Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog
1 julio 2011 5 01 /07 /julio /2011 17:49

 

 

Caratula de la Revista National Geographic de 1913, anuncia el "descubrimiento" de Machu Picchu.

José Gabriel Cosío publicó en 1912, un año antes que la Revista de la Sociedad Geográfica de Lima, sus impresiones de su vista al lugar y nos alertó de cómo se sabía la existencia de Macchu Picchu.

victormazzihuaycucho.blogspot.com/2011/03/hir...

Machu Picchu, la ciudad que nunca estuvo perdida

 

Lima, 26 jun (EFE).- Aunque el norteamericano Hiram Bingham se ha llevado la gloria mundial por haber "descubierto" la ciudadela inca de Machu Picchu, todas las evidencias históricas apuntan a que este famoso sitio arqueológico nunca estuvo perdido.

Bingham ganó fama tras realizar tres expediciones (1911, 1912 y 1915) hacia Machu Picchu, que llamó "la ciudad perdida de los Incas", pero en medio de sus aventuras soslayó los datos históricos que fue encontrando e incluso dejó de mencionar a importantes conocedores de la zona, entre ellos un compatriota suyo.

Este personaje fue Albert Giesecke, un académico norteamericano que con sus 29 años era rector de la Universidad San Antonio Abad del Cuzco y que fue quien le dio las referencias e incluso el nombre de Melchor Arteaga, el campesino que más tarde guiaría a Bingham, un 24 de julio de 1911, hasta las famosas ruinas.

Pero antes de Bingham, que muchos aseguran que inspiró la figura cinematográfica de Indiana Jones, otras personas visitaron el lugar, aunque siempre con la ansiedad de buscar tesoros o mientras realizaban exploraciones mineras o buscaban rutas fluviales hacia la Amazonía.

El más célebre de todos fue el hacendado cuzqueño Agustín Lizárraga, quien llegó a las ruinas e incluso inscribió en el muro de las Tres Ventanas "A. Lizárraga, 14 de julio de 1902", es decir, nueve años antes que Bingham.

Lizárraga realizó las primeras labores de limpieza en las ruinas acompañado por Justo A. Ochoa, Gabino Sánchez y Enrique Palma, pero murió ahogado en el río Vilcanota en febrero de 1912, sin poder reclamar su descubrimiento.

Pero incluso antes que él, ya existieron mapas del siglo XIX en los que se señalaba el sitio de Machu Picchu y, si se retrocede más en el tiempo, los primeros indicios son de 1565, cuando en los escritos del español Diego Rodríguez de Figueroa aparecía con el nombre de "Pijchu".

Muchos de estos datos fueron ofrecidos en el 2003 por la historiadora peruana Mariana Mould de Pease, quien publicó el libro "Machu Picchu y el Código de Ética de la Sociedad de Antropología Americana".

Entre las evidencias históricas, Mould publicó los mapas que prueban que la ciudadela inca había sido conocida en el siglo XIX, y aparentemente saqueada, por el aventurero alemán Augusto Berns.

Esos mapas habían sido hechos públicos como una primicia por el cartógrafo norteamericano Paolo Greer, quien aseguró que Berns era el verdadero descubridor de Machu Picchu, algo que fue rechazado por Mould.

Además, la historiadora reveló que Bingham tuvo entre sus papeles la resolución que autorizó la presencia de Berns en el sitio histórico, y dijo además que el historiador inglés Clemens Markham, que llegó a ser presidente de la Real Sociedad Geográfica de Londres, también tenía mapas en los que figuraba Machu Picchu.

El historiador peruano Carlos Carcelén asegura, por su parte, que Berns se instaló en la región de Cuzco y creó una empresa maderera y de explotación minera en la segunda mitad del siglo XIX, desde donde comenzó a saquear las reliquias de Machu Picchu con el conocimiento del Gobierno de aquel entonces.

Mould también adelantó la existencia de otros mapas fechados en 1870 y 1874, respectivamente, y que considera "una prueba irrefutable de que Machu Picchu estaba totalmente integrado en el Perú republicano".

