Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
19 septiembre 2011 1 19 /09 /septiembre /2011 20:13

 

 

Odebrecht, OAS, Votorantim, Camargo Correa y Eletrobrás son algunas de las firmas más importantes que se han instalado en la región, y algunos de los proyectos más emblemáticos son la construcción de la Carretera Interoceánica Sur y la megarepresa Inambari en la Amazonia peruana, según señaló Ontiveros.

La minería en Perú también presenta importantes capitales brasileiros.

.

En los 90´s, Fujimori inició la privatización del sector minero. Eso prosiguió con Alejandro Toledo y con Alan García, que profundizaron la desnacionalización y la concentración de la economía peruana por oligopolios extranjeros. En años recientes, empresas del sector minero
brasileño o consumidoras de minerías pasaron al rol de inversionistas que se apropian de activos privatizados de la economía de Perú.
En 2004, Votorantim Metais (VM) compró un consorcio nipo-canadiense, la Refinaría de Zinc Cajamarquilla, empresa que había pertenecido al Estado. Después de esa primera adquisición, VM amplificó su presencia en Perú el año siguiente, comprando el 24,9% del control de Companhia Minera Milpo, la cuarta principal mineradora de zinc del país. Las dos operaciones proyectaron a VM como el 5o productor mundial de zinc. 

La finalidad principal de esas inversiones del Grupo Votorantim en Perú es ofrecer materia-prima barata para sus actividades industriales en Brasil. De acuerdo con la revista Exame, VM tenía el control del 61% de la producción de zinc del Perú, en 2005.

En 2004, la mega mineradora Vale conquistó con el apoyo de la diplomacia brasileña, la concesión para explotar el yacimiento de fosfatos de Bayóvar, una de las más importantes riquezas minerales de Perú. En el contrato de privatización, Vale pagará solamente US$ 800,000 anuales en impuestos y royalties, mientras podrá acaparar ganancias netas
estimadas en US$190,000 millones si cumplida la meta de producción mínima prevista hasta 2014.

Adicionalmente, la mega mineradora Vale obtuvo, con exclusividad, un puerto flanco en Bayóvar, quitando de la comunidad la posibilidad de generar rentas, por derecho, del transporte naval realizado por la empresa.
En 2006, el Grupo Gerdau se lanzó a la expansión de negocios en Perú. El grupo brasileño adquirió la estatal Siderperú – la mayor siderúrgica del país - al final del gobierno Toledo. Se le atribuye al presidente Lula un rol muy activo para que la empresa brasileña lograse adquirir la ex estatal.
En otro sector importante, la rama petróleo, Petrobras es la "empresa responsable por la más extensa área de exploración en Perú", con 7 lotes petroleros ...

.

..................economista brasileiro Mathias Luce

.

.

.

 

.

.

.

.

Reporte de ALER sobre el avance del capital brasileño en países sudamericanos

Descargar: MP3 (2.9 MB)

El capitalismo brasileño controla un “porcentaje importante” de las principales fuentes de divisas de los países de la región, como por ejemplo los hidrocarburos en Bolivia; la minería en Perú; la ganadería y los frigoríficos en Uruguay; la energía de la represa Itaipú y la soja en Paraguay.

Esas son algunas de las conclusiones a las que llegó Mathias Luce, profesor de economía política, en un artículo reciente sobre el “subimperialismo brasileño en Bolivia y América Latina”, citado por el corresponsal boliviano de la agencia informativa ALER, Ricardo Ontiveros.

Según el especialista, Argentina le disputaba hasta ahora a Brasil el liderazgo en la región del Cono Sur, pero en los últimos años ha tenido “importantes ramas absorbidas” por grandes empresas brasileñas.

En esa misma línea, el reportero de ALER manifiesta en su comunicación que muchas empresas de Brasil del rubro de infraestructura y de la generación de energía están actualmente trabajando en distintos países latinoamericanos, llevando adelante megaproyectos “que son cuestionados y resistidos por organizaciones indígenas, campesinas y ciudadanas”.

“Estas empresas en muchos casos terminan aumentando el precio de las obras que pagan los Estados”, agrega el periodista boliviano.

Odebrecht, OAS, Votorantim, Camargo Correa y Eletrobrás son algunas de las firmas más importantes que se han instalado en la región, y algunos de los proyectos más emblemáticos son la construcción de la Carretera Interoceánica Sur y la megarepresa Inambari en la Amazonia peruana, según señaló Ontiveros.

