Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog
16 junio 2011 4 16 /06 /junio /2011 20:08

 

“Yo no creo que Hebe de Bonafini, la presidenta de la Asociación de Madres de Plaza de Mayo sea una corrupta”, dijo Eduardo Macaluse en coincidencia con la mayoría de argentinos que respeta a Madres, mujeres emblemáticas que fueron las primeras y casi únicas en desafiar a la dictadura militar desde 1977, apenas un año después del golpe, reclamando por sus hijos desaparecidos.

.

Aunque todos coinciden en que las Madres no tienen nada que ver, el fango en el que cayó Shoklender las salpica.

.

 

Sergio Shoklender,  apoderado de esta fundación emblemática en su lucha por los derechos humanos, conoció a Hebe de Bonafini cuando él purgaba una condena por parricidio en 1983. En el 2003, se unió a la fundación y en el 2006 se convirtió en su apoderado. Era el director del proyecto de vivienda popular Sueños Compartidos, que recibió aproximadamente USD 300 millones, para la construcción de 4,542 casas y 11 centros de salud.

.

El olor a podrido está en que Shoklender es el director y propietario del 90% de las acciones de Meldorek, la empresa encargada de construir el plan habitacional. Cuando se hizo público el escándalo, él afirmaba rotundamente que solo facturaba para Meldorek. El crecimiento patrimonial de Shoklender asombra, sobre todo si se toma en cuenta que cobraba USD 1,250 por mes en su trabajo para Madres de Plaza de Mayo.

.

 

.

 

Escándalo salpica a Madres de Mayo

Hebe de Bonafini, la presidenta de la Asociación de Madres de Plaza de Mayo, llamó angustiada a la Casa Rosada. Allí se reunió con el jefe de Gabinete Aníbal Fernández. Luego de 20 minutos salió sin declarar ante la prensa.

.

Había recibido un respaldo incondicional del Gobierno argentino que prometió asesorarla legalmente en el escándalo en que se ve envuelta.

.

El apoderado de esta fundación emblemática en su lucha por los derechos humanos, Sergio Shoklender, está siendo investigado por la Justicia por defraudación al Estado, lavado de dinero y asociación ilícita.

.

Aunque todos coinciden en que las Madres no tienen nada que ver, el fango en el que cayó Shoklender las salpica.

.

También al Gobierno. “A Hebe hay que protegerla”, habría dicho la presidenta Cristina Fernández, quien encontró en las Madres uno de sus grandes soportes para el proyecto nacional y popular, o ‘nac & pop’, como dicen los argentinos.

Si nadie la condena, muchos se deshacen rápidamente de las papas calientes.

.

Shoklender se defendió diciendo que era solamente un funcionario y que cumplía órdenes y que la directora era Hebe.

.

 El Gobierno sostuvo ante el Congreso que no entregaban directamente el dinero a Madres sino a los Municipios.

.

Hebe afirma ahora que el ex apoderado era “un estafador y un traidor”.

.

Sergio Shoklender conoció a Hebe cuando él purgaba una condena por parricidio en 1983. En el 2003, se unió a la fundación y en el 2006 se convirtió en su apoderado. Era el director del proyecto de vivienda popular Sueños Compartidos, que recibió aproximadamente USD 300 millones, para la construcción de 4 542 casas y 11 centros de salud.

.

El olor a podrido está en que Shoklender es el director y propietario del 90% de las acciones de Meldorek, la empresa encargada de construir el plan habitacional. Cuando se hizo público el escándalo, él afirmaba rotundamente que solo facturaba para Meldorek. El crecimiento patrimonial de Shoklender asombra, sobre todo si se toma en cuenta que cobraba USD 1 250 por mes en su trabajo para Madres.

.

En su declaración impositiva sus ingresos anuales eran menores a USD 6 250, la categoría más baja de la escala de contribuyentes. Decía que sus ingresos provienen por las patentes, pero no hay ninguna registrada a su nombre. Con esos ingresos, él y/o su empresa se adueñó de dos yates (uno avaluado en USD 1 millón), una Ferrari de USD 250 000, un Porsche, cuatro edificios y 12 terrenos. El edificio en donde funciona la sede de Madres también está a su nombre.

.

Shoklender era un hombre “nac & pop”. Para él había 30 001 desaparecidos: el último era Néstor Kirchner. Sin embargo, creen que utilizó y engañó a Madres.

.

“Yo no creo que Hebe sea una corrupta”, dijo Eduardo Macaluse en coincidencia con la mayoría de argentinos que respeta a Madres, mujeres emblemáticas que fueron las primeras y casi únicas en desafiar a la dictadura militar desde 1977, apenas un año después del golpe, reclamando por sus hijos desaparecidos.

.

“Pero sí hay que tomar en cuenta que el Estado debe controlar el uso de esos fondos”, añadió el diputado Macaluse.

