Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog
17 julio 2014 4 17 /07 /julio /2014 17:37

- The  Deep Decarbonization Pathways Project will issue periodic report on deep decarbonization. The DDPP is issuing this interim 2014 report to the UN Secretary-General Ban Ki-moon in support of the Climate Leaders’ Summit at the United Nations on September 23.

 

DDPP front cover small

Rutas hacia una profunda descarbonización - Informe 2014

 

La Red de Soluciones de Desarrollo Sostenible (SDSN) y el Instituto para el Desarrollo Sostenible y Relaciones Internacionales (IDDRI) co-fundaron y dirigen el Proyecto de Rutas de Profunda Descarbonización (DDPP).

En la actualidad, la DDPP (Deep Decarbonization Pathways Project) comprende 15 equipos de investigación de países que representan el 70% de las emisiones globales de GEI (gases de efecto invernadero): Australia, Brasil, Canadá, China, Francia, Alemania, India, Indonesia, Japón, México , Rusia, Sudáfrica, Corea del Sur, el Reino Unido y los EEUU.

El Proyecto de Rutas de Profunda Descarbonización (DDPP) es una iniciativa colaborativa para entender y mostrar cómo los distintos países pueden hacer la transición a una economía de bajas emisiones de carbono y cómo el mundo puede alcanzar la meta acordada internacionalmente de limitar el aumento de la temperatura media de la superficie planetaria a menos de 2°C.
Se emitirá un informe periódico sobre la descarbonización profunda. El DDPP emite este informe provisional de 2014 al Secretario General de la ONU Ban Ki-moon, en apoyo a la Cumbre de Líderes del Clima en las Naciones Unidas del 23 de septiembre. Presenta conclusiones preliminares sobre las vías técnicamente factibles para la descarbonización profunda. Será emitido el informe completo de 2014 del DDPP en septiembre de 2014, antes de la Cumbre. Para promover el debate se recibe comentarios y sugerencias de mejora a este informe provisional antes del 15 de agosto 2014, en info@unsdsn.org. En el primer semestre de 2015, la DDPP emitirá un informe más amplio al Gobierno francés, anfitrión de la 21 ª Conferencia de las Partes (COP 21) de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC).

 

 

 

 

Se traza camino para profunda descarbonización hacia Cumbre Climática de la ONU
En un informe presentado por el secretario general de la ONU se detallaron los esfuerzos que los países deben seguir para reducir las emisiones de de carbono y evitar la subida de 2°C que pondría en riesgo el planeta entero.
Publicado el 09/07/2014

 

 

 

“The Sustainable Development Solutions Network (SDSN) and the Institute for Sustainable Development and International Relations (IDDRI) co-founded and lead the DDPP. Currently, the DDPP comprises 15 Country Research Teams composed of leading researchers and research institutions from countries representing 70% of global GHG emissions and different stages of development: Australia, Brazil, Canada, China, France, Germany, India, Indonesia, Japan, Mexico, Russia, South Africa, South Korea, the UK, and the USA. The DDPP is a collaborative initiative to understand and show how individual countries can transition to a low-carbon economy and how the world can meet the internationally agreed target of limiting the increase in global mean surface temperature to less than 2 degrees Celsius (°C). It will issue periodic report on deep decarbonization. The DDPP is issuing this interim 2014 report to the UN Secretary-General Ban Ki-moon in support of the Climate Leaders’ Summit at the United Nations on September 23. It presents preliminary findings on technically feasible pathways to deep decarbonization. The complete 2014 DDPP report will be issued in September ahead of the Summit. To further this discussion we invite comments and suggestions for improvement on this interim 2014 report before August 15, 2014, to be sent at info@unsdsn.org. In the first half of 2015, the DDPP will issue a more comprehensive report to the French Government, host of the 21st Conference of the Parties (COP 21) of the United Nations Framework Convention on Climate Change (UNFCCC).”

