Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog
12 julio 2011 2 12 /07 /julio /2011 17:02

La aprobación de Piñera cayó a 31%

La baja histórica ocurre en un mes marcado por las masivas movilizaciones estudiantiles, el caso La Polar (periodismo económico oficialista que publicita exitismo financiero) y el debate por el sueldo mínimo.

07.07.11 | Según la encuesta Adimark un 60% de los chilenos desaprueba la gestión de Piñera en un mes marcado por las movilizaciones estudiantiles. El nivel es más bajo que el mínimo de aprobación registrado por Michelle Bachelet (35%), de septiembre de 2007.

.

Un grupo de estudiantes protesta en el centro de Santiago (Chile) el  jueves 23 de junio de 2011, en demanda de una mejor educación pública, mientras permanecían ocupados un centenar de establecimientos tanto de educación secundaria como universitaria. Unos 20.000 estudiantes se manifestaron ese día en la capital chilena y en otras ciudades de Chile

Carta de los estudiantes a la sociedad

 

12-7-2011

.

Una carta firmada por varios dirigentes estudiantiles intenta dar respuestas y salidas al intenso momento de movilizaciones en el que nos encontramos hoy. El malestar ante la promesa neoliberal incumplida hoy es exigido en las calles por miles y expresan el descontento transversal de la gran mayoría del país ante una clase política ciega y sorda. El llamado es a asumir los dilemas políticos, construir alianzas amplias y promover una mayor democracia y participación directa de la gente.

Desde el nuevo malestar a una nueva democracia: la política es demasiado importante como para dejarla en manos de los mismos de siempre.

Es evidente que la movilización por la educación ha excedido ya lo gremial. Y no se trata de una excepción. En los últimos años, este y otros movimientos han sabido expresar un creciente malestar social. Aparecen manifestaciones multitudinarias que se pensaron parte del pasado. Pero más importante: emerge un descontento transversal a la sociedad chilena.

A menudo, entre los alcances de 30 años de neoliberalismo, la élite empresarial y política destaca la alta cobertura de la educación superior como expresión de democratización social. No deja de ser irónico que sean esos mismos jóvenes los protagonistas del malestar. Hoy los “emergentes”, los consumidores y los endeudados alzan la voz. ¿Están siendo mal agradecidos?

Lo que vemos es el producto de tres décadas de neoliberalismo. La Concertación -renunciando a su inspiración socialdemócrata- mantuvo en lo esencial el modelo económico, político y social instaurado por la dictadura. Y aquella continuidad permitió madurar cambios sociales profundos. Viejos sectores protagonistas de las batallas políticas de antaño -la clase obrera y la clase media estatal- se empequeñecieron y desdibujaron ante la égida de un nuevo capitalismo. Sus organizaciones, sobrevivientes, entraron en una crisis de la que aún no repuntan. Al resto de la sociedad se le prohibió organizarse, instalándose una fuerte desarticulación social, que hasta hace poco, mantenía el descontento en los límites de la angustia personal.

El nuevo Chile, como se sabe, no tiene ni el rostro de los viejos obreros ni de los antiguos empleados públicos. Aunque somos sus hijos, nos tocó ser y estar en un país distinto. Se nos respondió a nuestras esperanzas con consumo, endeudamiento y empleos flexibles. Estuvimos obligados a creer en la educación como palanca de movilidad social. Nos prometieron igualdad de oportunidades y bienestar producto del esfuerzo individual.

Ahora hemos venido, simplemente, a exigir que tales promesas se cumplan. Ese es el reclamo de los cientos de miles que hoy protestan: se prometió igualdad, pues que la haya. Se prometió un desarrollo sustentable, pues que sea efectivo. Se nos prometió una educación de calidad, se nos hizo endeudarnos, disfrazarnos detrás de formularios de acreditación para exigir un derecho: acá estamos, queremos lo que es nuestro, no vamos a seguir pagando ni endeudándonos por lo que son derechos humanos. Nos prometieron democracia, igualdad, libertad. No pedimos nada más, pero tampoco nada menos.