El mapa de 1870 fue trazado por el estadounidense Harry Singer para promover la inversión minera en la zona, y el de 1874 fue hecho por el ingeniero alemán Herman Gohring por encargo del gobierno peruano y señala claramente a Machu Picchu y a la montaña vecina Huaina Picchu.

Ahora que ha pasado un siglo, y con el pleno reconocimiento mundial, existe consenso en que Bingham no fue el descubridor, pero sí fue la primera persona que supo darse cuenta de la importancia histórica y cultural de la ciudadela que sería considerada una de las Siete Nuevas Maravillas del Mundo.

............................................

 

Inscripción en el monolito de la referencia de Jesús Velarde y Juan Santillana, antes de la presencia de Hiram Bingham.

Hiram Bingham ganó fama tras realizar tres expediciones (1911, 1912 y 1915) hacia Machu Picchu, que llamó "la ciudad perdida de los Incas", pero en medio de sus aventuras soslayó los datos históricos que fue encontrando e incluso dejó de mencionar a importantes conocedores de la zona, entre ellos un compatriota suyo... su actitud es expresión evidente de como hacer carrera en la sociedad occidental ... pasando por encima de los demás ...

Agustín Lizárraga

Machu Picchu fue descubierta por Agustín Lizárraga en 1902

razuridepachacutec.blogspot.com/2011/01/machu...

-------------------------------

Sólo 700 personas estarán en Machu Picchu para la celebración del centenario

Fuente: EFE  | 25/06/2011

Lima, 24 jun (EFE).- Sólo 700 personas, entre invitados, artistas y organizadores, participarán de los actos oficiales programados para el 7 de julio próximo en la ciudadela incaica de Machu Picchu por el centenario de su descubrimiento, en estricto cumplimiento de las recomendaciones de la Unesco, informó hoy el Gobierno peruano.

Después de que surgiera la posibilidad de que Machu Picchu pudiera ser incluida en la lista de patrimonio de la humanidad en peligro, la Comisión de Alto Nivel que organiza los festejos fijó en 700 el número de personas que asistirán, entre las que figuran el personal de la transmisión televisiva, los elencos artísticos, la seguridad y encargados de salud, así como los organizadores.

El aforo máximo recomendado para ese lugar es de 790 personas, de acuerdo a la Dirección Regional de Cultura de Cuzco.

El presidente de la Comisión de Alto Nivel, el empresario Ricardo Vega Llona, advirtió: "no podemos ni debemos hacer lo que nos provoca en la ciudadela durante las celebraciones por el Centenario de Machu Picchu, por ello debemos seguir las indicaciones de las autoridades competentes".

Vega Llona confirmó que ha recibido indicaciones para proteger la ciudadela y que su grupo las acatará, teniendo en cuenta que la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) ha señalado que deben cumplirse una serie de medidas para no dañar el santuario y que no pierda su condición de Patrimonio Cultural de la Humanidad.

Para el 7 de julio se han previsto dos actos principales, uno de danza y música en el día y otro de luces y sonido en la noche, que serán transmitidos por la televisora estatal TV Perú y serán realizados sobre los terrenos agrícolas que circundan a la ciudadela arqueológica, pero no en la ciudadela misma.

Según un comunicado del Ministerio de Cultura, del cual depende la comisión organizadora, se estableció un protocolo en la vestimenta de los invitados que prohibirá calzar tacones a las mujeres para preservar la integridad de la ciudadela de piedra, y, en su lugar, se recomendará "usar zapatos con suela de jebe para no dañar Machu Picchu".

Además, el Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Sernanp) ha dado el visto bueno a los lugares elegidos para las ceremonias artísticas porque "estarán distantes de las zonas más delicadas del Santuario" y así se evitará "cualquier daño" al mismo, agregó el comunicado oficial.

La seguridad de ese día estará a cargo de 850 policías que serán desplegados, entre el 5 y 9 de julio, hacia la ciudadela y el pueblo de Machu Picchu, la vecina fortaleza de Ollantaytambo y la ciudad del Cuzco, donde también se apreciarán los actos en pantallas gigantes a los que tendrá acceso el gran público.

---------------------

.

