Overblog Seguir este blog
Administration Create my blog
30 octubre 2015 5 30 /10 /octubre /2015 15:18

 

Our best guess for the size of the last common ancestor of hominoids (humans, great apes and gibbons) just got a lot daintier, thanks to a fossil primate unearthed at a landfill site in Spain.

 

Los hominoideos actuales (gorila, chimpancè, orangutan) se caracterizan por ser trepadores verticales y suspensores, y esto es posible gracias a una estructura corporal muy determinada. En el caso del nuevo hallazgo, el Pliobates cataloniae, la estructura de su brazo nos muestra una combinación de caracteres en la articulación del codo y la muñeca que estaría adaptado a un comportamiento trepador lento y cauteloso, se colgaría de las ramas, pero no de forma tan acrobática como gorilas, chimpancès, orangutanes, ni como los gibones.

Hace casi 12 millones de años, el territorio que ahora ocupa Cataluña era muy distinto del actual. Era un bosque cerrado, con un ambiente más cálido y con pequeños cambios climatológicos entre estaciones. Allí vivían parientes de los elefantes, rinocerontes e incluso ardillas voladoras, y una especie de simio que puede arrojar luz sobre un momento de la evolución en que se separaron los monos del viejo mundo y los grandes simios, los animales vivos más próximos a los humanos.

Los restos fósiles del nuevo simio, buena parte del cráneo y los dientes y una parte del brazo izquierdo que incluye varios elementos de las articulaciones del codo y la muñeca, fueron encontrados en enero de 2011, en un vertedero de els Hostalets de Pierola, Cataluña, y se han presentado hoy al mundo en un artículo publicado en la revistaScience. Sus descubridores, paleontólogos del Instituto Catalán de Paleontología Miquel Crusafont, han bautizado como Laia a esta hembra que cuando estuvo viva debió de pesar entre cuatro y cinco kilos. Su nombre científico es Pliobates catalonia, y tiene una edad de 11,6 millones de años.

 

La historia evolutiva de simios y monos se reescribe en Cataluña

EL PAÍS‎ -

.

 

Los hominoideos actuales, entre los que se encuentran los humanos o los gorilas, no tienen cola y su cuerpo les permite erguirse. Estas características podrían haber estado ya presentes en el ancestro común de los homínidos y los hilobátidos, un grupo en el que se encuentran primates como los gibones. Además, los nuevos hallazgos sugieren que aquel ancestro, del que también procedemos nosotros y que debió existir hace entre 15 y 20 millones de años, se parecería más a los pequeños gibones que a los grandes antropomorfos actuales como chimpancés o gorilas.



Es muy destacable que la anatomía del brazo de Laia, en particular la articulación entre el húmero y el radio, y los huesos de la muñeca, ya presenta el diseño básico de los hominoideos actuales. Su inteligencia no daba para mucho: su grado de encefalización era similar al de los monos y gibones actuales y muy inferior al de los grandes antropomorfos y ni digamos a nosotros.

Reconstrucción del ambiente en el que vivió Laia hace 11,6 millones de años / OSCAR SANISIDRO / ICP
Reconstrucción del ambiente en el que vivió Laia hace 11,6 millones de años / OSCAR SANISIDRO / ICP

.

Más que un animal poderoso, Laia, el Pliobates catalonia sería una criaturita de aspecto similar a un loris, los pequeños primates perezosos actuales del sur y sudeste de Asia. Su vida habría tenido unos horizontes muy limitados, dedicada a coger fruta madura (la dieta frugívora la acreditan las marcas microscópicas dejadas por los alimentos en la superficie masticatoria de los dientes) en las ramas de los árboles y atenta siempre a la amenaza de los numerosísimos depredadores que acechaban en unas selvas semitropicales llenas de fauna de lo más extraña y peligrosa (incluidos falsos tigres dientes de sable y hienas).

Los investigadores sospechan que la monita de nuestros orígenes, una hembra (se sabe por los dientes, el alveolo revela un canino pequeño), un ejemplar adulto, pasada ya su mejor época, quizá de 7 u 8 años, pudo haber acabado sus días en las fauces de algún carnívoro. Es a lo que parece apuntar el que se conserven mejor los huesos de su parte izquierda: el depredador se hartó con la parte derecha de Laia. Ella y sus congéneres, señalan los científicos, se moverían de manera lenta y cautelosa columpiándose por las copas de los árboles con una gran flexibilidad de movimientos y cierta capacidad de colgarse de las ramas.

A proposed evolutionary tree pointing to wo possible areas Pliobates could have evolved. Credit: Benefit and McCrossin/ Science Magezine Aproposedevolutionarytreepointing to wo possible areas Pliobates could have evolved. Credit: Benefit and McCrossin/ Science Magazine

.

Descubren fósil que podría ser el último ancestro común de humanos y simios

 

¿Acaso los grandes simios empezaron a evolucionar desde pequeños ancestros? Nuestra mejor estimación para el tamaño del último ancestro común de los homínidos - los seres humanos, los grandes simios y los gibones - es ahora mucho más precisa, gracias a un primate fósil desenterrado en un vertedero en España.

29 de octubre 2015 - Este ancestro habría vivido hace unos 14 millones de años, cuando los simios menores, los gibones, se separaron del linaje de kis grandes simios u hominoideos (gorila, chimpancè, orangutan).

Un homínido temprano, el procónsul, viviò en el este de África hace unos 23 millones de años y tenía una masa corporal de hasta 50 kilogramos - casi lo mismo que un chimpancé, y era casi del tamaño de un pequeño ser humano.

Se piensa en el Procónsul como un homínido temprano tipo, por lo que el consenso era que los grandes simios de hoy habrían evolucionado a partir de criaturas que eran aproximadamente del mismo tamaño. Eso también significa que los gibones, los únicos hominoides de cuerpo pequeño aùn vivos, deben haber evolucionado de un ancestro de cuerpo relativamente grande.

Pero en 2011, los paleontólogos en España desenterraron el esqueleto parcial de un simio de 11,6 millones de años que habría tenido una masa corporal de alrededor de 5 kilogramos, más o menos lo mismo que un gibón moderno.


David Alba del Instituto Catalán de Paleontología en Barcelona, ​​España, y sus colegas han llamado al simio fòsil Pliobates cataloniae, y han analizado donde podría ubicarse en el árbol evolutivo de los hominoideos. Dicen que es, sin duda, un homínido - y uno que està evolutivamente más cerca del tronco común de todos los hominoideos que el Procónsul.

Pliobates comparte varias características anatòmicas de su muñeca con hominoides vivientes. Al igual que los gibones y los grandes simios, podía girar su muñeca para facilitar el agarre en ramas y en su entorno boscoso. La muñeca del Procónsul es más primitiva.
Sin embargo, otras partes del esqueleto Pliobates ven primitivas, lo que complica el reto de decidir dónde encajarlo en el árbol evolutivo.

"De hecho, se polemiza mucho sobre la interpretaciòn de Alba", dice Brenda Benefit de la Universidad Estatal de Nuevo México en Las Cruces. "El codo es demasiado primitivo." Los hominoides vivos tienen una cresta ósea en el codo que estabiliza la articulación mientras el animal está colgando de una rama. Pliobates carece de esta característica.

Pliobates tiene orejas muy peculiares: tenía un canal auditivo óseo que no se ve en los homínidos vivos ni en el procónsul. Esta característica se ve en una familia extinta de primates llamados los pliopitecidos. Benefit y su colega del Estado de Nuevo México, Monte McCrossin, piensan que Pliobates podría pertenecer a los pliopitecidos.

El rostro de Pliobates tenía bordes óseos alrededor de sus ojos, algo así como un par de gafas. Esa es una característica que se ve sólo en los gibones - así que quizás Pliobates pertenece a esta parte del árbol genealògico, como un ancestro del gibón que se desarrolló después que los gibones y los grandes simios se separaron.

Pero independientemente de donde se ubique a Pliobates en el árbol de los primates, presenta características de los diferentes grupos, como un rompecabezas. Esto no es una sorpresa. "La evolución independiente de características similares (la convergencia evolutiva) es un fenómeno común, pero parece ser particularmente diversa en primates", dice Alba. Queremos encontrar una linea recta de simios a humanos, pero la evoluciòn es intrincada.

 

El hallazgo de Pliobates se añade a otros importantes fósiles de primates de entre 12,5 y 11,5 millones de años de edad encontrados en el vertedero de Can Mata. Allí, donde trabajan grandes máquinas excavando el terreno para la gestión de basuras, colaboran paleontólogos que paran los trabajos si se encuentran indicios de fósiles relevantes. “Los resultados que hemos tenido en los últimos 13 años es una muestra de la importancia de una legislación que proteja el patrimonio paleontológico y de la colaboración con la administración y las empresas”, apunta Alba.

En la presentación pública en rueda de prensa, con Laia de cuerpo presente, por así decirlo, Alba y Moyà- Solà tuvieron que responder a algunas preguntas inesperadas, como a la de si la pequeña primate apunta a que los catalanes y españoles pudieran tener ancestros distintos, “proceder de monos diferentes”, según la expresión utilizada. Tras unos momentos de perplejidad y asombro por la pregunta, al cabo Laia está millones de años más allá de cualquier proceso de hominización, Alba, bromeó que la remota monita “no tiene nada que ver con el hecho diferencial catalán”. Compasivamente didáctico, explicó que el hecho de que hayan aparecido primates del Mioceno en Cataluña y no en otros lugares de España se debe a cuestiones geológicas y paleoambientales. “Cataluña era entonces el extremo más hacia el sur de una paleoprovincia que se extendía por centroeuropa y en la que el clima era más húmedo que en el resto de la península ibérica, lo que explica que aquí hubiera primates y fuera no”. De no ser así, rió, “quizá deberían darnos la independencia automáticamente”

Pierolapithecus catalaunicus model in the Institut Català de Paleontologia Miquel Crusafont, in Sabadell, Catalonia.
Pierolapithecus catalaunicus model in the Institut Català de Paleontologia Miquel Crusafont, in Sabadell, Catalonia.

.

Pierolapithecus catalaunicus es una especie extinta de primatehominoideo cuyos primeros fósiles fueron descubiertos en diciembre de 2002 por los trabajadores de una obra de un vertedero y un equipo de paleoantropólogos catalanes dirigidos por Salvador Moyà-Solà que se encargaron de las labores de excavación desde el primer momento. El único individuo conocido, que vivió hace unos 13 millones de años (mediados del Mioceno), una época escasamente estudiada, fue bautizado como «Pau». Su importancia estriba en que podría ser el antecesor común del hombre y los grandes simios (gorilas, chimpancés, bonobos yorangutanes).

La descripción del descubrimiento se publicó por primera vez en la edición del 19 de noviembre de 2004 de la revista Science. El nombre genérico se tomó de la ubicación del descubrimiento en el municipio catalán de Els Hostalets de Pierola (Barcelona, España). El conjunto de fósiles se catalogaron como IPS 21350.1

29/10/2015 Un equipo de investigadores del Institut Català de Paleontologia Miquel Crusafont describe en la revista Science el nuevo género y especie, Pliobates cataloniae, a partir de un esqueleto procedente del vertedero de Can Mata (els Hostalets de Pierola, Cataluña). • Los restos corresponden a una hembra adulta a la que los paleontólogos han llamado “Laia”. Pesaba unos 4-5 kg, se alimentaba de frutos blandos y trepaba por las copas de los árboles colgándose eventualmente de las ramas.El vídeo contiene una entrevista con el investigador principal, David Alba.

.

Fossil discovery could be the last common ancestor to all apes
 

 

DAILY NEWS  29 October 2015

Fossil discovery could be the last common ancestor to all apes

Did great apes start small? Our best guess for the size of the last common ancestor of hominoids – humans, great apes and gibbons – just got a lot daintier, thanks to a fossil primate unearthed at a landfill site in Spain.

This ancestor would have lived around 14 million years ago, when lesser apes, thegibbons, split from the great ape lineage.

An earlier hominoid, Proconsul, lived in East Africa about 23 million years ago and had a body mass of up to 50 kilograms – about the same as a chimpanzee, and not much smaller than a human.

Proconsul is thought to be typical of early hominoids, so the consensus was that today’s great apes would have evolved from creatures that were about the same size. That would also mean that gibbons, the only living small-bodied hominoids, must have evolved from a large-bodied ancestor.

But in 2011, palaeontologists in Spain dug up the partial skeleton of an 11.6-million-year-old ape that would have had a body mass of about 5 kilograms – roughly the same as a modern gibbon.