En un proceso lento, las organizaciones sociales fueron aprendiendo la nueva realidad. El que hoy la expresen -aún difusamente y sin una estructuración definitiva- es producto de una larga acumulación de experiencias, de la que los abajo firmantes hemos sido parte, trabajando desde esfuerzos políticos de construcción de una izquierda moderna para los tiempos actuales, con la esperanza intacta de una sociedad más libre e igualitaria.

Desde el surgimiento del nuevo movimiento secundario, al cariz actual de las movilizaciones universitarias y sociales en general, el malestar ante la promesa neoliberal incumplida deviene en causa colectiva de cientos de miles. Las masivas marchas ya no expresan el descontento de sectores específicos en resistencia, sino la queja actual del nuevo Chile, transversal a millones. En ese trayecto, tres grandes aprendizajes han sido esenciales para los nuevos movimientos: asumir los dilemas políticos en sus propias manos, ante el desprestigio de la clase política; construir alianzas sociales amplias en pos de objetivos comunes, sobre todo capaces de convocar a sectores no tradicionalmente organizados; y promover una mayor democracia y participación directa de la gente.

Esos contenidos se han expresado de muchas maneras en estos años. En las demandas levantadas, en asambleas, en vocerías, en consultas, en alianzas sociales, en el uso constructivo de nuevas tecnologías de la comunicación, en novedosas formas de movilización. Hoy, lo sustantivo de tal aprendizaje es recibido por distintos actores como un bálsamo ante la decadencia -sin distingo de colores- de la clase política. Decenas de miles de estudiantes, profesores, ciudadanos “de a pie”, incluso autoridades universitarias, comienzan a plantearse elaborar entre sí mismos, a pesar de sus diferencias, un proyecto de ley sobre educación, o bien, dejar en manos de la ciudadanía, mediante un plebiscito, la orientación de una nueva reforma educacional en todos los niveles.

Más allá de sus expresiones concretas, esta nueva hebra de participación –aún con múltiples limitaciones- entraña enormes potencialidades para el presente y el futuro si se piensa en reformas y cambios políticos en nuestra alicaída democracia; inaugura la posibilidad de una iniciativa legislativa popular que articule a distintos sectores, de un ejercicio sistemático de la soberanía en materias clave que supere acuerdos cupulares y tecnocráticos, pero más importante, permite ensanchar los estrechos marcos en que hasta hoy se ha concebido la lucha democrática contra la exclusión.

La nueva hebra de participación no nos pertenece, ni le pertenece a la izquierda, ni a una corriente política determinada. Es de todo el pueblo. Ha surgido como respuesta a la insuficiencia de los actores políticos tradicionales, que aunque tratan de “acumular” el nuevo descontento, no lo logran. Es que la clase política no tiene nada que ofrecer: sin poder ni querer cuestionar el consenso neoliberal, ha devenido en un confuso enjambre de proyectos personales, en efecto, cada vez menos políticos. El escenario exige a amplios sectores sociales tomar la política en sus propias manos, al mismo tiempo que los partidos tradicionales, por su descomposición, la delegan en oscuros tecnócratas, centros de pensamiento y poderes fácticos a los que nadie elije.

En conjunto con reformas profundas al modelo social y económico, entre las que destaca una sólida educación pública que produzca mayor igualdad, más cultura, y más ciencia y tecnología para un desarrollo real, tal horizonte político es parte de los anhelos más avanzados hoy expresados en la calle, en las tomas, en las anónimas conversaciones de apoyo que recibe el movimiento. Una nueva democracia que no se agota en remozar un bipartidismo más o menos limitado. Sobre todo, nuevas fuerzas sociales y también políticas que la construyan. Su desarrollo, su capacidad para expresar afirmativa y constructivamente el malestar actual, será la verdadera ganancia de estos movimientos. La sociedad chilena ya se cansó de mirar cómo una pequeña élite lucra, toma las decisiones y además pretende dar lecciones de moral al resto; allí reside la verdadera exclusión. Es hora de comenzar el difícil camino de hacerse presente en la cancha grande donde se define el destino del país.

