Seguir este blog
Administration Create my blog
16 febrero 2012 4 16 /02 /febrero /2012 00:07

 

 

Profanar a Lemanjá, la diosa del mar y de los náufragos, divinidad del candomblé, símbolo de la religiosidad afro brasileña es un sacrilegio que nadie, en siglos, se había atrevido a cometer. Y sin embargo ha tenido lugar en su Casa de San salvador de Bahía, coincidiendo casi con la fiesta de la diosa del 2 de febrero pasado, una de las manifestaciones religiosas más amadas de los bahianos.

185
Lemanjá en su fiesta del 2 de febrero


Coincidiendo con el caos creado por una huelga policial que aterroriza a una de las ciudades más bellas del país, unos desconocidos entrararon en la pequeña Casa “santuario” de Lemanjá y la profanaron robando las monedas de la gruta de la diosa y quebrando un cofre donde había en pequeñas monedas de pobres ofrendas, 600 reales ( 400 euros). Algo increíble hasta ese momento.


“Lo que nos entristece no es el robo sino esa “barbaridad” de ir a profanar las ofrendas de los pobres a nuestra madre Iemanjá”, ha dicho, Marco Souza, presidente de la colonia de pescadores de San Salvador.


Tristeza, estupor, desconsuelo, incredulidad es el conjunto de sentimientos que han embargado a los bahianos seguidores de la dulce diosa del mar y de los náufragos, a quien dice una “mãe de santo” que “nadie puede quererla mal”. Es que ella es como el símbolo, no de las religiones monoteístas preocupadas por el más allá y por la salvación de las almas, con los miedos de infiernos. No. Iemanjá, es reina y símbolo “de la tierra misteriosa de la felicidad y de la libertad. Imagen de la tierra misteriosa de África. Nostalgia de los días libres de la selva”. La nostalgia de los esclavos africanos arrastrados hasta Brasil en 1549 y que fueron los últimos del mundo a conseguir su libertad en 1888.

.

Subido por Filhodexango en 11/04/2007

.

PONTOS DE YEMANJÁ

Oh! Que barco tão lindo, que vem sobre as ondas do mar
Ele traz as vibrações de nossa Mãe Yemanjá
Ele traz as vibrações de nossa Mãe Yemanjá
Yemanjá, Yemanjá, ela é a rainha do mar
Yemanjá, Yemanjá, ela é a rainha do mar

Brilhou, brilhou, brilhou, brilhou no mar...
o manto da nossa mãe Yemanjá
brilhou, brilhou no mar...
e agora vai brilhar nesse gongá! 

A marola do mar
Vai levando,
Yemanjá é quem vai navegando.

Odociaba !!!!

Muito Amor, Obrigado Mãe d'água !

Quem quer viver sobre as ondas?
Quem quer viver sob o mar?
Salve a sereia do Mar,
Salve Nossa Mãe Yemanjá,

 

.


061
El candomblé, la religión animista traída como un tesoro por aquellos esclavos africanos
, tuvo que mimetizarse para ser aceptada por los colonizadores y de los dueños de los esclavos, para poder mantener su esencia. Ello dio origen más tarde a  una religiosidad ecléctica, de mezcla de cultos que aún pervive hoy en el Umbanda, su forma más mezclada, cristianizada.Hoy Iemanjá, en Bahía y en todo el país, es una de las diosas más amadas y dulces de las viejas religiones  traídas del África Negra.


En Rio de Janeiro, el último día del año, miles de cariocas salen a la playa vestidos de blanco para echar flores al mar en honor de la patrona de los náufragos y pescadores. Pero es el dia 2 de febrero, donde cada año, se festeja en San Salvador de Bahia, la gran fiesta de Iemanjá. Quien ha asistido una vez nunca la olvidará. No es la clásica romería a las Vírgenes católicas, siempre teñidas de una religiosidad más triste que alegre, porque insiste  en la teología de la cruz más que en la búsqueda de la felicidad aquí, en la tierra.


La fiesta de Iemanjá en San Salvador, está toda ella iluminada por una fe sencilla, risueña, ecuménica, de ricos y pobres, negros y blancos, pequeños y grandes. Al alba, cientos de miles de personas, de todas las fes y hasta agnósticos y ateos (pocos en Brasil), hacen largas colas frente a la Casa de la diosa para llevarle algún objeto, más simbólico que de valor: desde una flor a un perfume, desde un collar a un pañuelo, en ofrenda a la gran madre de los mares.


