Overblog
Seguir este blog Administration + Create my blog
13 agosto 2011 6 13 /08 /agosto /2011 22:58
Investigadores del Instituto Catalán de Paleoecología Humana y Evolución Social (IPHES) aseguran que las tortugas formaban parte del dieta de los primeros pobladores en Europa hace alrededor de 1,2 millones de años. El estudio, publicado en ‘Journal of Human Evolution‘, se basa en el análisis de 75 restos fósiles de tortugas encontrados en la Sima del elefante en Atapuerca (Burgos).
Los científicos se han centrado principalmente en la investigación de los grandes animales, a pesar de la existencia de restos de fauna pequeña como pájaros, roedores, ranas o tortugas. El estudio ha comprado que una dieta variada y generalista fue la clave para el éxito de las primeras ocupaciones humanas en Europa. Así lo recoge la investigación que publica el ‘Journal of Human Evolution’ y que dirige la científica del IPHES Ruth Blasco.

.

Exposición de Atapuerca en la Casa de las Ciencias de Logroño

.

.

.

Ruth Blasco, Graduate in History by the Valencian University and Master in Quaternary Archaeology and Human Evolution from the Rovira Virgili University in Tarragona. Currently, she is finishing her PhD in Tarragona University, and forms part of the IPHES. She belongs to different research projects related with hominid behavior in the Middle Pleistocene. She is also part of the research teams of Bolomor Cave,  Atapuerca and Coves del Toll-Teixoneres. She has published many articles related to zooarchaeology and Taphonomy in national and international journals, which include experimentation and its archaeological application, till documentation and interpretation of subsistence strategies of human groups of the Pleistocene. hominidcarnivoreinteractions.wordpress.com/…/

Fragmento de caparazón de tortuga con marcas de corte.|IPHES

.

.

.

Los ‘Homo antecessor’ también consumían tortugas

NUÑO DOMÍNGUEZ MADRID 10/08/2011

 
Excavaciones en la Sima del Elefante, en Atapuerca. IPHES

Nuevos hallazgos en la sierra de Atapuerca acaban de aclarar lo poco ortodoxa que, desde los estándares actuales, era la dieta de los primeros humanos que poblaron Europa. Los expertos que dirigen las excavaciones en esta sierra de Burgos ya sabían que el Homo antecessor, que vivió hace 1,2 millones de años, era caníbal. Lo que acaban de averiguar es que cuando consumía carne humana la acompañaba con el fruto del almez (Celtis australis), una baya de sabor dulce. “Hay siempre una acumulación de estas frutas donde hay huesos humanos consumidos”, explicó ayer a este diario Eudald Carbonell, codirector de Atapuerca. En un entorno hostil y sin fuego (aún no hay pruebas de que hiciera hogueras) el antecessor comía “cualquier animal que estuviera a su alcance, incluyendo carroña”, apuntó Carbonell.

Cazadores humanos llegados de Asia trajeron la “cultura del bisonte”

Un nuevo hallazgo en la Sima del Elefante, el lugar de Atapuerca donde se han desenterrado los fósiles de antecessor más antiguos, acaba de añadir más detalles de la dieta carnívora de este homínido, el primero que colonizó Europa. Se trata de tortugas mediterráneas (Testudo hermanni) cuyas conchas aún conservan en su cara interna las marcas de los cuchillos de piedra. “Estas marcas son el resultado de la extracción de las vísceras para el consumo humano”, explicó ayer Ruth Blasco, autora principal de un estudio publicado en Journal of Human Evolution. Hasta ahora se habían hallado restos de roedores, pájaros o ranas junto a fósiles del antecessor. “La presencia de fauna pequeña a menudo se ha interpretado como el resultado de acumulaciones de origen natural o producto de intrusiones de carnívoros y aves rapaces en las cuevas”, explicó Blasco, investigadora del Institut Català de Paleoecologia Humana i Evolució Social. “Aunque estos casos existen, en la Sima del Elefante hemos podido identificar a los grupos humanos como los responsables directos de la presencia de algunos de estos pequeños animales”, resaltó la investigadora.

Los restos de antropofagia aparecen junto a bayas de almez

El estudio liderado por Blasco presenta las pruebas de consumo de tortugas más antiguas de Europa. Sólo en África se han hallado restos similares. Blasco y el resto de su equipo creen que la “dieta generalista” de esta especie pudo favorecer su expansión por Europa. En épocas posteriores, el consumo de tortugas se expandió por el continente, de lo que dan fe restos de la misma Atapuerca, así como otros yacimientos en España, Francia e Italia.

Bisontes

La excavaciones de este año también han permitido completar el estudio de un campamento de cazadores de bisontes único en el mundo, según Carbonell. Se trata de un asentamiento de Homo heidelbergensis de hace unos 400.000 años que exclusivamente cazaban esta especie de bóvido. En el resto de campamentos de caza de Atapuerca, los restos de estos animales con marcas de haber sido consumidos por humanos se encuentran junto a otros similares de caballos, ciervos y otras especies.

La dieta generalista ayudó a la expansión por Europa

El hallazgo representa lo que Carbonell denomina “cultura del bisonte”, traída a Atapuerca por poblaciones de cazadores estacionales desde Asia, donde el bisonte era la base de la dieta.

http://www.publico.es/ciencias/390842/el-hombre-de-atapuerca-comia-carne-humana-con-frutos-del-bosque

.

.

 Los expertos que dirigen las excavaciones en esta sierra de Burgos saben que el Homo antecessor, que vivió hace 1,2 millones de años, era caníbal. Lo que acaban de averiguar es que cuando consumía carne humana la acompañaba con el fruto del almez (Celtis australis, European Hackberry en inglés), una baya de sabor dulce. “Hay siempre una acumulación de estas frutas donde hay huesos humanos consumidos”, explicó en agosto de 2011, Eudald Carbonell, codirector de Atapuerca.

-

Tortugas en el menú de los primeros europeos

Enrique del Rio / ABC

Según el estudio de 75 fósiles de hace más de un millón de años

9 ago 2011 – Las tortugas formaban parte del menú de las poblaciones humanas de hacealrededor de 1,2 millones de años, según lo revela el análisis de 75 restos fósiles encontrados en la Sima del Elefante, en Atapuerca (Burgos).

Así lo afirma Ruth Blasco, investigadora del Instituto Catalán de Paleoecología Humana y Evolución Social, en un artículo publicado en el «Journal of Human Evolution».

Según esta experta, este hecho demuestra la presencia de una dieta cárnica generalista que podría haber favorecido la expansión de los primeros europeos.Los datos relacionados con el estudio de la dieta cárnica de hace más de 1,2 millones de años son escasos, ya que existen pocos yacimientos de esta cronología. Sin embargo, los restos de fauna pequeña, como pájaros, roedores, ranas o tortugas, son frecuentes en los yacimientos de este periodo.

«Su presencia a menudo se ha interpretado como el resultado de acumulaciones de origen natural o producto de intrusiones de carnívoros y aves rapaces en las cuevas. Aunque estos casos existen, en la Sima del Elefante hemos podido identificar a los grupos humanos como los responsables directos de la presencia de algunos de estos pequeños animales», señala Blasco.

Restos fósiles de tortuga

Esta afirmación se basa en el estudio de los restos fósiles de tortuga encontrados en diferentes niveles de la Sima del Elefante. En este yacimiento se han podido documentar restos de la especie «testudo hermanni» (tortuga mediterránea de tierra) y de un galápago (“emys orbicularis”). Aunque el uso de tortugas con una finalidad nutricional en la Sima del Elefante parece ser esporádico, los investigadores han observado que, al menos, se repite en dos niveles diferentes de la secuencia estratigráfica. “Esto indica que estos animales entraban dentro del espectro de recursos potenciales de los homínidos de la Sierra de Atapuerca y que formaban parte de la dieta humana desde momentos muy antiguos”, concluye Blasco.

Fragmento de caparazón de tortuga con marcas de corte.|IPHES

Rosa M. Tristán / El Mundo

Los primeros humanos que habitaron en Europa, en concreto en la Sierra de Atapuerca (Burgos) habían incorporado las pequeñas tortugas a su menú hace ya cerca de 1,2 millones de años. Los restos de aquellos banquetes, en los que también había carne de cérvidos y bóvidos, han sido localizados en el yacimiento de la Sima del Elefante, en las últimas campañas.

Los paleontólogos que trabajan en este enclave, dentro de la Trinchera del Ferrocarril, a lo largo de los años han encontrados un total de 75 restos fósiles de quelonios. Estaban en casi todos los niveles excavados, desde los más modernos a los más antiguos, pero sólo en dos (el t14 y el T11), hace más de un millón de años, los fósiles tenían arañazos que indican que fueron manipulados con utensilios de piedra, las llamadas marcas de corte, como publican en la revista ‘Journal of Human Evolution’

Ruth Blasco, investigadora del IPHES (Instituto Catalán de Paleoecología Humana y Evolución Social), firmante principal de este trabajo, recuerda que en la Sima del Elefante han aparecido los fósiles de humanos más antiguos hallados en el continente, cuya especie aún está por determinar.

“Hasta ahora los análisis se habían centrando en animales grandes, como ciervos y caballos, como presas de los homínidos primitivos, pero también cazaban animales más pequeños. Lo que pasa es que si cazaban un conejo, no necesitaban cortar la carne y no dejaban marcas, por lo que es más difícil probar su consumo”, explica Blasco a ELMUNDO.es

De hecho, en los yacimientos de estas cronologías los restos de fauna pequeña, como pájaros, roedores, ranas o tortugas, son frecuentes, aunque se han atribuido a acumulaciones naturales o a que habían sido dejados por otros carnívoros o aves rapaces dentro de las cuevas.

Sin embargo, al estudiar en el laboratorio los restos de caparazones encontraronunas señales que indica que habían rebañado o rascado la carne y las vísceras de estos animales, por otro lado muy fáciles de capturar, para su consumo. También había restos consumidos de un conejo y un pájaro.

Los restos de tortuga, según ha podido determinar el Equipo de Investigación de Atapuerca (EIA) pertenecen a la especie ‘Testudo hermanni’ (tortuga mediterránea de tierra) y un galápago (‘Emys orbicularis’). Ocho de los fósiles de ‘T. hermanni‘, con más de un millón de años, tienen marcas de manipulación humana en la cara interna del caparazón. Eran animales que no pesaban más de 200 gramos y medían entre 15 y 20 centímetros, pero que ayudaban al aporte proteínico tan importante para el cerebro.

Novedad en la dieta europea

En Europa el consumo de tortugas no se ha identificado en ningún otro yacimiento del Pleistoceno Inferior. Si que se conocen casos similares, de la misma época, en África. En concreto en los yacimientos del este del lago Turkana (Kenia), donde se documentó también el consumo de cocodrilos y otros recursos acuáticos.

Más recientemente, si se ha localizado el consumo en otros lugares. En Europa,en la cueva de Bolomor (en Valencia), donde en un nivel de hace 120.000 años se encontraron restos de tortuga con marcas y quemados, lo que indica que los neandertales que las cogieron, las asaron antes de comerlas.

En otros muchos lugares si se han encontrado fósiles de quelonios del Pleistoceno Inferior (hace entre 2,5 y 780.000 años, pero sin marcas. Es el caso de la Gran Dolina (TD-6), también en Atapuerca; Vallparadís (Terrassa), Fuente Nueva 3 y Barranco León (en Orce, Granada), Pirro Nord (Foggia, Italia), Grotte du Vallonet (Alpes-Maritimes, Francia) y Lézignan-le-Cèbe (Hérault, Francia).

Dada la pequeña cantidad de fósiles recuperados en la Sima, no parece que comer tortuga fuera muy habitual entre aquellos humanos primitivos, aunque Ruth Blasco destaca que su presencia se repite en dos niveles, de dos ocuapciones diferentes. “Eran animales que estaban dentro de los recursos potenciales de los homínidos de Atapuerca y que formaban parte de la dieta humana desde momentos muy antiguos”, señala.

http://terraeantiqvae.com/group/prehistoria/forum/topics/los-habitantes-de-atapuerca-com-an-tortugas?

Les tortugues, presents al menú dels primers europeus que van habitar Atapuerca al voltant de fa 1,2 milions d’anys

9 Ago, 2011 – publicat per blocs.tinet.cat/lt/blog/el-bloc-de-les-activi…

Una dieta variada i generalista, clau per l’èxit de les primeres ocupacions humanes a Europa 

L’estudi es basa en l’anàlisi de 75 restes fòssils trobades a la Sima del Elefante i ara es publica al Journal of Human Evolution 

Les tortugues formaven part del menú de les primeres poblacions humanes al voltant de fa 1,2 milions d’anys, quan van començar a habitar la Sima del Elefante, a Atapuerca (Burgos), just en el jaciment on s’han documentat les restes humanes més antigues d’Europa. Així es recull en un article que acaba de publicar el Journal of Human Evolution, amb Ruth Blasco, investigadora de l’IPHES (Institut Català de Paleoecologia Humana i Evolució Social), com a signant principal. Aquest fet demostra la presència d’una dieta càrnica generalista que podria haver afavorit l’expansió dels primers europeus. 

 

En aquestes imatges captades al microscopi es poden observar les marques de tall que contenen les restes fòssils de les closques de tortuga i que avalen el consum humà de la carn d’aquests animals – IPHES
 

Les dades relacionades amb l’estudi de la dieta càrnica de fa més d’1,2 milions d’anys són escadusseres perquè hi ha pocs jaciments d’aquestes cronologies i, a més, les recerques sempre s’han centrat principalment en els grans animals. No obstant, les restes de fauna petita, com ara ocells, rosegadors, granotes o tortugues, són freqüents als jaciments d’aquest període. “La seva presència –explica Ruth Blasco- sovint s’ha interpretat com el resultat d’acumulacions d’origen natural o el producte d’intrusions de carnívors i aus rapinyaires a les coves. Tot i que aquests casos existeixen, a la Sima del Elefante hem pogut  identificat als grups humans com els responsables directes de la presència d’alguns d’aquests petits animals”. 

 

Diverses restes de tortugues trobades a la Sima del Elefante - IPHES
 

Aquesta afirmació es basa en l’estudi de 75 restes fòssils de tortuga trobats a diferents nivells de la Sima del Elefante. En aquest jaciment, l’Equipo de Investigación de Atapuerca (EIA), del qual forma part l’IPHES, ha pogut documentar restes de l’espècie Testudo hermanni (tortuga mediterrània de terra) i un galàpat (Emys orbicularis). Del total d’aquest conjunt, 8 fòssils de Testudo hermanni presenten marques de tall a la cara interna de la closca: dues restes al nivell TE14c i sis al TE11, ambdós amb més d’un milió d’antiguitat”. Aquestes marques es produeixen com a resultat de l’extracció de les vísceres per al seu consum humà”, hi afegeix la investigadora de l’IPHES. 

 

Ruth Blasco, investigadora principal que signa l’article, excavant a Gran Dolina, a Atapuerca – Jordi Mestre / IPHES
 

Casos similars s’han identificat solament a l’Àfrica, concretament als jaciments de l’Est del llac Turkana, durant el mateix període. Amb cronologies posteriors, el consum humà de tortugues es documenta més freqüentment no sols a Europa, sinó també al Pròxim Orient i l’Àfrica. Al continent europeu, restes de tortugues pertanyents al Pleistocè inferior (fa entre 2,5 milions d’anys i 780.000 anys) se n’han recuperat a molts jaciments, com per exemple a Gran Dolina (TD-6), també a Atapuerca; Vallparadís (Terrassa, Barcelona), Fuente Nueva 3 i Barranco León (Cuenca Guadix-Baza, Granada), Pirro Nord (Foggia, Itàlia), Grotte du Vallonet (Alpes-Maritimes, França) i Lézignan-le-Cèbe (Hérault, França). “No obstant, indicis que relacionin aquests animals amb grups humans del període esmentat de la Sima del Eelefante no havien estat enregistrades a Europa fins ara”, puntualitza Ruth Blasco. “En aquest cas, aquest jaciment -prossegueix- representa una important excepció”. 

 

Excavacions a la Sima del Elefante aquest estiu – Jordi Mestre / IPHES
 

Encara que l’ús de tortugues amb una finalitat nutricional a la Sima del Elefante sembla ser esporàdic, l’equip ha observat que almenys es repeteix en dos nivells diferents de la seqüència estratigràfica. “Això indica que aquests animals entraven dins l’espectre de recursos potencials dels homínids de la Sierra de Atapuerca i que formaven part de la dieta humana des de moments molt antics”, assenyala Ruth Blasco. Aquesta evidencia, juntament amb les restes d’un conill i un ocell també menjats pels humans en altres nivells estratigràfics amb cronologies similars (TE9a i TE12) i les grans preses, suggereixen un comportament generalista pel que fa a la dieta càrnica, “cosa que podria haver estat una de les claus de l’èxit dels primers homínids que van colonitzar Europa ara fa més d’un milió d’anys”, remarca la investigadora de l’IPHES. 

Referència bibliogràfica 

Blasco, R. Blasco, R.; Blain, H.-A., Rosell J.; Díez. J.C.; Huguet, R.; Rodríguez, J.; Arsuaga, J.L.; María Bermúdez de Castro, J.M. and Carbonell, E. 2011. “Earliest evidence for human consumption of tortoises in the European Early Pleistocene from Sima del Elefante, Sierra de Atapuerca, Spain”. Journal of Human Evolution., doi:10.1016/j.jhevol.2011.06.002 

 

 

 


La Voz de Asturias
Los pobladores de Atapuerca comían tortugas, según un estudio español – hace 4 días

 

Investigadores del Instituto Catalán de Paleoecología Humana y Evolución Social (IPHES) aseguran que las tortugas formaban parte del dieta de los primeros

TeleCinco.es 36 artículos relacionados »

Un estudio certifica que los pobladores de Atapuerca comían tortugas

hace 4 días “Del total de este conjunto, 8 fosiles de ‘Testudo hermanni’ presentan marcas de
corte en la cara interna de la cascara. Estas marcas se
noticias.terra.es/…/los-pobladores-de-atapuerca-comian-tortugas-segun-un-estudio-espanol.aspx
En caché
 

 

http://www.heraldo.es/uploads/imagenes/_YACIMIENTO_DE_ATAPUERCA_43cb28be.jpg

lunes 4 de abril de 2011

 
Hace 350.000 años se usaban en Atapuerca herramientas de hueso.
Los homínidos que vivieron en la Sierra de Atapuerca hace 350.000 años fabricaron herramientas de piedra, pero también de hueso, según se desprende de un artículo publicado en la prestigiosa revista Journal of Human Evolution titulado Bone as a technological raw material at the Gran Dolina site.