El Gobierno admitió ante el Congreso que no auditaban las obras de Madres. “Nosotros financiamos las obras y auditamos la cuenta para ver si el dinero se aplicó a la obra. Pero no recibimos denuncias”, confesó Luis Botempo, secretario de Vivienda.

 

http://www.elcomercio.com/mundo/Escandalo-salpica-Madres-Mayo_0_496750468.html

 

 

------------------------------------------------------------

 

El escándalo de los hermanos Schoklender y las Madres, en Wall Street Journal

Bajo el título "Un escándalo financiero golpea a las Madres de Plaza de Mayo", el periódico The Wall Street Journal, en su versión América, publicó una dura crónica del escándalo que envuelve a la entidad que lidera Hebe de Bonafini. Esta mañana el juez federal Norberto Oyarbide habló sobre la investigación judicial

.

.

El escándalo de los hermanos Schoklender y las Madres, en Wall Street Journal

.

.

"Cuando uno de los grupos de derechos humanos más famosos de América Latina intentó transformarse en una gran constructora de viviendas para personas de bajos recursos de Argentina, pronto se desató un escándalo". Tal el primer párrafo de la crítica nota que el medio norteamericano dedicó al caso protagonizado por Sergio Shocklender, en su rol de apoderado de la asociación de las Madres de Plaza de Mayo. 

Según el periódico, "el principal administrador del programa comenzó a hacer alarde de sus campos, sus yates, sus aviones y un auto deportivo Ferrari mientras surgían acusaciones de irregularidades en la forma en que las Madres de Plaza de Mayo usaron millones de dólares de fondos públicos". 

La nota firmada por Matt Moffett consigna, además, que "los Schoklender son investigados por el Ministerio de Justicia argentino y el Congreso debido a sospechas de que se habrían apropiado de parte de entre US$150 millones y US$300 millones en fondos públicos que el gobierno les transfirió a las Madres para un programa de construcción de viviendas para personas de bajos recursos". 

El medio citó que en una entrevista con un diario, Sergio Schoklender pareció desviar la responsabilidad hacia De Bonafini, al asegurar que él era "un apoderado más de la fundación; el gestor claramente, pero la dirección y la presidencia del Consejo de Administración es de Hebe". 

Tras asegurar que "un juez les prohibió a los Schoklender salir del país e investigadores realizaron una búsqueda exhaustiva de las oficinas donde trabajaban", el diario consideró que "el escándalo tiene implicaciones políticas para las elecciones presidenciales de octubre de este año ya que Kirchner, quien se prevé buscará la reelección, apareció en público con las Madres en muchas ocasiones, como parte de una enérgica agenda de derechos humanos". 

El artículo asegura que "el Gobierno (argentino) se esforzó por alejar las sospechas de De Bonafini y sostuvo que los hermanos son culpables de cualquier irregularidad". 

Y finaliza con una semblanza de De Bonafini: "Es una figura polarizante debido a sus fuertes opiniones políticas. Algunas de las Madres rompieron con su grupo en los 80 para formar otra organización de derechos humanos. De Bonafini, que apoya a líderes como Fidel Castro o Hugo Chávez, es conocida por ser anti-EEUU".

 

http://www.infobae.com/notas/588103-El-escandalo-de-los-hermanos-Schoklender-y-las-Madres-en-Wall-Street-Journal.html

 

---------------------------------------

 

 

Argentina: La estafa de las madres de Mayo

16-6-2011 -

En Argentina, el escándalo rodea a la organización de las madres de Mayo que dirige Hebe de Bonafini y los fondos que recibieron del Estado para atender las necesidades de los afectados por desaparición forzada durante la dictadura argentina entre 1976 a 1983.

.

En el ABC de España, la corresponsal de América Latina, Carmen de Carlos nos cuenta la polémica historia:

Presunto desfalco y malversación millonaria de fondos públicos destinados a la construcción de viviendas populares.

.

Un Ferrari y un Porsche. Aviones privados, empresas interpuestas, una decena de propiedades particulares, vacaciones de lujo, dos parricidas con sentencia firme y Hebe de Bonafini. Estos son algunos de los ingredientes con los que se cocina un escándalo de corrupción que tiene metido hasta el tuétano a la Asociación de Madres de Plaza de Mayo y salpica, de rebote, al Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner.

.

La historia empieza hace 20 años en la cárcel donde Sergio y Pablo Schoklender, entonces de 23 y 20 años, respectivamente, cumplían condena por el asesinato de su madre y de su padre. Hebe de Bonafini, asidua visitante de presos, conoce allí a Sergio, el mayor de los hermanos. Lo «adopta» como hijo propio y, una vez en libertad condicional, le introduce en la asociación que ha servido de bandera a los Gobiernos del matrimonio Kirchner para exhibir su lucha por los derechos humanos.