Machu Picchu, la ciudad que nunca estuvo perdida

GIESECKE CONTACTO A BINGHAM CON EL PROPIETARIO DE LAS TIERRAS
sábado, 20 de marzo de 2010 machupicchu.made-in-peru.info/.../
Dr. Alberto A. Giesecke
.
En enero de 1911, el Sr. Braulio Polo y la Borda, propietario de la hacienda Echarati, en la localidad de Mandor, provincia de la Convención, departamento del Cusco, invita al Rector de la Universidad San Antonio Abad del Cusco, Dr. Alberto A. Giesecke, a su hacienda. En esta visita le refiere que toda la región estaba sembrada de zonas arqueológicas, es decir, ruinas incas, y que sus afirmaciones podían ser demostrada por los habitantes de Mandor o San Miguel.

Giesecke, quien durante sus catorce años de gobierno universitario se destacó como promotor de toda iniciativa arqueológica, conocedor del interés de Bingham, le escribió al respecto.

En el Cusco, Giesecke lo puso en contacto con Braulio Polo y Borda. Ya reunidos, le comenta a Bingham que en la colina delante de su propiedad había unas construcciones antiguas cubiertas por vegetación donde el ganado frecuentemente se perdía. Es más, le presentó a Eduardo Lizárraga, un arrendatario de la tierras de labrantío que vivía en el área desde los años setenta del siglo XIX. Con el conocimiento indudable de las referencias citadas, las confirmaciones de Giesecke y Braulio Polo, y los relatos de Lizárraga, que ya había dejado su nombre grabado en la piedra de Machu Picchu, en los primeros días de julio de 1911, Bingham llegó al valle de Vilcabamba, con una primera comisión científica de la Universidades de Yale, con quienes descubrió la Ciudadela Imperial de Machu Picchu.

El 23 de julio de 1911 Bingham se presenta en Mandor, junto con el Sargento Carrasco que lo escoltó desde Cusco por orden del Prefecto Juan José Nuñez. Ellos encontraron en su choza al campesino Melchor Arteaga, quien le dice a Bingham sobre la existencia de dos sitios de incas, llamados Machu Picchu y Wayna Picchu. De este modo, Bingham consigue información cierta, contrata a Arteaga como guía local y logra llegar, al día siguiente, a Machu Picchu, la Ciudad Inca.

Ese día, el 24 de julio de 1911, después de examinar la pronunciada pendiente de la montaña donde está Machu Picchu, decide subir por donde todavía hoy es el camino de ascenso a la Ciudadela. Melchor Arteaga lo condujo hasta Machu Picchu, tras penosa ascensión por el flanco este de la montaña. Después del mediodía llegaron a otra choza dónde encontraron a Anacleto Alvarez y Toribio Recharte. Ellos eran dos campesinos humildes que, junto a sus familias, vivieron en el área cultivando sus terrazas prehispánicas.

Ese mismo 24 de julio llegaron a la cima del cerro llamado Machu Picchu, donde esta la fabulosa llacta inca de Picchu.
El espeso manto verde que cubría la Ciudadela no hizo posible una primera apreciación objetiva des descubrimiento, sino que machete en mano desbrozaron algunas secciones de los muros. Es fácil imaginar la admiración de los exploradores cuando se les reveló, oculta por la densa vegetación, la Ciudadela de Machu Picchu.

Esto hizo pensar a Bingham en la supuesta capital de Manco II, idea que sustentó algún tiempo en sus relatos, incluso hasta después que empezó a hablar de Pacareqtambo,”Posada del Amanecer”, de donde los hermanos Ayar habrían emprendido su marcha al Cusco, idea errada para nuestros días. Bingham la bautizó con el mismo nombre del cerro que la cobijaba y no tuvo dudas que ésta, sí, era la legendaria Vitcos.

 

----------------------

Albert Anthony Giesecke, norteamericano, hijo de inmigrantes alemanes, dedicó su vida al Perú

A.A. Giesecke (1883-1968), a North American who spent much of his life in Peru. Among his notable achievements was to tell Hiram Bingham where to go in 1911 to find Machu Picchu. Giesecke also had a major hand in the establishment of archaeology museums in Cusco and Lima.