Esta industria fue encontrada en las excavaciones realizadas en los años 2000 y 2001 en el nivel TD-10 del yacimiento Gran Dolina. «La importancia de este hallazgo es que se trata de los indicios más antiguos de la utilización de herramientas fabricadas con huesos. Es normal encontrarnos con industria realizada en hueso con la llegada del Homo sapiens en el Paleolítico Superior pero no de tanta antigüedad», apuntó Rodrigo Alcalde, responsable de Didáctica del Museo de la Evolución Humana (MEH) y autor del artículo junto a Jordi Rusell, Ruth Blasco, Gerard CLampeny, Leticia Menéndez, Eudald Carbonell (Instituto Catalán de Paleoecología Humana y Evolución Social), Carlos Díez del Laboratorio de Prehistoria de la Universidad de Burgos, Juan Luis Arsuaga (Centro de Investigación (UCM-ISCIII) de Evolución y Comportamiento Humanos) y José María Bermúdez de Castro (Centro Nacional de Investigación sobre Evolución Humana).

Además de encontrarse fragmentos de hueso que han sido retocados, se han hallado otros que han sido retocadores. «Los homínidos han cogido determinadas astillas de hueso y las han utilizado para retocar piedra. En lugar de utilizar piedra contra piedra, han usado un fragmento de hueso para golpear la piedra. En el hueso quedan unas pequeñas marcas, que se ven muy claras», añadió el investigador.

Según explicó Rodrigo Alcalde, los retocadores en hueso son muy comunes en yacimientos de neandertales, de 100.000 años en adelante, pero no en cronologías tan antiguas «Tenemos huesos cuyos bordes han sido transformados para crear un filo, que no sabemos para qué se usó, y otros huesos fueron utilizados como percutores o retocadores».

Los investigadores realizaron modelos experimentales en los laboratorios para estudiar las marcas. «Hemos golpeado el hueso para configurar los retoques y también hemos cogido huesos secos y frescos para comprobar cuál de los dos utilizaron los homínidos para retocar las piedras. Finalmente, hemos podido saber que fue con fragmentos de hueso fresco», añadió.

En opinión de Rodrigo Alonso, a partir de este descubrimiento se deberán estudiar de nuevo las marcas aparecidas en instrumentos encontrados en otros yacimientos para comprobar si se trata de un patrón más generalizado. «Igual se han achadado esas marcas a pisoteos de los animales sobre los huesos y no se les dio importancia. La idea es comprobar que el hueso fue utilizado como una materia prima para fabricar herramientas antes de lo que pensaba».

Fuente: diariodeburgos.es

 

El yacimiento de Atapuerca Martinez y Marina Mosquera crearon la especie Homo antecesor (antecesor: …..  sorprendentemente, también se han identificado frutos de almez (Celtis) ….. pocos miles de años e hizo posible el poblamiento de Australia y Nueva Guinea.
www.korion.com.ar/archivos/atapuerca.pdf En caché Similares

 

D’esquerra a dreta, Ignació Martínez, María Martinón-Torres i Robert Sala integren la direcció científica del nou diari – Jordi Mestre/IPHES

 

 

Un pequeño grupo de homínidos duermen acurrucados en la Sierra de Atapuerca tras haber devorado la carroña que ha dejado  abandonada un oso de las cavernas tras su festín. Son nuestros abuelos en la aventura de la evolución y luego  buscarán un abrigo que les proteja del aire gélido que traspasa la piel y hiela los huesos. Varios miles de años antes, sus antepasados habían abandonado el continente africano y, más tarde, sus descendientes colonizarán la totalidad de Europa y Asia en un proceso que durará un millón años. Desde África vendrán nuevas oleadas humanas y la última de todas ellas se adueñará rápidamente del territorio. Estos nuevos viajeros poseen un lenguaje verbal y una tecnología que les permiten cazar en grupo y generar excedentes. Es su ventaja decisiva en la competencia por la supervivencia en un medio hostil.

 

Compartir este post
Repost0
12 agosto 2011 5 12 /08 /agosto /2011 01:24

El ‘Hombre de Orce’ está emparentado con el ‘Hombre de Atapuerca’.

.

Orce parece maldito. Investigadores del yacimiento paleontológico de Atapuerca, en Burgos, como María Martinón Torres, reconocen en voz alta que el conjunto granadino “no tiene nada que envidiar” al yacimiento burgalés. Sin embargo, Atapuerca es una referencia internacional y Orce es un lugar que remite a la tragedia de la ciencia española: el perro del hortelano, acusaciones cruzadas de fraude y una absoluta dejadez de las administraciones públicas.

.

Algunos de los paleoantropólogos más prestigiosos de este país se niegan a hablar de Orce en público.

.

.

La presencia de homínidos en Europa ha sido continuada desde hace más de un millón de años, como se evidencia en el yacimiento de Vallparadís, donde se han encontrado restos arqueológicos más antiguos que los de Atapuerca.

Las herramientas y restos hallados en Vallparadís, en Terrassa (Barcelona), han demostrado que la presencia de nuestros antecesores fue continua en el continente europeo desde hace más de un millón de años, en el Pleistoceno inferior, y no intermitente como se creía.

 

 


 

Subido por el 20/10/2010

Reportaje sobre el documental El Hombre de Orce, en el que el director Manuel Navarro repasa la historia del descubrimiento de los restos del primer habitante de Europa a cargo del profesor Josep Gibert y la posterior polémica desatada.

 

—————-

El ‘Hombre de Orce’ seguirá bajo tierra

La Junta de Andalucía ignora una solicitud de Oxford para excavar en el yacimiento donde se halló un polémico cráneo de 1,5 millones de años

MANUEL ANSEDE Madrid 11/08/2011

El controvertido fragmento de cráneo descubierto en Orce en 1982 y conocido como 'la galleta'. ARSENIO ZURITA
El controvertido fragmento de cráneo descubierto en Orce en 1982 y conocido como ‘la galleta’.

El presunto primer europeo seguirá bajo tierra. La Junta de Andalucía ha ignorado la solicitud para excavar en el yacimiento granadino en el que en 1982 aparecieron los restos del cráneo del supuesto Hombre de Orce, un homínido que habría vivido hace más de 1,5 millones de años.

En marzo, un equipo de 32 científicos de siete países, liderado por Sarah Milliken, profesora de arqueología de la Universidad de Oxford, pidió permiso a la Junta de Andalucía para excavar en Venta Micena, uno de los yacimientos clave de Orce (Granada). La Consejería de Cultura “ni siquiera ha respondido”, según denuncia Luis Gibert, geólogo e hijo del descubridor del cráneo del llamado Hombre de Orce, Josep Gibert. El yacimiento, sostiene el geólogo, “no se excava de manera sistemática desde 1985″.

Orce parece maldito. Investigadores de Atapuerca, como María Martinón Torres, reconocen en voz alta que el conjunto granadino “no tiene nada que envidiar” al yacimiento burgalés. Sin embargo, Atapuerca es una referencia internacional y Orce es un lugar que remite a la tragedia de la ciencia española: el perro del hortelano, acusaciones cruzadas de fraude y una absoluta dejadez de las administraciones públicas. Algunos de los paleoantropólogos más prestigiosos de este país se niegan a hablar de Orce en público.

Un borrico

La maldición comenzó en 1987, cuando los codescubridores del cráneo, Jordi Agustí y Salvador Moyà Solà, abandonaron a Gibert y publicaron que los restos no pertenecieron a un humano, sino a un caballo. En seguida se empezó a hablar del Burro de Orce. La revista satírica El Papus publicó en su portada el cuerpo de un hombre con cabeza de borrico que decía: “Zoy ezpañó, cazi ná”.

Sin embargo, Luis Gibert, de la Universidad de Barcelona, no se ha rendido y está empeñado en terminar la obra que comenzó su padre, fallecido en 2007. Además de la arqueóloga de Oxford, Gibert se ha rodeado de otros investigadores de prestigio. El padre de las excavaciones de Atapuerca, Emiliano Aguirre, y uno de los descubridores de la Australopithecus conocida como Lucy, Yves Coppen, respaldan el proyecto de Gibert. Pero la Junta, de momento, mantiene el yacimiento cerrado a cal y canto.

“Habíamos pedido comenzar a excavar el 1 de agosto. Como respuesta sólo hemos recibido silencio administrativo. Si, por lo menos, hubieran rechazado nuestro proyecto podríamos haber mejorado las deficiencias, pero ante el silencio no podemos hacer nada”, lamenta Gibert.

Tres de los yacimientos de Orce -Venta Micena, Fuente Nueva 3 y Barranco León- tienen una antigüedad de por lo menos 1,3 millones de años. La Junta sólo ha permitido las excavaciones en los dos últimos a un equipo dirigido por Robert Sala, de la Universitat Rovira i Virgili. Venta Micena sigue paralizado.

El delegado de Cultura de la Junta en Granada, Pedro Benzal, admite el retraso histórico, pero asegura que desde la llegada en marzo de 2010 del nuevo consejero de Cultura, Paulino Plata, “Orce es la prioridad número uno”. Benzal atribuye la parálisis en uno de los yacimientos más importantes de Europa a las peleas en los tribunales y a las trabas burocráticas.

 cienciasticfuensanta.blogspot.com/2011/04/yac…

.
“La casa está ordenada”

Tras más de una década de cerrojazo, la Junta autorizó en 2003 una pequeña intervención en Venta Micena al Instituto de Paleontología Crusafont, de Sabadell. Esta institución científica puso al frente de las miniexcavaciones a Josep Gibert. Finalmente, la Junta impuso una multa de 60.000 euros al investigador por, supuestamente, excavar sin permiso. El contencioso administrativo se alargó hasta la muerte de Gibert en 2007.

“El parón en Orce pudo estar motivado por aquel litigio, pero ya no va a haber ningún parón más en la zona”, opina Benzal. Sin embargo, el yacimiento ha seguido parado desde 2007. El delegado de la Junta achaca este segundo bloqueo a la burocracia. El Gobierno andaluz ha decidido declarar los yacimientos de Orce como Bien de Interés Cultural (BIC). Y para gestionar un BIC, argumenta Benzal, es necesario un plan director, que regulará las excavaciones en la zona durante “los próximos 10 o 15 años”.

“Sin la declaración de BIC no podíamos planificar las excavaciones. Ahora la casa está ordenada y vamos a ver si caben varias familias”, añade Benzal, en referencia a los diferentes equipos de científicos. El plan director, asegura, estará listo en septiembre.

Para Luis Gibert, no obstante, todos estos razonamientos son excusas. “El silencio administrativo se debe a la política de la Junta de restringir los permisos de excavación a nuestro grupo“, zanja. En realidad, en Venta Micena no investiga ni su grupo ni ningún otro. Es, según todos los expertos consultados, un yacimiento desperdiciado por una mala gestión.

“Me consta que la Dirección General de Bienes Culturales de la Junta no tiene ningún veto contra el equipo de Gibert. Yo le pido paciencia y prudencia, porque nadie excluye que su equipo pueda intervenir a medio plazo. Nadie ha tirado su propuesta a la papelera“, responde Benzal, que lanza una advertencia: “A Gibert no le viene bien hacer declaraciones de que está vetado”.

El director de las excavaciones en los otros dos yacimientos de 1,3 millones de años, Robert Sala, cree que el conflicto “tiene que solucionarse ya”. Su equipo comenzará el 28 de agosto los trabajos en Barranco León y Fuente Nueva 3. Allí, en campañas anteriores, los científicos han desenterrado evidencias de actividad humana de hace 1,3 millones de años, como herramientas de piedra y huesos de animales con marcas de corte. De momento no ha aparecido ningún resto fósil. En Venta Micena, subraya Sala, muy crítico con el supuesto Hombre de Orce, “ni fósiles humanos ni evidencias de actividad humana”. No obstante, añade: “Todos esperamos que se excave en Venta Micena, pero la decisión es de la Junta”.

Sala espera encontrar restos de la llamada especie Ñ, la misma hallada en la Sima del Elefante, en Atapuerca, que habría vivido hace más de 1,2 millones de años. Uno de los miembros de su equipo, Juan Manuel Jiménez Arenas, de la Universidad de Granada, cree que el debate sobre si el cráneo descubierto por Gibert perteneció a un caballo o a un humano “es estéril, porque en Orce hay presencia humana sí o sí“.

Una guerra heredada

El geólogo Luis Gibert ha heredado la guerra emprendida por su padre contra la Junta de Andalucía para excavar en Venta Micena. Y también ha heredado la confrontación con buena parte de la comunidad científica. El catedrático Paul Palmqvist, de la Universidad de Málaga, conoce bien el trabajo de los Gibert. En 1995, firmó con el padre un artículo en la revista Journal of Human Evolution que resucitó al supuesto Hombre de Orce, pero en seguida volvió a morir. Palmqvist había analizado las suturas craneales de un dibujo que le había suministrado Gibert y había llegado a la conclusión de que aquello no era un caballo, sino un humano. En cuanto se publicó el estudio, un colega le dijo: “Paul, te han dado gato por liebre”. El dibujo de Gibert estaba simplificado y Palmqvist reculó: el cráneo seguía siendo de caballo. “Josep Gibert siempre fue un chapucero, sólo iba buscando evidencias para sus conclusiones. Sólo excavaba en busca de restos humanos, lo demás le daba igual”, sentencia Palmqvist, que codirigió la última excavación puntual en Venta Micena, en 2005. “Tiene sentido que allí no haya restos humanos, porque Venta Micena era una especie de basurero para las presas de hienas gigantes, que eran exclusivamente carroñeras. En ese contexto los homínidos no pintan nada”, opina.

http://www.publico.es/ciencias/391118/el-hombre-de-orce-seguira-bajo-tierra

Noticias relacionadas
.

  

El hombre de Orce – Estamos ante un libro importante. Las incontestables evidencias fósiles y líticas encontradas en los yacimientos de Orce (Granada) revolucionan las teorías hasta ahora existentes acerca de la colonización de Europa por los primeros homínidos: no entraron por el este, procedentes de Oriente Medio, sino que lo hicieron por el sur, atravesando el Estrecho de Gibraltar, directamente desde África. Y llegaron, además, mucho antes de lo que hasta ahora se había probado: los restos fósiles de venta Micena tienen al menos un millón y medio de años de antigüedad, lo que lo convierte, sin duda alguna, en los homínidos más antiguos de Europa. José Gibert escribe con un lenguaje ameno y riguroso sus teorías, a la vez que relata sus propia experiencia en Orce, todo un ejemplo de tesón y confianza en la ciencia, a pesar de las múltiples campañas de descrédito emprendidas contra sus hallazgos; toda una aventura científica.

José Gibert Clols (Valls, Tarragona, 1941) es doctor en Ciencias Geológicas. Catedrático de Ciencias Naturales en los Institutos de Montcada y Egara, desde 1983 es investigador del Instituto de Paleontología Dr. M. Crusafont de Sabadell. Da clases de doctorado en la Universidad Autónoma de Barcelona y es miembro del Instituto Darwin Internacional, con sede en París. Con más de doscientas artículos en revistas especializadas, ha coordinado cuatro monografías sobre temas de paleoantropología. Pero, sobre todo, Gibert es un investigador y un científico de campo. Ha descubierto varios yacimientos con mamíferos fósiles del Eoceno en el Pirineo catalán y aragonés, del Mioceno en distintos puntos de Aragón y Cataluña, pero, sobre todo, ha descubierto los importantísimos yacimientos del Pleistoceno de la depresión de Baza. También ha excavado en importantes yacimientos de Murcia y Levante.

http://www.parqueciencias.com/export/sites/default/comun/galerias/galeriaImagenes/parqueciencias/Historico/Presentaciones-e-Inauguraciones/2004/orce/el_hombre_de_orce.jpg_591114082.jpg

 

La resurrección de Orce

DANIEL MEDIAVILLA MADRID 27/06/2009

Tras cuatro años de parálisis, este verano se excavará de nuevo en la cuenca Guadix-Baza La polémica ha dificultado la explotación de uno de los mejores yacimientos de Europa.

El cráneo de Orce
El cráneo de Orce

En 1982, el paleoan-tropólogo Josep Gibert desenterró cerca de Orce (Granada) un fragmento de cráneo de más de millón y medio de años. Poco después, él y su equipo atribuyeron el fósil a la especie Homo y en 1983 publicaron el hallazgo en Paleontologia i Evolució, la revista del Instituto de Paleontología de Sabadell. El descubrimiento ponía patas arriba las ideas sobre la llegada de los primeros humanos a Europa. Hasta ese momento, el resto más antiguo del continente tenía medio millón de años. En Atapuerca, donde ahora ya hay huesos datados en 1,3 millones de años, sólo se había llegado a los 300.000.

Había nacido el Hombre de Orce. En los medios de comunicación se hablaba de paleoantropología y la región donde se encontró el fósil, deprimida económicamente, vislumbraba días mejores. Pero la fiesta duró poco. Cuando se limpió la cara interna del cráneo para su mejor estudio apareció una cresta no descrita en los tratados de anatomía. Comenzaron las dudas, y muchos de los que habían recibido con alborozo al primer europeo recularon. Entre ellos, Jordi Agustí y Salvador Moyà Solà, los dos investigadores que habían firmado con Gibert el primer artículo sobre el fragmento. El nuevo rasgo hizo pensar a muchos que el Hombre de Orce era, en realidad, un caballo.

La industria lítica indica que había humanos hace 1,3 millones de años

En 1995, Gibert organizó un congreso internacional en Granada en el que consiguió el apoyo de científicos como Philip Tobias, uno de los descubridores de Homo habilis o Clark Howell. Sin embargo, en los años siguientes, su posición frente a otros investigadores que trabajaban en Orce y, en particular, ante los responsables de la Junta de Andalucía que deciden quién excava en los yacimientos se fue deteriorando. El conflicto llegó al paroxismo cuando la Administración andaluza inició un expediente sancionador contra Gibert por, presuntamente, haber excavado sin permiso en el verano de 2003 y le impuso una multa de 60.000 euros. Desde entonces, el paleoantropólogo se vio inmerso en un contencioso administrativo con la Junta que le impidió volver a excavar en los yacimientos de Orce hasta su muerte en 2007.