 

El parricida, licenciado en Derecho y en Psicología mientras cumplía condena, gana terreno en la asociación cuyo objetivo inicial era encontrar a los miles de detenidos desaparecidos durante la dictadura militar argentina (1976-83). «Encantador de serpientes», como le define Eduardo Barcesat, abogado de Bonafini, Sergio se termina convirtiendo en el apoderado de las Madres, titulares a su vez de la Fundación «Sueños Compartidos», un saco sin fondo de subvenciones para el desarrollo de planes urbanísticos de viviendas.

.

«Mi hijo», como se refería a Sergio, antes del escándalo, Hebe de Bonafini, hace y deshace a su antojo. Se estima que llega a administrar en torno a los 300 millones de euros. El «apoderado» vive con un tren de vida espectacular (Ferrari, Porsche etc) al que intenta a última hora sumarse su hermano Pablo, el otro parricida.

Imagen dañada

A principios de mes la bomba de relojería estalló en los tribunales y el escándalo, que podría terminar con los hermanos Schoklender y la propia Bonafini entre rejas, ha puesto en jaque al Ministerio de Planificación —de donde salían los fondos— y amenaza con dañar la hoy inmejorable imagen de la viuda de Kirchner, cuya candidatura a las elecciones de octubre va viento en popa.

.

«Nadie ha perjudicado tanto a las madres de Plaza de mayo», lamentó el escritor y periodista Jorge Lanata.

.

«Se han prestado a una estafa de grandes proporciones», advertía James Neilson, ex director de «The Buenos Aires Herald».

.

El daño a las organizaciones de derechos humanos provocó reacciones inmediatas.

.

Las Madres de la Línea Fundadora, separadas de Bonafini desde 1986 salieron raudas a recordar que son diferentes.

«Una pelotudez» fue lo primero que dijo Bonafini cuando la preguntaron por los presuntos desfalcos de su «hijo». Una semana más tarde aseguró no saber nada del caso. La revista Noticias calcula que recibió trece denuncias sobre «el monje negro», como le bautizó un profesor de la peculiar «Universidad de las Madres» antes de dar el portazo. Hoy, con la sede de su organización registrada por orden judicial, y con los Schoklender recordando que ella es la Presidente de la sociedad, Bonafini clama: «Son unos estafadores y traidores». Además, se ha sumado a la querella.

 

 

http://lamula.pe/2011/06/16/argentina-estafa-de-las-madres-de-mayo/lamula

 

---------------------------

 

 

ESCÁNDALO | Acusado de lavado de dinero y fraude al Gobierno

Las Madres de Plaza de Mayo se querellan contra su ex apoderado

  • 'Vamos a llegar a lo que queremos: que los responsables vayan a la cárcel'
  • Bonafini niega tener 'miedo' a ser procesada por la misma causa
  • Hay quienes sostienen que Bonafini no podía ser ajena a lo que ocurría
  • LEA MÁS NOTICIAS DE ARGENTINA EN ELMUNDO.ES
Hebe de Bonafini, | Afp

Hebe de Bonafini, | Afp

.
.

La asociación argentina Madres de Plaza de Mayo pidió este lunes ser parte querellante en la causa abierta en los tribunales de Buenos Aires contra el ex apoderado de la entidad, Sergio Schoklender, acusado por lavado de dinero y defraudación al estado argentino.

La presidenta de Madres, Hebe de Bonafini, también entregó este lunes al juez a cargo de la causa, Norberto Oyarbide, una denuncia contra Schoklender y su hermano, Pablo, también ex miembro de la entidad, por los delitos de asociación ilícita, administración fraudulenta y falsedad documental.

Las denuncias involucran a "los que hayan actuado bajo con los hermanos Schoklender para formar esta asociación ilícita ligada con empresas que fueron montando para desviar fondos y para su beneficio y lucro personal", señaló a la prensa Eduardo Barcesat, el abogado de la asociación humanitaria.

"Sabemos que los jefes de la asociación ilícita (...) eran los hermanos Schoklender, pero sabemos también que esta asociación ilícita tiene una ramificación mucho más profunda incluso de la que nosotros pudiéramos sospechar", añadió.

En declaraciones a la prensa, Bonafini se mostró "segura" de que Oyarbide "está trabajando muy bien" en la investigación, que puso en tela de juicio a los controles del Estado en la entrega de millonarios subsidios a entidades benéficas, como es el caso de las Madres de Plaza de Mayo.

'Que los responsables vayan a la cárcel

"Vamos a llegar a lo que queremos: que los responsables vayan a la cárcel para siempre", afirmó antes de negar que tenga "miedo" de ser procesada por esta causa.

El magistrado ha prohibido la salida de Argentina a Schoklender y su hermano, mientras la prensa revela a diario nuevos datos sobre el abultado patrimonio que se le atribuye al ex apoderado y que incluye un avión, yates, autos de lujo y varias propiedades.