David Alba at the Catalan Institute of Palaeontology in Barcelona, Spain, and his colleagues have now named the skeleton Pliobates cataloniae, and analysed where it might fit in the ape evolutionary tree. They say it is undoubtedly a hominoid – and one that is evolutionarily closer to the last common ancestor of all living hominoids than Proconsul is.

Pliobates shares several features of its wrist with living hominoids. Like gibbons and great apes, it could rotate its wrist for easier clambering around its forested environment. Proconsul‘s wrist is more primitive.

Other parts of the Pliobates skeleton look primitive, though, which complicates the challenge of deciding where to slot it into the evolutionary tree.

“I can actually see some of my colleagues fuming over the Alba paper’s interpretation,” says Brenda Benefit at the New Mexico State University in Las Cruces. “For one thing, the elbow is just too primitive.” Living hominoids have a bony ridge in the elbow that stabilised the joint while the animal is dangling from a branch. Pliobates lacks this feature.

Pliobates‘s ears are even more peculiar: it had a bony ear canal that isn’t seen in living hominoids or in Proconsul. This feature is seen in an extinct family of primates called the pliopithecids. Benefit and her New Mexico State colleague, Monte McCrossin, think Pliobates might actually belong here.

 

 

And then there’s Pliobates‘s face (see reconstruction above). It had bony rims around its eyes, rather like a pair of goggles. That’s a feature seen only in gibbons – so perhaps Pliobates belongs in this part of the tree, as a gibbon ancestor that evolved after the gibbons and great apes diverged.

But regardless of where Pliobates belongs in the primate tree, it clearly shows an odd mosaic of features of different groups. This isn’t a complete surprise. “Independent evolution of similar features is a common phenomenon, but it seems to be particularly rampant [in primates],” says Alba.

“We want to find a simple logical progression for primate and human evolution, but evolution was a very messy process,” says Benefit.

Journal reference: Science, DOI: 10.1126/science.aab2625

 

 

Repost 0
Published by Malcolm Allison H malcolm.mallison@gmail.com - en DEL MONO AL HOMBRE
Comenta este artículo
16 octubre 2015 5 16 /10 /octubre /2015 20:30

The Venuses Block From Arlanpe Cave (Northern Iberian Peninsula): Implications for the Origins and Dispersion of Gönnersdorf-Lalinde Style Depictions Throughout the European Magdalenian - Oxford Journal of Archaeology (november, 2015).

 

 

Bloque de caliza de unos 70 kilogramos de peso que presenta en dos de sus caras grabados de figuras femeninas esquemáticas. / CENIEH

 

Joseba Rios Garaizar, arqueólogo del Centro Nacional de investigación sobre la Evolución Humana (CENIEH), es el primer autor de un trabajo sobre una excepcional obra de arte paleolítica con representaciones femeninas grabadas, asociada a las ocupaciones magdalenienses (hace 17.500 años) de la cueva de Arlanpe (Lemoa, Vizcaya). El estudio se ha publicado en la revista Oxford Journal of Archaeology.

Se trata de un gran bloque de caliza, localizado en 2011, de unos 70 kilogramos de peso que presenta en dos de sus caras grabados de figuras femeninas esquemáticas, una de ellas completa, a la que los arqueólogos han llamado la Dama de Arlanpe, que incluye torso, piernas, brazos y cabeza, mientras que las otras dos figuras apenas están esbozadas.

Hasta el momento en la Península Ibérica no se había encontrado ninguna imagen de este tipo, y constituye un ejemplo único, al ser la primera que se ajusta claramente al canon de las representaciones femeninas esquematizadas, típicas del periodo Magdaleniense de Centro Europa y Francia, conocidas como tipo Gönnersdorf-Lalinde.

.

La imagen es la primera que se ajusta claramente al canon de las representaciones femeninas esquematizadas

Poblaciones del final de la última glaciación

Las representaciones de Arlanpe se encuentran entre las más antiguas del tipo Gönnersdorf-Lalinde, y tienen más de un milenio de antigüedad respecto a las famosas representaciones del yacimiento de Gönnersdorf en Alemanialo que refuerza la idea de que este clase de símbolos se originó en la región franco-cantábrica y acompañó a las poblaciones que se extendieron por el Norte de Europa hacia el final de la última glaciación.

Además, el descubrimiento de Arlanpe permite ampliar el área de distribución de estas figuras hasta el Norte de la Península Ibérica, apoyando la idea de unidad cultural de la región franco-cantábrica durante el Magdaleniense.

En esta investigación dirigida por el CENIEH, que ha contado con financiación de la Diputación Foral de Bizkaia, del Gobierno Vasco y de la Fundación Barandiarán, han participado también investigadores del Arkeologi Museoa de Bilbao, de la Universidad de Toulouse y de Ikerbasque.

 

 Grabados de figuas femeninas, estilo Gönnersdorf, en las que se incluye a una mujer llevando un bebé que se vuelve hacia la mujer de atrás.

Referencia bilbiográfica:

Joseba Rios-Garaizar, Diego Garate, Raphaëlle Bourrillon, Asier Gómez-Olivencia y Theodoros Karampaglidis."The Venuses Block From Arlanpe Cave (Northern Iberian Peninsula): Implications for the Origins and Dispersion of Gönnersdorf-Lalinde Style Depictions Throughout the European Magdalenian". Oxford Journal of Archaeology (noviembre, 2015).

La Dama de Arlanpe, ejemplo único del arte paleolítico de la Península Ibérica -  por Guillermo Caso de los Cobos - Octubre 16, 2015  http://terraeantiqvae.com/profiles/blog

 

 

SINC - Servicio de información y noticias científicas

Proceso de excavación en Arlanpe
Proceso de excavación en Arlanpe

.

El yacimiento de Arlanpe se descubrió en el año 1961 por los espeleólogos Xabier Zumalde e Ignacio Espinosa miembros del Alegría Club de Amorebieta. Fruto de este descubrimiento se recuperaron unos escasos materiales en una cata de la entrada que posteriormente José Miguel de Barandiarán definió como “de aspecto inferopaleolítico”.3 Este yacimiento supuso a partir de ese momento la única referencia a posibles ocupaciones del Paleolítico Inferior en la provincia de Vizcaya4y sin embargo cayó en el olvido para la comunidad de arqueólogos, llegando incluso a ser confundida en la carta arqueológica por otra cueva (Arlanpe II) situada a más de 100 metros de la original.5 En 2006 la cueva fue objeto de una revisión y una prospección mediante sondeos en la cual se evaluó el interés arqueológico del sitio.6 Desde 2007 el yacimiento es objeto de un proyecto de investigación pluridisciplinar que, bajo la dirección de Joseba Rios-Garaizar, reúne a más de una decena de especialistas de distintos centros y universidades entre los que cabe destacar el Arkeologi Museoa de Bilbao, la Universidad del País Vasco, laUniversidad de Cantabria o la Universidad de Burgos entre otras. Este proyecto cuenta con la financiación de laDiputación Foral de Bizkaia, Fundación Barandiarán, Gobierno Vasco y Ayuntamiento de Lemoa.

Durante la campaña de excavación arqueológica de 2011 en la cueva de Arlanpe se extrajo un bloque grabado
en probable asociación estratigráfica con las ocupaciones del Magdaleniense medio. La pieza fue sometida a un
detallado análisis estilístico y tecnológico, incluyendo una lectura 3D. Gracias a este análisis se identificaron un
total de cuatro grafías grabadas sobre dos caras del bloque, una de ellas claramente reconocida como una representación
femenina. Las convenciones gráficas de esta figura femenina enlazan directamente con el estilo
Gönnersdorf-Lalinde del Magdaleniense final, que aparece en diversas regiones de Europa desde el norte de la
península Ibérica hasta Polonia. En la cornisa cantábrica este tipo de representaciones no se documentan en el arte
mueble y son prácticamente inexistentes en el parietal. La probable atribución de estas representaciones de la
cueva de Arlanpe a las ocupaciones del Magdaleniense Medio incide directamente el debate acerca del origen y
dispersión por el continente europeo de las representaciones femeninas de tipo Gönnersdorf-Lalinde.

http://www.creap.fr/pdfs/Arlanpe-bloc-FFS-Kobie-2013.pdf

El bloque decorado proviene del sector Entrada de la cueva de Arlanpe que es
estratigráficamente muy complejo en procesos como hiatos, erosiones, madrigueras e intensa actividad humana. El bloque grabado de Arlanpe se descubrió en la campaña de 2008 (Rios-Garaizar et al. 2013), concretamente
en la sección Oeste de la excavación del sector Entrada

Es muy complicado establecer, sin duda alguna, la posición estratigráfica exacta del bloque y plantear por tanto una cronología segura para los grabados. No obstante el hecho de que se encontrasen parcialmente cubiertos por sedimentos del nivel I, datado entre 15.100±60 (Beta – 316472) y 14150 ±60 (Beta – 287336), y de que estilísticamente este tipo de Venus son una manifestación propia del Magdaleniense, apunta a que esta es la cronología más probable para la ejecución de los grabados.

El verdadero potencial del yacimiento radica en la presencia de ocupaciones del tránsito entre el Pleistoceno Medio y el Superior que van a permitir comprender mejor las formas de vida de los primeros grupos de Homo neanderthalensis en el Norte de la Península Ibérica.
El verdadero potencial del yacimiento radica en la presencia de ocupaciones del tránsito entre el Pleistoceno Medio y el Superior que van a permitir comprender mejor las formas de vida de los primeros grupos de Homo neanderthalensis en el Norte de la Península Ibérica.

.

Las excavaciones recientes desarrolladas en Arlanpe están permitiendo recuperar un contexto arqueológico mediante metodologías modernas de excavación y análisis. Un ejemplo de ello es el uso de un resto de Oso pardo recuperado en el yacimiento para evaluar el grado de diversidad genética de los osos pardos actuales.8 Sin embargo el verdadero potencial del yacimiento radica en la presencia de ocupaciones del tránsito entre el Pleistoceno Medio y el Superior que van a permitir comprender mejor las formas de vida de los primeros grupos de Homo neanderthalensis en el Norte de la Península Ibérica. Las ocupaciones solutrenses son también importantes para clarificar como y porqué se produce el tránsito entre el Solutrense y el Magdaleniense. Por último las fosas de época romana proporcionarán una información importante para enriquecer la visión que tenemos acerca de la sociedad del final del Imperio en el Norte de la Península Ibérica.

.

Repost 0
Published by Malcolm Allison H malcolm.mallison@gmail.com - en DEL MONO AL HOMBRE COSTUMBRES PSICOLOGÍA
Comenta este artículo
14 octubre 2015 3 14 /10 /octubre /2015 19:27

The earliest unequivocally modern humans in southern China.Nature October  14, 2015

Map-of-Funyan-Cave

En la esquina superior izquierda, la localización geográfica de la cueva de Fuyan en Doaxian (China). Abajo a la izquierda, la vista interior de una de las zonas de muestreo. En el centro, un plano del área de excavación con las capas de estratificación marcadas. A la derecha, la relación espacial entre las zonas de trabajo y los dientes hallados. / Y-J Cai, X-X Yang y X-J Wu

,

Las duras condiciones climáticas o la presencia de los neandertales son solo teorías sobre los obstáculos que se pudieron interponer entre los homínidos asiáticos y su llegada al continente europeo. El próximo paso consiste en averiguar si esta expansión de nuestra especie se debió a un desarrollo de las capacidades cognitivas o a otros factores que hasta ahora se desconocen.

Quizá los humanos modernos solo fueron capaces de entrar en China cuando la especie neandertal estaba en decadencia, cuando después de cientos de miles de años castigados por los crudos inviernos glaciales y el aislamiento pasa a ser una especie genética y demográficamente agotada. El Homo sapiens parece, entonces, más un oportunista que un avezado incursor”

¿Por qué el Homo sapiens tardó casi 50.000 años en trasladarse a Europa, a pesar de que hay evidencias de poblaciones a las puertas de Europa hace 90.000 años (en los yacimientos de Skhul y Qafzeh, en Israel) y de que habitaban en Asia desde hacía unos 100.000 años.

Quizá los humanos modernos solo fueron capaces de entrar en China cuando los neandertales dejaron de frenarles el paso porque estaba en decadencia después de cientos de miles de años flagelados por inviernos glaciales y el aislamiento

Las rutas de propagación geográfica explicarían, que las poblaciones se asentaran más en China meridional que en la región central y norte durante aquella época.

“Respecto a la expansión general hacia el este del Homo sapiens, es, desde el punto de vista ambiental y climático, más sencilla que hacia el norte, donde nos encontramos con grandes masas desérticas y los homínidos se enfrentarían, además, a inviernos más duros”, explica María Martinón-Torres del Centro Nacional de Investigación sobre la Evolución Humana en Burgos, España.