Foto: http://www.flickr.com/photos/revisto/

(2011) Radio Mundo Real

 

Reporte de ALER sobre el avance del capital brasileño en países ... hace 1 día ... El capitalismo brasileño controla un “porcentaje importante” de las principales  fuentes de divisas de los países de la región, como por ejemplo los  hidrocarburos en Bolivia; la minería en Perú; la ganadería y los frigoríficos en  Uruguay; la energía de la represa Itaipú y la soja en Paraguay. Esas son algunas ... ateaysublevada.over-blog.es/article-reporte-de-aler-sobre-el-avance-del-capital-brasile-o-en-paises-sudamericanos-84565005.html - En caché - Similares

.

[8888888888888888888888888888888.jpg] 

.

.

.

 

LA EXPANSION DEL SUBIMPERIALISMO BRASILEÑO

.
Por Mathias Luce* - Doutorando em História pela Universidade Federal do Rio
Grande do Sul, mestre em Relações Internacionais pela UFRGS

.
1.Introducción
Latinoamérica en el alba del siglo XXI experimenta un nuevo período de
ascenso del movimiento de masas después del reflujo provocado por la
ofensiva neoliberal de la década de los 90. Uno de los elementos que reúne
esa polvorosa de movilizaciones y rebeliones a través del continente, haciendo
que ellas formen una misma ola de descontentamiento social son las
demandas de los pueblos en lucha por el controle social de los recursos
naturales.
Hoy, cuando se proliferan críticas hacia la política externa del Estado brasileño
– en cuestiones como la ocupación militar de Haití, la alianza con el gobierno
Bush en el tema del etanol y el apoyo a la exportación de capitales de
empresas brasileñas – apropiándose del producto excedente de las naciones
vecinas, como Petrobras en Bolivia – es fundamental retomar la tesis de Ruy
Mauro Marini sobre el subimperialismo. Esa tarea es necesaria tanto para
desvelar la dinámica actual de las relaciones de poder en el sistema regional
latino-americano, como para definir una estrategia consecuente para la
izquierda socialista en el continente.

.

2. LA TEORÍA DEL SUBIMPERIALISMO

.
El concepto de subimperialismo es resultado del esfuerzo teórico de Marini en
pos de impulsar "la superación del enfoque meramente institucional – y
frecuentemente, jurídico - preponderante en los análisis de la política exterior
latinoamericana, motivando los estudiosos a investigar sus determinaciones
económicas y de clase".[1] Entre sus escritos de 1965 a los años 90, quizá las
definiciones más sintéticas de Marini para el subimperialismo sean las que se
encuentran en las citas abajo:
El subimperialismo corresponde a la expresión perversa de la diferenciación
sufrida por la economía mundial, como resultado de la internacionalización de
la acumulación capitalista, que contrapuso al esquema simple de la división del
trabajo – cristalizado en la relación centro-periferia, que preocupaba la Cepal –
un sistema de relaciones mucho más complejo. En él, la difusión de la industria
manufacturera, elevando a la composición orgánica media nacional del capital,
es decir, la relación existente entre medios de producción y fuerza de trabajo, le
da lugar a subcentros económicos (y políticos), dotados de relativa autonomía,
aunque permanezcan subordinados a la dinámica global impuesta por los
grandes centros.[2]

Hemos definido, en otra oportunidad, al subimperialismo como la forma que
asume la economía dependiente al llegar a la etapa de lo monopolios y el capital

financiero.