Lastrados por los conflictos por el derecho a trabajar en ellos, los yacimientos de Orce, entre los mejores de Europa según los expertos, no han dado los frutos que se esperan de ellos. Este año, después de cuatro sin excavaciones sistemáticas, la Junta de Andalucía ha anunciado que se volverá a trabajar allí. Entre julio y agosto, un equipo de la administración dirigido por Beatriz Fajardo realizará, con un presupuesto de 60.000 euros, una evaluación de los yacimientos de Venta Micena, Barranco León y Fuentenueva 3. Después, entre septiembre y octubre, con un presupuesto de 200.000 euros, los equipos cuyas solicitudes sean aceptadas por la Junta excavarán en los dos últimos yacimientos.

“El patrimonio que hay allí es impresionante, sabemos que hay presencia humana [en torno a los 1,3 millones de años] por los utensilios líticos y son los mejores yacimientos de fauna del plioceno”, afirma Bienvenido Martínez, investigador del instituto catalán de Prehistoria IPHES, uno de los científicos que aspiran a trabajar en Orce este año. “Pero ha habido polémicas que se deberían solucionar”, añade. José María Bermúdez de Castro, codirector de Atapuerca, lamenta el potencial desperdiciado por estas polémicas y cree que un reparto equitativo y coordinado es posible. “Mi deseo es que pudiesen trabajar, porque en aquellos yacimientos hay sitio para todos, incluido Luis Gibert”, agrega. El hijo del descubridor de Orce, geólogo, parece haber heredado el contencioso de su padre y aún no ha obtenido permiso para trabajar en los yacimientos granadinos. Pedro Benzal, delegado de Cultura de la Junta en Granada, afirma que el hecho de que su padre trabajase allí, “no da más derecho a Gibert”. Durante la conversación, Benzal deja caer que Gibert no tiene la titulación necesaria para hacerse cargo de un proyecto y añade un argumento más por el que no pudo trabajar en Orce en el pasado: “Si tú me pones un contencioso, cómo te voy a dar algo”.

“El patrimonio que hay allí es impresionante”, dice un investigador
Exclusión

Gibert, que trabaja en el Centro de Geocronología de Berkeley, cree que, entre otras cosas, la exclusión de Venta Micena de las excavaciones es una muestra del intento de la Junta de dejarle fuera. “En los próximos meses se van a tomar decisiones que van a determinar lo que suceda en los próximos seis años y creo que sería un error excluirnos”, apunta. El alcalde de Orce, Juan José Martínez, también cree que la Junta excluye el yacimiento en el que se halló el cráneo de Orce para no dejar a Gibert un espacio que se merece. Martínez, que se muestra satisfecho por la concesión de 200.000 euros para la campaña de este año, se lamenta de que la Junta siga tomando medidas “extrañas”, como publicar las convocatorias para excavar en el Boletín de la Junta de Andalucía algo que “no se hace nunca”.

Otra de las decisiones que ha extrañado a los científicos es la de realizar una evaluación en un yacimiento en el que ya se ha trabajado mucho. “El yacimiento está suficientemente contrastado. Puede haber errores en algunos niveles, pero en general ha trabajado allí gente muy buena. Se sabe mucho sobre ese sitio”, asegura Bermúdez de Castro. Gibert lamenta que no se pida la información a su equipo, que ha trabajado allí durante años, y asegura que ese trabajo es una pérdida de tiempo y dinero. Otro paleontólogo que prefiere no dar su nombre critica la bisoñez de la directora de la evaluación, que hasta principios de este año aparecía en actividades de la Junta como becaria de investigación.

El hijo de Josep Gibert denuncia que la Junta le ha excluido

Benzal asegura que desde la Junta trabajan para que “la normalidad llegue a Orce” y el yacimiento tenga la relevancia que se merece. Si esto es así finalmente, comenzará a verse en los próximos meses. Veintisiete años después del hallazgo del Hombre de Orce, a los yacimientos donde se encontraron sus restos aún les quedan promesas que cumplir.

El enclave perdido entre Atapuerca y Orce


Vallparadís prueba que los humanos poblaban Europa hace un millón de años

PATRICIA MORÉN BARCELONA 16/03/2010 08:07

// //

Excavaciones en el yacimiento barcelonés de Vallparadís. - IPHES
Excavaciones en el yacimiento barcelonés de Vallparadís. – IPHES

La presencia de homínidos en Europa ha sido continuada desde hace más de un millón de años, según el primer estudio que se publica del yacimiento de Vallparadís, donde se han encontrado restos arqueológicos más antiguos que los de Atapuerca.

Las herramientas y restos hallados en Vallparadís, situado en Terrassa (Barcelona), han demostrado que la presencia de nuestros antecesores fue continua en el continente europeo desde hace más de un millón de años, en el Pleistoceno inferior, y no intermitente como se creía hasta ahora. El estudio, que publica PNAS, confirma estas hipótesis y aporta información sobre sus formas de vida.

Vallparadís podría considerarse el eslabón entre otros dos importantes yacimientos europeos, el de Orce (Granada), que estuvo habitado hace 1,3 millones de años, y el de Atapuerca (Burgos), de 800.000 años y cuna del Homo antecessor de Gran Dolina TD6. Con su hallazgo se cubre un vacío cronológico y se prueba la presencia permanente de aquellos primeros homínidos en el continente europeo.

El descubrimiento de Vallparadís se produjo en 2005, a raíz de las obras para construir una estación de los Ferrocarriles de la Generalitat. Investigadores del Instituto Catalán de Paleoecología Humana y Evolución Social (IPHES) y la Universidad Rovira i Virgili de Tarragona emprendieron una excavación de urgencia dirigida por los científicos Joan García y Kenneth Martínez.

En 2007 cesaron las excavaciones arqueológicas, pero prosiguieron los estudios. No obstante, “los límites del yacimiento no están marcados por la obra. Es una zona extraordinariamente rica, donde se conservan depósitos de sedimentos de hace un millón o un millón y medio de años, y donde hemos hallado restos de ocupaciones humanas”, explica Joan García.

Tecnología olduvayense

En dos años de excavaciones, se han encontrado más de 50.000 objetos, de los cuales 10.000 son de tecnología olduvayense, bastante arcaica y coincidente con utensilios hallados en África, así como 40.000 huesos de fauna que avalan el asentamiento de homínidos. Por ahora, no se ha encontrado ningún esqueleto humano. “Es el yacimiento más rico de Europa de esta cronología tan importante de los primeros europeos, aunque no el más antiguo. Los restos líticos y de los animales que consumían nos permiten reconstruir la vida”, precisa García.

Se ha averiguado que eran carnívoros y que esta dieta rica en proteínas fue determinante para su subsistencia y adaptación exitosa. Tenían una “economía carroñera”, pues aprovechaban los cadáveres. Las marcas de “cuchillos de piedra” cortantes halladas en huesos de animales han revelado que estaban en lo alto de la cadena trófica y que eran grandes depredadores, por delante de las hienas y los jaguares que, en ese momento, había en Europa y con los que competían por el alimento.

——————————————–

.

.

 

domingo 13 de junio de 2010

 

 
 
,
La investigación realizada por diferentes expertos confirman que los restos tienen más de 1,3 millones de años
.
12.06.10  – MELCHOR SÁIZ-PARDO GRANADA. IDEAL.
La comunidad científica ha aceptado al hombre de Orce como el primero de Europa. Será el 30 de junio en el Instituto de Paleontología Humana de París cuando las industrias líticas arqueológicas de Barranco León y Fuente Nueva 3, en Orce, serán presentadas oficialmente a la comunidad científica internacional.
Este acto dará respaldo definitivo a los yacimientos granadinos de la cuenca de Guadix-Baza, demostrando así que el primer homínido de Europa estuvo en Orce hace más de 1,3 millones de años. Es decir, que tienen 250.000 años más de antiguedad que los de Atapuerca.
Tras el acto de París, se iniciará una importante campaña para poner en el mapa los yacimientos granadinos que llevan en el olvido los últimos 30 años. En Granada también está previsto celebrar un acto similar al francés, que también se repetirá en Orce.
23 Jul 2011 27 Jun 2011 – malcolmallison. Just another Lamula.pe weblog … Sin embargo,
sabemos que Homo antecessor llega a Atapuerca cuando el clima era
malcolmallison.lamula.pe/2011/…/malcolmallison En caché Similares

 

27 Jul 2011 malcolmallison. Just another Lamula.pe weblog ATAPUERCA: Un fémur de homo
antecessor de 500.000 años de la campaña de excavación de 2011 Es el
principal hallazgo de la campaña de excavación de 2011 que hoy ha
malcolmallison.lamula.pe/2011/…/atapuerca-un-femur-de-homo-antecessorexcavacion-de-2011/malcolmallison En caché Similares
Compartir este post
Repost0
4 agosto 2011 4 04 /08 /agosto /2011 02:30

  

Map of Uganda showing the remote Karamoja region in the northeast of the country where a team of Ugandan and French paleontologists announced Tuesday they had found a 20-million-year-old ape skull, saying it could shed light on the region’s evolutionary history. Illustration from PhysOrg.

Descubren un cráneo de simio de hace 20 millones de años

  • Los restos fueron encontrados en el noreste de Uganda
  • Es la primera vez que se encuentra un cráneo completo de tanta antigüedad
  • El fósil ha sido trasladado a Francia para su análisis
  • .

     Encuentran el cráneo completo de un simio que vivió hace 20 millones de años 

    Fragmentos del cráneo fósil del simio 'Ugandapithecus'. |Reuters
    Fragmentos del cráneo fósil del simio ‘Ugandapithecus’. 
  • .
  • .

    Rosa M. Tristán | Madrid

    Actualizado miércoles 03/08/2011.
  • .
  • Un equipo de científicos ugandeses y franceses ha encontrado el fósil más completo de un simio trepador, de hace unos 20 millones de años, en una región al nordeste de Uganda, en la frontera con Kenia. Los restos se encontraron el pasado 18 de julio en los que fue en el pasado un antiguo volcán, pero aún están pendientes de ser restaurado y estudiados.

    No obstante, antes de realizar un análisis más exhaustivo, los investigadores anunciaron el hallazgo en una rueda de prensa: “Es la primera vez que se encuentra el cráneo completo de un simio de esta edad”, destacó Martin Pickford, un paleontólogo del College de France en París, quien trabajó muchos años con el conocido Richard Leakey en Kenia.

    De momento, lo que se sabe es que se trata de un herbívoro que trepaba a los árboles y que tenía unos 10 años cuando murió, según informa Reuters. Su cabeza era como la de un chimpancé, pero sin embargo el cerebro era como el de un babuino, que es de menor tamaño. Se considera un primo lejano de los simios hominoideos, cercano a los pro-cónsul, cuya rama evolutiva se extinguió.

    Su importancia radica en que hasta ahora sólo se habían encontrado algunos dientes sueltos y fragmentos de hueso de la misma especie, bautizada como ‘Ugandapithecus major’. “No es el simio más antiguo, porque se han encontrado restos de hace 40 millones de años, pero si es interesante para estudiar la evolución”, ha señalado el paleontólogo español Salvador Moyá-Solá. El experto comenta que habrá que esperar a su restauración para saber con más detalle qué es lo que aporta el nuevo fósil.

    Ahora, los restos serán llevados a Paris para su restauración y para ser estudiados con rayos x, según ha anunciado Bridgette Senut, profesora en el Museo Nacional de Historia Natural. “Será limpiado en Francia, será preparado en Francia y luego en un plazo de alrededor de un año se devolverá al país”, declaraba Senut.

     

    Primate fossil

    The researchers say the skull belongs to a creature called Ugandapithecus major

    .

    Ancient primate fossil unearthed

     

    Researchers working in Uganda say they have unearthed the well-preserved fossil skull of an ancient primate.

    The 20 million-year-old specimen comes from the site of an extinct volcano in Uganda’s north-east Karamoja region.

    The scientists say preliminary analysis showed the tree-climbing herbivore was roughly 10 years old when it died.

    The skull is about the same size as that of a chimp, but its brain was smaller.

    “It is a highly important fossil and it will certainly put Uganda on the map in terms of the scientific world,” Martin Pickford, a palaeontologist from the College de France in Paris, told journalists in Kampala.

    Dr Pickford and his colleague Brigitte Senut say the fossil skull belonged to a creature they call Ugandapithecus major.

    Professor Senut, a professor at the French National Museum of Natural History said that the remains would be taken to Paris to be X-rayed and documented before being returned to Uganda.

    “It will be cleaned in France, it will be prepared in France… and then in about one year’s time it will be returned to the country,” she said.

    The remote and arid region of Karamoja is one of the least developed in Uganda.

    1 day ago – “It is a highly important fossil and it will certainly put Uganda on the map in terms of the scientific world,” Martin Pickford,
    www.bbc.co.uk/news/science-environment-14379207 En caché
    Illust: Fig. 12: extremidad, 51.8 KB, 143x200
    Fig. 12: extremidad del fémur
    del Ugandapithecus major (Napak IX)
  • .
    Detailed analysis: Images of the skull are projected on a wall during a news conference Uganda’s capital, Kampala
    Our 20million-year-old ancestor: Scientists find fossil of ancient ape in volcano
    • Head the size of a chimpanzee’s, but with brain the size of a baboon’s
    • Paleontologists hail ‘highly important’ find
    • Herbivore thought to have died aged ten
    Well preserved: The big canines suggest the 20million-year-old ape was a young male. It is believed he died when he was roughly 10 years oldWell preserved: The big canines suggest the 20million-year-old ape was a young male. It is believed he died when he was roughly 10 years old

     

    Read more: http://www.dailymail.co.uk/sciencetech/article-2021970/Our-20million-year-old-ancestor-Scientists-fossil-ancient-ape-volcano.html#ixzz1U0wC7ZHf

    Los yacimientos de Napak

     

    Geología

    Napak es uno de los sitios más ricos en simios fósiles del África tropical. Este volcán muy erosionado, de tipo carbonatita/nefelinita, data del Mioceno inferior (19-20 Ma a 17,5-18 Ma). Sobre sus laderas, los sedimentos fosilíferos (reposando sobre las rocas metamórficas precámbricas y coronados por una potente unidad de aglomerados nefeliníticos) se hallan intercalados a diferentes niveles en las rocas volcánicas (Fig. 5, 6). Pertenecen a dos conjuntos estratigráficos: en la base, el Miembro de Iriri, depositado antes y durante la primera fase de erupción (que abarca 7 sitios) coronado por el Miembro de Napak intravolcánico que abarca 5 sitios. Las diferencias en las faunas y los sedimentos de las dos unidades traducen las variaciones en la formación del volcán y los medios de depósito vinculados a la misma. 

    Illust: Fig. 6: cartografía, 93.3 KB, 400x269
    Fig. 6: cartografía de las localidades fosilíferas de Napak (Uganda) 

     

    Paleontología

     

    Illust: Fig. 7: busca de (...), 74.4 KB, 200x149
    Fig. 7: busca de fósiles en Napak V 

    Illust: Fig. 8: acopio de (...), 71.1 KB, 200x150
    Fig. 8: acopio de sedimentos en Napak IV 

    La fauna del Miembro de Iriri es comparable a las de Songhor y Koru en Kenia y su datación remont a unos 20 a 19 Ma. Las faunas del Miembro de Napak indican que este último abarca un período bastante extenso: de este modo, Napak I pertenece al Faunal Set I (20-19 Ma), en tanto que Napak V es más reciente (Faunal Set II, alrededor de 17,5 a 18 Ma). El Miembro de Napak es el que proporcionó las mayores riquezas fáunicas (Fig. 7-8), en particular, en 1999, un esqueleto parcialmente articulado, pero pisoteado, de un Rhinocerotidae (Ougandatherium) perteneciente a una subfamilia clásicamente considerada eurasiática, de ahí su gran interés para comprender las relaciones biogeográficas en el pasado y la historia del grupo. La fauna presenta una amplia diversificación, y consta de gastrópodos muy variados, capullos de insectos, cocodrilos, tortugas, pájaros, deinoterios y gonfoterios (primos de los elefantes), damanes, oricteropos, rumiantes, carnívoros, primates, insectívoros y roedores (Fig. 9-11)

    Illust: Fig. 9: esqueleto (...), 49.4 KB, 180x134
    Fig. 9: esqueleto de un Rhinocerotidae (Ougandatherium) 

    Illust: Fig. 10: mandíbula, 40.9 KB, 180x94
    Fig. 10: mandíbula del roedor Diamantomys 

    Illust: Fig. 11: cráneo del, 38.7 KB, 100x168
    Fig. 11: cráneo del roedor Diamantomys 

     

     

    Hay gran diversidad de primates fósiles (Fig. 12, 13): Galagidae (pequeños primates nocturnos), cercopitecos, simios de pequeña talla tales como Micropithecus, Limnopithecus, Lomurupithecus), simios de gran talla tales como Proconsul nyanzae (con la talla de un chimpancé común) y el famoso Ugandapithecus major (talla de gorila hembra). En los años 60 se había descrito un Proconsul de la talla de un gorila, P. major. No obstante, los nuevos especímenes dentarios y esqueléticos recogidos en nuestros trabajos demuestran que esta especie no pertenece al género Proconsul, sino a un nuevo género Ugandapithecus, caracterizado, en particular, por un canino cuyo vértice tiene forma de lámina en vez de puntiaguda. Gracias al estudio de las viejas colecciones conservadas en el Uganda Museum en Kampala, se pudieron reconstituir piezas más completas tales como un fémur de Ugandapithecus cuyas diferentes partes, halladas entre 1964 y 1967, pudimos primeramente reacoplar, y sobre las cuales la cabeza femoral que hemos descubierto en 1999, pese a estar erosionada, se adapta perfectamente. 

    Junto al Ugandapithecus, se encuentra asimismo un hominoide de talla mediana representado por restos del esqueleto atribuidos a Proconsul nyanzae, bien conocido en Kenia (Rusinga). 