“La expansión hacia el este es más sencilla que hacia el norte, donde nos encontramos con grandes masas desérticas y con inviernos más duros”, explica Martinón-Torres

Sin embargo, la investigadora considera que esta explicación no es suficiente para entender por qué el Homo sapiens tardó casi 50.000 años en trasladarse a Europa, a pesar de que hay evidencias de poblaciones a las puertas de nuestro continente hace 90.000 años (en los yacimientos de Skhul y Qafzeh, en Israel) y de que habitaban en Asia desde hacía unos 100.000 años.

“Pienso que podía haber un elemento adicional frenándoles el paso: los neandertales. Así, la historia de que se extinguieron por la llegada del Homo sapiens quizá tenga una lectura bastante diferente”, señala la investigadora

.

Los 47 dientes hallados en la Cueva de Fuyan (Daoxian, China). / S. Xing X-J. Wu

.

Hasta ahora no se habían conseguido muestras de Homo sapiens con una antigüedad superior a 45.000 años en el sur de Asia. Sin embargo, un conjunto de 47 dientes encontrados en la cueva de Fuyan (Daoxian, China) revela que nuestra especie ya habitaba esa región hace más de 80.000 años, y tener una antiguedad de hasta 120.000 años, según un estudio publicado en Nature esta semana.

La sorpresa de estos dientes es su antigüedad, según los investigadores

Los dientes de la cueva son más pequeños que otros del Pleistoceno Superior (hace entre 12.000 y 126.000 años) localizados en Europa, África y otras partes de Asia, pero presentan similitudes con los ejemplares fósiles de Homo sapiens modernos, según los investigadores.

“La atribución de estos dientes a nuestra especie era clara, pero la sorpresa radica, precisamente, en su antigüedad”, recalca a Sinc María Martinón-Torres, investigadora del CENIEH y la Universidad de Burgos mientras codirigió este trabajo, y actualmente en el centro UCL Anthropology de Londres (Reino Unido).

El estudio revela que los homínidos con una dentadura moderna habitaban el sur de China 30.000 ó 70.000 años antes que el este del Mediterráneo y Europa. Además, las similitudes de los dientes encontrados con otros de individuos europeos del Pleistoceno Superior pueden ayudar a conocer las relaciones y  migraciones de aquellos seres humanos.

.

agenciasinc.es/Noticias/Los-humanos-habitan-China-desde-hace-mas-de-80.000-anos

.

Dientes de Xujiayao

María Martinón-Torres del Centro Nacional de Investigación sobre la Evolución Humana en Burgos, España y sus colegas examinaron el tamaño y la forma del sistema de corona y la raíz, los surcos, cúspides y crestas, y sus posiciones relativas entre sí, en los dientes fósiles de Xujiayao. Estos fueron comparados con un grupo de más de 5.000 dientes que representan a casi todas las especies de homínidos conocidos.


Song Xing, María Martinón-Torres, Jose María Bermúdez de Castro, Xiujie Wu y Wu Li presentan un estudio comparativo de la muestra dental recuperada en Xujiayao, en el norte de China.

El estudio revela un mosaico de rasgos primitivos y modernos pero diferentes.
Presentan algunas características que son comunes, pero no son exclusivas, de los neandertales. Conservan algunas conformaciones primitivas que aparecen en los homínidos del Pleistoceno Inferior y Medio de Asia Oriental.

Por tanto, el estatus taxonómico de la población es incierto. Los resultados, sugieren la posibilidad de que un linaje homínido primitivo pudo haber sobrevivido hasta el Pleistoceno Superior en China.

 

Olas de poblamiento fuera de Africa del HAM. Los dientes de Lunadong han sido datados con seguridad entre 127-70 ka.

No son neandertales, no son humanos modernos. Son algo diferente, pero nadie está seguro de qué.

Los nuevos fósiles examinados sugieren que una especie desconocida de humano vagaba por partes del norte de China hace entre 60.000 y 120.000 años. Alternativamente, los fósiles podrían ser el resultado de cruce entre dos de las especies conocidas.

Sabemos que hubo hasta cuatro otros humanos tempranos que vivían en diferentes partes del planeta cuando los humanos modernos todavía estaban confinados en África. Los neandertales vivieron en Europa, los homínidos de Denisova en Asia y el "hobbit" Homo floresiensis en Indonesia: además había un misterioso cuarto grupo de Eurasia que se cruzó con los homínidos denisovanos.

.

leer mas;

MISTERIOSO HOMÍNIDO MESTIZO HABRÍA DEAMBULADO POR EL NORTE DE CHINA // NO-NEANDERTHAL NEW HOMINIDS

Repost 0
Published by Malcolm Allison H malcolm.mallison@gmail.com - en DEL MONO AL HOMBRE
Comenta este artículo
23 septiembre 2015 3 23 /09 /septiembre /2015 20:10
Middle Stone Age (MSA) / Middle Paleolithic (MP) technologies.
Middle Stone Age (MSA) / Middle Paleolithic (MP) technologies.

.

El Paleolítico Medio presenta una gran variedad de nuevas tecnologías en el registro arqueológico: herramientas de distinto tipo elaboradas a partir de lascas de piedra (por ejemplo, raspadores retocados, puntas de piedra, etc.), hachas de mano en miniatura, picos alargados, y la adopción generalizada de técnicas de enmangamiento, por nombrar unas pocas. Los utensilios y herramientas africanos también proporcionan una mirada ocasional a algunas tecnologías aparentemente bastante precoces: los primeros casos de joyería de concha, pequeñas escamas geométricas, y herramientas de hueso altamente sofisticadas.

En relación a los períodos anteriores, un mayor número de tipos de herramientas de la Edad de Piedra Media (MSA) / Paleolítico Medio (MP), son también normalizadas en cuanto a forma.

La normalización permite adaptar tecnologías a tareas específicas, lo que mejora la eficiencia y / o la productividad en las tareas. También facilita la producción rutinaria y la fácil reparación de herramientas compuestas (es decir, artefactos que son la suma de dos o más tecnologías; por ejemplo, lanzas de madera + puntas de piedra + materiales para unir los dos).

Cuando se trabajaba en la producción de artefactos líticos, los fabricantes de herramientas de la Edad de Piedra Media (MSA) / Paleolítico Medio (MP), comúnmente empleaban formas pre-preparadas básicas. Siguiendo este enfoque, los bloques de piedra se devastaban en tamaños y formas dados (por ejemplo, forma de caparazón de tortuga), predeterminados. Una o más lascas se separan entonces del nùcleo. Algunos de estos copos pètreos puede entonces ser modificados en formas de herramientas más específicas.

Por último, las formas de herramientas en el Paleolítico Medio comienzan a diferenciarse por regiones geogràficas, a veces de manera espectacular. Parte de esta variación es probablemente de naturaleza operacional, de ajuste para adaptarse mejor a las condiciones ecológicas locales. Otros aspectos, es casi seguro que reflejan la presencia (y preferencias estilísticas) de grupos culturales distintos.

'Estilismos' específicos en los artefactos siempre son representativos de señalización, de marcado, con propósito de esclarecer su pertenencia a un grupo, factores históricos y / o tal vez incluso insinuar preocupaciones estéticas nacientes.

La lateralidad, la preferencia de los humanos por un lado de nuestro cuerpo; ser zurdo o diestro,está relacionada con la forma de organización del cerebro humano y asigna roles distintos a cada una de las extremidades al realizar una tarea, como es el trabajo de la piedra.

Una investigación de la Universidad del País Vasco ha estudiado su origen y desarrollo para comprender mejor la organización cerebral y sus asimetrías, y saber cómo han evolucionado estas a lo largo de la historia.

.

.Representation and spatial relationship between the percussion vector and its ...

 

Flint knapping and determination of human handedness. Methodological proposal with quantifiable results. The Journal of Archaeological Science.

.

(A) Design of the percussion machine. (B) Percussor. (C) Flat fragment of flint ...

(A) Design of the percussion machine. (B) Percussor. (C) Flat fragment of flint that is placed on the turntable.

http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S2352409X15300456

.

(A) Illustration of a parabola showing the axis of symmetry, the directional ...
 

(A) Illustration of a parabola showing the axis of symmetry, the directional line and the vertex. (B) Detail of a parabolic crack. The white dot represents the point of percussion.

.

Cómo conocer la mente humana a través de la piedra


La lateralidad está relacionada con la forma de organización del cerebro humano y asigna roles distintos a cada una de las extremidades al realizar una tarea determinada. Una investigación de la Universidad del País Vasco ha estudiado su origen y desarrollo para comprender mejor la organización cerebral y sus asimetrías, y saber cómo han evolucionado estas a lo largo de la historia.

La lateralidad es la preferencia de los humanos por un lado de nuestro cuerpo; ser zurdo o diestro, por ejemplo, o usar preferentemente determinado ojo u oído. En opinión del geólogo y primatólogo Eder Domínguez-Ballesteros de la Universidad del País Vasco, “el comportamiento lateralizado humano ha podido tener algún tipo de reflejo en sus productos tecnológicos, especialmente en sus manufacturas. Por otra parte, la talla lítica –inherente a nuestro género desde los primeros estadios de su evolución– es una excelente fuente de información para el estudio del proceso de lateralización de los humanos”.

Una investigación liderada por Domínguez-Ballesteros ha analizado las lascas, que pueden ser producto de una talla lítica, un resto, o un soporte para fabricar un útil. "Nosotros nos fijamos en el talón de la lasca, que es donde queda preservada una parte de la plataforma de percusión. Las fracturas que aparecen en dicha plataforma se orientan en función de la dirección del impacto del percutor en aquella. Una vez que se conoce la dirección del impacto, se puede saber si se ha hecho con la mano izquierda o con la derecha, con un alto grado de fiabilidad”, explica el investigador.

“Un tallista, sea zurdo o diestro, para impactar en un mismo punto del núcleo, tiene que girarlo, para colocárselo en un lado o en otro. El ángulo con el que inciden con el percutor tanto el diestro como el zurdo sería el mismo, pero en dirección exactamente opuesta”, continúa el investigador, quien añade: “El núcleo es el fragmento de materia prima del que se extraen las lascas, y la plataforma de percusión, la superficie donde es golpeado el núcleo”.

.

Representation of the relationship between the percussion vector and the ...
 

Representation of the relationship between the percussion vector and the parabolic crack vector.

http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S2352409X15300456

 

Los primeros trabajos orientados a determinar la lateralidad humana a través de las lascas –producto de la talla lítica de nuestros antepasados– fueron efectuados por Toth en 1985. Según este investigador, un tallista diestro giraría el núcleo, a medida que fuera extrayendo lascas, en sentido dextrógiro (en el mismo sentido que las agujas del reloj), mientras que un tallista zurdo lo haría en sentido contrario (levógiro). Investigaciones posteriores (Patterson y Sollberg) probaron, sin embargo, que un tallista zurdo puede producir cierto número de lascas diestras, y viceversa.

Proponen un método que permite relacionar cada lasca individual con la lateralidad del tallista que la produjo

Más tarde, Rugg y Mullane estudiaron la orientación del cono de percusión de la lasca, y la relacionaron con la dirección del ángulo de percusión; sin embargo, Bargalló y Mosquera demostraron que el método de Rugg y Mullane, por sí solo, no permite determinar la lateralidad del tallista. Domínguez-Ballesteros y Álvaro Arrizabalaga, por último, proponen un método que permite relacionar cada lasca individual con la lateralidad del tallista que la produjo, sin necesidad de contar con varia lascas elaboradas por un mismo tallista. Se trata, por tanto, de un método extensivo, que puede aplicarse a lo largo de diferentes periodos del registro arqueológico.

.

Referencias bibliográficas

E. Dominguez-Ballesteros, Á. Arrizabalaga, 2014. Laterality in the first Neolithic and Chalcolithic farming communities in northern Iberia. Laterality, 20, 371–387.

doi:10.1080/1357650X.2014.982130

E. Dominguez-Ballesteros, Á. Arrizabalaga, 2015. Flint knapping and determination of human handedness. Methodological proposal with quantifiable resultsThe Journal of Archaeological Science. doi:10.1016/j.jasrep.2015.06.026

Repost 0
Published by Malcolm Allison H malcolm.mallison@gmail.com - en DEL MONO AL HOMBRE
Comenta este artículo
21 septiembre 2015 1 21 /09 /septiembre /2015 20:59
This is a close up view of the mandible just steps from where it was sighted by Chalachew Seyoum, ASU graduate student, who is from Ethiopia. Credit: Brian Villmoare
This is a close up view of the mandible just steps from where it was sighted by Chalachew Seyoum, ASU graduate student, who is from Ethiopia. Credit: Brian Villmoare
Discovery of 2.8-million-year-old jaw sheds light on early ...

www.sciencedaily.com/releases/.../150304141454.ht..