Aunque Bonafini tachó a los Schoklender de "estafadores y traidores" y negó toda responsabilidad en los presuntos ilícitos, dirigentes de otras agrupaciones humanitarias y dirigentes políticos de la oposición han afirmado que la presidenta de Madres de Plaza de Mayo no podía desconocer los actos del exapoderado.

Las sospechas apuntan a la empresa Meldorek, a la que las Madres de Plaza de Mayo contrataron para la construcción de la viviendas, que,según datos extraoficiales es propiedad en un 90 por ciento de Sergio Schoklender, quien negó esta relación en varias entrevistas.

El jefe de Gabinete del Gobierno argentino, Aníbal Fernández, consideró este lunes "saludable" que la asociación humanitaria se presente como querellante, "porque en cuanto antes llegue la verdad, mejor".

Varios ministros del Ejecutivo de Cristina Fernández han mostrado públicamente su apoyo a las Madres desde que hace unas semanas estalló el escándalo, cuando Sergio Schoklender renunció a su cargo de apoderado de la asociación por desacuerdos internos en el manejo de subsidios estatales para la construcción de viviendas populares.

El fiscal Raúl Pleé, titular de la Unidad Fiscal de Investigación de Lavado de Dinero, presentó la denuncia el pasado 2 de junio tras recibir un informe de la Unidad de Información Financiera (UIF), en el que se investigan presuntas irregularidades en la compra de terrenos para el plan de viviendas que lleva adelante la entidad humanitaria con apoyo del Gobierno de Cristina Fernández.

La Fundación Madres de Plaza de Mayo, a través del programa Sueños Compartidos, ha construido miles de viviendas para personas de bajos recursos con fondos públicos que, según la prensa local, alcanzan los 300 millones de dólares.

 

http://www.elmundo.es/america/2011/06/13/argentina/1307984689.html

 

-----------------------------

 

-----------------------------

viernes 12 de noviembre de 2010

Sergio Shoklender - De parricida a millonario

12 de noviembre de 2010 - Durante TODA la temporada de Ski 2009 se instaló el Sr Salas con su mujer y su hijo en un departamento del Hotel Pire Hue en Bariloche. Asimismo a los pilotos del Citation, jet ejecutivo alquilado para ese viaje y estadía, los instaló en  otro departamento.  Todos los gastos fueron pagados en efectivo en pesos argentinos, los cuales salieron de un ataché grande el que fue abierto en la gerencia de dicho hotel. La cuenta (factura) está a nombre del señor Javier Salas (foto). 
Sorpresa fue cuando alguien de la Policía de Seguridad Aeroportuaria, descubrió  que el Sr.Javier Salas era igualito a Sergio Shoklender, (es OBVIAMENTE Sergio Shoklender) el mismo que asesinó a sus padres y que ahora maneja un presupuesto casi como un ministerio provincial , junto con Hebe de Bonafini , la nueva gran empresaria de la rama de los combustibles, debido a que es propietaria (con "gancho" puesto en las escrituras), de estaciones de servicio YPF en el Partido Urbano de la Costa, desde Santa Teresita a Villa Gesell  y de dos  macro- estacionamientos en Mar del Plata. 
Ya que somos todos "hijos de Hebe Bonafini", el tema de la fortuna a heredar entre millones de nosotros va a ser complicado. También estimados amigos, esto, a lo mejor les aclara algo a los integrantes de la Mesa de Enlace cuando Mario Llambías pregunta  "qué hizo el gobierno desde el 2003 hasta el 2008 con parte los $ 60.000.000.000 (sesenta mil millones) que en ese período le sacó al sector agropecuario para "redistribuir" en la coparticipación federal.. 
  
Ricardo Abel Campodónico ex Comandante de Línea Aérea.
DNI  6.691.783 en viernes, noviembre 12, 2010

 

 orlando-gauna.blogspot.com/2010/11/sergio-sho...

Firma de Convenios para la Construcción de Viviendas para la comunidad Toba.
abril 07, 2011
Compañeros: acá van unas fotos de la firma de convenios, para la realización de las viviendas,para la comunidad Toba de la Ciudad de Rosario, Provincia de Santa Fe.
La verdad es que cuando uno ve que la política sirve para realizar cosas como estas, se siente realmente feliz. y mas aun cuando, un compañero cercano nuestro Abel Fatala, es uno de los principales protagonistas de la realización de esto. Participaron junto con él, Hebe de Bonafini, Sergio Shoklender, José López intendente de Rosario (santa Fé) y miembros de la comunidad Toba de Rosario.
Sentí algo que, creo, sentimos todos los que estábamos en ese momento ahí...mucha emoción.
Un abrazo a todos...y gracias.

 

--------------------------------

30 de mayo de 2011

Schoklender en el ojo de la tormenta.