     

     Illust: Fig. 12: extremidad, 51.8 KB, 143x200
    Fig. 12: extremidad del fémur
    del Ugandapithecus major (Napak IX)

    Illust: Fig. 13: paladar (...), 56.3 KB, 200x182
    Fig. 13: paladar del Micropithecus (Napak IV) 

    El Paleoambiente

     

    Illust: Fig. 16: hojas fósiles, 67.7 KB, 200x131
    Fig. 16: hojas fósiles (Napak XX) 

    El estudio de los gasterópodos terrestres es muy interesante para reconstituir los paleoambientes, ya que generalmente se hallan subordinados a un medio específico. En Napak I, Pupoides, un minúsculo gasterópodo habitualmente asociado a medios áridos, fue recogido en la excavación del Rhinocerotidae. Este descubrimiento es bastante sorprendente ya que las precedentes indicaciones apuntaban a un medio ambiente de bosque seco o zona arbolada abierta. No obstante, esta presencia no es imposible puesto que, incluso en Kenia occidental, se pueden hallar hoy Pupoides en pequeñas superficies desprovistas de vegetación; es el caso, en particular, de las zonas próximas a fuentes calientes o a llanuras lacustres sin cubierta vegetal. No es inconcebible que, después de una erupción volcánica, en Napak se haya diseminado la vegetación en pequeños islotes sobre las laderas del volcán.En Napak IV, el cribado suministró una abundancia de minúsculos caracoles hasta entonces escasos o ausentes en las colecciones.Estaban presentes Ptychotrema y Maizaniella, géneros adaptados a la vida en bosques. Parece pues estar claramente establecido que las laderas del volcán de Napak han conocido variados medioambientes durante el Mioceno. Hoy en el Karamoja, no es imposible hallar islotes de vegetación relativamente no alterados, de los llanos herbosos en torno de las montañas al bosque denso en los valles, hasta la cima, pasando por regiones arboladas en las laderas inferiores de los volcanes. Este escenario se ve confirmado por la presencia de fósiles de árboles de hojas anchas, de frutas, semillas, bejucos, madera y troncos (Fig. 16). No ha sido reconocida en Napak ninguna planta espinosa fósil. 

    Fecha de publicación: 25.03.09

     

    A new genus of Early Miocene hominoid from East Africa: Ugandapithecus major (Le Gros Clark & Leakey, 1950).

    Authors: Senut, B.; Pickford, M.; Gommery, D.; Kunimatsu, Y.

    Source: Comptes Rendus de l’Academie des Sciences Series IIA Earth and Planetary Science, Volume 331, Number 3, 15 August 2000 , pp. 227-233(7)

    Publisher: Elsevier

    Les nouveaux restes du squelette d?Ugandapithecus major (Miocene inferieur de Napak, Ouganda)

    Authors: Gommery, D.; Senut, B.; Pickford, M.; Musiime, E.

    Source: Annales de Paleontologie, Volume 88, Number 3, July 2002 , pp. 167-186(20)

    Publisher: Elsevier

     

     

    http://theprancingpapio.blogspot.com/2011/08/20-million-year-old-well-preserved.html

     


    Terra Chile
    el noreste de Uganda, un cráneo de simio que data de una antigüedad de 20 millones de años. “Esta es la primera vez que se encuentra el cráneo completo

    lagranepoca 40 artículos relacionados

  • hace 1 día – Cráneo de simio de 20 millones de años es hallado en Uganda – El “Esta es la primera vez que el cráneo completo de un simio de su edad
    www.eluniverso.com/…/craneo-simio-20-millones-anos-hallado-uganda.html?… En caché
  • hace 1 día – Encuentran cráneo de simio de 20 millones de años en Uganda “Esta es la primera vez que el cráneo completo de un simio de su edad ha
    www.lasegunda.com/…/Encuentran-craneo-de-simio-de-20-millones-de-anos-en-UgandaChile En caché
  • 27 Jun 2011 – Homo antecessor es una especie extinta perteneciente al género Homo, considerada la especie homínida más antigua de Europa.
    malcolmallison.lamula.pe/…/homo-antecessor…/malcolmallison En caché
  • 27 Jul 2011 – Homo Antecessor con dos descendientes: Museo de la evolucíon Humana de Burgos . MENTIRAS DE LOS CREACIONISTAS SOBRE EL HOMO HEIDELBERGENSIS
    malcolmallison.lamula.pe/…/homo-antecessor…/malcolmallison En caché
  • 27 Jul 2011 – Homo antecessor, los cambios climáticos y la … – malcolmallison. 27 Jun 2011 – Homo antecessor es una especie extinta perteneciente al
    malcolmallison.lamula.pe/…homo-antecessor…/malcolmallison En caché

    Canibalismo ritual por 1.3 millones de años en las serranías de Burgos

    Neandertales maduraban más rápido que humanos modernos

Compartir este post
Repost0
27 julio 2011 3 27 /07 /julio /2011 18:58
 
 
 

Es el principal hallazgo de la campaña de excavación de 2011 que hoy ha finalizado en el yacimiento de la Sima de los Huesos de la sierra de Atapuerca

EFE BURGOS 27/07/2011

 

Descubren en Atapuerca un fémur de un adulto en la Sima de los Huesos.
Descubren en Atapuerca un fémur de un adulto en la Sima de los Huesos. 

Un fémur de homo heidelbergensis de 500.000 años de antigüedad es el principal hallazgo de la campaña de excavación de 2011 que hoy ha finalizado en el yacimiento de la Sima de los Huesos de la sierra de Atapuerca, ha informado el codirector del equipo de investigación Juan Luis Arsuaga.

.

El codirector de Atapuerca, responsable desde sus inicios del yacimiento de la Sima de los Huesos, ha detallado que en esta campaña se han encontrado algunos fragmentos pequeños de cráneo humano, dos restos de costilla y un diente.

No ha sido hasta el último día de campaña cuando se ha descubierto un importante fragmento de fémur humano, que representa la mitad superior de la diáfisis.

.

Arsuaga ha señalado que el fósil es de "gran interés" porque aportará información "muy útil" sobre la estatura y peso de estos homínidos de la especie homo heidelbergensis de la que se han encontrado restos de una treintena de individuos en las diferentes campañas de excavación.

.

Por eso, el codirector de Atapuerca ha indicado que es posible que se pueda completar el fémur encontrado este año con algún resto de campañas anteriores.

.

Además, el nuevo hallazgo amplía la superficie del yacimiento con restos humanos y, en su opinión, augura "grandes descubrimientos" en los próximos años de esta década.

.

 

Archivo:Homo antecessor female.jpg

 

Hembra de Homo antecessor practicando canibalismo.

.

.

Arsuaga ha explicado que la reducción en el número de fósiles humanos hallados en la Sima de los Huesos con respecto a otras campañas responde a que se ha intervenido en la zonas de contacto entre las arcillas con fósiles humanos de hace medio millón de años y el depósito posterior de huesos de oso y otros carnívoros, como el león, que están por encima.

.

En este sentido, a lo largo de esta campaña se ha recuperado un gran número de fósiles de oso, entre los que destaca un cráneo muy completo.

 

.

 

 

Excavación del yacimiento de Gran Dolina, en Atapuerca (Burgos). El nivel TD6 donde aparecieron los restos de Homo antecessor es el que se ve que se está excavando justo por debajo de los andamios.

 

.

.

 

  John Gurche sculpting Homo erectus in his museum studio.

 

 Homo heidelbergensis by John Gurche

John Gurche sculpting Homo erectus in his museum studio.

.

 La morfología facial es similar a la de Homo sapiens, con orientación coronal y ligera inclinación hacia atrás de la placa infraorbital que determina la presencia de una fosa canina muy conspicua. El borde inferior de esta placa es horizontal y ligeramente arqueado. El arco superciliar es en doble arco y la capacidad encefálica, estimada a partir de un fragmento incompleto de hueso frontal, indica una cifra superior a los 1.000 cm³. La morfología de la mandíbula recuerda a la de ciertos homínidos muy posteriores, del Pleistoceno Medio, de la especie Homo heidelbergensis, como los de la Sima de los Huesos, también de Atapuerca. El esqueleto postcraneal indica una cierta gracilidad en comparación con la mayor robustez del Hombre de Neanderthal de la segunda mitad del Pleistoceno Medio.

 

  

 

 

 

En la actualidad, la validez de esta denominación como especie diferente es defendida por sus descubridores y otros expertos, que consideran que H. antecessor precede a H. heidelbergensis y por tanto es también antepasado de H. neanderthalensis; sin embargo, parte de la comunidad científica la considera una simple denominación, no específica, para referirse a restos encontrados en Atapuerca, que ellos asignan a la especie H. heidelbergensis o bien, la consideran una variedad de Homo erectus/Homo ergaster.

 

 

 

Homo heidelbergensis
(lived from about 600,000 - 100,000 years ago)

This sculpture features a male Homo heidelbergensis squatting next to an open hearth. Hand out-stretched, he offers a piece of meat, wrapped in leaves. A possible ancestor of modern humans, Homo heidelbergensis might have shown some symbolic behaviors as suggested by this figure’s food sharing. He also had controlled use of fire.

Artist-in-Residence John Gurche is basing this male figure on bones excavated from Kabwe, Zambia. Notice the figure's large build and prominent brow ridge above each eye.

 

www.museumoftheearth.org/.../gurcheprocess

 

-

 

 

 

 

http://www.museoevolucionhumana.com/museonline/VisitaOnline/Videos_

 

Los Tesoros de Atapuerca

 

 

Homo Antecessor con dos descendientes: Museo de la evolucíon Humana de Burgos

 

http://www.museoevolucionhumana.com/museonline/VisitaOnline/Novedades/_

 

 

Compartir este post
Repost0
23 julio 2011 6 23 /07 /julio /2011 21:41
Archivo:Homo antecessor female.jpg

 

El canibalismo como ritual no alimenticio se incluyó entre los usos sociales, y arraigó en las serranías del actual Burgos, España, se estuvo recurriendo a la carne humana durante cientos de miles de años. Desde que los primitivos Homo antecessor eligieron esa montaña para vivir hace 1,3 millones de años hasta hace bien poco, en la edad del Bronce Medio, hace unos 3,400 años.

“La manipulación de los cadáveres servía para la cohesión del grupo, tenía una función fundamentalmente social. Era más una cuestión de apropiación de la realidad de los otros”, explica el codirector de las excavaciones de Atapuerca, Eudald Carbonell.

Atapuerca vivió rituales caníbales durante más de un millón de años

El yacimiento burgalés da con nuevas evidencias de que la antropofagia fue allí un uso cultural

JAVIER SALAS MADRID 23/07/2011

.

Los humanos que habitaron la Sierra de Atapuerca participaban de una peculiar tradición local: desmembraban a sus congéneres, tronchaban sus extremidades, cocinaban los trozos y se los comían. El canibalismo como ritual no alimenticio se incluyó entre los usos sociales, y arraigó de tal modo que en aquella zona del actual Burgos se estuvo hirviendo carne humana durante cientos de miles de años. En concreto, desde que los Homo antecessor eligieron esa sierra para vivir hace 1,3 millones de años hasta hace bien poco, en la edad del Bronce Medio, hace unos 3.400 años.

“Esta manipulación de los cadáveres tenía una función fundamentalmente social, para la cohesión del grupo. Aunque también se hacía para aprovechar la carne, era más una cuestión de apropiación de la realidad de los otros”, explica el codirector de las excavaciones de Atapuerca, Eudald Carbonell. Durante la última campaña de trabajos en la trinchera, de la que ayer se presentaron los resultados, se encontraron numerosos restos humanos dispersos con “marcas evidentes de canibalismo” en la cueva del Mirador. Los cuerpos, que pertenecen al Bronce Medio, estarían relacionados con otros similares encontrados hace una década en la misma cavidad. Al estudiarlos, se comprobó que habían sido “desarticulados, fracturados, hervidos y consumidos”, según narran las conclusiones de la campaña 2011.

Para Carbonell, este hallazgo viene a confirmar que este ritual se realizó de forma “sistemática” en la zona. Por medio de esta ceremonia antropófaga, el grupo ganaba cohesión “por medio de metafísicas, lo cual habla de una gran complejidad social”, afirma Carbonell. El canibalismo es una costumbre que han detectado en necrópolis de todas las épocas de las que se tienen registro en Atapuerca, por lo que los investigadores deducen que se trata de un uso cultural de la zona, aunque Carbonell admite que desconoce el porqué se consolidó esta forma la antropofagia.

Expectativas para 2012

Los responsables de Atapuerca dicen que esta campaña ha sido “de transición”, de preparación para que el año que viene sea especialmente fructífero. Pero es tal la calidad del yacimiento burgalés que cada vez que se baja a la trinchera se da con materiales de primera calidad. Este año también se ha descubierto que hace 350.000 años aquella sociedad se especializó en la caza del bisonte, lo que muestra una “notable complejidad social y técnica”.

Sin embargo, gracias a los trabajos de acondicionamiento que se han realizado, la campaña del año que viene es la que promete ser de “grandes descubrimientos”, dice Carbonell. “Apostamos sobre seguro”.

http://www.publico.es/ciencias/388455/atapuerca-vivio-rituales-canibales-durante-mas-de-un-millon-de-anos

.

.

ALGO DE HISTORIA DEL YACIMIENTO DE ATAPUERCA

.

.

En 1976 el ingeniero de minas Trino Torres desciende a la Sima de los Huesos en busca de restos de osos [Ursus deningeri] y recupera junto con restos de estos animales, varias piezas dentarias, craneales y tres mandíbulas humanas que confía al paleontólogo Emiliano Aguirre.

Así comienza la gran historia del yacimiento de Atapuerca.

Emiliano Aguirre elabora un proyecto de investigación y en 1978 organiza las primeras excavaciones en los yacimientos de la Sierra de Atapuerca que formarían parte de un proyecto de investigación co-dirigido desde 1991 por Juan Luis Arsuaga, José María Bermúdez de Castro y Eudald Carbonell.

En el año 2000 los yacimientos de la Sierra de Atapuerca y su entorno fueron declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

.

.

 

.

Atapuerca está considerado como el emplazamiento arqueológico más importante del mundo debido a la gran concentración de restos que se encuentran en los distintos enclaves en los que se están realizando excavaciones.

.

Como muchas veces en ciencia, que Atapuerca sea un lugar excepcional tiene mucho que ver con la suerte. Por un lado la composición de la Sierra de Atapuerca principalmente roca caliza, que al ser soluble en agua permite la formación de un sistema de túneles y cuevas donde los restos arqueológicos se han ido acumulando con el paso del tiempo.

.

Tenemos por tanto una montaña rellena de restos de valor incalculable. Pero todo esto no hubiera salido a la luz, si el proyecto de un ferrocarril minero no hubiera dinamitado la montaña, creando un corredor a través de ella.

.

Para que lo entendamos: cuando cortamos un pedazo de tarta queda al descubierto todo el relleno. Así es como ocurrió en Atapuerca.

 
.

 

Extraen en Atapuerca restos del cráneo número 17 de Homo Hidelbergensis

.

Extraen en Atapuerca restos del cráneo número 17 de Homo Hidelbergensis. 24/07/2009 | Los investigadores que han trabajado en la campaña de excavaciones de este verano en el yacimiento de Atapuerca denominado “Sima de los huesos” han recuperado “importantes” restos craneales, entre ellos un parietal y un frontal casi completos de un nuevo ejemplar, lo que supondría el cráneo número 17. En la imagen uno de los craneos hallados en Atapuerca. EFE/Archivo

 ————————————————————–

.

.

CAMPAÑA ATAPUERCA 2011

Cerca de 300 investigadores participarán en la campaña de excavaciones

12/06/2010 | lainformacion.com

Ibeas de Juarros (Burgos).- Cerca de 300 investigadores trabajarán en la campaña de excavaciones de Atapuerca, en la provincia de Burgos, que se inicia el 14 de junio de 2011, ha informado uno de sus codirectores, Eudald Carbonell.

 

Ibeas de Juarros (Burgos).- Cerca de 300 investigadores trabajarán en la próxima campaña de excavaciones de Atapuerca, en la provincia de Burgos, ha informado hoy a Efe uno de sus codirectores, Eudald Carbonell. 

La primera fase de las excavaciones comenzará el lunes día 14 con la participación de más de 60 personas, entre los que se encuentran buena parte de los investigadores más veteranos en los yacimientos, algunos con una experiencia de más de 20 años. 

Previamente, durante este fin de semana varios miembros del equipo han visitado los yacimientos para hacer algunas valoraciones previas. 

Habitualmente a este primer grupo se le llamaba cariñosamente “Brigada Caimán” y se dedicaba sólo a la limpieza y preparación de los yacimientos para el inicio de la campaña puramente científica a principios de julio. 

Sin embargo, en los últimos años la mayor dotación de medios y miembros del equipo investigador ha permitido que los trabajos de prospección científica comiencen casi de forma inmediata. 

Carbonell ha afirmado que en este momento tienen la capacidad suficiente para “llegar el lunes a los yacimientos y poder trabajar a pleno rendimiento el mismo martes”. 

De esta manera, toda la campaña de excavaciones se trata como un proyecto único, según un plan diseñado por los tres directores de Atapuerca: Juan Luis Arsuaga, José María Bermúdez de Castro y el propio Carbonell. 

Los primeros investigadores que trabajarán en la sierra declarada Patrimonio de la Humanidad se verán relevados por unos 200 que realizarán su tarea en varios turnos a lo largo de todo el mes de julio. 

El objetivo es muy similar al de la última campaña, con trabajos en extensión en buena parte de los yacimientos del complejo paleoantropológico de Atapuerca. 

Carbonell no quiere aventurar cuál podría ser el gran éxito de la campaña de excavaciones de este verano, aunque insiste en que “la riqueza en restos que ofrece Atapuerca es tal, que pasan desapercibidos hallazgos que justificarían por si solos muchos otros yacimientos del mundo relacionados con la evolución humana”. 

Parte de los trabajos se desarrollarán al aire libre en el yacimiento llamado “Hotel California”, donde se localizan restos del Pleistoceno Superior, de entre 120.000 y 10.000 años. 

También está previsto continuar la excavación del “Mirador” en niveles Holocenos, donde según un sondeo puede haber restos de la Edad del Bronce. 