A pesar que es lógico y positivo que los actores busquen mejoras parciales en su situación, lo central acá no está en más o menos becas, más o menos recursos, si quiera en una reforma educacional de fondo: se trata de trabajar por un nuevo ciclo de luchas políticas, que vuelva posible lo que hoy el estrecho marco neoliberal presenta como imposible.

Aquella línea nos parece el sentido lógico de proyección de los anhelos que hoy empujan a cientos de miles. Prefigura un desafío que es demasiado grande para ser asumido por un actor único; exige unidad, amplitud y fuerza, al mismo tiempo que demanda tareas e instala complejidades que van más allá de la movilización social, que hasta ahora ha sido posible desarrollar. Una nueva forma de comprender la acción política se esboza en el horizonte. Esperamos que lo obrado hasta aquí, y lo que se pueda aprender de los actuales eventos, ayude a dar un nuevo paso en ese sentido.

.

Protestas estudiantiles en Chile.

.

Cari Álvarez, Secretaria General Federación de Estudiantes Universidad Austral de Valdivia – Feuach, (2010-2011).

Giorgio Boccardo Bosoni, Presidente Federación de Estudiantes Universidad de Chile – Fech (2006-2007), Senador universitario (2008-2010).

Gabriel Boric, Senador universitario, Universidad de Chile (2009-2011), Pdte. Centro de Estudiantes de Derecho – CED (2009-2010).

Andrés Bustamante, Vicepresidente Federación de Estudiantes Pontificia Universidad Católica de Chile – Feuc (2004-2005), Pdte. Centro de Estudiantes de Sociología (2004).

Lucía Castillo, Secretaria General Federación de Estudiantes Universidad de Concepción – FEC (2006), Pdta. Centro de Alumnos de Pedagogía en Español (2005).

Nataly Espinoza, Pdta. Federación de Estudiantes Universidad Católica de Valparaíso – FepucV (2010-2011), Pdta. Centro de Estudiantes de Ingeniería en Informática (2008-2009).

Francisco Figueroa, Vicepresidente Fech (2009-2010, 2010-2011), Pdte. Centro de Estudiantes de Comunicación – Ceco (2008).

Daniela Moraga, Pdta. Centro de Alumnas Liceo Carmela Carvajal de Prat (2000), Pdta. Centro de Estudiantes de Ciencias Sociales – Cecso, Universidad de Chile (2005-2006).

Líber Muñoz, Vocero Federación de Estudiantes Universidad Católica de Valparaíso – FepucV (2006), Pdte. Centro de Alumnos Instituto de Biología (2005).

Rodrigo Oliva, Vicepresidente y Pdte. Federación de Estudiantes Universidad Arturo Prat – Feunap (2008 y 2009).

Víctor Orellana Calderón, Secretario General Fech (2004-2005), Pdte. Centro de Estudiantes de Ciencias Sociales – Cecso (2003-2004), Pdte. Centro de Alumnos Liceo de Aplicación A-9 (1999-2000).

Leandro Paredes, Representante estudiantil al Consejero Académico Universidad Austral de Valdivia (2008).

Felipe Pino Carrillo, Secretario General Federación de Estudiantes Universidad Tecnológica Metropolitana – Feutem (2005-2006), Pdte. Centro de Estudiantes de Ingeniería en Informática (2004-2005).

Julio Reyes Ávila, Pdte. Federación de Estudiantes Secundarios de Santiago – Feses (2000), Pdte. Centro de Alumnos Liceo de Aplicación A-9 (1999).

Diego Sáez Trumper, Pdte. Federación de Estudiantes Universidad Austral de Chile – Feuach, (1999-2000, 2000-2001, 2001-2002).

Iván Salinas Barrios, Delegado de Bienestar Universidad de Chile (2006), Pdte. Centro de Estudiantes Facultad de Química y Farmacia (2002-2003).