Rector a los 26 años: Albert A. Giesecke y el desarrollo en el Perú
Veintiséis años y fue nombrado por el presidente Leguía rector de la Universidad San Antonio Abad del Cusco (1909-1923), posteriormente fue alcalde de la misma ciudad en tres períodos, contribuyó al descubrimiento de Machu Picchu, al estudio de Pachacamac, inició la fiesta del Inti Raymi, participó en el plebiscito de Tacna-Arica, construyó la primera pista de aterrizaje en Cusco, entre otras importantes obras. Este es el caso de un joven descendiente de alemanes nacido en los Estados Unidos que fue llamado por un tiempo para trabajar en la reforma educativa peruana y terminó dedicando toda su vida al estudio y difusión de la cultura en el Perú

Albert Anthony Giesecke, hijo de inmigrantes alemanes, nació en Filadelfia el 30 de noviembre de 1883, estudió Economía y Ciencias Políticas en las Universidades de Pensilvania y en el Wharton School of Economics y obtuvo el grado de Doctor en Filosofía en 1908 en la universidad de Cornell.

Durante las primeras décadas del siglo XX, el Perú estaba en un proceso de transición en lo político con gobiernos civilistas de tendencias oligárquicas; en lo económico con una gran afluencia de capital norteamericano puesto de manifiesto en un cúmulo importante de inversiones; y en el aspecto educativo que se encargó de calcar el modelo estadounidense de educación.

En la referida coyuntura el 9 de julio de 1909, Albert A. Giesecke llegó al Perú. Su primer proyecto lo realizó en el colegio Nuestra Señora de Guadalupe donde aplicó un programa piloto de reforma educativa. En esos meses, los estudiantes de la universidad San Antonio Abad iniciaron una serie de protestas que motivaron al gobierno a declarar su cierre el 28 de agosto de 1909.

Leguía impresionado por el trabajo de Giesecke, decide proponerle el rectorado de la universidad cusqueña y para tal fin, cambia la ley debido a que ésta prescribía como edad mínima para este cargo 30 años, en ese entonces, Giesecke tenía 26 años. La noticia que un extranjero ocupara semejante puesto causó mucha controversia a tal punto que en Lima intentaron interpelar al ministro de educación, asimismo los enemigos de Leguía consideraron “un insulto” que un “gringo” ocupara el rectorado y fue convertido por ellos en “un símbolo de imperialismo yankee”. A pesar de la oposición de algunos sectores, Giesecke inició su gestión.

Después de un minucioso trabajo de reorganización en lo académico y administrativo, el nuevo y controvertido rector, decretó la apertura de la universidad el 10 de noviembre de 1909. Como máxima autoridad de la universidad -cargo que ejerció hasta 1923- se pueden destacar las siguientes obras: el mejoramiento de las relaciones con los dirigentes estudiantiles de la universidad debido a su habilidad y a la casi coetaneidad con ellos; instauró la educación para la mujer; fundó la Revista Universitaria; organizó el Museo Arqueológico e impulsó la investigación de la zona; realizó el primer censo científico del Perú en 1912, etc.

Jorge Basadre en su libro La vida y la historia menciona lo siguiente: “No olvido la sorpresa que me causó ver cómo Giesecke, sin demagogia, estaba cerca de los alumnos al extremo de practicar deporte al lado de ellos en contraste con el estiramiento de los catedráticos de Lima y constatar luego la modernización y la ampliación que efectuó en San Antonio Abad, en la medida que su época lo permitió atrayendo a los valores más selectos del medio sin prejuicios ni condicionalismos”.

Entre 1913 y 1923 Giesecke fue miembro del Consejo Municipal, de la Sociedad de Beneficencia Pública y Alcalde del Cusco en 3 períodos. En virtud de su cargo como alcalde, realizó la primera pista de acceso de la Plaza de Armas a las ruinas de Sacsayhuaman; inició la fiesta del Inti Raymi; promovió la pavimentación de las calles y su alcantarillado; preparó la primera pista de aterrizaje de Cusco, etc.

