violencia que tenemos es de la desocupación de los muchachos. Ellos les piden ‘vacuna’ a los vendedores de granos en el mercado. El comerciante que se resiste, aparece luego descuartizado en una orilla”.

.

Al menos tres 'casas de pique'

Esto explica por qué numerosos comerciantes prefieren pagar la vacuna a una de las bandas delincuenciales que operan en la ciudad y cambian a menudo de nombre, como nos explica Luis Yazmani, un habitante del barrio Alberto Lleras Camargo.

“Los Urabeños operan donde yo vivo. En otro barrio operan los Gaitanistas, que están en contra de los Urabeños para poder quedarse con el territorio. Y también está La Empresa… es decir, son dos grupos, pero que cambian de razón social o nombre. Se hacen llamar La Empresa, Urabeños, Gaitanistas, Rastrojos”.

Para imponer su ley, las bandas aterrorizan a la población. El principal método consiste en desmembrar a las víctimas. Inclusive “picarlas vivas”, como ha denunciado el obispo de Buenaventura, Héctor Epalza Quintero. Hasta hace unos meses, estas sesiones de horror se llevaban a cabo en lugares conocidos como las “casas de pique”. En mayo, las autoridades capturaron a unas personas que estaban lavando una de ellas.

Según la fiscalía, hubo hasta tres “casas de pique” en Puente Nayero funcionando simultáneamente. Pero no hay que descartar que hubiera varias más porque la gente tiene miedo y no se atreve a romper el silencio. Las autoridades han recibido denuncias de 17 desapariciones en los primeros seis meses del año pero sospechan que podrían ser muchas más.

Una mujer nos llevó a uno de los sitios donde funcionaba una “casa de pique” (véase foto). Ésta ha sido derrumbada y solo queda el hueco en la orilla del mar entre dos casas de altos pilotes. Los habitantes quieren hacer una construcción en memoria de los muertos de esos lugares siniestros.

Por el momento, en esta comunidad de Puente Nayero, que solo cuenta con tres calles en el barrio La Playita, han creado una zona humanitaria con el respaldo de la Comisión Intereclesial Justicia y Paz. La comunidad expulsó a las bandas criminales y estableció ese espacio libre de armas que está bajo la protección de soldados y policías.

.

La marcha que acabó con el miedo

Esto fue posible luego de la gran marcha de protesta impulsada por el obispo de Buenaventura Héctor Epalza Quintero que tuvo lugar el 19 de febrero en la que participaron más de 30.000 personas. Los habitantes llevaban varios meses en medio de una gran violencia, sin atreverse a denunciar por miedo a las represalias. Los medios no hablaban de lo que estaba sucediendo.

La manifestación permitió acabar con el miedo. La organización Human Rights Watch publicó además un informe sobre las desapariciones en esa ciudad acompañado de un video (véase abajo). Los medios locales se interesaron por fin en lo que estaba pasando.

El presidente Santos, en plena campaña electoral, se vio obligado a reaccionar. Viajó a comienzos de marzo y prometió un plan de desarrollo social y otro de seguridad. Este último se concretó en el envío de fuerzas del orden. El plan de desarrollo social, en cambio, no se ha concretado.

.

 

 

 

.

Zona humanitaria

La zona humanitaria en Puente Nayero fue muy bien acogida por la población. “Toda la gente estuvo de acuerdo con el espacio humanitario porque no queríamos seguir viviendo con la zozobra de tener que entrar a las casas a las seis de la tarde. A cada rato teníamos que correr porque eran cuatro o cinco balaceras al día. El espacio humanitario se creó el domingo de Ramos, el obispo de Buenaventura dio una misa y desde entonces sigue”, afirma Nora.

A decir de algunos habitantes, sin embargo, la zona humanitaria sería insuficiente, pues sólo protege a los que están adentro de ella, es decir, un par de calles en un barrio. Ramiro, pescador, fue víctima de un atentado cuatro días atrás, cuando estaba tratando de recoger madera en una playa.