Úrsula Schüler Vidal, Vicepresidenta y Secretaria General Fech (2007-2008, 2008-2009), Vocera Asamblea Coordinadora de Estudiantes Secundarios – Aces (2001), Pdta. Centro de Estudiantes de Comunicación – Ceco (2006-2007).

Jorge Sharp Fajardo, Vicepresidente y Pdte. Federación de Estudiantes Universidad Católica de Valparaíso – FepucV (2008-2009, 2009-2010).

Danae Sinclaire, Senadora Universitaria, Universidad de Chile (2008-2010), Pdta. Consejo de Estudiantes de la Salud – CES (2006-2007).

Javier Valenzuela, Secretario de Comunicaciones, Federación de Estudiantes Universidad de Valparaíso – Feuv (2007),  Pdte. Centro de Alumnos Liceo Confederación Suiza (2002), Dirigente Asamblea Coordinadora de Estudiantes Secundarios – Aces (2002).

Patricia Varela, Senadora Universitaria, Universidad de Chile (2006-2008), Pdta. Centro de Estudiantes de Ciencias Sociales – Cecso (2004-2005).

El Ciudadano

http://www.elciudadano.cl/2011/07/12/carta-de-los-estudiantes-a-la-sociedad/

 

.

//

El sistema de educación superior en Chile, hasta el año 1980 estaba constituido por un total de 14 universidades, financiadas principalmente por el Estado. Con la reforma a la educación que se implementa en el año 1980, se crearon las universidades privadas, sin financiamiento público y las existentes hasta antes de esta reforma, pasan a formar las actualmente conocidas como “universidades tradicionales” formando el Consejo de Rectores de Universidades Chilenas (Cruch). Este proceso de reforma, se inscribe en las reformas estructurales al sistema económico chileno, para lo cual la educación pasa a constituir un campo más de posibilidades de inversión privada y expansión del libre mercado. La desregulación del mercado, favorece la creación de instituciones de educación privada y su expansión, debilitando la educación pública, tanto a nivel de primaria, secundaria y superior. Con la reforma a la educación del año 1980 el Estado literalmente dejó de preocuparse por el proceso educativo, asumiendo sólo una función de carácter subsidiaria. El sistema de educación es financiado a través de un subsidio de subvención escolar, que no logra satisfacer las múltiples necesidades de los colegios de los sectores más pobres.

Este modelo de educación mercantil, queda validado legalmente por medio de la Ley N° 18.962 Orgánica Constitucional de Enseñanza (Loce), dictada por la dictadura de Pinochet el 10 de marzo de 1990, es decir a solo un día que asumiera al gobierno de la Concertación de Partidos por la Democracia. Dicho cuerpo legal, consagra el derecho de libertad en la educación, permitiendo la creación de instituciones de educación, sin mayores restricciones , tal como se puede apreciar en el artículo 3° que se señala textualmente que “El Estado tiene, asimismo, el deber de resguardar especialmente la libertad de enseñanza” y el 6° de la misma ley plantea que “la enseñanza que se imparta en los establecimientos o instituciones educacionales no tiene otras limitaciones que las impuestas por la moral, las buenas costumbres, el orden público y la seguridad nacional”. La mercantilización de la educación por lo tanto, queda asegurada constitucionalmente, limitando la responsabilidad del Estado solo a garantizar la gratuidad en la educación primaria, no mencionando los otros niveles de enseñanza.

Sin grandes cambios en la esencia mercantilista de la educación, y por lo mismo sin atentar contra la libertad de lucrar consagrada en la Carta Magna, en los gobiernos de la Concertación en los años 90 se establece un nuevo mecanismo de financiamiento, que viene a acentuar más la diferencia entre el sistema de educación municipal y los establecimientos privados, con la incorporación del financiamiento compartido, en donde los establecimientos particulares subvencionados, podrían cobrar una suma adicional a los padres y apoderados, lo cual a juicio de las autoridades, su finalidad es mejorar la calidad de la educación, lo que por el contrario generó una mayor brecha entre los colegios más pobres respectos de los particulares, por cuanto aumenta los recursos de los establecimientos proporcionalmente al poder adquisitivo de los padres y apoderados de ambos tipos de sistemas educativos.