El subimperialismo implica dos componentes básicos: por un
lado, una composición orgánica media en la escala mundial de los aparatos
productivos nacionales y, por otro lado, el ejercicio de una política
expansionista relativamente autónoma, que no sólo se acompaña de una
mayor integración al sistema productivo imperialista sino que se mantiene en el
marco de la hegemonía ejercida por el imperialismo a escala internacional.[3]
La génesis del concepto de subimperialismo deriva del análisis de Marini sobre
el tormentoso período de la historia brasileña que fueron los quince años
acaecidos entre 1950 e 1964, cuando la agudización de la lucha de clases y la
crisis del proceso de industrialización generaron tensiones disruptivas en el
seno del capitalismo brasileño, desembocando al acontecimiento político-militar
de 64 e el comienzo de una nueva fase, el subimperialismo. Es "la polémica
sobre la existencia o no de problemas de realización en la economía brasileña
y la solución permitida por el golpe de Estado de 64 [que] permite a Marini
establecer el concepto de subimperialismo"[4].
La teoría del subimperialismo se apoya en el fundamento de que las relaciones
entre el capitalismo dominante y la economía dependiente implican una
transferencia de valor de la segunda hacia la primera, llevando a las
burguesías de subcentros como Brasil a hechar mano de la superexplotación
del trabajo y la conquista de una esfera de influencia propia, donde tengan una
hegemonía regional como mecanismo de compensación del producto
excedente que se les escapa de sus manos.
Identificando una crisis de realización en la economía brasileña de los años 60,
Marini observó el rol cumplido por el Estado y el mercado externo como salida
para las contradicciones puestas a la reproducción del capital en la economía
dependiente. Ambos mecanismos pasaban a cumplir con una función en tanto
de factores de realización del capital. La importancia adquirida por el mercado
externo en la realización del capital de la industria manufacturera fue
observada a través del coeficiente de las exportaciones en el ingreso de
determinadas ramas industriales. Cuanto al papel del Estado en la realización,
los indicadores utilizados fueron la participación del Estado en la tasa de
inversión y la política de promoción a las exportaciones.
Cuando analizó el tema de la realización del capital, Marini examinó las dos
maneras de obtención de ganancias extraordinarias – la renta diferencial y la
plusvalía extraordinaria[5]. Hoy día, nuevas formas enmarcan estos factores en
el ímpetu de los capitalistas para ampliar las sumas de valor acumulado.[6]
En este artículo, argumentamos que la internacionalización de empresas
brasileñas corresponde a una retomada del subimperialismo, bajo nuevas
formas, a partir de la expansión del capitalismo brasileño bajo comando de sus
grandes empresas que apoyadas en el Estado, se apropian de la plusvalía
producida en las naciones suramericanas, haciendo del continente esfera de
influencia privilegiada para la inserción del capitalismo de la potencial regional
sudamericana en la mundialización del capital.
Hemos definido, en otra oportunidad, al subimperialismo como la forma que
asume la economía dependiente al llegar a la etapa de lo monopolios y el

Conforme ha argumentado la literatura incipiente sobre multinacionales
brasileñas, el camino de la internacionalización corresponde a una estrategia
de sobrevivencia de las compañías frente al doble cambio que ha afectado la
economía brasileña y el capitalismo mundial. En el ámbito de la primera, la
apertura comercial y financiera expuso la burguesía brasileña a la competencia
externa, sin la protección que les suministraban los aranceles. En el terreno
internacional, la reestructuración productiva y la configuración financiera de la
llamada gobernanza corporativa afianzaron la emergencia de un nuevo patrón
de acumulación y reproducción del capital, cuyo cumplimiento exitoso se
impuso como imperativo a los capitalistas que deseen realizar la plusvalía
apropiada.
El patrón de acumulación emergido de la mundialización del capital exige la
conquista de ventajas de escala, el control de redes de comercio y distribución
en diferentes mercados, entre otras ventajas competitivas – sin las cuales toda
grande empresa tiende a sucumbir en su propio mercado de origen. La historia
económica reciente demuestra la cantidad de empresas que han sido
absorbidas por corporaciones del capitalismo dominante luego de no haber
logrado adaptarse al patrón de competencia vigente. Por otro lado, el
diagnóstico de las mayores empresas brasileñas evidencia un elemento
fundamental para nuestro debate: aquellas que mantuvieron su posición
dominante sin que fueran absorbidas por grupos del capitalismo central son
generalmente las mismas que han iniciado una estrategia expansionista para
se volcaren multinacionales.[7]
Si la expansión multinacional ha asumido condición de relieve en el patrón
vigente de acumulación, ella también representa una dimensión fundamental
del proceso de reproducción ampliada del capital que le corresponde. Cumplir
con los requisitos que aseguren márgenes de ganancia superiores a las de sus
competidores de manera a hacer proseguir el ciclo expansivo sobre nueva
magnitud de valor nos conduce al tema de la realización del capital y, por ende,
a la cuestión del subimperialismo en la actualidad. En la fase que hemos
adentrado de la mundialización del capital, una realidad novedosa consiste en
que los países semiperiféricos se han también transformado en emisores de
inversiones directas en el exterior, atingiendo el 10% del monto global en
comienzos de los años 2000. La UNCTAD, que ha venido Tendo começado a
medir o IED dos "países emergentes"[8], a UNCTAD vem agrupando as 50
maiores multinacionais dessa categoria de países. Entre elas, três
multinacionais brasileñas figuraram na lista da organização: a Petrobras, a Vale
e a Gerdau.
Sin embargo, más importante aún que identificar la posición de las
multinacionales brasileñas en el ranking de las firmas semiperiféricas será
demostrar el lugar asumido por América del Sur en la estrategia expansionista
de estas compañías – especialmente la importancia que tienen los activos
incorporados de las economías vecinas de Brasil para la conquista de ventajas
competitivas que sirven de sostén para la realización de los capitales de las