 

http://www.bespacific.com/deep-decarbonization-pathways-report/

 

 

 

Los políticos temen decir la verdad allí donde hay ‘lobbys’ poderosos en pro del carbón y el petróleo

 

Una profunda descarbonización

 

La Humanidad avanza por una vía de ruina, movida por la avaricia y la ignorancia a corto plazo
Jeffrey Sachs 2 FEB 2014 -

Echemos un vistazo a lo que ha ocurrido en todo el mundo este mes pasado. La ola de calor en Australia llenó los titulares cuando las temperaturas alcanzaron los 45° centígrados y entorpecieron el torneo de tenis Abierto de Australia. La extremada sequía de California obligó al gobernador a declarar el estado de emergencia. Unas graves inundaciones en Indonesia causaron la muerte a docenas de personas y desplazaron a decenas de miles de ellas. La contaminación mezclada con la niebla e inducida por el uso del carbón en Pekín obligó a sus habitantes a permanecer en sus casas, cerrar las autopistas y desviar los vuelos. Semejantes sucesos son advertencias diarias al mundo: despierta antes de que sea demasiado tarde.

Hemos entrado en la era del desarrollo sostenible. O hacemos las paces con el planeta o destruimos nuestra prosperidad, tan costosamente obtenida. La opción parece evidente, pero nuestras acciones resultan más expresivas que nuestras palabras. La Humanidad sigue avanzando por una vía de ruina, movida por la avaricia y la ignorancia a corto plazo.

Gran parte de la crisis medioambiental mundial (aunque no toda) se debe al sistema energético basado en los combustibles fósiles del mundo. Más del 80% de toda la energía primaria del mundo procede del carbón, del petróleo y del gas. Cuando se queman esos combustibles fósiles, emiten dióxido de carbono, que, a su vez, cambia el clima de la Tierra. Los datos físicos básicos se conocen desde hace más de un siglo.

Lamentablemente, unas pocas compañías petroleras (ExxonMobil y Koch Industries son las más destacadas) han dedicado recursos enormes a sembrar la confusión aun en los casos en que existe un claro consenso científico, pero, para salvar el planeta tal como lo conocemos y preservar el abastecimiento del mundo en alimentos y el bienestar de las generaciones futuras, no hay otra opción que pasar a un nuevo sistema energético con un nivel escaso de emisiones de carbono.

Esa transición tiene tres partes. La primera es una mayor eficiencia energética, lo que significa que debemos utilizar mucha menos energía para lograr el mismo nivel de bienestar. Por ejemplo, podemos diseñar nuestros edificios de modo que aprovechen la luz solar y la circulación del aire natural, con lo que requerirán mucha menos energía comercial para calentarlos, refrescarlos y ventilarlos.

En segundo lugar, debemos pasarnos a las energías solar, eólica, hídrica, nuclear, geotérmica y de otra índole, que no se basan en los combustibles fósiles. Ya existe la tecnología para recurrir a esas opciones sustitutivas de forma segura y asequible, y en una escala lo suficientemente grande para reemplazar casi todo el carbón y gran parte del petróleo que utilizamos actualmente. A mediados de este siglo solo el gas natural (el combustible fósil más limpio) seguiría siendo una importante fuente de energía.

Por último, en la medida en que sigamos dependiendo de los combustibles fósiles, debemos capturar las emisiones de CO2 resultantes en las centrales eléctricas antes de que escapen a la atmósfera. Después se inyectaría bajo tierra o bajo el suelo del océano el CO2 capturado para su almacenamiento a largo plazo. Ya se está usando con éxito y en muy pequeña escala la captura y el secuestro del carbono (principalmente para aumentar la recuperación del petróleo en los pozos agotados). Si (y solo si) resultaran idóneos para su uso a gran escala, los países dependientes del carbón, como China, India y Estados Unidos, podrían seguir utilizando sus reservas.

Los políticos americanos han demostrado ser incapaces de formular políticas para que Estados Unidos utilice en pequeña escala la energía del carbono. Esas políticas entrañarían un mayor impuesto aplicado a las emisiones de CO2, un aumento de las actividades de investigación e innovación en materia de tecnologías con un bajo nivel de emisiones de carbono, el paso a los vehículos eléctricos y reglamentos para la eliminación progresiva de todas las centrales eléctricas alimentadas con carbón, excepto las que instalen la captura y el secuestro del carbono.

Sin embargo, los políticos no están aplicando ninguna de esas políticas adecuadamente. Los enemigos de la teoría del cambio climático han gastado miles de millones de dólares para influir en las autoridades, apoyar las campañas electorales de los defensores de los combustibles fósiles y derrotar a los candidatos que se atreven a fomentar la energía limpia. El Partido Republicano en conjunto obtiene un apoyo financiero en gran escala de los oponentes de la descarbonización y esos donantes luchan agresivamente contra la menor medida en pro de la energía renovable. Por su parte, muchos miembros demócratas del Congreso de Estados Unidos forman parte también del bando defensor de los combustibles fósiles.