La recogida de los objetos dura casi todo el día en la pequeña Casa de la diosa, que ha sido profanada. Los objetos son colocados en grandes cestas de mimbre que después, al caer de la tarde, serán colocadas en decenas de barcas que saldrán, desde la playa Vermelha de la ciudad, hasta alto mar donde serán arrojadas a las aguas.


Miles de personas, siempre festivas, esperan hasta la noche para ver si Iemanjá ha aceptado o no las ofrendas. Si el mar no devuelve nada de aquellos objetos y de aquellos ramos de flores que llevan el beso de cerca de un millón de personas que colocaron en ella su puñado de deseos y esperanzas, es que Iemanjá las ha aceptado y está contenta y agradecida.

 110203-dia-de-iemanjc3a1-em-salvador-offerings-prepared-by-devotees-in-the-honour-of-iemanjc3a1-photo-glauco-arac3bajo-g1-540x360-100dpiFiesta de Iemanjá en la playa Vermelha de San Salvador


Cuando cae la noche, y el mar se llevó definitivamente los cientos de miles de ofrendas, todos vuelven no a sus casas, sino a la calle, donde los tríos eléctricos enardecen los ánimos y toda la ciudad se convierte en una danza gigantesca y una explosión masiva de alegría.


Profanar ese símbolo de religiosidad natural, despojada de dogmas y de miedos, toda ella impregnada de símbolos de la Naturaleza, corazón de la divinidad africana, es un sacrilegio que  ofende no sólo a los seguidores de la madre del mar, sino a todos los que aún albergan sentimientos de respeto por tabúes sagrados que no deberían ser manchados.

Lemanjá es la hija de Yoruba, dueña del mar, y es tan maternal que se dice que sus hijas suelen tener dificultad en engendrar porque ellas son ya “madres que protegen a todos los hijos de los demás”.


Una vez, en Italia, en Sicilia, la vieja Mafia agraria respetaba a las mujeres y a los niños. Más tarde, la nueva Mafia de las drogas y del comercio de las armas dejó de respetar a las unas y a los otros. Se dijo en aquel momento que “Italia y Sicilia nunca serían ya iguales”.


Quiero sólo esperar que la profanación de la gruta de la dulce Iemanjá, sea sólo un episodio aislado y no presagio de que algo nuevo y trágico, está iniciando en la querida Bahia, rica de cultura, de la  sana religiosidad de la felicidad, de escritores como Jorge Amado y de músicos de fama mundial como Gilberto Gil y Caetano Veloso.

.

.

Algunos versos de una canción de Gilberto Gil sobre Iemanjá

Iemanjá-sólo se ver mar 
Iemanjá- sólo se ve mar

Mujer está en la playa, hombre está en el mar 
Mujer está rezando para el hombre volver 
Mané fue a la pesca, pescar para vivir

Mujer está rezando, ya pasó de la hora 
Mujer está llorando, Dios mío, cuanto tarda 
Iemanjá es reina, 
Es bonita, es mujer

No fue esta vez, esta vez no será, 
allí viene la barca llegando del mar 
trajo poca pesca, pero Mané volvió. 
Salve Nuestra Señora 
Salve Nuestro Señor

Iemanjá - sólo se ve mar

Iemanjá- sólo se ve mar

Gilberto-gil-revista-afro
Gilberto Gil

Dedicatoria

Dedico este post a los sufridos pescadores de Bahía doloridos por la profanación a su Reina del mar

Compartir este post

Published by cinabrio - en PSICOLOGÍA
Comenta este artículo

Comentarios

Présenta

  • : cinabrio blog
  • cinabrio blog
  • : Ecología y sostenibilidad socioambiental, énfasis en conservación de ríos y ecosistemas, denuncia de impacto de megaproyectos. Todo esto es indesligable de la política y por ello esta también se observa. Ecology, social and environmental sustainability, emphasis on conservation of rivers and ecosystems, denounces impact of megaprojects. All this is inseparable from politics, for it, the politics is also evaluated.
  • Contact

Perfil

  • Malcolm Allison H malcolm.mallison@gmail.com
  • Biólogo desde hace más de treinta años, desde la época en que aún los biólogos no eran empleados de los abogados ambientalistas. Actualmente preocupado …alarmado en realidad, por el LESIVO TRATADO DE(DES)INTEGRACIÓN ENERGÉTICA CON BRASIL
  • Biólogo desde hace más de treinta años, desde la época en que aún los biólogos no eran empleados de los abogados ambientalistas. Actualmente preocupado …alarmado en realidad, por el LESIVO TRATADO DE(DES)INTEGRACIÓN ENERGÉTICA CON BRASIL

Recherche

Páginas

Liens