empresas del capitalismo brasileiro, mientras se subordina las naciones
sudamericanas a una división regional desigual del trabajo hegemonizada por
el nuevo subimperialismo.

.
3. A    AMERICA DEL SUR: ESFERA DE INFLUENCIA DE LAS
MULTINACIONALES BRASILEÑAS EN EL NUEVO SUBIMPERIALISMO

leer todo el pdf:

http://www.constituyentesoberana.org/3/noticias/economia/112010/011110_2.pdf

.

Párrafo relativo al Perú

PERÚ

.
La retomada del subimperialismo brasileño en América del Sul arrastra el
pueblo de Perú en dos vertientes principales. Por un lado, asumiendo el control
de actividades extractivas e industriales responsables por generar divisas o que
tienen un lugar estratégico en la economía peruana. Por otro lado, mediante la
apropiación de territorio, en una nación diversa en pueblos indígenas, cuyas
poblaciones son ahora objeto de uno episodio más de usurpaciones, bajo el
impacto de la explotación petrolera en áreas comunales, bien como por las
obras que atraviesan las comunidades autóctonas de Amazonía y de los Andes
peruanos, como parte del proyecto de corredores logísticos de IIRSA.[27]
Perú es el país sudamericano donde la actividad mineradora presenta mayor
densidad en el producto interno nacional. Desde la década de 1970, el sector
minero responde por la mitad de las exportaciones, alcanzando en 2004 el 55%
del valor exportado. Los principales minerales comercializados en el exterior
son oro, cobre y el zinc.[28] El país es el tercer productor de cobre, zinc y
estaño del mundo. El principal productor de plata, el 4o de plomo y el 5o mayor
productor de oro.
En principios de los años 1990, bajo Fujimori, se inició la privatización del sector
minero, con la venta de minas y refinerías estatales y el estímulo a inversiones
privadas. Eso prosiguió con Alejandro Toledo y, ahora, con Alan García, que
profundizaron la desnacionalización y la concentración de la economía Perúana
por oligopolios extranjeros[29]. En años recientes, empresas del sector minero
brasileño o consumidoras de minerías pasaron al rol de inversionistas que se
apropian de activos privatizados de la economía de Perú.
En 2004, Votorantim Metais (VM) ha comprado un consorcio nipo-canadiense,
la Refinaría de Zinc Cajamarquilla, empresa que había pertenecido al Estado
antes de ser privatizada en 1981. La refinaría estuvo entre las 30 más grandes
empresas peruanas que pasaron a manos de grupos extranjeros[30]. Para que
se tenga una idea de su importancia, la VM-Cajamarquilla encuéntrase en el 3º
puesto en el ranking de las 50 primeras empresas de metal-mecánica del Perú,
además de presentar uno de los menores costos de producción del mundo en
localización estratégica, a 25 km distante de la capital Lima.
Después de esa primera adquisición, VM amplificó su presencia en Perú el año
siguiente, comprando el 24,9% del control de Companhia Minera Milpo, la
cuarta principal mineradora de zinc del país. Las dos operaciones proyectaron
a VM como el 5o productor mundial de zinc.[31] La finalidad principal de esas
inversiones del Grupo Votorantim en Perú es ofrecer materia-prima barata para
sus actividades industriales en Brasil. De acuerdo con la revista Exame, VM