.

Viaje al origen del ser humano


Un trozo de mandíbula puede cambiar para siempre lo que sabemos de nuestros ancestros Esta es la crónica de una aventura tras las huellas del origen del género ‘Homo’

El 29 de enero de 2013, en una colina perdida en las tierras bajas de Etiopía, alguien gritó:

–¡He encontrado un hombre!

–¿Qué clase de hombre? –preguntaron desde abajo.

–¡El homínido, el homínido!

El descubrimiento, más o menos fortuito, puede cambiar para siempre lo que sabemos de los albores del género humano. Ese “hombre” es realmente una mujer, y probablemente el miembro más antiguo de nuestro propio género, el Homo. Sus restos datan de un periodo totalmente oscuro hasta ahora. No se conocen fósiles humanos de aquel tiempo que expliquen por qué homínidos anteriores desaparecieron sin dejar rastro, ni cómo, cientos de miles de años después, surgieron los primeros humanos en esta zona de África. El pequeño fósil hallado aquel día de enero y presentado públicamente en marzo de este año puede resolver por fin el misterio.

.

.

Mandíbula humana de 2,8 millones de años encontrada en Ledi-Geraru (Etiopía). Su nombre cientifico es LD350-1. / BERNARDO PÉREZ (EL PAÍS)

.

.

VER FOTOGALERÍA

Un conservador estudia la mandíbula en los laboratorios del Museo Nacional de Etiopía. /BERNARDO PÉREZ

Durante una tarde del pasado agosto, dos hombres bajan de un ajado Toyota Land Cruiser blanco y se dirigen al lugar del hallazgo. Han cruzado kilómetros y kilómetros de tierra yerma siguiendo una pista engañosa que aparece y desaparece sin dejar rastro. Antes, todavía en la carretera, cerca de la ciudad de Mille, lo más llamativo es la kilométrica cola de camiones parados que llegan desde Yibuti y causan enormes embotellamientos. Esperan con los motores en marcha, a temperaturas abrasadoras, para pasar la aduana, donde dicen que el ejército tiene un escáner de rayos X para combatir el contrabando y el terrorismo. Tras una cruenta guerra civil con Eritrea, Etiopía se quedó sin salida al mar, y esta vía que atraviesa la desértica región de Afar camino de la capital, Adis Abeba, es la principal ruta de entrada de mercancías. Numerosos contenedores, ruedas y camiones reventados jalonan las cunetas.

Cuando el coche no puede seguir por la pista, los dos hombres continúan a pie por el cauce de un arroyo seco en el que solo crecen unos pocos árboles y arbustos. Sus espinas son tan duras que atraviesan la suela de las zapatillas. En ambas orillas hay cabras y camellos muertos achicharrados por el sol, testigos de la preocupante falta de lluvias que castiga estos días la región de Afar. Tras rebasar un alto, se detienen ante una colina alargada de tierra parda en la que resaltan multitud de piedras blanquecinas de todas las formas posibles. Al acercarse se ve que la mayoría son fósiles. Dientes de papión, colmillos de elefante, mandíbulas de hipopótamos, huesos de búfalos, jirafas, ungulados… Hay tantos que los pastores los usan para construir apriscos para proteger a sus cabritos de las hienas.

Mohamed Ahmedin, de 60 años, un hombre bajito escondido detrás de una gorra verde y unas enormes gafas de ver, es guía oficial del Gobierno regional de Afar y lleva años viajando con los equipos científicos, la mayoría estadounidenses. Él mismo es un buen cazador de fósiles y dice haber hallado incluso restos de homínidos, aunque rara vez le dan crédito por ello, asegura. El otro hombre se llama Ali Yasen, es pariente de líderes afar de la zona y también trabaja para los paleoantropólogos estadounidenses. Una vez en la cima, Ahmedin señala un montoncito de fósiles de elefante y otros animales: “Aquí fue donde lo encontraron”, dice. Alrededor se divisa una zona de colinas peladas que parece de otro planeta. Su nombre es Ledi-Geraru.

Estamos en la cuenca del río Awash, probablemente el mejor lugar del mundo para entender cómo nos hicimos humanos. Las aguas marrones del cauce pintan una franja de vegetación en medio de un territorio árido, abrasador durante el día y la noche. En la orilla oeste viven los afar, pastores que habitan en aldeas de unas pocas cabañas de paja, usan móviles 3G y defienden celosos su territorio a punta de cuchillo y de Kaláshnikov cuando es necesario. Al otro lado están los isa, con los que los afar llevan enfrentados cientos de años por pastos y agua para sus vacas, cabras y camellos, igualmente escuálidos a estas alturas de año.

Unma caravama de camellos atraviesa la zona de Lee Adoyta, donde en enero de 2013 un estudiante descubrió la mandíbula. / ERIN DIMAGGIO/PENN STATE UNIVERSITY

En unas decenas de kilómetros, a ambas orillas del río, hay yacimientos que permiten recorrer más de cinco millones de años de evolución y presenciar, a través de los fósiles, cómo surgieron cada uno de los atributos que nos hacen humanos. Hasta ahora se pensaba que este género apareció en África hace unos 2,5 millones de años. El grupo dio lugar a un importante número de especies, ensayos evolutivos más o menos exitosos de los que, actualmente, solo quedamos vivos los Homo sapiens.

¿Qué define a un ser humano? Andar sobre dos piernas, por ejemplo. Pues aquí, hace 5,8 millones de años, vivió el Ardipithecus ka­dabba, que ya era capaz de caminar erguido unos tres millones de años antes de que apareciese el primer Homo. Usar herramientas también parece muy humano. En Dikika, en la orilla este del Awash, vivieronAustralopithecus afarensis que usaban piedras afiladas para cortar carne y obtener un alimento que muchos creen clave para el desarrollo de un cerebro cada vez más grande. Eso sucedió hace más de tres millones de años, unos 500.000 antes de los primeros humanos.

Lucy es el A. afarensis por antonomasia. Es el esqueleto bastante completo de una hembra que pesaba unos 30 kilos y medía un metro de alto. Vivió en Hadar, una zona de Afar, hace 3,2 millones de años. Era muy parecida a un chimpancé salvo por otro atributo muy humano: sus caderas y piernas eran ya muy diferentes y le servían para andar erguida.

Un ejemplar de 'Theropithecus gelada', un primate que vive en las praderas de alta montaña del centro y norte de Etiopía. / BERNARDO PÉREZ

Un mediodía de agosto, Mohamed Ahmedin ejerce de guía hasta el lugar donde encontraron a Lucy. Para llegar hay que bajar por la cresta de una colina de color gris de las muchas que dominan el paisaje, con el río Awash al fondo. En las laderas, de unos 200 metros de alto, pueden verse perfectamente los diferentes estratos de terreno que abarcan más de medio millón de años. En el lecho seco de otro riachuelo, con un calor de horno, vuelven a aparecer colmillos de elefantes, restos enormes de búfalos o patas de hipopótamos saliendo de la tierra como si alguien los hubiera clavado allí. En la cima de una colina hay un pequeño monumento que señala el sitio donde, en 1974, un equipo dirigido por el estadounidense Donald Johanson encontró el esqueleto, que recibió su nombre por Lucy in the Sky with Diamonds, de los Beatles.

Después de Lucy, la evolución de los homínidos entra en un túnel totalmente oscuro. Al otro extremo, de nuevo en la luz, de nuevo en Hadar, unos 700.000 años después, los A. afarensis han desaparecido sin dejar rastro. En su lugar aparece el Homo habilis, hasta ahora considerado el primer miembro del género Homo. Su principal atributo son unas manos mañosas capaces de fabricar herramientas de piedra, también encontradas en Hadar. A partir de entonces, el árbol de la humanidad florece con nuevas especies y atributos. Por ejemplo, un cuerpo con proporciones muy similares a las actuales y cerebros de tamaño creciente, como el del Homo erectus, el primer humano que salió de África. Mucho después, también en el valle del Awash, los primeros miembros de nuestra propia especie (Homo sapiens) vivieron aquí hace unos 160.000 años. Hace unos 70.000 años, esta especie, ya con lenguaje y capacidad para crear arte, adornos, símbolos…, dejó África y se esparció por el resto del mundo. Todos los humanos actuales somos sus descendientes.

Excavaciones en la colina de Ledi-Geraru / BRIAN VILLMOARE

La gran pregunta es qué pasó dentro del túnel. ¿Venimos los humanos realmente de la estirpe de Lucy? ¿Qué cambió en Afar para que nuestros posibles ancestros australopitecos quedasen barridos y apareciese el nuevo género Homo, con rasgos muy diferentes? Es el mayor misterio de esta historia o, al menos, lo fue hasta el día 29 de enero de 2013.

“Estábamos explorando un lugar llamado Lee Adoyta y allí me encontré con una colina”, recuerda Chalachew Seyoum, un paleoantropólogo etíope que estudia en la Universidad Estatal de Arizona. Al llegar a la cima vio un molar asomando de la tierra. “Cuando lo miré de cerca vi que estaba intacto e incrustado aún a un trozo de mandíbula. Después encontré el resto de la mandíbula y vi que encajaba a la perfección con el otro fragmento. Desde el primer momento supe que era un fósil importante”, recuerda.

.

Lo mejor que le puede pasar a un paleoantropólogo es que los animales se caigan muertos cerca de la orilla de un río o un lago y haya una crecida de agua de forma casi inmediata. El cadáver quedará pronto cubierto por el barro y las piedras arrastradas por la corriente. Si hay suerte, quedará así durante millones de años y la materia orgánica será sustituida poco a poco por minerales hasta producir un fósil.Lo primero que hacen los cazadores de restos humanos es datar la edad geológica de los terrenos, y una vez que se encuentra el periodo deseado hay que buscar una zona con laderas expuestas. “Las capas puramente volcánicas son inservibles para hallar fósiles”, explica Berhane Asfaw, subdirector del Awash Medio, el área de exploración paleoantropológica más amplia de todas las que existen en Afar. “Entre todos los terrenos, tienes que buscar sedimentos blandos depositados por antiguos ríos o lagos”, explica.

Una vez hayas encontrado una zona expuesta con este tipo de sedimentos, “debes conducir lo más rápido que puedas, caminar sin descanso y encontrar los fósiles justo cuando comienzan a quedar expuestos”, dice. Si hay suerte, como en el caso de Lucy o la mandíbula de Ledi-Geraru, debajo de la parte que sobresale habrá más huesos. En unos cinco o diez años, cualquier resto, por importante que sea, puede haberse perdido para siempre arrastrado por las lluvias, por eso en Afar los buscadores de fósiles trabajan en un continuo “estado de emergencia”, reconoce Asfaw.

Un exorcismo en Lalibela. / BERNARDO PÉREZ

De todas las colinas, montículos y sedimentos de Afar, los más codiciados son los que datan de hace entre 3 y 2,5 millones de años, el periodo oscuro del túnel. “Se piensa que entonces hubo un fenómeno conocido como disconformidad, es decir, que solo hubo erosión y no deposición de sedimentos, y sin sedimentos no hay fósiles”, explica Zeray Alemseged, sentado en una de las grandes salas de la tercera planta de un edificio nuevo, parte del Museo Nacional de Etiopía, en Adis Abeba. A su espalda hay una hilera de cajas fuertes de color crema a prueba de balas, fuego, agua, ancladas al suelo. Conservan a temperatura y humedad constantes todos los fósiles excepcionales que se han hallado en Etiopía desde el descubrimiento de Lucy.

Cuando aún no había cumplido los 30 años, Alemseged buscaba su propio territorio como paleoantropólogo. De todos los lugares eligió el más peligroso: una franja de sedimentos conocida como Dikika, en la orilla opuesta a Hadar y en pleno territorio isa. “Cuando conduje hasta allí en 1999, mi coche fue el primero en pisar la zona desde siempre”, asegura. El paleoantropólogo trabajó solo, como un hombre orquesta. “Era mecánico, cocinero, conductor, científico y, sobre todo, diplomático”. Para llegar y volver de Dikika había que cruzar territorio afar, así que los conflictos con ambas etnias, bien nutridas de fusiles soviéticos, eran constantes. Actualmente todo ha mejorado mucho y ha merecido la pena: Alemseged ha encontrado en Dikika a Selam, el excepcional fósil casi completo de una cría de tres años, de la misma especie que Lucy, pero que vivió unos 120.000 años antes. También ha demostrado que esta especie ya era humana en sentido amplio, pues manejaba herramientas para cortar carne. El límite entre lo que es humano y lo que no se difumina. “Qué es ser humano depende siempre del contexto”, advierte Alemseged.