Algunas grandes figuras de la industria energética, demostrando el mayor desinterés por la verdad (y mayor aún por nuestros hijos, que padecerán las consecuencias de nuestra locura actual), se han unido a Rupert Murdoch. De hecho, Murdoch, los hermanos Koch y sus aliados se comportan exactamente como las grandes empresas tabaqueras al negar las verdades científicas e incluso contratan a los mismos expertos.

La situación es en general la misma en todo el mundo. Allí donde unos grupos de presión poderosos defienden los intereses actuales del carbón y del petróleo, los políticos suelen temer decir la verdad sobre la necesidad de una energía con un nivel bajo de emisiones de carbono. Los políticos valientes que sí que dicen la verdad sobre el cambio climático se encuentran principalmente en países que no tienen un grupo de presión poderoso pro combustibles fósiles.

Pensemos en la suerte de quien ha sido una valerosa excepción a esa regla. Kevin Rudd, ex primer ministro de Australia, intentó aplicar una política de energía limpia en su país, productor de carbón. Rudd no consiguió la reelección, sino que fue derrotado por un candidato que, por contar con el respaldo de una alianza de Murdoch y empresas productoras de carbón, pudo gastar muchísimo más que Rudd. Los periódicos sensacionalistas de Murdoch publican propaganda anticientífica opuesta a las políticas contra el cambio climático no solo en Australia, sino también en Estados Unidos y en otros países.

La razón por la que todo esto tiene importancia es la de que tenemos abierta ante nosotros la vía para una profunda descarbonización. Sin embargo, disponemos de muy poco tiempo. El mundo debe dejar de construir nuevas centrales eléctricas alimentadas con carbón (excepto las que apliquen la captura y el secuestro del carbono) y substituirlas por una electricidad con un bajo nivel de emisiones de carbono. Debe eliminar progresivamente el motor de combustión interna en casi todos los nuevos vehículos de pasajeros de aquí a 2030, aproximadamente, y reemplazarlos por otros propulsados por electricidad y adoptar tecnologías que ahorren energía y consuman menos energía comercial. Ya se dispone de dichas tecnologías, que irán mejorando y abaratándose con su uso, siempre que se pueda mantener a raya a los grupos de presión pro combustibles fósiles.

Si es así, los habitantes de todo el mundo descubrirán algo maravilloso. No solo habrán salvado el planeta para la próxima generación, sino que, además, disfrutarán de los rayos del sol y de un aire limpio y sano, y se preguntarán por qué se tardó tanto cuando la propia Tierra corría un gravísimo riesgo.

Jeffrey D. Sachs es profesor de Desarrollo Sostenible y de Política y Gestión de la Salud, y director del Instituto de la Tierra en la Universidad de Columbia. También es asesor especial del secretario general de Naciones Unidas sobre los Objetivos de Desarrollo del Milenio.

(c) Project Syndicate, 2014.

Traducido por Carlos Manzano.

 


Compartir este post

Repost0

Comentarios

Présenta

  • : cinabrio blog
  • : Ecología y sostenibilidad socioambiental, énfasis en conservación de ríos y ecosistemas, denuncia de impacto de megaproyectos. Todo esto es indesligable de la política y por ello esta también se observa. Ecology, social and environmental sustainability, emphasis on conservation of rivers and ecosystems, denounces impact of megaprojects. All this is inseparable from politics, for it, the politics is also evaluated.
  • Contacto

Perfil

  • Malcolm Allison H malcolm.mallison@gmail.com
  • Biólogo desde hace más de treinta años, desde la época en que aún los biólogos no eran empleados de los abogados ambientalistas. Actualmente preocupado …alarmado en realidad, por el LESIVO TRATADO DE(DES)INTEGRACIÓN ENERGÉTICA CON BRASIL
  • Biólogo desde hace más de treinta años, desde la época en que aún los biólogos no eran empleados de los abogados ambientalistas. Actualmente preocupado …alarmado en realidad, por el LESIVO TRATADO DE(DES)INTEGRACIÓN ENERGÉTICA CON BRASIL

Recherche

Liens