tenía el control del 61% de la producción de zinc del país andino, en 2005.
En 2004, la mega mineradora Vale conquistó con el apoyo de la diplomacia
brasileña[32], la concesión para explotar el yacimiento de fosfatos de Bayóvar,
una de las más importantes riquezas minerales de Perú, ubicada en litoral
norte.[33] En el contrato de privatización, Vale pagará solamente US$ 800 mil
anuales en impuestos y royalties, mientras podrá acaparar ganancias netas
estimadas en US$190 mil millones si cumplida la meta de producción mínima
prevista hasta 2014. Teniendo en cuenta que la inversión de la compañía en el
proyecto oscilará entre US$ 250-300 millones, el margen de a margen de
ganancia será de 633 a 760%. Adicionalmente, la multinacional brasileña
obtuvo, con exclusividad, un puerto flanco en Bayóvar, quitando de la
comunidad la posibilidad de generar rentas, por derecho, del transporte naval
realizado por la empresa.
En 2006, ha sido la vez del Grupo Gerdau lanzarse en la expansión de
negocios en Perú. El grupo brasileño arremató la privatización de la compañía
estatal Siderperú – mayor siderúrgica del país, con 2 mil empleados –, llevada
a cabo al final del gobierno Toledo. Se le atribuye al presidente Lula un rol muy
activo para que la empresa brasileña lograse adquirir la ex estatal.
En otro sector importante, la rama petróleo, Petrobras es la "empresa
responsable por la más extensa área de exploración en Perú", con 7 lotes
petroleros.[34] La subsidiaria Petrobras Energía Perú S.A. opera en el país
desde 1993, aunque sus actividades se hayan expandido considerablemente
luego de la incorporación de Pecom, cuando asumió las instalaciones de la ex
petrolera argentina, que ya explotaba un lote en la localidad de Talara,
noroeste do país (lote 10).
Só em 2005, a Petrobrás investiu mais de US$50 millones no Perú e extrai
hoje, apenas daquele lote, 13.000 barris diários, cifra que alçou a empresa ao
posto de segundo maior produtor do país, que produz aproximadamente 100
mil barris diários.[35]
Petrobras es una entre las compañías que han venido prospectando petróleo
en la Amazonía Perúana, donde viven pueblos indígenas en situación de
aislamiento voluntario. En ese momento, comunidades indígenas del Norte
Perúano encuéntranse movilizadas contra una serie de decretos del gobierno
Alan García, quien autorizó actividades exploratorias en territorios
comunales.[36] La etnia Ashaninka, que vive en la región del Alto Juruá ha
protestado recientemente contra Petrobras, que obtuvo del gobierno Perúano
licencia para explorar petróleo en el territorio habitado por este pueblo original.

El subimperialismo brasileño en Bolivia y América Latina Mathias Luce 14-11-2010
La expansión del subimperialismo brasileño Mathias Luce 04-12-2008

create animated gif

.

EL SUBIMPERIALISMO BRASILEÑO Y SUS METAMORFOSIS EN LATINOAMÉRICA

EL SUBIMPERIALISMO BRASILEÑO Y ... - malcolmallison - La Mula

1 Mar 2011 ... Ahora corre una interpretaciones de subimperialismo brasileño entre algunos  académicos y funcionarios vinculados al LULISMO en Brasil, ...
malcolmallison.lamula.pe/...subimperialismo-brasileno.../malcolmallison -

LA CAJA NEGRA DE LA HIDROENERGÍA - malcolmallison - La Mula

29 Jun 2011 ... LA CONSTRUCCIÓN DE REPRESAS EN BRASIL ESTA LIGADA A ....
malcolmallison.lamula.pe/tag/subimperialismo-brasileiro – En caché. — ...
malcolmallison.lamula.pe/2011/06/29/...brasil/malcolmallison - En caché - Similares

Compartir este post

Repost 0

Comentarios

Présenta

  • : cinabrio blog
  • cinabrio blog
  • : Ecología y sostenibilidad socioambiental, énfasis en conservación de ríos y ecosistemas, denuncia de impacto de megaproyectos. Todo esto es indesligable de la política y por ello esta también se observa. Ecology, social and environmental sustainability, emphasis on conservation of rivers and ecosystems, denounces impact of megaprojects. All this is inseparable from politics, for it, the politics is also evaluated.
  • Contacto

Perfil

  • Malcolm Allison H malcolm.mallison@gmail.com
  • Biólogo desde hace más de treinta años, desde la época en que aún los biólogos no eran empleados de los abogados ambientalistas. Actualmente preocupado …alarmado en realidad, por el LESIVO TRATADO DE(DES)INTEGRACIÓN ENERGÉTICA CON BRASIL
  • Biólogo desde hace más de treinta años, desde la época en que aún los biólogos no eran empleados de los abogados ambientalistas. Actualmente preocupado …alarmado en realidad, por el LESIVO TRATADO DE(DES)INTEGRACIÓN ENERGÉTICA CON BRASIL

Recherche

Liens