Mohamed Ahmedin señala el lugar exacto en que se halló la mandíbula del humano más antiguo que se conoce / N. D.

A finales de julio sacaron a Lucy de su caja fuerte. Los restos fueron transportados en varios coches oficiales para que nadie supiera en cuál viajaba realmente. Todo el despliegue se hizo para mostrarle el fósil a Barack Obama, de visita en Etiopía. “Hasta le dejamos tocarlo con la punta del dedo”, recuerda Alemseged. Este paleoantropólogo etíope, que trabaja en la Academia de Ciencias de California, fue el encargado de explicarle al presidente por qué Lucy es tan importante para entender nuestros orígenes. “Este fósil muestra que todos los humanos actuales, incluido Donald Trump, estamos conectados y tenemos un mismo origen”, comenzó el paleoantropólogo, arrancándole una carcajada a Obama. Trump es el polémico candidato republicano a la presidencia de Estados Unidos, famoso por sus comentarios racistas y sexistas. Hace unos años exigió a Obama que presentase su partida de nacimiento para demostrar que era estadounidense. Un día después de ver el fósil, el 28 de julio, en su discurso en la sede de la Unión Africana, Obama nombró a Lucy y tradujo la idea de Alemseged a lenguaje políticamente correcto: “En este árbol de la humanidad, con todas nuestras ramas y diversidad, todos venimos de la misma raíz. Somos una misma familia, una misma tribu. Y aun así, gran parte del sufrimiento en este mundo se debe a que no recordamos esto y olvidamos cómo reconocernos a nosotros mismos en el otro”.

.

En 2002, otra cazadora de fósiles decidió buscar su propio territorio. Se llamaba Kaye Reed y llevaba excavando en Etiopía desde 1996, sobre todo en la zona de Hadar. La estadounidense decidió centrarse en Ledi-Geraru, donde esperaba encontrar fósiles del periodo oscuro, pero solo halló huesos de la especie de Lucy. No se rindió, y pasó una larga década explorando la zona, de unos mil kilómetros cuadrados, analizando la geología, perforando el terreno, intentando encontrar “un pequeño parche de tierra con fósiles”. Finalmente, en 2012, encontró aquella colina parda donde había sedimentos del periodo apropiado donde apareció por fin el fósil. El hueso mineralizado se embaló cuidadosamente y se envió al Museo Nacional. Ni siquiera los encargados de su cuidado y reconstrucción supieron lo que tenían entre manos. “Solo nos lo dijeron unos días antes de la gran conferencia de prensa que habían organizado”, explicaba hace unos días Yared Assefa, conservador del Museo Nacional, que comenzó a reconstruir y limpiar el fósil en 2014.

En la cuenca del río Omo conviven algunas de las más emblemáticas tribus de África. /BERNARDO PÉREZ

El secreto se levantó el 5 de marzo de 2015. En un estudio publicado en la revista científica Science, una de las más prestigiosas del mundo, el equipo explicaba que la mandíbula tenía 2,8 millones de años y era de Homo, por lo que el origen de nuestro género se retrasaba unos 400.000 años en el tiempo. La mandíbula y los dientes de aquel homínido presentaban una extraña mezcla de rasgos, como si estuviese en plena metamorfosis. Por un lado había parecido con Lucy, por otro anticipaba ya rasgos únicos de los otros Homo que surgirían varios cientos de miles de años después. Según muchos expertos de dentro y de fuera del proyecto, este fósil está en el lugar y el momento adecuado para explicar cómo una especie no humana dio lugar a nuestro género.

A juzgar por el tamaño de los dientes y la mandíbula, parece que el “hombre” de esta historia es realmente una mujer, explica Kaye Reed, al teléfono desde su despacho en la Universidad Estatal de Arizona. “Aunque aún es pronto para estar totalmente seguros”, añade. Muchos miembros de su equipo creen que es una nueva especie y que probablemente desciende de la de Lucy, losAustralopithecus afarensis. La idea tiene fundamento científico y también geográfico: la cuna de Lucy en Hadar y Ledi-Geraru están a unos 30 kilómetros en línea recta.

Etiopía, una arcadia desconocida. / BERNARDO PÉREZ

Reed aporta otro argumento a favor de Ledi-Geraru como cuna de la humanidad. “Los primeros bípedos, como los Ardipithecus, vivían en entornos muy arbolados, de bosque. Lo mismo sucede con los A. afarensis, que aún vivían en zonas con muchos árboles, tal y como indica el tipo de fauna hallada en el lugar. Ledi-Geraru, en cambio, data de una época de cambio climático y era ya un entorno completamente abierto, de praderas, ríos y lagos y con una fauna muy diferente a la de Hadar”, resalta. Se piensa que la adaptación a este nuevo entorno propició cambios claves en la evolución humana, como el consumo de carne y la fabricación de herramientas para arrancarla del hueso. “Hemos encontrado más dientes de este homínido cuyos detalles aún no hemos publicado y una de las cosas que queremos hacer es analizar su composición para saber cuál era exactamente su dieta”, detalla Reed. Por ahora, los hallazgos se quedan a un paso de la gloria absoluta. Para alcanzarla hace falta encontrar más restos, sobre todo de la parte superior de la cara y el cráneo, que puedan confirmar más allá de toda duda que se trata de una nueva especie. Lo que ya no se puede negar es que de repente se ha encendido una luz en medio del túnel más oscuro de la evolución humana.

.

http://elpais.com/elpais/2015/09/10/ciencia/1441905346_685486.html?rel=rosEP

Repost 0
Published by Malcolm Allison H malcolm.mallison@gmail.com - en DEL MONO AL HOMBRE
Comenta este artículo
10 septiembre 2015 4 10 /09 /septiembre /2015 17:28
Homo naledi: New species of human ancestor discovered in South Africa
Homo naledi: New species of human ancestor discovered in South Africa

.

Cuando un espeleólogo aficionado y un geólogo llegaron a la casa de Lee Berger a finales de 2013 con un fragmento mandíbula fósil en la mano, destaparon unas cervezas y llamaron a National Geographic.
Lee Berger, profesor de la Universidad de Witwatersrand en Johannesburgo, Sudáfrica, ya había desenterrado algunos hallazgos importantes. Pero él sabía que tenía algo grande en sus manos.
Lo que él no sabía en ese momento es que sacudiría nuestra comprensión de la evolución humana y que incluso plantearía nuevas preguntas sobre nuestra identidad.

.

Homo naledi: New species of human ancestor discovered in South Africa 10/09/2015 CNN Breaking News

Homo naledi: New species of human ancestor
Homo naledi: New species of human ancestor

.

Hallada en África una gran sima de huesos con una nueva especie humana

Se buscan expertos o expertas en antropología, delgadas, bajitas y que no tengan claustrofobia. Este era más o menos el anuncio de trabajo que lanzó hace dos años Lee Berger por las redes sociales. Buscaba gente capaz de meterse por una grieta de 18 centímetros de ancho y sacar a la luz lo que prometía ser un cargamento de fósiles humanos sin igual.

Hoy se han publicado los datos más completos de esa excavación, realizada en la cueva Rising Star, a unos 50 kilómetros de Johannesburgo (Sudáfrica). Los resultados destapan la existencia de una sima con más de 1.500 fósiles humanos entre los que hay al menos 15 individuos. Los autores aseguran que son una nueva especie dentro de nuestro género, que han bautizado como Homo naledi. Naledi quiere decir estrella en sesotho, una lengua local.

Los descubridores creen que aquellos homínidos fueron depositados allí por sus congéneres, lo que supondría un inesperado comportamiento funerario nunca observado en humanos tan primitvos. Todos los restos se conocen gracias al trabajo de un equipo íntegramente femenino que fue capaz de colarse en la estrecha cámara durante dos expediciones. El conjunto es el yacimiento de fósiles humanos concentrados en un solo lugar más grande de todo África y uno de los mayores del mundo, según sus descubridores.

.

Es un yacimiento comparable al de la Sima de los Huesos en Atapuerca (Burgos). A 50 kilómetros de Johannesburgo y 80 metros en las entrañas de una cueva, totalmente en tinieblas, se amontonan bebès, niños, adolescentes, adultos y ancianos. Ninguno tiene marcas de traumatismo por una posible caída a la fosa, ni tampoco signos de haber sido devorados por un animal o por su propia especie, el Homo Naledi, un antiguo miembro de nuestro linaje

“Tenemos casi todos los huesos del cuerpo representados varias veces, lo que hace que Homo naledi sea ya prácticamente el fósil de nuestro linaje que mejor se conoce" remarca Lee Berger, paleoantropólogo de la Universidad de Witwatersrand. Los hallazgos se remontan a octubre de 2013

Probablemente lo más apasionante del hallazgo son las preguntas que deja sin responder. Los descubridores dicen no haber conseguido datar los fósiles ni saben cómo llegaron hasta allí todos esos cadáveres.

.

Foto

http://elpais.com/elpais/2015/09/09/ciencia/1441800892_046663.html

.

Probablemente lo más apasionante del hallazgo son las preguntas que deja sin responder. Los descubridores dicen no haber conseguido datar los fósiles ni saben cómo llegaron hasta allí todos esos cadáveres. Para llegar hasta la cámara en la que se hallaron hay que recorrer unos 80 metros de cueva, trepar una pared y escurrirse por una grieta que los investigadores comparan con la boca de un buzón, bromeando solo a medias. Esta ruta, totalmente en tinieblas, es la única que existe hoy y, según los estudios geológicos, la única que existía cuando se depositaron los cadáveres. Por el tamaño de los huesos, estos incluyen infantes, niños, adolescentes, adultos y ancianos. Ninguno tiene marcas de traumatismo por una posible caída a la fosa, ni tampoco signos de haber sido devorados por un animal o por su propia especie, como sí sucede en el único yacimiento comparable: la Sima de los Huesos en Atapuerca (Burgos). Apenas hay rastros de ningún otro animal excepto unos pocos pájaros y ratones. En la cueva no hay marcas de crecidas de agua intensas que podrían haber arrastrado hasta allí los restos. Además aparecen partes de los cuerpos en perfecta articulación. Con todos estos datos en la mano, la única hipótesis que queda en pie es la de que alguien los dejó ahí en varios momentos en el tiempo, dicen los autores del estudio. Un ritual funerario que hasta ahora sólo se atribuía a humanos más modernos y con más cerebro.

“Tenemos casi todos los huesos del cuerpo representados varias veces, lo que hace que Homo naledi sea ya prácticamente el fósil de nuestro linaje que mejor se conoce”, celebra Lee Berger, paleoantropólogo de la Universidad de Witwatersrand, en una nota de prensa difundida por las instituciones que han participado en las excavaciones. Tras el hallazgo, en octubre de 2013, ante un montón de huesos tan complejo, el paleoantropólogo comenzó a seleccionar un nutrido grupo de científicos internacionales, la mayoría de ellos jóvenes, para que le ayudasen en el análisis de cada parte del cuerpo de la nueva especie.

Los huesos estaban solo parcialmente fosilizados y algunos estaban a simple vista sobre el suelo de la cueva. El análisis de los restos y su contexto geológico, publicados hoy en la revista científica de acceso abierto eLIFE, describe una especie que hubiera llamado la atención si la viéramos paseando por la calle, pero que ya no eran simples chimpancés erguidos. Los australopitecos son el género del que la mayoría de expertos piensan que surgió el género Homo, aunque hasta hace muy poco había un vacío total de fósiles que permitiese confirmalo. Por su morfología, los naledi parecen estar justo en el límite entre ambos grupos. Medían un metro y medio y pesaban unos 45 kilos. Aún no habían comenzado a desarrollar un cerebro grande (500 centímetros cúbicos comparados con los al menos 1.200 centímetros cúbicos de un Homo sapiens), pero ya tenía un cuerpo estilizado y rasgos humanos, como la capacidad para andar erguidos o unos dientes relativamente pequeños. Sus manos tenían ya el pulgar oponible que permite fabricar herramientas de piedra y sus pies eran muy parecidos a los de los humanos modernos, solo que un poco más planos.

.