Habrá además trabajos en la “Sima de los huesos” y en toda la extensión de yacimientos emblemáticos de Atapuerca situados en la “Trinchera del Ferrocarril”, donde comenzaron las excavaciones hace tres décadas. 

En esa zona se realizarán trabajos en el nivel 9 de la “Sima del Elefante”, donde se seguirá bajando para buscar restos de entre 1,2 y 1,4 millones de años. 

También en la “Trinchera del Ferrocarril” se pretende ampliar la superficie de excavaciones en la cueva “Zarpazos” de la “Galería”, además de seguir una excavación especialmente rica, como es la “Gran Dolina”, donde se trabajará en el conocido como “Campamento de bisontes”, en el nivel TD-6. 

En este nivel se localizaron en pasadas campañas restos catalogados como una nueva especie, el Homo Antecessor. 

(Agencia EFE)

.

.

 

CAMPAÑA ATAPUERCA 2010

.

Fin de la campaña 2010 en Atapuerca con los objetivos cumplidos

.

.

Tras casi 40 días de excavaciones, concluyeron las excavaciones en los yacimientos burgaleses de la Sierra de Atapuerca. Sus tres codirectores, José María Bermúdez de Castro, Eudald Carbonell y Juan Luis Arsuaga, expresaron su satisfacción por ver los objetivos cumplidos.

Entre ellos, determinar si la presencia humana documentada en campañas anteriores en la Sima del Elefante se continuaba produciendo en la cavidad en niveles más bajos y posiblemente más antiguos de 1’3 millones de años. Aunque no han aparecido restos humanos en este sentido, la presencia puede constatarse gracias a la recuperación de piezas de industria lítica y huesos con marcas de corte en este yacimiento.

Asimismo, se han recuperado restos de animales que nos permiten reconstruir el paisaje existente en las inmediaciones de la Sierra durante el Pleistoceno Inferior y finalmente, la campaña 2010 ha ayudado a comprender los procesos sedimentarios que han dado lugar a una morfología del relleno tan peculiar como el existente en la Sima del Elefante.

Por otra parte, la localización de restos de diferentes taxones de aves así como de animales de macrofauna como caballo, ciervo, macaco o bóvido refuerzan la idea que en la sierra hace mas de un millón de años había un paisaje en el que se mezclaban zonas arbóreas con zona algo más abiertas y menos boscosas. Entre los restos de herbívoros recuperados cabe destacar la presencia de diferentes elementos esqueléticos en semiconexión anatómica de un bóvido, posiblemente un bisón.

Este hallazgo es importante porque hasta el momento en el interior de la Sima del Elefante los restos de animales de talla grande eran escasos y en ningún caso se habían recuperado huesos largos y costillas enteros y, mucho menos en clara conexión esquelética, de un ungulado. Por otro lado, también se han recuperado las extremidades en conexión anatómica de un félido de tamaño medio-grande, posiblemente un jaguar.

La Gran Dolina es otro de los yacimientos a los que siempre se presta especial atención debido a la cantidad de información sobre los primeros homínidos que ha proporcionado a lo largo de las anteriores campañas. Este año las excavaciones se han desarrollado en el último subnivel de TD6, llamado TD6-3, y a partir de los datos obtenidos, se ha comprobado que durante la formación de este depósito, Gran Dolina funcionó como cubil de grandes carnívoros como hienas y osos.

La presencia humana en este conjunto no fue continuada, sino más bien visitas aisladas y esporádicas de homínidos, cuyas actividades sólo deja restos óseos aislados con algunas marcas de corte y fracturas y algunas herramientas dispersas. Asimismo, se ha trabajado en el nivel TD10-2 de Gran Dolina, con una antigüedad de unos 350.000 años. Los hallazgos nos remiten al campamento que tuvo en esta cueva el Homo heidelbergensis y permiten plantear la hipótesis de la amplia complejidad social y técnica que tenían estos homínidos, que se especializaron en la caza de bisontes utilizando herramientas elaboradas con sílex.

En la Sima de los Huesos se han recuperado importantes fragmentos craneales que, unidos a los de anteriores campañas, están permitiendo la reconstrucción de un nuevo cráneo muy completo. Los investigadores aseguran que es el mayor descubrimiento de este yacimiento desde que se recuperaron en 1992 tres cráneos humanos, entre ellos el mítico Cráneo 5, también llamado Miguelón.

También ha deparado buenas noticias el yacimiento de La Galería de las Estatuas donde se han recuperado abundantes restos de fauna y un interesante conjunto de piezas de industria musteriense, la propia de los neandertales. Su cronología se sitúa en torno a los 45.000-50.000 años y se trata del único yacimiento de esta época conocido en las cuevas de la Sierra de Atapuerca.

Los trabajos en la Cueva del Mirador se han centrado en la excavación de un sepulcro colectivo y de una inhumación individual, pertenecientes probablemente al periodo calcolítico, entre 4.000 y 5.000 años de antigüedad, momento en que El Mirador seria utilizado como cueva sepulcral por las comunidades de pastores y agricultores que poblaban la zona.

En el sepulcro colectivo, decenas de individuos de diferentes edades y sexos fueron depositados juntos, unos sobre otros, acompañados de sencillas ofrendas (pequeños recipientes cerámicos sin decoración y conchas de la especie fluvial Margaritifera), mientras que en el extremo opuesto de la cueva una chica de unos 15 años fue enterrada sola, sobre una repisa de roca, portando ornamentos fabricados con conchas marinas.

El distinto tratamiento dado a los diferentes individuos, al que hay que añadir el que mostraban los restos humanos canibalizados hallados en la cueva en la campaña de 2000, ponen de manifiesto la complejidad del universo funerario de estos grupos, y abre las puertas al conocimiento de su estructura social y su mundo simbólico.

Autor: Elena Rodríguez Montes.

—————

——————————-

 

 

Hallan nuevos fósiles de hipopótamo, rinoceronte, cérvido y équido de hace más de 800.000 años en el Barranc de la Boella

TV3 - Sota Terra
.
.

http://prehistoria.urv.es/es/node/250 

.

.

Nace el Periódico de Atapuerca El 10 de julio nace el Periódico de Atapuerca, que dará a conocer las actividades del Equipo de Investigación y de la Fundación Atapuerca, fruto de la colaboración de Cerveza San Miguel y Diario de Burgos

con esta última entidad, que es propiamente quién lo editar. El arqueólogo Robert Sala, responsable del Área de Docencia del IPHES (Institut Català de Paleoeecologia Humana i Evolució Social), forma parte de la dirección científica de la nueva publicación y este centro de investigación participará en su edición de forma sistemática.El diseño y maquetación han sido realizados por Promecal Publicaciones y la impresión en Diario de Burgos Taller de Impresión. Se imprimirán 45.000 ejemplares en temporada alta y 30.000 en temporada baja. Parte de ellos se encartarán con el Diario de Burgos, el domingo 10 de julio la fecha elegida para la salida de este primer número. El resto de ejemplares se distribuirán por suscripción personalizada, así como a los visitantes de los Yacimientos
El Periódico de Atapuerca constará anualmente de solamente 3 números impresos en papel y 9 en formato digital. En el año 2011 se imprimirán en papel sólo dos números, el de ahora de julio y otro en noviembre, y el resto de meses será digital.El protagonismo del periódico recae sobre los yacimientos de la Sierra de Atapuerca y la evolución humana, presentados de una forma amena, didáctica y científicamente rigurosa. Para ello se cuenta con el apoyo de los codirectores del Proyecto Atapuerca, entre ellos Eudald Carbonell, director del IPHES, que colaboran en cada número. El Consejo editorial lo forman Cerveza San Miguel, Diario de Burgos  y la Fundación Atapuerca. La dirección científica es compartida por tres destacados miembros del Equipo de Investigación de Atapuerca: los doctores Ignacio Martínez, María Martinón-Torres y Robert Sala.En cuanto a su estructura de contenidos, esta publicación cuenta con dieciséis páginas divididas en diferentes partes: Opinión, Actualidad del Proyecto Atapuerca, Información sobre las investigaciones científicas, Ciencia internacional, Guía práctica para el visitante de Atapuerca, Conservación y Restauración, Didáctica, Actividades de la Fundación Atapuerca, Agenda, Página en inglés (resumen de noticias científicas), Desarrollo local, Opinión de investigadores científicos de relevancia, Cómic de Jesús Quintanapalla y Viñeta de kukuxumusuTodas estas secciones cuentan con un texto de lectura fácil, adaptado por Delma Vicario, periodista de ASPANIAS (Asociación de padres y familiares de personas con discapacidad intelectual).En el año 2001 se editó el primer número del Diario de los yacimientos de la Sierra de Atapuerca, iniciativa de miembros del Equipo de Investigación de Atapuerca y de Cerveza San Miguel. Tras diez años de andadura y 39 números, este Diario da paso ahora alPeriódico de Atapuerca.

 

El investigador del IPHES Robert Sala forma parte de la dirección científica

Este centro de investigación participará en su edición de forma sistemática.

 

TENÉIS IMÁGENES EN http://bit.ly/rep62Q

.

.

 

 

 IV edición de la Feria de la Prehistoria, el 3 de agosto en Orce

Participación del IPHES como asesor científico a través del proyecto de investigación sobre Guadix-Baza
 
El próximo 3 de agosto

se llevará a cabo la IV edición de la Feria de La Prehistoria de Orce con el fin de socializar y acercar a la ciudadanía los resultados de las investigaciones llevadas a cabo en la Cuenca de Guadix-Baza, un proyecto científico que actualmente dirige el IPHES (Institut Català de Paleoecologia Humana i Evolució Social). Este conjunto arqueopaleontológico es clave para la comprensión de las sociedades pretéritas, tanto a nivel europeo como mundial, haciendo especial referencia a los yacimientos del Pleistoceno inferior de la región de Orce (Barranco León, Fuente Nueva-3 y Venta Micena) aunque sin dejar de lado los abundantes yacimientos de cronologías más recientes presentes en localidades próximas. La IV edición de la Feria de La Prehistoria de Orce está promovida por el Ayuntamiento de Orce y cofinanciada por la FECYT. Cuenta con la que colaboración de la Asociación Bética de Paleoecología Humana (ABePH) y del propio IPHES. El objetivo principal es dar a conocer a la población, de manera amena y didáctica, la forma de vida de las sociedades prehistóricas sus interacciones con el medio ambiente, así como la caracterización del ecosistema, incidiendo en la composición faunística del entorno.

 demostraciones técnicas y explicativas, fundamentalmente de carácter práctico y llevadas a cabo por especialistas, estarán estructuradas en varios talleres que recogerán, por un lado, aspectos puramente científicos y experimentales y, por otro, de carácter técnico, incidiendo en la importancia de la recuperación de materiales y datos desde los niveles arqueo-paleontológicos y su tratamiento posterior.
Con este finalidad se realizarán

 

Talleres

Paralelamente se realizará un simulacro de excavación arqueológica y los asistentes que quieran podrán participar en este trabajo. También habrá un taller de restauración de materiales paleontológicos.Aunque todas estas actividades son de carácter distendido, no dejan de lado el rigor científico, y se pretende conseguir que el público interactúe y participe de forma activa, aplicando los procesos de la arqueología y la paleontología experimental.

Así se ofrecerán talleres sobre la elaboración de herramientas de piedra, las interacciones de los homínidos con el medioambiente, la gestión de los recursos cárnicos, cómo cazaban, el arte rupestre y la cerámica.

 

Imágenes en http://bit.ly/qwTsJ8

 

Festa de la Prehistòria

L’art rupestre és un dels temes que es tracten a la fira, tal com mostra aquesta imatge d’arxiu – Sergio Ros

http://prehistoria.urv.es/files/cast_orce_festa_prehistoria.pdf

 

Nuevos descubrimientos permitirán entender cómo se formó este yacimiento, tarea a cargo de la disciplina conocida como tafonomía.

Gracias a los restos de microvertebrados que han aparecido se podrá precisar la cronología de este complejo arqueopalentológico.humanos y con los carnívoros, así como las dinámicas de arrastre fluvial, es decir, identificar los agentes responsables de su presencia en el área excavada”, comenta Josep Vallverdú, investigador del IPHES y director de las excavaciones en La Boella.“Este año también hemos empezado a lavar sedimento extraído durante la excavación realizada en la Mina que nos ha proporcionado una pequeña cantidad de nuevos hallazgos de microvertebrados. Estos fósiles son especialmente importantes para precisar la cronología de este yacimiento”, manifiesta el mismo investigador del IPHES. En el Forn han sido localizadas rocas talladas por los homínidos, entre las que sobresale una gran herramienta elaborada sobre esquisto.http://bit.ly/mmIbVN

La campaña que este año ha desarrollado el IPHES (Institut Català de Paleoecologia Humana i Evolució Social) en los yacimientos de la Mina y del Forn, en la Boella (La Canonja, Tarragona) durante mayo, finalizó el pasado día 31 con nuevos fósiles que permitirán avanzar en el conocimiento de la cronología del yacimiento, saber cómo se formó, sus procesos de transformación (naturales, animales y humanos, lo que estudia la tafonomía) y aumentar la muestra del registro arqueopalentológico de La Boella, datado en más de 800.000 años de antigüedad. Entre los nuevos restos destacan algunos macro y microvertebrados, y nuevas herramientas de piedra.

 

Humanos y carnívoros

 

Concretamente, entre los hallazgos faunísticas sobresalen algunos elementos anatómicos de hipopótamo, rinoceronte, cérvido y équido. “Estos restos son muy interesantes porque se presentan en diferentes situaciones tafonómicas, algunas son piezas enteras y otros fragmentadas y nos permitirán averiguar su relación con los
La riqueza

 

“El Forn ha sido el yacimiento donde se ha avanzado más la intervención”, indica Vallverdú. Aquí se ha llevado a cabo un sondeo que ha permitido estimar la riqueza del nivel 2, integrado por un grupo de lechos sedimentarios con fósiles compuestos por un conjunto arqueopalentológico que representa la continuación de las superficies ocupadas documentadas en el yacimiento matadero de un mamut descubierto en 2007″, señala Vallverdú. En esta zona se ha podido documentar una ocupación humana dispersa y diacrónica evidenciada por los restos de piedra tallada y abundantes fósiles faunísticos que permitan identificar los agentes que han intervenido en la formación del yacimiento, tarea de la que se ocupa la disciplina conocida como a tafonomía.

 

Durante los días que el equipo del IPHES ha efectuado los trabajos de excavación, han recibido las visitas de la Fundación Gresol, que compartieron también un almuerzo coloquio con Eudald Carbonell, y varios grupos de estudiantes de la Instituto de Educación Secundaria Collblanc y de la Escuela La Canonja, ambos ubicados en esta localidad.

TENÉIS IMÁGENES EN EL BLOG DEL IPHES

 

 

.

.



La cuestión de la complejidad en la evolución del género Homo ...

Homo antecessor, los cambios climáticos y la ... - cinabrio blog

cinabrio.over-blog.es. Tuesday 28 june 2011 2 28 /06 /Jun /2011 00:28 ... Sin embargo, sabemos que Homo antecessor llega a Atapuerca cuando el clima era ...
cinabrio.over-blog.es/article-homo-antecessor-los-cambios-climaticos-y-la-expansion-por-europa-77982494.html - En caché


28 Jun 2011 – Homo y complejidad (1)El Homo sapiens forma parte de un proceso evolutivo, al igual que todos los organismos vivos.
cinabrio.over-blog.es/article-la-cuestion-de-la-complejidad-en-la-evolucion-del-genero-homo-78072856.html - En caché

Compartir este post
Repost0
28 junio 2011 2 28 /06 /junio /2011 23:38
Homo y complejidad (1)

 

El Homo sapiens forma parte de un proceso evolutivo, al igual que  todos los organismos vivos. Los humanos lo  hemos organizado analíticamente en familias, órdenes y especies. Puede que lo que he dicho parezca una obviedad para los evolucionistas, sin embargo, debe de ser explicado en el marco de cómo los humanos nos hemos visto como primates en nuestro proceso evolutivo, dependiendo, lógicamente de la información de la que disponemos de nosotros mismos y, desde luego, de acuerdo con el progreso, el conocimiento, la ciencia, el pensamiento y la ideología que hemos manejado y manejamos.

.

 

No conocemos ninguna conciencia exterior a nosotros y si existe, no podemos comunicarnos. Esta afirmación nos permite entrar en la intersubjetividad de cómo los humanos analizamos nuestro entorno, pero también, cómo nos analizamos a nosotros mismos. La cuestión de la complejidad en la evolución del género Homo da para poder escribir de forma ininterrumpida durante años.

Los humanos somos complejos, como consecuencia de la capacidad que tenemos como organismos de extraer del medio natural energía interponiendo una gran cantidad de medios técnicos. Esta definición nos serviría para explicar la forma como nos hemos adaptado a través de una serie continua de adquisiciones que han determinado nuestra complejidad específica.

Este sería el planteamiento sobre el cuál querría pivotar para desarrollar a través del conocimiento empírico cómo se ha producido una especie tan singular como la nuestra a partir de la evolución de los mamíferos. La complejidad se da como expresión de la evolución del espacio-tiempo. Sólo en este marco se puede entender y explicar nuestra singularidad.

.

Charles Darwin

.

La existencia de características que se dan de forma generalizada en nuestra especie y no en otras es lo que nos permite establecer la hipótesis de bifurcación del género Homo. Discutir si solamente sucede en nuestro género es tan espurio como pensar que estas adquisiciones están fuera del marco evolutivo general, basado en las interacciones con el medio natural.

No se produce nada substancial fuera del marco de la biocenosis. Por lo tanto, la complejidad que puede observarse en nuestro bagaje evolutivo está estrechamente ligada a la cantidad de ensayos adaptativos que se han producido en nuestro orden, en nuestro género, y que algunos han tenido éxito.

La complejidad, por lo tanto, sólo puede acontecer en este proceso. Es por ello que debemos analizar el proceso de  hominización y de humanización en el contexto de la selección natural y cultural a la que estamos sometidos como animales sociales que somos. La teoría de la evolución es la herramienta. Darwin -que vemos en la imagen- tenía y tiene razón y vigencia.

http://www.elmundo.es/blogs/elmundo/sapiens/2011/05/22/homo-y-complejidad-1.html

Niño y Hombre de Neandertal

.