Año 4. Edición número 158. Domingo 29 de mayo de 2011
.
La desvinculacion fue hace veinte dias.(TELAM)
En los pasillos de la Fundación Madres de Plaza de Mayo la noticia se sabía desde principios de mes. Sergio Schoklender, durante años el principal referente y apoderado de los proyectos de Madres, había dejado su puesto. El alejamiento se hizo en silencio: la construcción de cientos de viviendas para familias de bajos recursos no quería verse empañada con un cimbronazo mediático. La noticia se filtró casi veinte días más tarde. Durante la semana, los medios apuntaron a las extravagancias de Schoklender, y el tema trepó ayer a la tapa de Clarín y La Nación.
Desde Madres prefirieron el silencio. En su discurso del jueves en la plaza, en la ronda que hacen de forma semanal, Hebe de Bonafini hizo eje en un recurso que presentará en la Justicia planteando “la inhabilidad constitucional” de Mauricio Macri para postularse a jefe de Gobierno, ya que está procesado en la causa por las escuchas telefónicas. Sólo al final de su discurso regaló un párrafo dedicado a los medios que estaban a la caza de detalles sobre el escándalo. “Todo lo que pasa y todo lo que se dice –dijo Bonafini– y todo lo que se ve, pura basura, puro conventillo, puro puterío. Las Madres a eso no nos prestamos.”
Luego de esas palabras, los voceros y trabajadores de la Fundación prefirieron el silencio. Tenían sus motivos. A los intentos de utilizar el caso para menospreciar el trabajo social de Madres, se le sumaba un aspecto de no menor importancia: la separación significaba un enorme dolor para Bonafini, que considera a Schoklender uno de sus hijos.
La única versión oficial sobre el tema fue la difundida en un comunicado de prensa de la Fundación. “Hace ya varios meses –decía el texto– Sergio nos venía manifestando que su rol como apoderado de la Fundación y responsable de la Misión Sueños Compartidos se le hacía incompatible con el desarrollo de su proyecto personal y manifestó su necesidad de desvincularse”.
Fuentes cercanas a las Madres confirmaron en estricto off a Miradas al Sur que el alejamiento se produjo porque el apoderado “confundía su rol en la empresa privada con el de la Fundación, hasta que se volvió incompatible”. Sergio Schoklender es señalado como el dueño de la empresa Meldorek, cuyo lema es “Innovación tecnológica con compromiso social”. La empresa es una de las principales proveedoras de los emprendimientos de Madres, que construye viviendas sociales en varias ciudades del país. Las fuentes desmintieron que el alejamiento tuviera que ver con una pelea con su hermano Pablo Schoklender.
Un rumor –que hasta el cierre de esta edición nadie quería confirmar– indica que el pedido de que el apoderado de Madres se aleje de la Misión Sueños Compartidos había partido desde las más altas esferas del Gobierno, donde los manejos del apoderado de Madres no eran bien vistos.
Sus últimas apariciones fueron polémicas. En diciembre del año pasado, Schoklender salió en los medios acusando a los ocupantes del Parque Indoamericano de estar dirigidos por un grupo de narcos que también, según dijo, habían querido copar el obrador de la Asociación Madres de Plaza de Mayo. Luego de la represión y el brote xenófobo que despertó la toma del parque, sus declaraciones quedaron en evidencia como funcionales al pogrom contra los inmigrantes.
Su desembarco en el sur de la ciudad data del 21 de septiembre de 2006, en una de las primeras ocupaciones de tierras que encabezaron las familias de Villa 20. Después de una violenta represión policial, Schoklender llegó al barrio y encabezó las negociaciones para comenzar un plan de viviendas. Las organizaciones sociales de la zona descubrieron con estupor que su interlocutor en el territorio era Marcelo Chancalay, hoy puntero de Macri y señalado como uno de los matones más antiguos de Villa 20. La primera acción de Chancalay en esa etapa fue amenazar con un arma a un referente de los vecinos. Luego del hecho, varios referentes le pidieron una reunión a Schoklender. “Entre organizaciones populares –le plantearon– no nos podemos hacer esto.” Del otro lado la respuesta los dejó helados. “Yo les aconsejo –les respondió Schoklender en tono amenazante– que no se pongan adelante.”
Las denuncias en su contra también provocaron un escándalo en Chaco, donde Emercindo Sena, un histórico dirigente social, lo acusó de desviar materiales para la construcción de 500 viviendas en esa provincia. Según Sena, el propio Schoklender había ordenado desalojar a tiros a un grupo que había ocupado las únicas viviendas construidas.
Schoklender respondió con dureza: denunció al dirigente por trata de personas y reducción a la servidumbre. La Justicia desestimó la causa por falta de sustento, pero lo curioso fue que los medios locales deslizaron que todo se había hecho en un marco de miedo. “No fue fácil para el fiscal no satisfacer los deseos de Schoklender”, decía un diario local.
No era la primera vez que expresaba temor ante su figura. Condenado junto a su hermano por matar a sus padres –en teoría ligados al tráfico de armas–, Sergio Schoklender pasó varios años preso en las cárceles de Caseros y Devoto, donde se convirtió en un defensor de los presos y forjó una personalidad tan dura como arrolladora. Salió en libertad con dos títulos universitarios y otras dos carreras casi terminadas. Hebe de Bonafini lo acogió en su casa y lo nombró su hijo. Muchos lo acusaron –siempre en voz baja– de usufructuar ese amor incondicional en beneficio propio. De gustos suntuosos, que nada tienen que ver con la ética de un militante por los derechos humanos, acumuló una fortuna que incluye un yate, una mansión, un Mercedes descapotable, y negocios que van desde la ya nombrada Meldorek hasta una intervención durante un conflicto entre puesteros de La Salada. Enfundado en sus eternos trajes negros, durante los últimos años Schoklender pareció moverse como una sombra debajo del enorme pañuelo blanco de las Madres. Una sombra que nunca pudo oscurecer el amor.
Fuente:MiradasalSur
.
.

