portada-dueñosmineras

Una característica principal del sistema tributario chileno es que privilegia el cobro en las personas por sobre las empresas, las que gozan de un mar de franquicias y mecanismos para pagar menos impuestos. Las grandes mineras están entre aquellas que reciben los mayores beneficios, incentivos y recovecos tributarios. Han profitado del mayor regalo que puede hacer un Estado: entregarles gratis un recurso valioso y asegurarles “invariabilidad tributaria”. Un ex jefe de estudios de Cochilco le puso números a los beneficios: 10 mil millones de dólares anuales en los mejores años del precio del cobre.