En el último decenio, la ciencia ha demostrado que los neandertales, extinguidos hace unos 30.000 años, podían hablar, se maquillaban, enterraban a sus muertos con flores y, quizá, hasta tocaban flautas elaboradas con fémures de oso. Un nuevo estudio del Instituto Catalán de Paleoecología Humana y Evolución Social (IPHES) da ahora una nueva pista de esta complejidad social, comparable a la de los Homo sapiens. El trabajo, publicado en Current Anthropology, señala que los grupos de neandertales que vivieron hace 55.000 años en el Abric Romaní (Capellades, Barcelona) disponían de un área para uso exclusivo como dormitorio. Hasta ahora, según subraya uno de lo autores, Josep Vallverdú, “este tipo de habitación sólo se había documentado en lugares utilizados por la especie Homo sapiens“.

El director del IPHES, Eudald Carbonell, equipara este yacimiento a un IKEA del Paleolítico medio. “Nuestro concepto del hogar tiene por lo menos 60.000 años”, apunta. En el Abric Romaní, con una distribución del espacio completamente organizada, los paleoantropólogos catalanes han encontrado troncos empleados como asiento alrededor del fuego, plataformas para conservar alimentos en la zona utilizada como cocina, alfombras confeccionadas con pieles de ciervos y caballos; y talleres para fabricar herramientas de piedra o de madera.

Los investigadores sugieren, a partir de la comparación con poblaciones actuales de indígenas australianos, que los neandertales se llevaban al dormitorio “tapas” elaboradas con las sobras de la comida anterior para picar algo antes del descanso.

F:http://www.publico.es/ciencias/295519/neandertales/dormitorios/comian/tapas

Homo y complejidad (2)

30 MAY 2011

 

La fabricación de herramientas, que compartimos con otros organismos en nuestro género, fue el inició de una reorganización social en los homininos. Con ellas tuvimos acceso a una alimentación distinta y de forma más eficiente. Esto nos llevó a una nueva organización social, imposible sin el manejo técnico de estas rudimentarias estructuras de roca modificadas técnicamente.

Esto, que ocurrió hace entre 3 y 2,6 millones de años en África, fue el punto de aprtida hacia la consecución de otros objetivos que fueron configurando lo que ha sido social y técnicamente nuestro género. El descubrimiento y uso del fuego, hace más 800.000 años, y su posterior socialización, como factor resocializador, fue otra de las adquisiciones que permitieron incrementar nuestra sociabilidad y constituyó, sin duda, un hito en el aumento de la complejidad de las relaciones sociales.

Acumular a los muertos de forma intencional, hace unos 500.000 años, contribuyó a un expresión metafísica de nuestra concepción social del medio natural y su relación con él. Se trata de una demostración de que la acumulación integrada de adquisiciones nos posicionaba en un terreno poco practicado por los mamíferos, incluidos otros primates.

Nuestra singularidad ha sido un proceso de complejidad latente en nuestra forma de adaptarnos a través de las diferentes especies de nuestro género. La socialización del arte hace unos 35.000 años, por parte de Homo sapiens constituyó una demostración del progreso humano, pero el descubrimiento de la rueda y su uso, el alfabeto, la imprenta etc, son implementaciones que aceleran el proceso evolutivo en nuestra especie.

Parece obvio que la adquisición de la conciencia de especie esta ligada al autoconocimiento y a la cultura social que nos han proporcionado las adquisiciones a lo largo de los cambios adaptativos que se producen en el transcurso del Pleistoceno y del Holoceno. No podríamos entenderlo de otra manera. Las adquisiciones socializadas hacen aumentar la sociabilidad de los grupos humanos convirtiéndose en bagaje de especie.

Las  conductas técnicas, las domésticas, el conocimiento y el pensamiento han capacitado a los humanos para poder desarrollar su autoconciencia y todo forma parte de la singularidad adquirida gracias al incremento de sociabilidad propiciado por el aumento exponencial de nuestra complejidad como seres vivos y sociales en el planeta Tierra.

.

Ferran Mascarell 

 2006 - http://blocs.tinet.cat/lt/blog/el-bloc-deudald-carbonell

Eudald Carbonell

El director del Instituto Catalán de Paleoecología Humana y Evolución Social y codirector del Proyecto Atapuerca nos guía por el apasionante viaje hacia los orígenes del ser humano y las raíces evolutivas de nuestra naturaleza.

 

Homo antecessor, los cambios climáticos y la expansión por Europa ...

28 Jun 2011 – Pleistocene environmental and climatic Change and the Human Expansion in Western..Los resultados nos indican que entre los 800.000 y 600.000 ...
cinabrio.over-blog.es/article-homo-antecessor-los-cambios-climaticos-y-la-expansion-por-europa-77982494.html
Compartir este post
Repost0
28 junio 2011 2 28 /06 /junio /2011 00:28

Pleistocene environmental and climatic Change and the Human Expansion in Western.

.

Los resultados nos indican que entre los 800.000 y 600.000 años antes del presente se produce un cambio que supone el paso de una situación caracterizada por un ambiente cálido y húmedo hacia una de seco y frío, y que  esto puede ser inferido por la disminución de diversidad conforme progresa la secuencia estratigráfica.

Posiblemente, el retroceso de zonas boscosas en Europa poco después de iniciarse el periodo Brunhes, hace 800.000 años, favoreciera la expansión rápida de los hominidos posteriores a  y facilitara la sustitución de poblaciones venidas de otros lugares, dando paso a Homo heildebergensis.

.

 

Archivo:Homo antecessor female.jpg

http://es.wikipedia.org/wiki/Archivo:Homo_antecessor_female.jpg

Homo antecessor es una especie extinta perteneciente al género Homo, considerada la especie homínida más antigua de Europa. Tiene más de un millón de años de antigüedad (Pleistoceno Inferior). Eran individuos altos, fuertes y con rostro de rasgos modernos, aunque su cerebro era más pequeño que el del hombre actual.

Sima del Elefante,

En marzo de 2008 se han dado a conocer nuevos restos de Homo antecessor, concretamente parte de una mandíbula de un individuo de unos 20 años y 32 herramientas de sílex de tipo olduvayense (modo 1), datados en 1,2 millones de años de antigüedad, lo que hace retroceder considerablemente la presencia de homínidos en Europa. Los restos fueron hallados en 2007 en la Sima del Elefante, yacimiento situado a unos 200 metros de la Gran Dolina.[3] [4

..............................................

Atapuerca, clima y hominidos

10 ABR 2011 21:15

Un artículo publicado recientemente en el Journal of Human Evolution (JHE), liderado por la Doctora Gloria Cuenca de la Universidad de Zaragoza bajo el título: “Pleistocene environmental and climatic Change and the Human Expansion in Western. Europe: a case study with small vertebrates (Gran Dolina, Atapuerca, Spain)”, nos plantea los cambios  de hábitat que se producen en la Sierra de Atapuerca durante el último millón de años, significando, principalmente, el paso del Pleistoceno inferior al Pleistoceno medio hace unos 800.000 años, basándose en el yacimiento de la Cueva de la Gran Dolina.

Este estudio se realiza analizando los micromamíferos encontrados en los distintos niveles que componen este  yacimiento de la Trinchera del Ferrocarril. Los resultados obtenidos, que tienen como fundamento la representación de  micromamíferos especializados en ambientes abiertos o cerrados, húmedos o secos, sirven para después, con los análisis polínicos de la secuencia de Gran Dolina, establecer qué ocurrió en el clima pretérito. El mecanismo utilizado para inferir los datos es el test de  diversidad del segundo teorema de  Shannon, que nos permite cuantificar el aumento o pérdida de diversidad en un sistema biótico.

.

En la Cueva Gran Dolina se han exhumado más de 95 fósiles humanos pertenecientes al menos a ocho individuos que vivieron hace unos 800.000 años. Son tan diferentes de otros homínidos del género Homo que los científicos españoles han creado una nueva especie para ellos: Homo antecessor.

Gran Dolina

 

Los resultados nos indican que entre los 800.000 y 600.000 años antes del presente se produce un cambio que supone el paso de una situación caracterizada por un ambiente cálido y húmedo hacia una de seco y frío, y que  esto puede ser inferido por la disminución de diversidad conforme progresa la secuencia estratigráfica. Curiosamente, es en esta cronología que hemos comentado anteriormente, donde la presencia humana es muy esporádica o inexistente en los yacimientos estudiados de Atapuerca. A partir de 500.000 años, ésta se recupera y encontramos pruebas  en la Cueva de la Gran Dolina, cuando el clima es menos húmedo  y el entorno de la sierra más abierto, con zonas aisladas de bosque, un hecho que continuará hasta el final de la secuencia, caracterizándose por climas más secos y fríos en el Pleistoceno medio.

Posiblemente, el retroceso de zonas boscosas en Europa poco después de iniciarse el periodo Brunhes, hace 800.000 años, favoreciera la expansión rápida de los hominidos posteriores a Homo antecessor y facilitara la sustitución de poblaciones venidas de otros lugares, dando paso a Homo heildebergensis.

Sin embargo, sabemos que Homo antecessor llega a Atapuerca cuando el clima era templado y húmedo, y la zona era mas boscosa, dominando los robles y encinas. Dado que encontramos estos taxones  asociados al olivo silvestre, característico de los climas de tipo Mediterráneo, podemos confirmar que llegan los homininos al borde nororiental de la meseta cuando el clima extremo había dado paso a otro templado.

Eudald Carbonell

El director del Instituto Catalán de Paleoecología Humana y Evolución Social y codirector del Proyecto Atapuerca nos guía por el apasionante viaje hacia los orígenes del ser humano y las raíces evolutivas de nuestra naturaleza.

.

http://www.elmundo.es/blogs/elmundo/sapiens/2011/04/10/atapuerca-clima-y-homininos.html

----------------------------------------

Archivo:Homo antecessor reconstruccion.jpg

Reconstrucción del cráneo de Homo antecessor a partir de los fragmentos hallados (Museo de Arqueología de Cataluña).

.

La reconstrucció inèdita i completa del crani i del rostre de l'Homo antecessor en 3 D
Dm, 12/02/2008 - 20:46 — CBellmunt

Per primer cop a l'Estat espanyol s'ha reconstruït amb mètodes digitals un homínid i ha estat el crani complet i el rostre de l'Homo antecessor, una espècie descoberta al jaciment de Gran Dolina a Atapuerca (Burgos) el 1994, amb gairebé un mlió d'anys d'antiguitat. Des de llavors s'han recuperat unes 200 restes d'aquesta espècie, però les més completes i que són les que han facilitat la recontrucció són un tros del frontal (front) i un maxilar (la zona on tenim les dents). Es calcula que pertenyen a una noia, la xicota de Dolina, una adolescent d'uns 12 anys.

Ara, 4 membres de l'IPHES li han posat cara a aquest homínid: Àlex Soler, Carles Lorenzo, Gala Gómez i Jordi Espona. En aquest podcast, aquests tres últims, ens expliquen com ha estat el procés de treball.

Informació complementària:

- El bloc de les activitat de l'IPHES - clica aquí

- Portal Evoluciona

-

Hommo antecessor

La definición de esta especie es fruto de los más de ochenta restos hallados desde 1994 en el nivel TD6 del yacimiento de Gran Dolina en la Sierra de Atapuerca, y que datan de hace 750 a 850 mil años, según mediciones paleomagnéticas.[2]

De acuerdo con sus descubridores, entre los caracteres anatómicos de estos homínidos cabe destacar un conjunto de rasgos muy primitivos en el aparato dental, que llevaron a establecer una relación entre éstos y los homínidos africanos del Pleistoceno Inferior. Una mandíbula muy bien conservada de una mujer , de entre 15 y 16 años, recuperada del yacimiento de la Gran Dolina tiene similitudes muy claras con las del Hombre de Pekín (Homo erectus), lo que sugiere un origen asiático de H. antecessor. Sin embargo, el patrón de desarrollo y erupción de los dientes es prácticamente idéntico al de las poblaciones modernas.

La morfología facial es similar a la de Homo sapiens, con orientación coronal y ligera inclinación hacia atrás de la placa infraorbital que determina la presencia de una fosa canina muy conspicua. El borde inferior de esta placa es horizontal y ligeramente arqueado. El arco superciliar es en doble arco y la capacidad encefálica, estimada a partir de un fragmento incompleto de hueso frontal, indica una cifra superior a los 1.000 cm³. La morfología de la mandíbula recuerda a la de ciertos homínidos muy posteriores, del Pleistoceno Medio, de la especie Homo heidelbergensis, como los de la Sima de los Huesos, también de Atapuerca. El esqueleto postcraneal indica una cierta gracilidad en comparación con la mayor robustez del Hombre de Neanderthal de la segunda mitad del Pleistoceno Medio.

En la actualidad, la validez de esta denominación como especie diferente es defendida por sus descubridores y otros expertos, que consideran que H. antecessor precede a H. heidelbergensis y por tanto es también antepasado de H. neanderthalensis; sin embargo, parte de la comunidad científica la considera una simple denominación, no específica, para referirse a restos encontrados en Atapuerca, que ellos asignan a la especie H. heidelbergensis o bien, la consideran una variedad de Homo erectus/Homo ergaster.

--

  1. Bermúdez de Castro Risueño, José Mª.; J.L. Arsuaga; E. Carbonell; A. Rosas; I. Martínez y M. Mosquera 1997: "A Hominid from the Lower Pleistocene of Atapuerca, Spain: Possible Ancestor to Neandertals and Modern Humans". Science 276: 1392-1395.
  2. Falguères, Christophe; J. Bahain; Y. Yokoyama, J. Arsuaga, J. Bermudez de Castro, E. Carbonell, J. Bischoff and J. Dolo (1999) "Earliest humans in Europe: the age of TD6 Gran Dolina, Atapuerca, Spain"; Journal of Human Evolution 37 (3-4): 343-352 (351).
  3. Carbonell, E. et al. 2008. The first hominin of Europe. Nature, 452: 465-469
  4. El Periódico, 27-III-2008
  5. a b Parfitt, Simon A. et.al. "Early Pleistocene human occupation at the edge of the boreal zone in northwest Europe"; Nature 466: 229-233.
  6. Ghosh, Pallab. «Prehistoria: los humanos llegaron al norte de Europa antes de lo pensado». BBC. Consultado el 14 de agosto de 2010.

Bibliografía

  • Arsuaga, Juan Luis; Martínez, I.; Carretero, J. M.; Gracia, A.; Lorenzo, C. y Bermúdez de Castro J. Mª. 1994: "Evolución humana en Europa: registro y debates". Revista Española de Paleontología 399: 255-258.
  • Arsuaga, Juan Luis e Ignacio Martínez. 1998: La especie elegida. La larga marcha de la evolución humana. Madrid: Ediciones Temas de Hoy. ISBN 84-7880-909-0
  • Arsuaga, Juan Luis ; Martínez, Ignacio. 2005: Atapuerca y la Evolución Humana. Barcelona: Fundacio Caixa Catalunya. ISBN 84-89860-56-4
  • Bermúdez de Castro, José María; J.L. Arsuaga y E. Carbonell (Eds.) 1995: Human Evolution in Europe and the Atapuerca Evidence / Evolución Humana en Europa y los yacimientos de la Sierra de Atapuerca (Workshop, Castillo de la Mota, Medina del Campo, Valladolid, 1992). Valladolid: Junta de Castilla y León, Consejería de Cultura y Turismo. 2 Volúmenes. ISBN 84-7846-463-8
  • Cervera, José; Arsuaga, J.L. y Trueba, J. 1998: Atapuerca. Un millón de años de historia. Madrid: PLOT Ediciones, S.A. - Editorial Complutense. ISBN 84-86702-45-3

http://es.wikipedia.org/wiki/Homo_antecessor

--------------

Razgos del Hommo Antecessor 

.
Se parecía a nosotros. Su rostro era sorprendentemente similar al nuestro, a pesar de tener la frente inclinada hacia atrás en un ángulo agudo.

Dos cosas surgen como muy sorprendentes hasta el momento.

La primera es que no tenía fuego. La buena imagen que tiene de la cueva caliente con el fuego eterno que alguien tenía que seguir quemando para asegurar luz, calor y seguridad que eso está mal. En las cuevas de un millón de años, incluso de hace 200.000 años o menos no hay evidencia de fuego. A ningún inventor se le había ocurrido la idea de usarlo, ni Prometeo lo había traído para el hombre.
Por lo que comían crudo. Hay montones de huesos con arañazos de herramientas de sílex, pero no hay evidencias de fuego abrasador, ni signos de cocción.

La segunda cosa es aún más sorprendente. Comía gente. Y después arrojaba sus huesos en el mismo montón con restos de ciervos, conejos, y osos. Que es como los científicos los encontraron, todo mezclado, 800.000 años más tarde. No parecía ser un ritual de ningún tipo. Comían a sus enemigos? A sus muertos?

www.kalipedia.com/fotos/alimentacion-homo-ant...

Hommo antecessor

 

Posted on June 24, 2009 by 100swallows {C}

Atapuerca, near Burgos, Spain, is the greatest dig of modern times. Everyone is excited.

What is all the fuss about? What’s so special about Atapuerca?

atapuerca excavation site

On July 8, 1994, a new species of man was discovered.
They found human remains 800,000 years old. That is so far back that no one could believe it.

jaw homo antesessor

They are by far the oldest human remains ever discovered in Europe. We knew about Neolithic man and his cave drawings. We knew about Neanderthal man. But those lived 100,000 years ago, not 800,000.

Scientists had to give the creature a new name because his bones weren’t like those of any of the known kinds of hominids. They dubbed him HOMO ANTECESSOR. The current theory is that Homo Antecessor was an ancestor of both Homo Sapiens (us) and Homo Neanderthal. Precisely after him the species developed in two directions.

man's family tree

What was Antecessor like?
He looked like us. His face was surprisingly similar to ours, though his forehead slanted back at a sharp angle.
Did the archaeologists find out anything else about him?
Yes, two VERY SURPRISING things so far.

The first is that he had no fire. The nice picture you have of the warm cave with the eternal fire that someone had to keep burning to ensure light, warmth, and safety—that’s wrong. In the caves of a million years ago—even of 200,000 years ago or less—there is no evidence of any fire. No inventor had come up with the idea of using it, no Prometheus had brought it to Man.
So they ate their food uncooked. The piles of bones have scratches from flint tools but no scorching, no signs of cooking.