Aclaración de las Madres sobre Schoklender
La Fundación Madres de Plaza de Mayo difundió en su página web una carta para aclarar “las versiones periodísticas incorrectas” sobre una supuesta confrontación con Sergio Schoklender.
28.05.2011

Hebe de Bonafini, titular de la Asociación Madres de Plaza de Mayo.
El texto de la carta, que lleva fecha 26 de mayo, se transcribe a continuación.

“Estimados compañeros y compañeras:

Ante una serie de versiones periodísticas incorrectas sobre una supuesta confrontación entre el compañero Sergio SCHOKLENDER y la Fundación Madres de Plaza de Mayo, creemos que ustedes merecen conocer la verdad sobre las razones de la renuncia de Sergio a esta institución.

Hace ya varios meses, Sergio nos venía manifestando que su rol como apoderado de la Fundación y responsable de la Misión Sueños Compartidos se le hacía incompatible con el desarrollo de su proyecto personal y manifestó su necesidad de desvincularse. Finalmente, el 6 de mayo último en reunión convocada por el Consejo de Administración de la Fundación de las Madres expresó su decisión de renunciar, pero aclaró que eso ‘no configura un abandono, sino simplemente un alto para intentar nuevas acciones en lo personal, con la absoluta convicción de estar siempre atento a los que ustedes pudiesen demandar de mí, como corresponde a un hijo.’

Por su parte, las Madres manifestaron su ‘agradecimiento eterno por el empeño, tesón, fidelidad y encomio’ que Sergio siempre puso en la causa y aceptaron su renuncia con un ‘hasta luego’.

Toda otra versión sobre la desvinculación de Sergio Schoklender de la institución es un intento de desprestigiar una vez más la obra de Fundación que, como bien lo definió Sergio, es el ‘proyecto social más ambicioso de los últimos tiempos’. ‘Juntos– escribió en su acta de renuncia–emprendimos y trazamos un camino de Sueños Compartidos con miles de familias, plasmando en realidad la recuperación de decenas de miles de dignidades postergadas, perdidas o negadas.’”
Fuente:ElArgentino

.

.

.

Debate
Parricidas mediáticos

.


Publicado el 29 de Mayo de 2011
Por Sergio B. Szpolski
Sólo pretenden hendir el cuchillo en el corazón de las Madres que reivindican la democracia.

Las Madres de Plaza de Mayo no sólo dieron a luz a los hijos que la sangrienta dictadura les arrebató, sino que además su pujar fue decisivo a la hora de parir la democracia que hoy disfrutamos.
El Talmud, haciendo un juego de palabras, afirma: “Allí donde la Biblia dice tus hijos (banaij), debe interpretarse como tus constructores (bonaij).” Seguramente sin haber escuchado nunca acerca de esta cita, las Madres hicieron de la construcción de futuro el modo más genuino para reivindicar la lucha de sus hijos. Allí donde una familia humilde accede a su derecho a vivir en una casa digna, el nombre de cualquiera de los 30 mil desaparecidos vuelve a ser pronunciado entre el ensordecedor ruido de los martillos o el impresionante sonar de los taladros.
Heidegger escribió: “La palabra es la casa del alma.” Las Madres le dieron alma a través de su palabra a las casas que construyeron, para que allí otras palabras pudieran ser la casa de muchas otras almas. El ataque de Clarín, La Nación y Perfil enlodando el trabajo del programa Sueños Compartidos es un intento de parricidio mediático cuyo fin es asesinar simbólicamente a las Madres y a la vida democrática que de ellas surgió.
La derecha, a lo largo estos 28 años de restauración democrática, pretendió construir un relato que sólo pusiera énfasis en la democracia como sistema electoral, a través del cual el pueblo elige sus representantes sin importar si estos últimos traicionan las convicciones y las promesas con las que consiguieron el consenso ciudadano. Las Madres siempre entendieron que la democracia es votar, pero también es mucho más que eso. Ese relato de una democracia de alto impacto que produce profundas modificaciones en la distribución de la riqueza y permite el empoderamiento de los más humildes es una amenaza que los voceros de la derecha no están dispuestos a dejar pasar sin presentarle batalla. Las Madres son, en términos lacanianos, el significante que hace aparecer al término democracia como un desafío a la perpetuación de los poderes dominantes y anquilosados de las élites que llevaron a la Argentina a sus períodos de mayor oscuridad. En un mundo donde la comunicación y la construcción de significados son el campo donde se dirimen las luchas de poder, ya no es necesario hacer desaparecer físicamente a las Madres como hicieron con sus hijos sino que alcanza con montar una artillería simbólica que las desplace del escenario social y del imaginario colectivo.
Con independencia de cualquiera de las hipótesis acerca del manejo que un administrador de la Fundación Madres de Plaza de Mayo pudiera haber hecho, no es ese el verdadero motivo de los titulares que engalanaron a los diarios (cada vez menos) hegemónicos de ayer.
No les importan ni las supuestas mansiones, ni los yates; ni siquiera les importa resaltar que la supervisión de los fondos para construir viviendas es un atributo de los gobiernos provinciales y no del Estado Nacional.
Sólo pretenden hendir el cuchillo asesino en el corazón de las Madres que con su lucha reivindican cada día la democracia argentina. Son lisa y llanamente parricidas.

