Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog
4 abril 2014 5 04 /04 /abril /2014 16:17

El libro de crítica social País Combi del empresario Pedro Morillas, busca visibilizar las malas prácticas de los peruanos y sus consecuencias para nuestro futuro. País Combi reflexiona acerca de las enfermedades del Perú como la informalidad, la falta de respeto, el transporte inescrupuloso, la incompetencia institucional, la deficiente educación, la carencia de planeamiento y la corrupción ... LA SEÑORA CORRUPCIÓN ...

 

 

 

Tíralo nomás por la ventana

Pedro Morillas ha producido un libro que presenta en unos 80 textos breves muchas de nuestras realidades más irritantes y penosas. Se titula País combi, aunque bien podría haber tomado en préstamo El espejo de mi tierra (1840) de Felipe Pardo y Aliaga. La lectura del conjunto deja, como el autor reconoce, un sabor amargo. Rara vez vemos a nuestros defectos tan juntos.

4/4/2014 Escribe Mirko Lauer

No es sátira, porque Morillas no tiene humor para soportar las vivezas, torpezas, criolladas o burradas que cronica. Su propósito parece ser que la acumulación de actos combi descarnadamente mostrados revele la magnitud del problema. El resultado es más de lo que podemos digerir. Termina siendo una suerte de libro de consulta diabólica.

Pero a la vez es una obra que el país estaba esperando, y que está llamada a engrosar en las siguientes ediciones. Pues el libro permite diversas aproximaciones: ¿Cuántas de estas barbaridades suelo practicar? ¿Cuántas de las críticas son justas y cuántas no? También podemos aplicarle nombres a las diversas situaciones, algo que Morillas no hace.

En verdad las 142 páginas cubren mucho terreno, desde el tráfico hasta el narcotráfico, desde la sencilla tontería hasta la elaborada corrupción, desde los ambulantes hasta los tecnócratas. No es que nadie se salve. El libro nos invita a hacer nuestra propia lista de lo que se le pasó a Morillas en este tipo de periplo, que siempre puede ser más exhaustivo.

EL MICROBUSERO ESTRELLA ... ESTRELLA EL PAÍS COMBI ... EL PAÍS INVIABLE ...

 

Un país (legalmente) inviable - El Colombiano

www.elcolombiano.com/...pais...inviable/un_pais_(legalmente)_inviable....
1/5/2011


Pero es Morillas quien se ha detenido frente a cada situación defectiva del país y elaborado una viñeta lapidaria para cada caso. Era inevitable que de allí surgiera un libro irritado cuya fuerza está en mostrarnos sin afeites realidades que todos conocemos y con las que convivimos. De algunas de ellas inevitablemente participamos.

Tomás Unger ha detectado, con razón, una sinergia en estos capítulos: “La educación deficiente se refleja en las carreras no rentables e incapacidad de funcionarios. Las fallas del poder judicial y las trabas administrativas empujan a la informalidad. La impunidad va de la mano con la falta de disciplina y así sucesivamente”.

De especial interés son las interesadas incongruencias que Morillas detecta enquistadas en el funcionamiento de las instituciones. Lo que hace ya algunos años Nicholas Asheshov detectó como The Peruvian paradox: las cosas no están allí para funcionar, sino precisamente para lo contrario. Morillas nos da espléndidas ilustraciones de esto.

Por ejemplo: la carretera no está allí para que los vehículos vayan rápido, sino para que los comerciantes se instalen en las bermas y entorpezcan el avance; muchas normas (hay muchas) no están allí para su cumplimiento sino para cobrarle a quienes desean contravenirlas. Y, como dice Unger, así sucesivamente. Obligada lectura, si su hígado resiste.

http://www.larepublica.pe/columnistas/observador/tiralo-nomas-por-la-ventana-04-04-2014

 

 

Escabullirse en el Perú es tradición desde los Señores Incas

Anadarko Petroleum no se pudo escabullir: pagará US$ 5 mil millones por daños ambientales y 8,000 gringos intoxicados

 

.

.

El Perú: ese país donde el “neoliberalismo” sí existe.

Dos ejemplos de “la minería que tú quieres”

Publicado el 1/5/2011

 Hace un tiempo un profesor me contaba que un filósofo español que visitaba nuestro país, liberal él, le había comentado que creía que el término “neoliberal” era una de esas etiquetas meramente nominales con las que la izquierda se había fabricado un enemigo ad hoc pero inexistente, o al menos que eso creyó hasta que conoció nuestro país y se dio cuenta que “si hay un país que pueda llamarse propiamente ‘neoliberal’, ése tiene por fuerza que ser el Perú”.

Uno ve esto a diario. Por ejemplo, en nuestro sistema de “transporte público”, en el cual no sólo la presencia del Estado es nula (en contraste con la mayoría de países), sino que además no tiene el menor sentido de ser unservicio público. A lo mucho es colectivo. Acá el transportista decide según su ánimo o la paga cómo debe tratarte (y si no te gusta, te dice que para eso están los taxis). Acá el transportista decide si hace su ruta completa o sólo una parte porque su mujer le ha dicho que regrese temprano a casa ese día. Acá las licencias se dan a personas que a su vez las subarrendan a otras que ni tienen en cuenta que se les ha dado una licencia bajo ciertos términos. Acá el respeto de las normas de tránsito (y esto incluye a los peatones) depende de si hay o no un policía cerca. Acá se malogra un semáforo y por una extraña razón que no logro comprender del todo los conductores son incapaces de alternar los pases de manera ordenada y conveniente para todos. O, más incomprensiblemente aun, los policías empiezan a dirigir el tránsito con otros tiempos que los de los “semáforos inteligentes” y lo ralentizan todo.

.

.