The second thing is even more astonishing. The sweet, stinky, brutes  ate people. And afterwards they threw their bones on the same heap with the deer, the rabbits, and the bears. Which is how the scientists found them, all mixed, now 800,000 years later. There didn’t seem to be a ritual of any kind.  Did they eat their enemies? Their dead?

This  artist’s conception of homo antecessor appears in a brochure published by the Atapuerca Foundation and given to visitors at the excavation site. The artist is Mauricio Antón.

UNESCO declared Atapuerca a World Heritage Site in 2000 and many countries have sent teams of scientists of all disciplines to work there. Funds roll in from all over the world.

archaeologists atapuerca excavation site

Not everyone is pleased. “You can’t get any of those scientists to read a book or to study the great achievements of man in art, philosophy, or literature,” said an old humanities professor. “But the whole crowd will go running to see what the monkeys were doing.”

All the illustrations in this post belong to the Atapuerca Foundation.

See this article in Nature Magazine

Compartir este post
Repost0
21 marzo 2011 1 21 /03 /marzo /2011 15:20

Paleontologist Richard Fariña told Montevideo portal that the fossil remains that were discovered near El Sauce “completely change American Prehistory) Studies reveal human presence 29.000 years ago.

 

El paleontólogo Richard Fariña afirma que “si se corrobora los hallazgos de inmediaciones de la localidad Sauce con más evidencias, “cambiaría completamente la prehistoria americana“. En el contexto del hallazgo, todo viene siendo congruente con la hipótesis de que posiblemente haya que revisar la idea que se tiene de la colonización humana en América“.

 

La teoría más aceptada indica que el poblamiento del continente americano comenzó hace unos 14.000 años, a través del estrecho de Bering, desde Asia.

 

En Uruguay la presencia humana más antigua data de hace unos 10.000 años y fue probada hace relativamente poco, en unas cuevas que están siendo estudiadas por el gobierno de la región de Salto, en las que se encontraron artefactos y herramientas que se han comprobado fueron usadas por humanos.

 

.

 

 

www.espectador.com/.../index.php?m=id&id=207911

 

 

El hombre pudo llegar a América 17.000 años antes de lo aceptado hoy

 


15-3- 2011 - El hallazgo, en las proximidades de Sauce, de huesos de animales prehistóricos con marcas que pudieron ser hechas por herramientas podría cambiar el paradigma del poblamiento de América. De confirmarse el descubrimiento, el ser humano habría arribado hace 29.000 años y no hace 12.000 como se acepta actualmente. Investigadores buscan develar el misterio.

 
La Facultad de Ciencias de de la Universidad de la República (Uruguay) trabajó en el arroyo Vizcaíno, cerca de Sauce.

 

El descubrimiento de unos restos óseos en el arroyo Vizcaíno, próximo a la localidad canaria de Sauce, puede modificar drásticamente la fecha desde la que se considera que el hombre pisó por primera vez lo que hoy se conoce como América.

 

 

 

Casualidades


Todo comenzó en 1997, cuando, durante la seca de ese año, un grupo de alumnos del liceo local encontró en el lecho de la corriente de agua huesos que posteriormente se constató que pertenecían a animales prehistóricos.

Los restos se llevaron a la institución educativa y en 2001 el paleontólogo español Alfonso Arribas detectó cortes en forma de "V", que podrían indicar que fueron realizados con herramientas de sílice, en la clavícula de un perezoso gigante del género lestodonte. Lo llamativo fue que el hueso tenía una antigüedad de 29.000 años, unos 17.000 años anterior a la fecha en la que se considera que el hombre pisó por primera vez lo que hoy es el continente americano y 19.000 años antes de las primeras evidencias de su presencia en nuestro país.

 

Revisión de conceptos


"Si se confirma el descubrimiento, podría cambiar la forma de concebir el poblamiento de nuestro continente; habría que revisar el paradigma vigente, que estipula que los primeros hombres arribaron a América desde el estrecho de Bering hace 12.000 años", resaltó a LA REPUBLICA el paleontólogo Richard Fariña de la Facultad de Ciencias de la Universidad de la República.

Actualmente el especialista se encuentra realizando excavaciones y tomando fotografías en una zona de diez metros por seis, próxima al arroyo, para tratar de hallar evidencias que puedan confirmar la hipótesis de la presencia de humanos en épocas tan remotas.

Dada la cercanía de la corriente de agua, el especialista y nueve alumnos avanzados de Paleontología que lo acompañan deben tener mucho cuidado con las crecidas. Incluso debieron remover varios restos óseos que podrían haberse perdido.

Los investigadores, que cuentan con el apoyo logístico de la Intendencia de Canelones, acampan cerca de la zona y tienen que cuidar que los curiosos no se acerquen al área por el riesgo de que se arruine la exploración.

En el lugar yacen huesos de varios animales pertenecientes a la megafauna nacional, entre los que se puede contar otro lestodonte y tres variedades de gliptodonte, un gigantesco pariente de la mulita, de los que se pudo constatar la presencia de placas y esqueletos enteros.

También se descubrieron otros restos óseos con marcas que podrían haber sido hechas por hombres.

Si bien Fariña subrayó que hay que "ser prudente", estimó que algunos hallazgos "alientan el optimismo". Asimismo hizo hincapié en que el trabajo en la zona va a insumir años.

.

 

,

 

     

Lestodonte, perezoso fósil uruguayo cuya masa se estima en unas tres toneladas. 

El paleontólogo Richard Fariña afirma que “si se corrobora los hallazgos de inmediaciones de la localidad Sauce con más evidencias, “cambiaría completamente la prehistoria americana“.

 Si bien los Edentata carecen de caninos e incisivos, Lestodon tenía el primer molariforme muy desplazado hacia adelante, con forma de canino y proyectado hacia afuera, conformando una defensa, lo que debe de haber dado a su rostro una apariencia muy poco amigable.

 

 

http://www.elpais.com.uy/MostrarImagen.asp?vurl=/anexos/imagen/11/171633.jpg

 

---

 

http://www.elpais.com.uy/MostrarImagen.asp?vurl=/anexos/imagen/11/171632.jpg

 

La prehistoria del hombre que fue hallado en tierras de José Artigas

Sauce. Pistas de los humanos que vivían hace 30.000 años en "Uruguay"

 

 

 

17-3-2011 - El lugar es definido como una "trampa natural". Ello explica este reservorio de restos prehistóricos que los científicos creen podría cambiar el paradigma de la historia del continente americano: la presencia de humanos hace 30.000 años.

El sol está alto, pero debajo de los frondosos árboles donde el equipo de científicos instaló su campamento corre una brisa refrescante. A unos 40 metros se oye el ronroneo del generador que alimenta la bomba que succiona el agua de lento cauce del arroyo Vizcaíno. Allí, en un recodo bajo el puente centenario por el que aún pasa el tren, está el sitio donde desde hace una semana un equipo de paleontólogos y arqueólogos trabaja con la certeza cada vez más firme de haber hallado indicios que revolucionarían el conocimiento sobre el poblamiento del continente americano. Allí, a un par de kilómetros de Sauce, a unos 38 kilómetros de Montevideo, en campos que otrora pertenecieran a la familia de José Gervasio Artigas, yacen estas claves.

"Los hallazgos de ahora no son incongruentes con la hipótesis de un poblamiento humano muy anterior al aceptado hasta ahora, por ahora no podemos decir más que alientan el optimismo para seguir trabajando en esa línea", dice el paleontólogo Richard Fariña. Pero el brillo en los ojos del científico y sus colaboradores parecen desmentir tanta cautela.

 

El catedrático del departamento de Paleontología de la Facultad de Ciencias conformó un equipo con algunos de sus estudiantes avanzados en la maestría de esta disciplina que trabajan en la excavación. No todos permanecen en el campamento. Algunos como el arqueólogo Roberto Bracco -cuya tarea es clave para la investigación, ya que deberá datar las herramientas humanas halladas- asisten al equipo como colaboradores externos.

Hasta el momento han recolectado unas 50 piezas. En su mayoría se trata de restos óseos de animales prehistóricos. Entre estas piezas y de manera aún parcial se han identificado huesos de "perezosos", lestodontes, gliptodontes, toxodontes y posiblemente un megaterio, entre los restos hallados.

Si bien los hallazgos no son noticia en sí -las primeras piezas fueron encontradas por lugareños durante la sequía de 1997, punto de partida de esta investigación-, los indicios que comenzaron a surgir ahora consolidan la hipótesis de que al menos esta parte del continente americano comenzó a ser poblada hace casi 30.000 años. El primer indicio había sido recabado por un paleontólogo español hace casi una década, cuando encontró huellas de algún tipo de utensilio humano en la clavícula de un animal de 29.000 años de antigüedad. Los huesos encontrados en esta etapa tienen la misma antigüedad.

Los huesos aparecen sorprendentemente bien preservados, en opinión de los científicos, debido a una arcilla rojiza que los recubre y conforma el lecho del arroyo. ¿Cómo explican la existencia de tanta cantidad de restos en este punto?

"Es probable que este lugar fuera lo que se suele denominar como una `trampa natural`, un lugar al que los animales se acercaban en busca de agua, pero que por sus características terminaba llevando a muchos a la muerte. Otra hipótesis, y es la que a nosotros nos interesa explorar es que haya sido un sitio de cacería o, como llaman los arqueólogos, de `carnicería`, donde los antiguos humanos daban caza y procesaban a los animales para alimentarse", explica el profesor Fariña.

Los primeros restos estaban cerca de la superficie, pero a medida que el equipo de investigadores consigue bombear el agua del arroyo van apareciendo otros tantos a mayor profundidad. "Lo que estamos haciendo ahora es un trabajo de tafonomía, es decir, reconstruir la forma en que murió el especimen", explica el biólogo Sebastián Tambusso. Luego del trabajo de campo, los científicos comenzarán un largo proceso en laboratorio. Proceso que podría reescribir la Historia.

Las "huellas" que buscan los investigadores en el Vizcaíno

Si bien una de las "estrellas" del conjunto de huesos es un enorme fémur, que se presume perteneció a un megaterio, los ojos de los investigadores corren detrás de algunos trozos de mineral. Se trata de pedazos de cuarzo con muescas o evidencias de golpes que revelaran su uso sostenido como herramienta.

"Hay indicios alentadores", se limita a comentar el profesor Richard Fariña. Estas piedras son guardadas como verdaderos tesoros por los científicos. La hipótesis de trabajo consiste en que si se confirma que estas piezas encajan en las huellas encontradas en el material óseo recolectado quedaría documentada la intervención humana sobre animales que existieron 30 milenios atrás.

Pero llegar a estas conclusiones demandará un trabajo paciente. El equipo de paleontólogos deberá primero colectar la mayor cantidad posible de piezas (óseas y minerales), luego de haber fotografiado el lugar y diseñado croquis del área de excavación. Luego se pondrá toda esta información en "un espacio 3D" diseñado en computadoras para tener una idea cabal de cómo se encontraban estas especies en su hábitat. Paralelamente, explicaron los investigadores, se trabajará con fotografía y microscopios electrónicos para analizar las piezas. Pero hay una ventaja: "Siempre que algo se fosiliza es un milagro porque se sustrae al ciclo de la naturaleza. En este caso se dio", resume el paleontólogo.

 

 

El País Digital

Richard A. Fariña

Nacido en Montevideo en 1957, casado, una hija. Paleontólogo, docente en Facultad de Ciencias, autor de obras científicas y de divulgación.
Género

Divulgación científica

Obra

Hace Sólo Diez Mil Años
Editorial: Fin de Siglo
Año y lugar de Edición: 1995 (1ª edición)-2009 (6ª edición con DVD)

 

 

 

¿Algunos perezosos gigantes eran carnívoros?

 

La mayoría de los científicos piensan que las grandes garras de los perezosos gigantes (Megatherium americanum) se utilizaban para trozar las hojas y las cortezas de que se alimentaban estos prehistóricos vegetarianos. Richard Farina, paleontólogo de la Universidad de la República de Uruguay, no está de acuerdo. Él midió la longitud del olécranon (la parte ósea del codo, donde el músculo tríceps se une al antebrazo) en Megatherium americanum y lo halló sorprendentemente corto. Cuanto más corta sea la longitud de este hueso, el brazo puede moverse más rápido. El movimiento rápido, como en éste caso, suele ser signo distintivo de un carnívoro. Fariña considera que este perezoso de 12 pies de alto podría haber cazado gliptodontes (armadillos gigantes). Si fuera ese el caso, el perezoso probablemente voltearía al armadillo gigante y clavaría sus enormes garras en la parte más vulnerable de su presa, para liquidarla y alimentarse de ella . http://unmuseum.mus.pa.us/sloth.htm

 

Perezosos Gigantes

 

El perezoso gigante fue una de las criaturas enormes que prosperaron durante la edad de hielo. Es imaginado como un hámster de gran tamaño y probablemente se alimentaba con hojas que se encuentran en las ramas bajas de árboles o arbustos. El mayor de estos perezosos terrestres fue el megaterio que creció hasta el tamaño de un elefante moderno, con un peso de más de cinco toneladas. Sus garras de aspecto peligroso, a pesar de su tamaño, probablemente sólo se utilizaban para quitar las hojas o la corteza de las plantas. Sus dientes eran pequeños y romos en consonancia con su dieta herbívora. Exámenes de los huesos de la cadera sugiere que podían pararse sobre sus patas traseras para ampliar su pastoreo hasta los seis metros de alto.

 

Al igual que otras criaturas gigantes que desaparecieron al final del período Pleistoceno (hace unos 10.000 años), Megatherium, su primo más pequeño, el Milodón, y otras variedades de perezosos gigantes se hallan hoy extintos. Sólo los perezosos arborícoras pequeños sobrevive en la actualidad.

 

 

----

 

 

Were Some Giant Sloths Really Carnivorous?



Most scientists think that the large claws on Megatherium americanum were used for stripping leaves and bark for its vegetarian diet. Richard Farina, a paleontologist at the University of the Republic in Montevideo, Uruguay, disagrees. He measured the length of the olecranon process (the bony part of the elbow where the triceps muscle attaches to the forearm) on m. americanum and it was surprisingly short. The shorter the length, the faster the arm can move. Faster movement like this is usually the sign of a carnivore. Farina thinks this 12 foot high version of the sloth might have gone carnivore and hunted glyptodonts (giant armadillos) that lived at that time. If so the sloth probably rolled them over and stabbed them in the soft underbelly using its long claws. http://unmuseum.mus.pa.us/sloth.htm

 

 

Bones of a giant ground sloth from the ice age.

 
 
 
 
 
Giant Sloth

The giant ground sloth was one of the enormous creatures that thrived during the ice ages. Looking a little bit like an oversized hamster it probably fed on leaves found on the lower branches of trees or bushes. The largest of these ground sloths was Megatherium which grew to the size of a modern elephant with a weight over five tons.

Giant Sloths had very large, dangerous-looking claws. Despite their size they were probably only used to strip leaves or bark from plants. Their teeth were small and blunt in keeping with their herbivore diet. Examinations of their hip bones suggests that they could stand on their hind legs to extend their grazing as high as twenty feet.

Like other giant creatures that disappeared at the end of the Pleistocene period (about 10,000 years ago), Megatherium, its smaller sloth cousin, Mylodon, and other varieties of the giant sloth are now extinct. Only the small tree sloth survives today.

 

 

 

 

 

 


 

 

Descubren fósiles de 29.000 años de antigüedad en Uruguay

 

En la ciudad uruguaya de Sauce, a 35 kilómetros de Montevideo, han descubierto restos fósiles de 29.000 años de antigüedad que, según el paleontólogo Richard Fariña “cambiarán completamente la prehistoria americana“.

 

En apenas 60 metros cuadrados hay una gran cantidad de restos de animales extintosalgunos de ellos completos y otros un poco entreverados“, según Fariña. También agrega queno hay otro lugar en Uruguay donde haya tantos esqueletos juntos y con tanto detalle, por lo que, de lejos, es el descubrimiento más importante en paleontología en este país“.

 

Los equipos de investigadores de la Facultad de Ciencias de la Universidad de la República, trabajaban en el terreno, una laguna recientemente secada, desde 1997. En esa fecha, diversos lugareños habían encontrado restos fósiles que, tras un estudio, se descubrieron que correspondían a un lestodonte, un antiguo oso perezoso que integraba la fauna de esa región de Sudamérica. Ahora, 14 años después se hallan nuevos esqueletos.

 

Fariña anunció que se habían encontrado fragmentos de piedras que podrían corresponder a herramientas humanas que podrían haber causado las marcas que tenía una clavícula de un animal de hace 28.000 años que fue encontrado en 2001 por un antropólogo español.

 

El paleontólogo afirma que “si se corrobora esto con más evidencia sería muy importante. En el contexto del hallazgo de ahora todo viene siendo congruente con esta idea de que posiblemente haya que revisar la idea que se tiene de la colonización humana en América“.

La teoría antropológica más aceptada indica que el poblamiento del continente americano comenzó hace unos 14.000 años, a través del estrecho de Bering, desde Asia. En Uruguay la presencia humana más antigua data de hace unos 10.000 años y fue probada hace relativamente poco, en unas cuevas que están siendo estudiadas por el gobierno de la región de Salto, en las que se encontraron artefactos y herramientas que se han comprobado fueron usadas por humanos.

Los trabajos se concentran ahora en la recuperación de los restos más vulnerables y que están cerca de la superficie y prevén profundizar las excavaciones en una segunda etapa ya que se cree que “hay mucho material aún por descubrir“.

 

http://www.campodemarte.com/descubren-fosiles-de-29-000-anos-de-antiguedad-en-uruguay.html

 

 

 

------------------------------------

 

 


 
 
 
Fertile Ground
 
 

Paleontologist Richard Fariña told Montevideo portal that the fossil remains that were discovered near El Sauce “completely change American Prehistory) Studies reveal human presence 29.000 years ago.

Fariña highlighted that the physical effort being made by paleontologists in the Vizcaíno creek is worth it since “this is insane. It’s a treasure in a few meters. In 50 or 60 m2 there is a great amount of extinct animals, some of them complete and others a little mixed.”