Cursó estudios de Sociología en la UBA, se recibió de rabino en el Seminario Rabínico Latinoamericano, obtuvo su máster en Filosofía y Educación en la sede israelí del Jewish Theological Seminary of América y fue becario del Programa Jerusalem Fellows en la Universidad Hebrea de Jerusalén de Estudios de Posgrado.
Fuente:TiempoArgentino

--------------------------------------

Mauricio Schoklender había tenido una vida exitosa: se recibió de ingeniero industrial y llegó a ser directivo de Pittsburg & Cardiff, una compañía proveedora de armamento del ejército y la marina con alta facturación en 1976. A medida que crecía su patrimonio, crecían las amenazas por negocios ilícitos. Mauricio Schoklender, por medio de la firma Pittsburgh & Cardiff, representaba en Argentina a los principales grupos empresarios europeos de la industria bélica, incluyendo al holding alemán Thyssen que durante la dictadura del Proceso de Reorganización Nacional cerró algunos de sus más grandes negocios de la historia, como la transferencia de tecnología para la instalación de fábricas de tanques (TAMSE) y submarinos (Astillero Domecq García), el licenciamiento para la construcción del Tanque Argentino Mediano, seis corbetas Meko 140 y cuatro submarinos TR 1700, y la compra de dos submarinos y cuatro fragatas-destructores producidos en Alemania. El abogado defensor de los acusados, Jorge Goodbar, sostuvo en el juicio que en el asesinato estaban involucrados sectores militares pero la sentencia rechazó ese argumento ...

La noticia del asesinato de la pareja invadió los medios de comunicación: todos querían encontrar a los hermanos varones, que se había dado a la fuga. Cinco días después, Pablo fue encontrado en Santiago del Estero escapando a caballo y el mayor de los hermanos, Sergio, fue atrapado por personal uniformado en la terminal de Mar del Plata cuando intentaba tomar un colectivo que lo llevaría a la Patagonia. Sergio confesó el crimen en la comisaría a la que lo llevaron una vez capturado, y en una segunda declaración aseguró haber sido el único autor, desligando a su hermano Pablo del doble homicidio.

El mayor de los hermanos denunciaría poco tiempo después que había hablado bajo tortura de algunos militares y policías que tenían que resolver el caso rápido. Con el advenimiento de la vida democrática, en 1983 volvió a testimoniar cambiando rotundamente su argumento...

.

.