La denticiòn del HOMO NALEDI es la correspondiente a los màs antiguos miembros del genero Homo
La denticiòn del HOMO NALEDI es la correspondiente a los màs antiguos miembros del genero Homo
El misterio funerario

Markus Bastir, un investigador de origen austríaco que trabaja en el Museo Nacional de Ciencias Naturales (MNCN-CSIC), ha participado en el análisis del tórax del Homo naledi. Junto a Daniel García Martínez, Bastir ha usado tecnología 3D para reconstruir todo el tórax del naledi partiendo de los fragmentos de costillas, vértebras y otros fósiles hallados en la cueva de Sudáfrica. “Nuestros resultados indican que la columna vertebral y el tronco eran muy primitivos, como los de un australopiteco”, explica. “Además, las falanges de sus dedos eran curvas, una adaptación para trepar a los árboles”. Esta mezcla de rasgos es única, lo que les hace distintos de los Homo habilis (hasta ahora considerados los primeros miembros del género Homo, aunque por restos muy escasos) y dignos de que se les considere una nueva especie, explican los científicos.

Por su morfología, los responsables del hallazgo sitúan al Homo naledi justo en el origen del género Homo, en el punto intermedio entre los australopitecos y las especies plenamente humanas comoHomo erectus. Esto supondría que vivieron hace al menos dos millones de años y les otorgaría un papel clave hacia la aparición de nuestra especie. Chris Stringer, del Museo de Historia Natural de Londres, que no ha participado en el estudio, apunta otra posibilidad muy diferente. ¿Y si los restos tienen menos de 100.000 años? “Significaría que el H.naledi sobrevivió hasta hace relativamente poco igual que hizo el Homo floresiensis (hombre de Flores) en Indonesia, que también combina cerebro y dientes pequeños”, explica en un artículo de análisis sobre el hallazgo. En ese caso los naledi no serían nuestros ancestros directos y podrían ser un callejón sin salida en la historia de nuestra evolución.

.

Siete pequeñas mujeres fueron capaces de ingresar por la boca de la cueva de apenas 7 pulgadas hasta la càmara de los huesos
Siete pequeñas mujeres fueron capaces de ingresar por la boca de la cueva de apenas 7 pulgadas hasta la càmara de los huesos
DESCUBRIMIENTO POLÈMICO

El anuncio de las excavaciones de la cueva Rising Star, financiadas en parte por National Geographic, se ha hecho en una rueda de prensa en Londres, la ciudad en la que estos días se encuentran muchos popes de la paleoantropología que asisten al Congreso de la Sociedad Europea para el Estudio de la Evolución Humana. Es posible que el hallazgo tenga allí su primera prueba de fuego, debido a las muchas preguntas que deja abiertas. ¿Pudo una especie de cerebro tan pequeño tener la conciencia suficiente como para sepultar a sus congéneres? ¿Cómo llegaron a la sima en completa penumbra? ¿Por qué no se han podido datar los fósiles con carbono, ADN u otras técnicas, lo que al menos indicaría un rango aproximado de su antigüedad?

Para Juan Luis Arsuaga, codirector de los yacimientos de Atapuerca, el hallazgo es “asombroso”. Sin embargo no comulga con todo, pues cree que la cueva tenía otra entrada en el pasado por la que se pudo acceder al límite de la fosa sin necesidad de luz artificial, lo que descartaría otra de las derivadas sugeridas por el trabajo: que los naledi pudieron usar fuego para llegar hasta allí. Kaye Reed, de la Universidad Estatal de Arizona, opina que sin fechas para los fósiles es “imposible” situar a esta nueva especie en nuestro árbol evolutivo más allá de incluirla en el género “Homo”. Duda también de los argumentos del enterramiento, que sin fechas no son convincentes, dice. “Sus descripciones están bien pero encuentro que sus conclusiones tienen demasiado celo; muchos investigadores quieren que su fósil cambie nuestra visión de la evolución humana. A veces el fósil lo hace y a veces no”, advierte. La revistaNational Geographic dedica en su número de Octubre un extenso artículo periodístico a los descubrimientos.

Repost 0
Published by Malcolm Allison H malcolm.mallison@gmail.com - en DEL MONO AL HOMBRE
Comenta este artículo
7 septiembre 2015 1 07 /09 /septiembre /2015 21:22

A la derecha, Cristina Cifuentes, presidenta de la Comunidad de...

 

A la derecha, Cristina Cifuentes, presidenta de la Comunidad de Madrid, escucha las explicaciones del paleontólogo Juan Luis Arsuaga. El complejo arqueológico es una apuesta de la Comunidad de Madrid por el turismo cultural y ecológico sostenible
 


Bienvenidos al Valle de los Neandertales

06/09/2015 - elmundo.es - La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, ha inaugurado el parque arqueológico Valle de los Neandertales, situado en la localidad de Pinilla del Valle. Se trata de un extenso complejo arqueológico al aire libre que se abrirá al público de forma permanente a partir del próximo 26 de septiembre como una apuesta de la Comunidad de Madrid por el turismo cultural y ecológico sostenible.


Durante la visita inaugural, Cifuentes ha estado acompañada por los directores del centro: el paleontólogo Juan Luis Arsuaga, reputado internacionalmente por su trabajo en los yacimientos de Atapuerca; el arqueólogo Enrique Baquedano y el geólogo Alfredo Pérez. Juntos han realizado un recorrido explicativo por estas excavaciones cuyos restos se remontan 90.000 años.

"Este parque nos permite saber cómo era la vida en aquella época, donde el yacimiento supone el principal valor situado en un paraíso natural", ha destacado Arsuaga.

 

 

 



En las excavaciones que conforman este parque arqueológico, en el que los expertos comenzaron a trabajar hace ya 14 años, se han ido hallando numerosos restos humanos y animales a lo largo de estos casi tres lustros. Una actividad que paleontólogos, geólogos y arqueólogos han venido desarrollando periódicamente durante los meses de verano y que se ha visto nuevamente impulsada por el reciente descubrimiento de una mandíbula infantil y de una cabeza de rinoceronte. Estos dos nuevos hallazgos, junto con los restos encontrados hasta el momento de tres individuos neandertales, convierten a este yacimiento en un espacio único y con proyección internacional, según destacan sus responsables.


"Estamos ante el embrión de lo que será un importante centro de interpretación del hombre neandertal que, junto con el Museo Arqueológico Regional, constituye un patrimonio singular que atraerá a expertos y aficionados de todo el mundo", destacó la presidenta durante la visita.


Unos restos encontrados que suponen haber documentado el primer enterramiento neandertal infantil de la Península y de Europa meridional y que sus responsables esperan que sigan aumentando con nuevos hallazgos de restos humanos, animales y de útiles y herramientas fabricados en piedra.

"Buscamos poner en valor la importancia de este yacimiento porque creemos estar escribiendo una de las páginas más atractivas y brillantes de la historia Europea", ha asegurado Baquedano durante la visita.

.

Aunque los neandertales eran cazadores y recolectores nómadas, en este valle permanecían todo el año por la riqueza de la fauna
Aunque los neandertales eran cazadores y recolectores nómadas, en este valle permanecían todo el año por la riqueza de la fauna

.

En mi anterior post comentaba sobre la presencial neandertal en el sur de Madrid. Pues bien, la presencia neandertal en el norte de Madrid es todavía más significativa, porque allí encontramos fósiles de neandertales, y porque estos fósiles tienen un contexto muy rico en información.

Pinilla del Valle, situado 90 km al norte de Madrid, es el sitio paleontológico más importante de Madrid y probablemente del centro de la Península Ibérica. En el Calvero de la Higuera se han encontrado cuatro yacimientos: Cueva del Camino, Cueva Des-Cubierta, Cueva de la Buena Pinta y Abrigo de Navalmaíllo.

Resumo a continuación los hallazgos más relevantes en esta zona:

  • Hace 100.000 años la zona era un valle verde y fértil, surcado por el actual río Lozoya, y con presencia de abundante flora, macrofauna (toros, rinocerontes de estepa, leones, leopardos, perros rojos, lobos, osos, uros, ciervos y caballos), y microfauna (ratas, musarañas, conejos, murciélagos y comadrejas). El clima era más cálido que en la actualidad, y vivían allí incluso gamos y tortugas mediterráneas.
  • Aunque los neandertales eran cazadores y recolectores nómadas, en este valle permanecían todo el año por la riqueza de la fauna: en contraste con otros lugares de Europa, donde los neandertales se veían obligados a comer presas pequeñas como palomas, conejos o tortugas, en este valle hay restos de los rinocerontes, ciervos y caballos que se comieron, y de varias hogueras y muchas diminutas lascas de piedra (de tecnología musteriense, típica de los neandertales) para extraer el tuétano.
  • Destaca que los neandertales fueron capaces de sacar provecho de la mala calidad del sílex de la zona. En vez de desplazarse un par de kilómetros para encontrar mejores materiales, se adaptaron y tallaron el cuarzo con que contaban.
  • Los primeros restos fósiles aparecieron en los años 1980 en Cueva del Camino: 2 molares de neandertal datados en unos 80.000 años. Este yacimiento fue un cubil de hienas que arrastraban hasta allí restos de animales y humanos, donde los machacaban y devoraban, por eso no se han encontrado más restos humanos por ahora.
  • En 2002 se sistematizó la exploración de las numerosas cavidades de roca caliza que salpican el valle, muchas conectadas entre ellas. En el yacimiento de Cueva de Buena Pinta también se encontraron 2 dientes de neandertal.
  • En Abrigo de Navalmaíllo se hallaron numerosos restos de herramientas, hogueras y animales en 400 m2.
  • En Cueva Des-Cubierta se han encontrado los restos de un enorme toro que pudo pesar una tonelada y media, y un rinoceronte de estepa de hace entre 200.000-300.000 años.
  • En 2011 se encontraron 4 piezas dentales de un infante neandertal, de dos años y medio de edad, probablemente una niña, que vivió hace más de 40.000 años. Son dientes de leche bien formados: dos incisivos, un canino y una muela, que han llegado hasta nosotros casi intactos. Además, se descubrieron dos nuevos yacimientos (Toconal y Carrión) en el mismo complejo kárstico.
Pre-neandertales en Madrid

Los futuros estudios y hallazgos de la Cueva Des-Cubierta tendrán gran interés, puesto que tocarán el periodo en que se produjo la transición entre Homo heidelbergensis y el Homo neanderthalensis.

Además, a tan solo 27 km al este de la capital, y a 100km de Pinilla del Valle, se ha documentado un campamento humano de hace unos 400.000 años en el yacimiento de Áridos (Arganda del Rey). Allí se hallaron muchos útiles líticos de tecnología achelense (asociada a Homo heidelbergensis) como bifaces, hendedores y lascas, así como restos de un elefante asociados a dichas herramientas. Se estima que el campamento pudo estar formado por centenares de individuos.

Tal vez estos pudieron ser los autores de algunas de las herramientas encontradas en otros yacimientos y asociadas a los neandertales.

Será interesante ver cómo avanza el estudio de las poblaciones coetáneas de los “pre-neandertales” de la Sima de los Huesos en Atapuerca, 200 km al norte de Madrid. Probablemente estaremos hablando de los mismos pobladores.

http://nutcrackerman.com/2015/02/10/neandertales-en-el-norte-de-madrid/

Cueva de neandertales en Madrid
Cueva de neandertales en Madrid
En definitiva

Finalizo esta mini-serie sobre la presencia de neandertales en Madrid, propiciada por dos motivos fundamentales:

  • La situación geográfica en el centro de la Península Ibérica, y lugar de paso de migraciones humanas hacia el norte de Europa.
  • El clima y la riqueza de recursos en la región fluvial (con los ríos Manzanares, Jarama y Guadarrama), idónea para la abundancia de flora, fauna y para los asentamientos humanos.

http://nutcrackerman.com/2015/02/10/neandertales-en-el-norte-de-madrid/

EL VALLE DE NEANDERTALES DE MADRID

En las excavaciones que conforman este parque arqueológico, se han ido hallando numerosos restos humanos y animales a lo largo de estos casi tres lustros. Una actividad que paleontólogos, geólogos y arqueólogos han venido desarrollando periódicamente durante los meses de verano y que se ha visto nuevamente impulsada por el reciente descubrimiento de una mandíbula infantil y de una cabeza de rinoceronte. Estos dos nuevos hallazgos, junto con los restos encontrados hasta el momento de tres neandertales cuyos restos se remontan 90.000 años., convierten a este yacimiento en un espacio único y con proyección internacional.

Estamos ante el embrión de lo que será un importante centro de interpretación del hombre neandertal que, junto con el Museo Arqueológico Regional, constituye un patrimonio singular que atraerá a expertos y aficionados de todo el mundo

Este enclave situado en la zona norte de la Comunidad de Madrid debe su importancia a un entorno casi intacto desde la época de los neandertales, que permitirá a los investigadores conocer con mayor precisión sus costumbres, su anatomía y la flora y la fauna que les rodeaba. Un hábitat que hace miles de años compartían con ciervos, gamos, leones, leopardos, bisontes, rinocerontes y leones.