“Ese día corrí, me metí a una casa y no me pudieron disparar. El problema es que la zona humanitaria lo cuida a uno aquí pero cuando yo salgo me pueden hacer daño por allá. Ya han tratado de asesinarme dos veces. Yo tengo una lancha a motor pero ellos también tienen. A mi esposa la llamaron dos veces para amenazarla que la van a ‘picar’. No estamos bien seguros aquí. Mi esperanza es que me lleven a otro lado. Tengo que irme para otra parte donde pueda trabajar”.

La eficacia real del espacio humanitario de Puente Nayero suscita numerosas dudas. El sacerdote Jhon Reina piensa que debería extenderse a toda la ciudad portuaria.

“El presidente debería declarar a Buenaventura zona de emergencia social y humanitaria pero sabemos que por razones económicas y estratégicas no lo hará. Sin embargo nosotros los bonaverenses sabemos que estamos en estado de emergencia. La institucionalidad es débil, totalmente débil, atravesada por la corrupción, el narcotráfico. Ante las violaciones sistemáticas que se están dando, no hay jueces. Y si no hay justicia, esta gente que está delinquiendo hoy, los que tienen apresados, mañana fácilmente los están soltando”.

El sacerdote termina con una dramática constatación:

“Y usted ha escuchado las noticias, que aparece una cabeza, que aparecen unos dedos, que aparece un cuerpo… siguen los desmembrados”.

.

SeminarioBtura

.

Tomada de www.elpais.com.co/VANGUARDIA LIBERAL

 

 

http://www.elpais.com.co/elpais/judicial/noticias/buenaventura-continua-golpeada-por-guerra-entre-bandas-criminales

http://www.vanguardia.com/actualidad/colombia/210884-los-urabenos-la-bacrim-que-se-expande-como-un-virus

elespectador.com/noticias/judicial/bacrim-responsables-de-mayoria-de-violaciones-de-ddhh-c-articulo-483096

.

 

El obispo de Buenaventura monseñor Héctor Epalza Quintero nos habla sobre la crítica situación humanitaria y conflictiva en Buenaventura: Asesinatos, desapariciones, feminicidios y desplazamientos intraurbanos. En el centro del conflicto está el control territorial para ejecutar obras de ampliación de puertos, bodegas de contenedores u obras turísticas como el malecón perimetral del mar. Los afrocolombianos e indígenas vienen siendo acorralados en su propio territorio. Monseñor Héctor Epalza Quintero plantea que es necesario pensar en un desarrollo propio distinto al capitalismo salvaje extractivista que ha planteado el gobierno de Colombia. Ese desarrollo debe tener elementos como la seguridad alimentaria, la identidad cultural y la defensa del territorio.

 

Obispo de Buenaventura habla sobre situación del puerto y ...

www.pacificocolombia.org/videos/obispo-de-buenaventura...y.../86

 

Multitudinaria marcha contra la violencia en Buenaventura

www.verdadabierta.com/.../5258-multitudinaria-marcha-contra-la-violen...

19/2/2014

x

Compartir este post

Repost0

Comentarios

Présenta

  • : cinabrio blog
  • : Ecología y sostenibilidad socioambiental, énfasis en conservación de ríos y ecosistemas, denuncia de impacto de megaproyectos. Todo esto es indesligable de la política y por ello esta también se observa. Ecology, social and environmental sustainability, emphasis on conservation of rivers and ecosystems, denounces impact of megaprojects. All this is inseparable from politics, for it, the politics is also evaluated.
  • Contacto

Perfil

  • Malcolm Allison H malcolm.mallison@gmail.com
  • Biólogo desde hace más de treinta años, desde la época en que aún los biólogos no eran empleados de los abogados ambientalistas. Actualmente preocupado …alarmado en realidad, por el LESIVO TRATADO DE(DES)INTEGRACIÓN ENERGÉTICA CON BRASIL
  • Biólogo desde hace más de treinta años, desde la época en que aún los biólogos no eran empleados de los abogados ambientalistas. Actualmente preocupado …alarmado en realidad, por el LESIVO TRATADO DE(DES)INTEGRACIÓN ENERGÉTICA CON BRASIL

Recherche

Liens