Acá el transportista decide si los escolares pueden subirse o no a sus vehículos y todos los precios se negocian (y si no estás de acuerdo, puedes bajarte del carro y tomar otro). Una profesora argentina me comentaba en Medellín que, cuando estuvo en Lima, le pareció extrañísimo tener que negociar con los taxistas el precio de la carrera, así como que algunos simplemente se negaran a ir a su destino. Todo eso pasa y a todo eso estamos mal habituados. La influencia de ese salvajismo en otros ámbitos de nuestra convivencia social no ha sido aún estudiada. Lo único que sabemos de cierto es que gran parte de este mal se lo debemos —¡qué sorpresa!— a Alberto Fujimori. Y, sin embargo, quizá no sea el transporte el mejor ejemplo del más salvaje neoliberalismo en nuestro país. Pongamos dos breves ejemplos que nos muestren la más avergonzante abdicación del Estado en manos de los intereses privados de unos pocos, que son —¡qué sorpresa!— los dueños de las grandes empresas extractoras: las mineras.

Primer ejemplo: Observe atentamente el siguiente cartel colocado en los alrededores de la minera Buenaventura en Uchucchacua, provincia de Oyón, departamento de Lima.

.

Fotografía de Óscar Pacussich publicada en el reportaje "Plomo en la mina de plata", en el semanario Hildebrandt en sus trece del viernes 29 de abril de 2011, p. 29. Por derechos de reproducción no puedo colocar las otras fotografías, pero son especialmente elocuentes las que muestran la desaparición de las lagunas Mesapata y Tinquicocha por los relaves mineros.

 

.

¿”Seguridad es hacer las cosas bien”? Ni al generalísimo Franco le hubiese salido un lema tan fascista. Aquí se observa además cómo los intereses de la mina priman sin ningún problema por sobre el derecho constitucional al libre tránsito, según el cual cada persona es libre para decidir por cuáles vías públicas quiere transitar y en dónde desea detenerse o dónde no. A la minera no le importa. Como no hay allí presencia del Estado, qué más da. Ellos deciden cuándo, dónde y cómo establecen pequeños estados de excepción, en los cuales restringen los derechos fundamentales a su soberana voluntad. Éste es el siglo XXI en el Perú, en nada distinto al siglo XVI (y bastante cerca de Lima).

Segundo ejemplo: Hace un tiempo el literato y humorista Jaime Bayly dijo que él no comprendía por qué habría que mantener unas Fuerzas Armadas, por lo que sugería eliminarlas. A los empresarios mineros se les ha ocurrido algo más inteligente: contratarlas como seguridad privada; es decir, según el peruanismo del caso, como sus “guachimanes”. Esto viene ocurriendo en la provincia de Condorcanqui en Amazonas, donde la Sexta Brigada de Selva del Ejército del Perú ha celebrado un contrato conla minera de Carlos Ballón Barraza y con la minera Afrodita S.A.C. para brindarles transporte, comunicación y seguridad a cambio de S/. 80 mil nuevos soles al año. Se puede ver el tenor del contrato aquí. Esto es a lo que ha llegado el “Glorioso Ejército de Bolognesi”. Bueno, nunca tan glorioso, pero tampoco, hasta ahora, rebajado a tan poca cosa. Ya que estamos en esto y el concepto de “fuerzas públicas” parece no tener más lugar en nuestra sociedad neoliberal, a lo mejor las discotecas de Lima podrían contratarlos también en lugar de sus vigilantes privados.

Creo que estos ejemplos hablan por sí solos y me eximen de mayor comentario. Así vistas las cosas, me parece que tiene razón también otro profesor amigo, liberal él, cuando me dice que “el liberalismo es un asunto de caballeros, pero el problema es que en el Perú los liberales son unos hijos de puta”. En efecto, lo son.

http://isotes.wordpress.com/2011/05/01/el-peru-ese-pais-donde-el-neoliberalismo-si-existe-dos-ejemplos-de-la-mineria-que-tu-quieres/

.

.

  • Siria, ¿país inviable? | La Voz del Interior
    www.lavoz.com.ar/blogs/siria-pais-inviable
    3/6/2013 - La fragmentación de la oposición, las fuertes alianzas de Al Assad y la inmovilidad de Europa anticipan más sufrimiento para los civiles.

Las diez plagas de un país inviable - La Voz de Galicia

www.lavozdegalicia.es/mundo/2010/11/28/0003_8877140.htm
27/11/2010 - Haití es un país que desconcierta. Tan cerca de EE.?UU. y tan lejos de Occidente. Ni las necesidades más básicas están cubiertas. He aquí .

.

Compartir este post

Repost0

Comentarios

Présenta

  • : cinabrio blog
  • : Ecología y sostenibilidad socioambiental, énfasis en conservación de ríos y ecosistemas, denuncia de impacto de megaproyectos. Todo esto es indesligable de la política y por ello esta también se observa. Ecology, social and environmental sustainability, emphasis on conservation of rivers and ecosystems, denounces impact of megaprojects. All this is inseparable from politics, for it, the politics is also evaluated.
  • Contacto

Perfil

  • Malcolm Allison H malcolm.mallison@gmail.com
  • Biólogo desde hace más de treinta años, desde la época en que aún los biólogos no eran empleados de los abogados ambientalistas. Actualmente preocupado …alarmado en realidad, por el LESIVO TRATADO DE(DES)INTEGRACIÓN ENERGÉTICA CON BRASIL
  • Biólogo desde hace más de treinta años, desde la época en que aún los biólogos no eran empleados de los abogados ambientalistas. Actualmente preocupado …alarmado en realidad, por el LESIVO TRATADO DE(DES)INTEGRACIÓN ENERGÉTICA CON BRASIL

Recherche

Liens