El informe de la OCDE (2009), hace una negativa evaluación del sistema educacional chileno, lo que viene a respaldar las denuncias y demandas de los estudiantes secundarios, universitarios y del Colegio de Profesores de Chile. Si bien dicho informe hace referencia principalmente a la situación de la educación superior, pone de relieve problemas estructurales que repercuten en el acceso, igualdad y calidad de la educación, que lo constituye como un fenómeno societal, más allá de la estructura propiamente educativa. Esto se extiende a otros niveles de educación, en que presenta problemas que repercuten en la reproducción de la desigualdad, como lo señala el mismo informe, en relación a la educación municipalizada.

En este sentido las demandas de los sectores estudiantiles, en cuanto a cuestionar el sistema la calidad del sistema de educación pública, en manos de la administración municipal, demandando que este sector esté íntegramente a cargo del Estado, en este caso del Ministerio de Educación, tienen su respaldo empírico, con los análisis y conclusiones que el informe que este organismo internacional realiza y pone a disposición del Estado chileno. Por lo tanto las demandas y las protestas de los estudiantes no son solo un discurso ideologizado, como lo ha planteado Joaquín Lavín Infante, el actual ministro de Educación. A esto habría que agregar que si bien podría asumirse como correcta la apreciación del ministro, no sería menos ideológica que el discurso y la práctica del Gobierno, sustentado en una visión neoliberal de la educación.

El movimiento protagonizado por los estudiantes secundarios el año 2006 y el que actualmente están protagonizando secundarios, universitarios y diferentes actores sociales, constituye sin duda uno de estallidos sociales más relevantes en Chile, luego del retorno de la democracia (pactada entre las elites) en el año 1990. Dicha conflictividad pone en la escena política, la discusión los problemas de la educación pública, que los gobiernos de la Concertación nunca asumieron, más bien solo reforzaron la mercantilización de la educación, favoreciendo a los sectores elitista y permitiendo la reproducción de la desigualdad social. Este movimiento más allá de lo coyuntural de las problemáticas estudiantiles, pone en cuestionamiento todo el sistema económico y político, cuestionando el lucro en la educación, la discriminación y desigualdad social.

El actual escenario de movilización por la dignidad de la educación pública, y por la dignidad de los excluidos, nos interpela a todos quienes soñamos en una sociedad diferente a la impuesta por la hegemonía neoliberal y la hegemonía del lucro, a comprometernos activamente en esta lucha. Solo en la medida que podamos articular un gran movimientos social, existirá la posibilidad de transformar esta sociedad contralada por los intereses de una clase elitista. La invitación es a sensibilizar a padres y apoderados, a los obreros y dueñas de casas endeudados por pagar la educación de sus hijos, a docentes de la educación pública, a académicos de todas las universidades, a todos y todas quienes sueñan con una sociedad más justa, a sumarse a esta gran cruzada. Es el momento de hacer la historia. ¡¡Educación gratuita ahora!!…Asamblea Constituyente y nacionalización de los recursos naturales.

Por Luis A. Vivero Arriagada

Trabajador Social

La aprobación de Piñera cayó a 31%

Piñera alcanza su mínimo de aprobación como mandatario … de ...4 Jun 2011 – En medio de sus vacaciones en Italia, el Presidente Sebastián Piñera salió al paso de las protestas contra la aprobación de HidroAysén, ...
lamula.pe/.../pinera...minimo-de-aprobacion.../malcolmallison - En caché

Se cumplen los malos augurios: Piñera llega a mínimo histórico de ...7 Jul 2011 – Se cumplen los malos augurios: Piñera llega a mínimo histórico de aprobación desde el regreso a la democracia. Apenas el 31%. ...
www.cambio21.cl/cambio21/site/artic/20110707/.../20110707124816.html

CERC: Aprobación a Piñera cae a mínimo histórico y rechazo ...CERC: Aprobación a Piñera cae a mínimo histórico y rechazo continúa al alza. Mar, 05/07/2011 - 14:31 | por admin ...
www.elmorrocotudo.cl/.../cerc-aprobacion-pinera-cae-minimo-historico-y-rechazo-continua-al-alza - En caché

Piñera alcanza su mínimo de aprobación como mandatario … de ...