Entre 1910 y 1911, Giesecke conoce la existencia de Machu Picchu y fue quien alojó y dio la información a Hiran Bingham para que éste llegara a la ciudadela perdida.

En 1923, Leguía no le permite regresar a su país y le asigna el cargo de Director General de Enseñaza (actualmente sería el Ministerio de Educación), en su gestión logró abrir numerosas escuelas para la población de escasos recursos; pagó puntualmente a los maestros; editó las primeras guías turísticas de Cusco (tanto en ingles como en español); participó en el plebiscito Tacna-Arica, etc.

Entre 1932 y 1967, fue asignado a un cargo en el cuerpo diplomático de la embajada estadounidense que fue de carácter cultural, de difusión e investigación. En 1938 estudió junto a Julio C. Tello la ciudadela de Pachacamac; colaboró con la reconstrucción del Cusco luego del terremoto de 1950, etc.

El Estado Peruano le otorgó la condecoración de la Orden del Sol -que no pudo aceptar por ser miembro del cuerpo diplomático de los Estados Unidos-.

Giesecke con respecto a nuestro país decía lo siguiente: “El Perú ha sido más grande que Roma y hay que regresarlo al centro del mundo”. Albert Giesecke murió en 1968 y fue un gran ejemplo de trabajo, honestidad, bondad y enorme vocación de servicio. Es necesario apreciar la magnitud de su trabajo a fin de que no se pierda inexorablemente en las páginas de la historia.

posted by ANDRES KISHIMOTO KANNA @ 3/06/2005 03:11:00 PM  http://kishimotoandres.blogspot.com/2005_03_01_archive.html--------------------------------------------

.

Albert A. Giesecke (1883-1968): A Philadelphian in the land of the Incas

Article Abstract:

Philadelphia born Albert A. Giesecke, a graduate from University of Pennsylvania played a largely unrecognized but important part in recovering and promoting Peru's rich pre-Columbian past. Giesecke had a major hand as a young man in the discovery of Machu Picchu, which has become the most visited archaeological site in the Western Hemisphere and the foremost tourist destination in South America, however the credit for the same went to Hiram Bingham

Author: Gade, Daniel W.
Publisher: University Museum of the University of Pennsylvania
Publication Name: Expedition
Subject: Anthropology/archeology/folklore
ISSN: 0014-4738
Year: 2006

Biography, Archaeologists, Incan culture, Giesecke, Albert A.

Read more: http://www.faqs.org/abstracts/Anthropology-archeology-folklore/Albert-A-Giesecke-1883-1968-A-Philadelphian-in-the-land-of-the-Incas.html#ixzz1Qrjd9NtH

[PDF]

Albert A. Giesecke (1883–1968)

Formato de archivo: PDF/Adobe Acrobat - Vista rápida
site in the Western Hemisphere and the foremost tourist destination in South America, but Albert Giesecke's role in its story is ...
www.penn.museum/documents/publications/expedition/PDFs/48.../Gade.pdf

Compartir este post

Repost0

Comentarios

Présenta

  • : cinabrio blog
  • : Ecología y sostenibilidad socioambiental, énfasis en conservación de ríos y ecosistemas, denuncia de impacto de megaproyectos. Todo esto es indesligable de la política y por ello esta también se observa. Ecology, social and environmental sustainability, emphasis on conservation of rivers and ecosystems, denounces impact of megaprojects. All this is inseparable from politics, for it, the politics is also evaluated.
  • Contacto

Perfil

  • Malcolm Allison H malcolm.mallison@gmail.com
  • Biólogo desde hace más de treinta años, desde la época en que aún los biólogos no eran empleados de los abogados ambientalistas. Actualmente preocupado …alarmado en realidad, por el LESIVO TRATADO DE(DES)INTEGRACIÓN ENERGÉTICA CON BRASIL
  • Biólogo desde hace más de treinta años, desde la época en que aún los biólogos no eran empleados de los abogados ambientalistas. Actualmente preocupado …alarmado en realidad, por el LESIVO TRATADO DE(DES)INTEGRACIÓN ENERGÉTICA CON BRASIL

Recherche

Liens