Cràneo de rinoceronte apreciado por el paleontólogo Juan Luis Arsuaga y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes
Cràneo de rinoceronte apreciado por el paleontólogo Juan Luis Arsuaga y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes

.
ATRACCIÒN TURISTICA

Este nuevo parque arqueológico enseñará a los visitantes los distintos descubrimientos realizados a través de un recorrido con paneles explicativos. De este modo, podrán conocer a través de visitas guiadas la forma de vida de esta especie y experimentar sus sensaciones a través de talleres y otras actividades que se completarán en el futuro centro de interpretación de este complejo al aire libre.


"No es fácil encontrar un yacimiento múltiple como este en el centro de España, en el que además existen cuevas de más de medio millón de años de antigüedad", ha destacado Pérez. Un planteamiento compartido por Arsuga, que ha recalcado que los yacimientos se encuentran en un "estado óptimo".


Este enclave situado en la zona norte de la Comunidad de Madrid debe su importancia a un entorno casi intacto desde la época de los neandertales, que permitirá a los investigadores conocer con mayor precisión sus costumbres, su anatomía y la flora y la fauna que les rodeaba. Un hábitat que hace miles de años compartían con ciervos, gamos, leones, leopardos, bisontes, rinocerontes y leones.

Repost 0
Published by Malcolm Allison H malcolm.mallison@gmail.com - en DEL MONO AL HOMBRE
Comenta este artículo
2 septiembre 2015 3 02 /09 /septiembre /2015 19:50

“Postcranial morphology of the middle Pleistocene humans from Sima de los Huesos, Spain” PNAS 31 august 2015

 

Investigadores de diferentes centros españoles, liderados por el Centro Mixto Universidad Complutense de Madrid e Instituto de Salud Carlos III de Evolución y Comportamiento Humanos, han analizado con todo detalle la colección de fósiles del esqueleto postcraneal (del cuello para abajo), recuperados durante los últimos 20 años en el yacimiento de la Sima de los Huesos (Atapuerca), datado en unos 430.000 años.

agenciasinc.es/Noticias/Cuatro-grandes-etapas-marcaron-la-evolucion-del-cuerpo-humano

agenciasinc.es/Noticias/Cuatro-grandes-etapas-marcaron-la-evolucion-del-cuerpo-humano

 

El análisis de los restos de la Sima de los Huesos –el mayor conjunto de huesos del cuerpo jamás hallado, que representa una parte muy importante del registro fósil del esqueleto (excluido el cráneo) anterior a los neandertales y a los humanos modernos–  ha permitido establecer cuatro grandes patrones sucesivos en la evolución del cuerpo humano.

Según los resultados, que se publican en la revista PNAS, las cuatro etapas incluyen la de los ardipitecos (arborícola y tal vez ocasionalmente bípedo); la de los australopitecos (bípedo obligado pero con notables capacidades arbóreas); la del humano “arcaico” al que pertenecen Homo erectus y la población de la Sima de los Huesos (de cuerpo alto en comparación con los tipos somáticos anteriores, ancho y robusto, y locomoción exclusivamente terrestre); y la del humano moderno (de tipo alto, estrecho y esqueleto grácil).

150831_cuerpo_humanos

Individuo masculino de la Sima de los Huesos./ Kennis & Kennis/Madrid Scientific Films

"Se ha realizado una investigación global del esqueleto (forma del cuerpo, peso, altura, dimorfismo del tamaño corporal) y un análisis detallado de cada parte anatómica para poder establecer la evolución de la forma del cuerpo en el género Homo que ahora se propone”, aclara Carlos Lorenzo, uno de los coautores del estudio e investigador del Instituto Catalán de Paleoecología Humana y Evolución Social (IPHES).

El caso de los neandertales

En cuanto al somatotipo de los neandertales, los autores concluyen que pertenecería al tercer tipo, “aunque estos humanos habrían desarrollado ciertas características propias, algunas de las cuales ya se insinúan en la población de la Sima de los Huesos, que ayuda así a entender mejor el origen de los rasgos neandertales”, declara el equipo, encabezado por Juan Luis Arsuaga, director científico del Museo de la Evolución Humana de Burgos.

El trabajo señala que los humanos de la Sima de los Huesos eran relativamente altos –una estatura media de 1,63 metros–, con anchos y musculosos cuerpos –con una masa corporal media de unos 69 kilos– pero menos masa cerebral que la de los neandertales. Estos compartieron muchas características con los neandertales que no están presentes en los humanos modernos, según indican los análisis de los restos postcraniales.

Para los investigadores, este modelo arroja luz sobre el tamaño y anatomía general de los primeros humanos que vivieron durante el último millón de años antes de la aparición de los humanos modernos.

Referencia bibliográfica:

Juan-Luis Arsuaga et al. “Postcranial morphology of the middle Pleistocene humans from Sima de los Huesos, Spain” PNAS 31 de agosto de 2015

 

 

 

w

Repost 0
Published by Malcolm Allison H malcolm.mallison@gmail.com - en DEL MONO AL HOMBRE
Comenta este artículo
24 agosto 2015 1 24 /08 /agosto /2015 19:06

 

 

Earliest Baboon Found in South Africa

 

 

Comparison of morphology in the Malapa specimen (left), Papio angusticeps (center), and Papio izodi (right). Image credit: Gilbert CC et al.

Comparasiòn de la morfologìa del especimen de Malapa (izquierda), Papio angusticeps (centro), y Papio izodi (derecha).

 

Papio hamadryas.


Un cráneo parcial de un babuinos extinto, el Papio angusticeps de hace dos millones de años, ha sido desenterrado en Malapa, sitio considerado Cuna de la Humanidad y Patrimonio de la Humanidad, por un equipo de científicos dirigido por el Dr. Christopher Gilbert, del Hunter College de la City University de Nueva York. La muestra, según el equipo, representa el babuino màs antiguo que se ha encontrado y el único primate no homínido recuperado de Malapa, hasta ahora.

sci-news.com/paleontology/science-papio-angusticeps-baboon-south-africa-03154.html

Los babuinos modernos suelen dividirse en una serie de poblaciones reconocidas como especies o subespecies, distribuidas por todo el África subsahariana y la Península Arábiga.
A pesar de su éxito evolutivo, el orígen de los babuinos modernos en el registro fósil no està bien entendido o bien acordado.


"De acuerdo a los estudios de fechados moleculares, se estima que los babuinos se separaron de sus parientes más cercanos hace 1,8 a 2.2 millones de años Sin embargo, hasta ahora, la mayoría de los especímenes fósiles conocidos dentro de este rango de tiempo, han estado demasiado fragmentados para ser definitivos o han sido demasiado primitivos para ser confirmados como miembros de la especie Papio hamadryas", dijo el Dr. Gilbert, quien es el autor principal del estudio publicado en la revista PLoS ONE el 21 de agosto de 2015.


El nuevo especimen de Papio angusticeps, encontrado durante las excavaciones de un antepasado humano temprano, el Australopithecus sediba, ayuda a confirmar la sugerencia de los investigadores anteriores, de que Papio angusticeps pueden, de hecho, ser una población inicial de Papio hamadryas.


"Si se colocad una serie de especímenes de Papio angusticeps en una colección osteologica moderna, no creo que nadie sería capaz de diferenciarlos de los babuinos modernos de África Oriental y África del Sur", dijo el Dr. Gilbert.

 

http://phys.org/news/2015-08-earliest-baboon-malapa.html

 

.

.

According to researchers from the Evolutionary Studies Institute at the University of the Witwatersrand in Johannesburg, South Africa, an ancient monkey fossil found in Malapa could be the earliest evidence of a modern baboon ever discovered.
According to researchers from the Evolutionary Studies Institute at the University of the Witwatersrand in Johannesburg, South Africa, an ancient monkey fossil found in Malapa could be the earliest evidence of a modern baboon ever discovered.

.

El nuevo especimen de Papio angusticeps, encontrado en el yacimiento de Malapa, durante las excavaciones de un antepasado humano temprano, el Australopithecus sediba, ayuda a confirmar la sugerencia de los investigadores anteriores, de que Papio angusticeps es de hecho, una población inicial de Papio hamadryas: "Si se colocad una serie de especímenes de Papio angusticeps en una colección osteologica moderna, no creo que nadie sería capaz de diferenciarlos de los babuinos modernos de África Oriental y África del Sur", dijo el Dr. Christopher Gilbert, del Hunter College of the City University of New York.

.

Papio hamadryas. Image credit: Moataz Tawfik Igbaria / CC BY-SA 4.0.

Papio hamadryas. Image credit: Moataz Tawfik Igbaria / CC BY-SA 4.0.

 

 

Earliest Baboon Found in South Africa

A two-million-year-old partial skull of the extinct baboon Papio angusticeps has been unearthed at Malapa, in the Cradle of Humankind World Heritage Site, by a team of scientists headed by Dr Christopher Gilbert of Hunter College of the City University of New York. The specimen, according to the team, represents both the earliest baboon ever found and the only non-hominin primate yet recovered from Malapa.

Modern baboons are typically divided into a number of populations recognized as either species or subspecies spread all throughout sub-Saharan Africa and into the Arabian Peninsula.

Despite their evolutionary success, modern baboon origins in the fossil record have not well-understood or agreed upon.

“According to molecular clock studies, baboons are estimated to have diverged from their closest relatives by 1.8 to 2.2 million years ago; however, until now, most fossil specimens known within this time range have been either too fragmentary to be definitive or too primitive to be confirmed as members of the living species Papio hamadryas,” said Dr Gilbert, who is the first author on the study published in the journal PLoS ONE.


The new specimen of Papio angusticeps – found during excavations for an early human ancestor known as Australopithecus sediba – helps to confirm the suggestion of previous researchers that Papio angusticeps may, in fact, be an early population of Papio hamadryas.

“If you placed a number of Papio angusticeps specimens into a modern osteology collection, I don’t think you’d be able pick them out as any different from those of modern baboons from East and South Africa,” Dr Gilbert said.
.

Comparison of morphology in the Malapa specimen (left), Papio angusticeps (center), and Papio izodi (right). Image credit: Gilbert CC et al.

Comparison of morphology in the Malapa specimen (left), Papio angusticeps (center), and Papio izodi (right). Image credit: Gilbert CC et al.


Furthermore, the estimated age of the specimen, 2.026 – 2.36 million years, is in almost perfect agreement with molecular clock analyses for the initial appearance of modern baboons.

Thus, the specimen may help to solve the evolutionary origins of these highly successful animals and confirm the estimates of molecular studies.

In addition, because monkeys are widely recognized as key time-sensitive elements in the fossil record, the fact that the Malapa Papio angusticeps specimen is well-dated allows future studies to better estimate the age of fossil sites where the species is found.

South African early hominin sites, in particular, may be able to achieve more accurate age estimates on the basis of these new findings.

 

sci-news.com/paleontology/science-papio-angusticeps-baboon-south-africa-03154.html

.

 

.

THE FIVE SPECIES OF BABOONS IN THE GENUS PAPIO

https://en.wikipedia.org/wiki/Baboon

 

 

The five species of baboons in the genus Papio 

Five species of Papio are commonly recognized, although there is some disagreement about whether they are really full species or subspecies. They are P. ursinus (chacma baboon, found in southern Africa), P. papio (western, red, or Guinea baboon, found in the far western Africa), P. hamadryas (hamadryas baboon, found in the Horn of Africa and southwestern Arabia), P. anubis (olive baboon, found in the north-central African savanna) and P. cynocephalus (yellow baboon, found in south-central and eastern Africa). Many authors distinguish P. hamadryas as a full species, but regard all the others as subspecies of P. cynocephalus and refer to them collectively as "savanna baboons". This may not be helpful: it is based on the argument that the hamadryas baboon is behaviorally and physically distinct from other baboon species, and that this reflects a separate evolutionary history. However, recent morphological and genetic studies of Papio show the hamadryas baboon to be more closely related to the northern baboon species (the Guinea and olive baboons) than to the southern species (the yellow and chacma baboons).[2][3][4]

The traditional five-form classification probably under-represents the variation within Papio. Some commentators[5] argue that at least two more forms should be recognized, including the tiny Kinda baboon (P. cynocephalus kindae) from Zambia, DR Congo, and Angola, and the gray-footed baboon (P. ursinus griseipes) found in Zambia, Botswana, Zimbabwe, Mozambique, and northern South Africa. However, current knowledge of the morphological, genetic, and behavioral diversity within Papio is too poor to make any final, comprehensive judgment on this matter.

https://en.wikipedia.org/wiki/Baboon

.