El crimen de los Schoklender

El asesinato del matrimonio Schoklender, ocurrido en mayo de 1981


Por EDUARDO PARISE. De la Redacción de Clarín
La historia empieza como si fuera una escena pensada por Quentin Tarantino para su película Tiempos violentos: el portero de un edificio descubre que, desde el baúl de un auto estacionado sobre una avenida, un hilo de sangre gotea sobre el asfalto. Entonces llega la Policía y encuentra, en dos bolsas de nailon, los cadáveres de una pareja.No se trató de una ficción: el hecho ocurrió en la tarde del 3 de junio de 1981; el auto era un Dodge Polara estacionado en la avenida Coronel Díaz al 2500, en Buenos Aires, y los cadáveres eran el ingeniero Mauricio Schoklender y su esposa Cristina Silva.Semejante hallazgo, en pleno Barrio Norte -una zona de buen nivel- conmovió a los argentinos. Eran tiempos de dictadura militar y ese hecho sangriento alteraba la paz de los cementerios impuesta por el terrorismo de Estado, que no sólo había terminado con la guerrilla sino con cualquier intento de resistencia a su autoritarismo.Después de un proceso en donde las dudas no estuvieron ausentes, la Justicia determinó que los autores del crimen habían sido Sergio y Pablo Scho-klender, los hijos varones de la pareja.Y aunque ellos después negaron su responsabilidad, para la Justicia todo se desarrolló el 30 de mayo de 1981, luego que el matrimonio, junto con sus hijos Sergio, Pablo y Valeria, volvieran de festejar el cumpleaños 23 del hijo mayor de los Schoklender.Ya en el departamento donde vivían (en 3 de Febrero 1840, del barrio de Belgrano), el ingeniero y su hija se fueron a dormir. Después lo haría Cristina Silva quien, dicen, había tomado mucho. Para entonces, sus problemas con el alcohol eran algo serio. Según la investigación judicial, Pablo odiaba a su madre porque ella, entre otras cosas, le había hecho propuestas incestuosas.Los demonios se soltarían ya entrada la madrugada. Los investigadores dijeron que Pablo despertó a su hermano y empezaron a discutir sobre la posibilidad de matar a sus padres. También dicen que la madre escuchó las voces, se levantó y fue hasta la cocina. Allí fue cuando Pablo la golpeó en la cabeza con una barra de hierro y Sergio la remató estrangulándola con una soga. Al padre, lo mataron en la cama, también con el hierro y la soga.El hallazgo llegaría con la escena del auto goteando sangre. En ese momento, Sergio ya le había pedido 5000 dólares prestados a un amigo de su padre y, junto a Pablo, habían buscado refugio en Mar del Plata. Pero la Policía los tenía en la mira. Al mayor lo detuvieron en la localidad de Cobo, cerca de Mar del Plata; Pablo había llegado un poco más lejos: lo capturaron en Ranchillos, Tucumán. Desde la noche negra del crimen apenas habían pasado cinco días.La primera versión de Sergio buscó proteger a Pablo y el mayor de los Schoklender cargó sobre sus espaldas toda la culpa. Pero cuando ya estaba en la cárcel, contó otra versión: Mi padre se dedicaba al tráfico de armas y el crimen lo cometió un comando. Su hermano apoyó esta teoría.Pero la primera versión pareció tener más peso y, el 12 de marzo de 1985, la jueza Martha Lopardo condenó a Sergio a prisión perpetua y absolvió a Pablo, que quedó libre. Sin embargo, la falta de mérito para el menor de los hermanos duraría un poco más de un año: el 7 de abril de 1986, la Cámara de Apelaciones cambió la absolución por perpetua y pidió su captura.Lo agarraron recién el 14 de mayo de 1994 en Bolivia. Su nuevo nombre era Jorge Velásquez, un comerciante argentino radicado en Santa Cruz de la Sierra. Se había casado y, aunque en ese momento estaba separado, tenía una hija. La pista para su detención llegó porque había emitido un cheque sin fondos y estaba preso. Apenas lo liberaron, Interpol lo detuvo: volvía a ser Pablo Schoklender.Pablo todavía sigue en la cárcel, cumpliendo su condena. Sergio, en cambio, después de pasar 14 años preso salió en libertad condicional el 28 de noviembre de 1995: lo benefició la aplicación de una ley que computa como dobles los años en que estuvo detenido y sin condena.En la cárcel, Sergio estudió Derecho y Psicología; sus títulos de abogado y psicólogo son hoy dos de sus orgullos. Pero se niega a hablar del crimen por el que lo condenaron. De eso sólo hablaré cuando Pablo pueda salir, suele decir, como queriendo sepultar aquella pesadilla.

.
http://edant.clarin.com/diario/1998/03/27/e-04601d.htm

Compartir este post

Repost0

Comentarios

Présenta

  • : cinabrio blog
  • : Ecología y sostenibilidad socioambiental, énfasis en conservación de ríos y ecosistemas, denuncia de impacto de megaproyectos. Todo esto es indesligable de la política y por ello esta también se observa. Ecology, social and environmental sustainability, emphasis on conservation of rivers and ecosystems, denounces impact of megaprojects. All this is inseparable from politics, for it, the politics is also evaluated.
  • Contacto

Perfil

  • Malcolm Allison H malcolm.mallison@gmail.com
  • Biólogo desde hace más de treinta años, desde la época en que aún los biólogos no eran empleados de los abogados ambientalistas. Actualmente preocupado …alarmado en realidad, por el LESIVO TRATADO DE(DES)INTEGRACIÓN ENERGÉTICA CON BRASIL
  • Biólogo desde hace más de treinta años, desde la época en que aún los biólogos no eran empleados de los abogados ambientalistas. Actualmente preocupado …alarmado en realidad, por el LESIVO TRATADO DE(DES)INTEGRACIÓN ENERGÉTICA CON BRASIL

Recherche

Liens