4 Jun 2011 – En medio de sus vacaciones en Italia, el Presidente Sebastián Piñera salió al paso de las protestas contra la aprobación de HidroAysén, ...
malcolmallison.lamula.pe/.../pinera-alcanza-su-minimo-de-aprobacion-como-mandatario.../malcolmallison - En caché

 

La fórmula Piñera para disolver estrategica ... - malcolmallison4 Jun 2011 – malcolmallison. Just another Lamula.pe weblog ...
malcolmallison.lamula.pe/...pinera.../malcolmallison - En caché

 

CERC: Aprobación a Piñera cae a mínimo histórico y rechazo ...5 Jul 2011 – A un mínimo histórico de 35% cayó la aprobación del Presidente Sebastián Piñera, que en diciembre pasado ostentaba un 47%, según los datos ...
www.elrancahuaso.cl/node/21803 - En caché

CERC: Aprobación a Piñera cae a mínimo histórico y rechazo ...5 Jul 2011 – LaRepública.pe CERC: Aprobación a Piñera cae a mínimo histórico y rechazo … radio Universidad de Chile La encuesta realizada entre mayo y ...
contacto-latino.com/.../cerc-aprobacion-a-pinera-cae-a-minimo-historico-y-rechazo-radio-universidad-de-chile/ - En caché

La aprobación de Piñera cayó a 31% y está en su nivel más bajo ...9 Jul 2011 – La aprobación de Piñera cayó más bajo que el nivel mínimo de aprobación alcanzada por la ex presidenta Michelle Bachelet durante toda su ...
www.soychile.cl/.../La-aprobacion-de-Pinera-cayo-cuatro-puntos-y-alcanzo-el-31.aspx - En caché

Aprobación de Piñera se desploma y cae al mínimo histórico de la ...2 Jun 2011 – 0 Respuestas a “Aprobación de Piñera se desploma y cae al mínimo histórico de la derecha”. Feed para esta Entrada Dirección de Trackback ...
vulcano.wordpress.com/.../aprobacion-de-pinera-se-desploma-y-cae-al-minimo-historico-de-la-derecha/ - En caché

CERC: Aprobación a Piñera cae a mínimo histórico y rechazo ...Comunidad donde los usuarios envían, comparten, valoran y comentan noticias de la web, para publicarlas en portada.
www.elclubdelanoticia.cl/story.php?title...aprobacion...pinera...minimo...

 

Compartir este post

Repost0

Comentarios

Présenta

  • : cinabrio blog
  • : Ecología y sostenibilidad socioambiental, énfasis en conservación de ríos y ecosistemas, denuncia de impacto de megaproyectos. Todo esto es indesligable de la política y por ello esta también se observa. Ecology, social and environmental sustainability, emphasis on conservation of rivers and ecosystems, denounces impact of megaprojects. All this is inseparable from politics, for it, the politics is also evaluated.
  • Contacto

Perfil

  • Malcolm Allison H malcolm.mallison@gmail.com
  • Biólogo desde hace más de treinta años, desde la época en que aún los biólogos no eran empleados de los abogados ambientalistas. Actualmente preocupado …alarmado en realidad, por el LESIVO TRATADO DE(DES)INTEGRACIÓN ENERGÉTICA CON BRASIL
  • Biólogo desde hace más de treinta años, desde la época en que aún los biólogos no eran empleados de los abogados ambientalistas. Actualmente preocupado …alarmado en realidad, por el LESIVO TRATADO DE(DES)INTEGRACIÓN ENERGÉTICA CON BRASIL

Recherche

Liens