Cinco especies monos del Viejo Mundo del gènero Papio son comúnmente reconocidas, aunque hay cierto desacuerdo sobre si se trata de especies en todo el sentido de la palabra o subespecies.
Son Papio ursinus (babuinos chacma, que se encuentran en el sur de África), Papio papio ( babuino occidental, rojo, o de Guinea, que se encuentra en el extremo occidental de África), Papio hamadryas (babuino hamadryas, que se encuentra en el Cuerno de África y el suroeste de Arabia), Papio anubis (babuino oliva, que se encuentra en las sabanas africanas del centro-norte) y Papio cynocephalus (babuino amarillo, que se encuentra en el sur-centro y este de África).

Muchos autores distinguen P. hamadryas como una especie completa, pero consideran a todos los demás como subespecies de P. cynocephalus y se refieren a ellos colectivamente como "babuinos de sabana".


Esto no puede ser de utilidad: se basa en el argumento de que el babuino hamadryas es conductual y físicamente distinto de otras especies de babuinos, y que esto refleja una historia evolutiva independiente. Sin embargo, recientes estudios morfológicos y genéticos de Papio muestran que el babuino hamadryas esta más estrechamente relacionados con las especies de babuino del norte del Continente Negro (babuino de Guinea y babuinos oliva) que las especies del sur del Continente Negro (los babuinos amarillos y chacma).


La tradicional clasificación de cinco formas de babuino probablemente sub-representa la variación dentro del gènero Papio. Algunos sostienen que al menos dos formas más deben ser reconocidas, incluyendo el pequeño babuino kinda (P. cynocephalus kindae) de Zambia, República Democrática del Congo y Angola, y el babuino de patas gris (P. ursinus griseipes) encontrado en Zambia, Botswana, Zimbabwe, Mozambique y el norte de Sudáfrica. Sin embargo, el conocimiento actual de la diversidad morfológica, genética, y de comportamiento dentro del gènero Papio es demasiado pobre para zanjar, por ahora, este asunto.

.

LOS BABUINOS DECIDEN DE FORMA DEMOCRÁTICA SUS MOVIMIENTOS21 junio, 2015

Las decisiones de la manada son democráticas en los babuinos, según un estudio publicado hoy en la revista Science. Hasta ahora los científicos se preguntaban si estos grupos sociales fuertemente jerarquizados seguían al líder o si, de forma colectiva y democrática, decidían a dónde iban y qué hacían.

 

.

 

 

http://cinabrio.over-blog.es/article-antepasado-humano-tipo-australopithecus-sediba-descubierto-en-roca-fosil-almacenada-en-laboratorio-108112229.html

 

Australopithecus sediba era capaz de caminar erguido y sus restos han sido descubiertos, descritos y nombrados por Berger tras ser localizados en una cueva a sólo 40 km de la ciudad de Johannesburgo. Aunque, para ser totalmente sinceros, el auténtico protagonista del hallazgo no fue el propio Berger, sino su hijo Matthew, de apenas nueve años de edad, que se topó con el homínido mientras jugaba en las proximidades del yacimiento en el que trabajaba su padre.

"Papá, he encontrado un fósil", le espetó el niño al científico mientras le pasaba una piedra de la que asomaban restos fósiles. El paleontólogo, al principio, la cogió pensando que se trataba de un antílope, algo bastante corriente de encontrar en las rocas sudafricanas. Pero en cuanto se fijó mejor en el hallazgo de su hijo, se dio cuenta de que estaba ante algo mucho más importante: la clavícula de un antiguo homínido. Inmediatamente buscó por los alrededores y se dio literalmente de bruces con la mandíbula inferior de ese mismo y lejano antepasado de la Humanidad. "No me lo podía creer", afirmó después el científico.

.

.

leer màs

 

AUSTRALOPITHECUS SEDIBA ¿ORIGEN DEL HOMBRE?

 

Repost 0
Published by Malcolm Allison H malcolm.mallison@gmail.com - en DEL MONO AL HOMBRE FRONTERAS DE LA BIOLOGÍA
Comenta este artículo
17 agosto 2015 1 17 /08 /agosto /2015 19:39

 

 

SCIENTISTS SAY OVERKILL HYPOTHESIS CONFIRMED

Durante décadas, los estudiosos han debatido lo que llevó a la extinción masiva de las especies de megafauna, como los mamuts lanudos, tigres dientes de sable, y armadillos gigantes. Algunos argumentaron que los mamíferos gigantes fueron víctimas de la caza excesiva, mientras que otros señalaron al cambio climático como el principal factor en la gran mortandad. Ahora un grupo de investigadores ha utilizado nuevos métodos estadísticos que dicen apuntar de manera concluyente a los cazadores humanos como los culpables. La especializaciòn humana en la caza es la principal culpable.

El equipo examinó miles de escenarios y encontró que la extinción de especies fue más estrechamente correlacionada con la migración humana que con el cambio climático. "En lo que a nosotros respecta, esta investigación es el clavo en el ataúd de estos 50 años de debate de si la causa dominante de la extinción de la megafauna fueron los humanos", dijo Lewis Bartlett del Centro para la Ecología y la Conservación de la Universidad de Exeter, en un comunicado de prensa (press release). "Se echa por tierra el mito de los primeros seres humanos que vivieron en armonía con la naturaleza."

Para un estudio similar, vaya a The Arrival of People Doomed New Zealand's Moa (La llegada de personas condenò al Moa de Nueva Zelanda)

.

 
Late Pleistocene landscape of northern Spain (Eurasia

.

http://www.archaeology.org/news/3610-scientists-say-overkill-hypothesis-confirmed

.

Conocida colectivamente como megafauna, la mayoría de los mamíferos más grandes nunca màs vagan por la tierra ya que fueron eliminados en los últimos 80.000 años, y hace 10.000 años ya todos estaban extintos,

Lewis Bartlett, de la Universidad de Exeter, dirigió la investigación, en la que también participan las universidades de Reading y Bristol y se publica en la revista Ecography.

Lewis Bartlett dijo que el análisis estadístico de vanguardia había dado el puntillazo final al misterio, llegando a la conclusión de que el hombre era la fuerza dominante en la erradicación de las megacriaturas, aunque el cambio climático también podría haber jugado un papel menor.
Los investigadores analizaron miles de escenarios, asignandolos a las ventanas de tiempo en el que se conoce que cada especie se extinguió, y en que se sabe que los seres humanos llegaron a diferentes continentes o islas. Esto se comparò con las reconstrucciones climáticas de los últimos 90.000 años.
.

Examinando las diferentes regiones del mundo a través de estos escenarios, se encontraron coincidencias de extinción y propagación de la especie humana, lo que evidencia que el hombre era el principal agente que causaba la desaparición, con el cambio climático exacerbando el número de extinciones, como un segundo catalizador. Sin embargo, en ciertas regiones del mundo - sobre todo en Asia - encontraron que sufrió muy bajas tasas de extinciones, y pidieron renovado enfoque en estas áreas desatendidas por su estudio.

Lewis Bartlett, del Centro de Ecología y Conservación de la Universidad de Exeter, dijo: "En lo que a nosotros respecta, esta investigación es el clavo en el ataúd de este debate de 50 años - los seres humanos fueron la causa dominante de la extinción de la megafauna. Lo que no sabemos es que impulsò a estos primeros pobladores a causar tamaña extinción. ¿Mataron para comer, fue el uso temprano de fuego o expulsaron a la megafauna ​​de sus hábitats?
Nuestro análisis no diferencia esto, pero podemos decir que la extinción fue causada por la actividad humana más que por el cambio climático. Se echa por tierra el mito de que los primeros seres humanos vivieron en armonía con la naturaleza.


La Dra. Andrea Manica, de la Universidad de Cambridge, fue supervisora principal del artículo. Ella dijo: "Si bien nuestros modelos explican muy bien la sincronizaciòn en el tiempo, el timing de la extinción y el alcance de las extinciones de la mayor parte del mundo, el continente asiático sigue siendo un misterio. De acuerdo con el registro fósil, la región sufrió muy bajas tasas de extinciones. Entender por qué la megafauna en Asia continental es tan resistente es la siguiente gran pregunta".

The timing of extinctions follows the "March of Man"
The timing of extinctions follows the "March of Man"

.

SCIENTISTS SAY OVERKILL HYPOTHESIS CONFIRMED

EXETER, ENGLAND—For decades, scholars have debated what led to the mass extinction of the so-called megafauna species such as wooly mammoths, sabertooth tigers, and giant armadillos. Some argued that the giant mammals were the victims of overhunting, while others pointed to climate change as the main factor in the great die-off. Now a group of researchers has used new statistical methods that they say point conclusively to human hunters as the culprits. The team examined thousands of scenarios and found that species extinction was more closely correlated to human migration than to climate change. “As far as we are concerned, this research is the nail in the coffin of this 50-year debate—humans were the dominant cause of the extinction of megafauna,” said Lewis Bartlett University of Exeter's Centre for Ecology and Conservation in a press release. “It debunks the myth of early humans living in harmony with nature." For a similar study, go to "The Arrival of People Doomed New Zealand's Moa."

.

.

 
The Chalicothere vanished in the early Pleistocene

.

leer tambièn

SER HUMANO YA GATILLÓ EXTINCIÓN DE ESPECIES HACE 100,000 AÑOS

 

 

15 OCTUBRE 2014

http://www.nsf.gov/news/mmg/media/images/tibet2_h.jpg

Woolly rhino fossil discovery in Tibet provides important clues to evolution of Ice Age giants

El descubrimiento aclara el origen del rinoceronte lanudo y tal vez de la mayor parte de la, ahora extinta, megafauna del Pelistoceno de Eurasia.

El fósil ofrece una alternativa interesante al origen mantenido hasta ahora para esta fauna, que se suponía originaria de la tundra ártica o las frías estepas de otros lugares. Así, y tal y como declara Xiaoming Wang, «la investigación demuestra que los rinocerontes lanudos se originaron en el Tíbet antes de que comenzase la Edad de Hielo, descendiendo de las altas mesetas a su comienzo, hace 2,6 millones de años».
Se cree que, una vez cubierto de hielo el hemisferio norte, el Coelodonta thibetana solo tuvo que descender, puesto que era un animal ya adaptado al nuevo medio gélido, evolucionando en sus nuevos puntos de distribución hasta dar lugar a nuevas especies como Coleodonta antiquitatis o Coleodonta tologoihensis.
Este curioso rinoceronte no migró solo, sino con cabras montesas, leopardos de las nieves y antílopes, todas ellas especies que se han encontrado en ese mismo yacimiento.

PARENTELA - réplica del espécimen momificado del rinoceronte lanudo de Starunia (Coelodonta antiquitatis), Museo de Historia Natural de Londres.


Coelodonta antiquitatis .jpg

 

Siendo el último y más especializado miembro del linaje evolutivo de los rinocerontes del Pleistoceno, el rinoceronte lanudo (Coelodonta antiquitatis) estaba bien adaptado 

 

LEER MÀS

http://cinabrio.over-blog.es/article-el-hallazgo-del-rinoceronte-lanudo-tibetano-ayuda-a-entender-la-megafauna-de-la-estepa-de-los-mamuts-124792612.html

.

Repost 0
Published by Malcolm Allison H malcolm.mallison@gmail.com - en DEL MONO AL HOMBRE ECOCIDIO
Comenta este artículo

Présenta

  • : cinabrio blog
  • cinabrio blog
  • : Ecología y sostenibilidad socioambiental, énfasis en conservación de ríos y ecosistemas, denuncia de impacto de megaproyectos. Todo esto es indesligable de la política y por ello esta también se observa. Ecology, social and environmental sustainability, emphasis on conservation of rivers and ecosystems, denounces impact of megaprojects. All this is inseparable from politics, for it, the politics is also evaluated.
  • Contacto

Perfil

  • Malcolm Allison H malcolm.mallison@gmail.com
  • Biólogo desde hace más de treinta años, desde la época en que aún los biólogos no eran empleados de los abogados ambientalistas. Actualmente preocupado …alarmado en realidad, por el LESIVO TRATADO DE(DES)INTEGRACIÓN ENERGÉTICA CON BRASIL
  • Biólogo desde hace más de treinta años, desde la época en que aún los biólogos no eran empleados de los abogados ambientalistas. Actualmente preocupado …alarmado en realidad, por el LESIVO TRATADO DE(DES)INTEGRACIÓN ENERGÉTICA CON BRASIL

Recherche

Liens