 

http://blogs.montevideo.com.uy/blognoticia_44445_1.html



"By far it’s the most important discovery in Uruguayan paleontology. I don’t remember another place with so many skeletons together and with so many details” he added.

The paleontologist explained that “this as a finding that took place in 1997, when the natural lagoon that forms there dried up. Some skeletons were collected there. Since then there have been different obstacles which I’ not going to go into now and it took us 14 years to able to excavate legally. We have been working in the area for a week, fighting against water filtration.”

The first findings recovered in 1997 present marks which specialists assign to instruments used by humans. The exams made on the remains say they are 28 to 29 thousand years old. 

“This place is very important since it completely changed American prehistory. It doubles human presence in America” added Fariña. The scientist leads a team of 10 specialists which work on the field. At the moment efforts are being focused on recovering the most vulnerable remains and the ones closest to the surface. He explained that they will have to stop soon since “it takes years to excavate”.

 

 

 

 

 

 

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Compartir este post
Repost0
3 enero 2011 1 03 /01 /enero /2011 21:19

 

 

Científicos del Instituto Max Plank hallan en Siberia un nuevo homínido, sin lazos con los humanos modernos, los neandertales ni el "Hombre de Flores"

Un nuevo «pariente» en Siberia

Convivió con los humanos y con los neandertales, con quienes comparte un ancestro, pero el «hombre denisovano» fue una especie totalmente distinta. Se expandió por toda Asia y Oceanía hace al menos 30.000 años, pero desapareció sin dejar más rastro que unas cuantas variantes genéticas compartidas con las actuales poblaciones de Papúa Nueva Guinea.

 

Morfología de una pieza dental del nuevo homínido, una de las muelas encontradas por los investigadores en la cueva Denisova de Siberia

Morfología de una pieza dental del nuevo homínido, una de las muelas encontradas por los investigadores en la cueva Denisova de Siberia

22 Diciembre 10 - Madrid - R. S.
 

Es lo poco (o mucho) que los científicos han descubierto de un nuevo «pariente» del árbol genealógico humano, el cuarto tipo de homínido descrito, después del hombre actual, el neandertal y el «hobbit» de la Isla de Flores hallado en 2003. Y lo han averiguado a partir de una muela y el hueso de la mano de una hembra encontradas en una cueva de Siberia, la gruta Denisova, que se ha convertido en todo un filón para los investigadores. Ya el pasado mes de marzo anunciaron la posibilidad de haber encontrado un nuevo homínido, y la secuencia completa de su genoma nuclear así lo ha demostrado.

Participación española

 


Así lo publica un equipo del Instituto Max Plank de Leizpig en el último número de la revista «Nature». La investigación, además, también ha contado con participación española, en concreto del investigador del Instituto de Biología Evolutiva de la Universidad Pompeu Fabra Tomás Marquet-Bonet.

Una de las particularidades de este homínido es que se extinguió «sin contribuir genéticamente a ningún grupo euroasiático actual», a diferencia de los también extintos neandertales. Así lo explicó a Efe uno de los autores principales, el sueco Svante Päävo. «El genoma denisovano sugiere una compleja imagen de las interacciones genéticas entre nuestros antecesores y los homínidos antiguos». Sin embargo, parece probado que los denisovanos se expandieron alrededor de los más de 7.000 kilómetros que separan Siberia de la isla de Nueva Guinea.

La particularidad genética de la nueva especie descubierta se ha constatado, sobre todo, en la pieza dental hallada. «La muela es, sencillamente, impresionante», explica Bence Viola, otro de los autores del estudio.


Las ramas del árbol humano

 

 

- Los humanos modernos, que decienden del hombre de Cromagnon, se diferencian claramente de los neandertales, aunque llegaron a convivir con ellos e, incluso, a mezclarse.


- El hombre de Neandertal, cuyo genoma ha sido secuenciado por completo este mismo año, se extinguió hace al menos 28.000 años, pese a que su evolución había sido paralela a la de los humanos modernos y pese a su buena adaptación a las condiciones extremas, como el frío.


- El Hombre de Flores, también llamado «hobbit», fue un homínido de pequeño tamaño descubierto en Indonesia en 2003. Aún hay controversia sobre su origen.


- El hallazgo de la cueva Denisova sugiere que hubo, al menos, otra especie, nuestro cuarto remoto pariente.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Hallan nuevo tipo de homínido en Siberia
 
 

BERLÍN/LEIPZIG/NUEVA YORK [EL COMERCIO/AGENCIAS].

 

Un equipo científico del Instituto Max Planck descubrió, a partir del hueso de un dedo, que un homínido que vivió hace al menos 30 mil años en Siberia (Rusia) pertenece a una nueva especie no descrita hasta la fecha, que no guarda relación ni con el Neanderthal ni con el hombre moderno.

Asimismo, determinaron que este homínido vagó por Asia, mucho más lejos de la cueva donde se hallaron sus únicos restos conocidos.

 

Se trata de un nuevo tipo de homínido que dejó su rastro genético en los habitantes actuales de Papúa Nueva Guinea, cuyos restos fueron hallados por arqueólogos rusos en el 2008 durante excavaciones en cavernas del sur de Siberia.

Junto con un equipo internacional de investigadores, los científicos descubrieron que el hombre de Denisova, llamado así por el yacimiento, pertenecía a una hasta ahora desconocida especie de homínido.

Al parecer tiene un origen común con los neandertales, pero adoptó otro camino evolutivo, informaron los científicos en la revista “Nature”.

 

No hay pruebas suficientes para determinar si los homínidos de Denisova son una especie distinta, dijeron los investigadores.

 

PRECISIONES
Al comparar el ADN con el de las poblaciones modernas, los científicos encontraron que recorrieron Asia desde hace más de 30 mil años.

 

Al parecer, se relacionaron con los antepasados de los habitantes actuales de Melanesia (noreste de Australia).

 

No hay señal de que los homínidos de Denisova se hayan mezclado con los antepasados de las personas que ahora viven en Eurasia, lo que hizo que la conexión entre Siberia y la lejana Melanesia fuera un descubrimiento bastante sorprendente.

 

 

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

 

 

Una población humana de hace 50.000 años, descubierta en Siberia, revoluciona el estudio de la evolución

 

 

 

Molar hallado en la cueva de Denisova (sur de Siberia) perteneciente a una población asiática relacionada con los neandertales europeos. Foto: NATURE

 

No eran ni neandertales ni Homo sapiens, aunque coexistieron con ambas especies, y con los Homo sapiens incluso se aparearon.

 

Vía: LAVANGUARDIA.ES | Josep Corbella | 22 de diciembre de 2010

 

Nadie sabe aún quiénes eran. Pero se sabe quiénes no eran. No eran ni neandertales ni Homo sapiens, aunque coexistieron con ambas especies, y con los Homo sapiens incluso se aparearon.

 

Los descendientes de aquellos apareamientos se extendieron hacia el sureste por Asia y hoy día el 5% del genoma de las poblaciones de Nueva Guinea y demás islas de Melanesia desciende de ellos.

 

Sus descubridores les llaman los denisovanos, en referencia a la cueva de Denisova, en Siberia, donde se han descubierto sus restos. Los dos únicos restos encontrados hasta ahora son la última falange del meñique de una niña que murió cuando tenía entre cinco y siete años y una muela de un adulto joven: dos pequeños fragmentos de esqueleto que prometen revolucionar el estudio de la evolución humana.

 

El análisis del genoma de la falange, presentado ayer en la revista científica Nature, revela que el linaje de los denisovanos se separó del de los neandertales hace unos 640.000 años. El último ancestro común con los Homo sapiens se remonta a hace más de 800.000 años. Por lo tanto, los denisovanos estaban más estrechamente emparentados con los neandertales que con los Homo sapiens. Los investigadores proponen en Nature que “los denisovanos son un grupo hermano de los neandertales”.

 

No se ha podido establecer con precisión la antigüedad de los dos fósiles, que son demasiado pequeños para ser datados directamente, aunque los investigadores creen que tienen más de 50.000 años. Esta estimación se deriva del análisis de huesos de animales hallados junto a los fósiles.

 

En aquella época, el mundo se encontraba en plena era glaciar y los inviernos en Denisova, en el sur de Siberia, debían ser crudos. Los denisovanos, que convivían con rinocerontes y mamuts, debían abrigarse con pieles, aventura Johannes Krause, coautor de la investigación, del Instituto Max Planck de Antropología Evolutiva de Leipzig (Alemania).

 

Foto: De izquierda a derecha: Adrian Briggs, Johannes Krause, Svante Pääbo y Richard E. Green del Instituto Max Planck

 

También es posible que fueran más corpulentos que los humanos de latitudes más cálidas, ya que el aumento de tamaño corporal es una adaptación habitual a climas fríos para conservar el calor interno y aumentar la supervivencia, como se observa en osos polares (más grandes que los osos pardos), en tigres de Siberia (más grandes que los de Bengala) o en la especie humana (más altos en Escandinavia que en España).

 

Sin embargo, el tamaño corporal de los denisovanos debió depender del territorio que ocuparan, que se desconoce. El descubrimiento de que el 5% del genoma de las poblaciones de Melanesia es herencia de los denisovanos indica que “en algún momento tuvieron que estar en algún lugar donde se encontraron con los ancestros de los melanesios, y presumiblmente esto no ocurrió en el sur de Siberia”, escriben los invetigadores en Nature. Según la hipótesis que defienden, los denisovanos se extendieron por Asia de modo similar a como los neandertales se extendieron por Europa y, al igual que los neandertales, se extinguieron tras la llegada de los Homo sapiens.

 

Los investigadores se abstienen de presentar a los denisovanos como una nueva especie equiparable a los neandertales. “No hay una definición de especie que sea universalmente aplicable; prefiero no tomar una posición porque llevaría a discusiones inacabables”, ha justificado en un correo electrónico Svante Pääbo, director de la investigación, del Instituto Max Planck en Leipzig.

 

Herramienta lítica del Paleolítico Medio encontrada en la cueva de Denisova. Foto: Spiegel Online

 

Carles Lalueza, especialista en ADN antiguo del Institut de Biologia Evolutiva UPF-CSIC, que no ha participado en la investigación, coincide en que “el concepto de especie es muy resbaladizo”. La gran lección que ofrece el genoma de Denisova, según Lalueza, es que “nos enseña que el modelo que tenemos de la evolución humana es de una simplificación excesiva y que tendremos que reconsiderarlo”.

 

Este modelo, basado en el estudio de la forma de los fósiles, propone que las especies humanas han evolucionado de manera lineal, sin cruzarse unas con otras, como ramas de un árbol que se bifurcan.

 

Pero los análisis genéticos demuestran que los cruces entre especies han sido recurrentes a lo largo de la historia humana. Así, el nuevo modelo que emerge es más como una hiedra, con ramas entrelazadas, que como un árbol.

 

No es que la visión clásica de la evolución humana sea errónea, advierte Tomàs Marquès, coautor de la investigación. Pero es una visión en baja resolución, mientras que la genética permite ver en alta resolución aspectos que escapan a la paleontología. Por lo tanto, afirma, es una visión correcta a grandes rasgos e imprecisa en el detalle. Y “lo que vemos al estudiar los detalles es que la evolución humana ha sido más compleja de lo que pensábamos hasta ahora”.

 

Tomás Marquès-Bonet, Genetista del Institut de Biologia Evolutiva UPF-CSIC, único español que ha tomado parte en la investigación Foto: rtve/UPF

 

-¿Qué es tan raro en este genoma?

-Es muy extraño que, para tener entre 30.000 y 50.000 años, esté tan bien conservado. En neandertales de esta antigüedad, es habitual que solo el 1% del genoma que analizamos sea original y que el 99% restante corresponda a microbios que han contaminado la muestra, lo que dificulta y limita el trabajo. En el caso de Denisova, el 70% del genoma es original. Para los que estudiamos genomas antiguos, es una joya. Pero esta es una cuestión técnica, no es la más importante.

 -¿Cuál es la más importante?

-Que, cuando hemos analizado este genoma, no se parece a nada de lo que conocíamos. Es sorprendente en muchos aspectos.

 -¿Por ejemplo?

-Es un genoma parecido al de los neandertales, pero no es de neandertal. Es también parecido al de los Homo sapiens, pero tampoco es de Homo sapiens. Hemos visto que los humanos de Denisova, o algunos como ellos en otra región de Eurasia, se aparearon con los Homo sapiens y con los neandertales, porque estos apareamientos han dejado sus huellas en los genomas. Todo esto es muy desconcertante. Pero lo más desconcertante es que algunas regiones del genoma son muy arcaicas, más parecidas a las de un chimpancé que a las de un humano.

-¿Físicamente cómo debían ser?

-No lo sabemos, por ahora solo se han encontrado una falange y un molar. Pero algunos rasgos anatómicos también debían ser muy arcaicos, porque el molar se parece más al de los australopitecos o al de los Homo rudolfensis de hace dos millones de años que al de un humano moderno.

-Sorprende que, si eran tan distintos, no hayan definido a los humanos de Denisova como una nueva especie. ¿No tuvieron tentaciones de hacerlo?

-Tuvimos un gran debate sobre esta cuestión. ¿Debíamos definir una nueva especie o no? Algunas personas del equipo defendían que sí y otras que no. Al final, el punto de vista más prudente ha sido asumir que no podemos afirmar de manera categórica que se trate de una nueva especie.Muy probablemente lo sea, pero no podemos ser tajantes. La cuestión de fondo es que el concepto tradicional de especie ha quedado obsoleto. Ya nadie sabe muy bien qué es una especie. Es un concepto que tenemos que redefinir.

 -¿No somos Homo sapiens?

-Desde luego que lo somos. Pero ¿qué significa ser Homo sapiens? Hasta ahora definíamos una especie como una entidad reproductiva aislada. Es decir, son de la misma especie dos especímenes si pueden reproducirse y tener descendencia fértil. Y la paleontología, por su parte, define las especies prehistóricas a partir de la forma de los fósiles. Pero ahora vemos que dos especies definidas como distintas a partir de la forma de los fósiles, como neandertales y Homo sapiens, se aparearon y tuvieron descendencia fértil. Así que hay una contradicción que tendremos que resolver de algún modo.

 -¿Está obsoleto el concepto paleontológico de especie?

-Lo que está obsoleto es el criterio de aplicar únicamente la morfología para definir las especies del pasado. En los casos en que podemos aplicar la genética, nos ofrece una visión más detallada de lo que ocurrió. Y no siempre coincide con la visión que nos daba la paleontología. Esto implica que habrá que ser más prudente a la hora de definir especies.

 -¿Puede quedar obsoleto también el discurso antirracista clásico que niega la existencia de las razas a partir de la genética?

-Es cierto que la población de Melanesia comparte un 5% de su genoma con los humanos de Denisova. Y los europeos tenemos un 2,5% de nuestro genoma heredado de los neandertales. Pero en realidad estos resultados no sustentan científicamente el concepto de raza.

-¿Por qué no?

-Porque sigue habiendo más diferencias genéticas en el interior de cada población que entre poblaciones distintas. Es decir, si comparamos su genoma y el mío, encontraremos más diferencias que si se comparan el del conjunto de los europeos con el del conjunto de los africanos.

-¿Cómo explicar entonces las múltiples diferencias anatómicas entre europeos y africanos?

-Simplemente son adaptaciones locales a climas distintos que han aparecido muy recientemente en la historia de la humanidad. Pero por cada adaptación local de una población en que usted pueda pensar, yo le puedo citar diez diferencias genéticas entre personas de una misma población que no se ven a simple vista.

 

---------------------------------------------------------------------------------------------------

 

Interior de la cueva de Denisova. Foto: Spiegel Online

 

Bueno, parece que se confirman muchas cosas de las que se dijeron cuando se secuenció sólo el ADNmt de estos resto fósiles de Denisova (es muy recomendable ver el post "Científicos alemanes descubren una posible nueva especie humana"), al tiempo que se aporta alguna novedad (como que en Nueva Guinea y demás islas melanesias comparten un 5% de su genoma con los humanos de Denisova, así como que el molar hallado tiene características arcaicas, propias quizá de un Homo erectus).

 

Sobre la posibilidad de pronunciarse si estamos ante una nueva especie (cosa que ya algún medio se ha lanzado a proclamar), ya han visto ustedes que lo que se impone es la prudencia, y tanto más cuanto que, después de haberse verificado la secuenciación del genoma neandertal, y comprobarse que hubo hibridación con el Homo sapiens, el concepto de especie ha quedado muy aparcado hasta nueva definición, si es que llega.

 

En cualquier caso, el asunto de la evolución humana toma de modo serio perfiles de gran complejidad. Estamos, como ya se venía comprobando por otros ejemplos, ante una evolución muchísimo más problemática, pero también mucho más interesante, si cabe. Veremos lo que nos depara el futuro. A buen seguro habrá que reanalizar bastantes fósiles y tratar de buscar otros nuevos. Hacen falta, en definitiva, abundantes y nuevos datos.

 

 

 

 

 

 

El investigador del Instituto Max Planck, Johannes Krause, en el laboratorio analizando las muestras de Denisova. Foto: Spiegel Online

 

Otra especie humana se cruzo con los sapiens

Vía: Público.es | Nuño Domínguez | 22 de diciembre de 2010

 

Hace más de 40.000 años, en algún lugar de Asia, los humanos modernos procrearon con otro linaje de homínidos cuya existencia se ignoraba hasta hace unos meses. Como testimonio de aquellos encuentros, algunos habitantes de Melanesia –pero
no los euroasiáticos– llevan todavía un 6% de ADN de aquel grupo,
cuyos restos han sido rescatados de la cueva de Denisova, en Siberia
(Rusia).

Investigadores de seis países, incluida España, desvelan hoy en Nature parte del genoma de aquellos humanos. Su ADN se ha extraído de la diminuta falange de una niña de unos seis años a la que
sus descubridores llamaron Mujer X y de un nuevo diente de adulto desenterrado en Denisova.

Los denisovanos, como han sido bautizados por el equipo, eran un linaje “hermano” de los neandertales. Mientras estos se adueñaron de Europa
durante decenas de miles de años, sus hermanos pudieron ocupar grandes
extensiones de Asia, donde se habrían hibridado con los sapiens.“De
alguna manera viven aún en nosotros
, explica a Público Svante
Pääbo
, el experto en ADN fósil del Instituto Max Planck de Alemania
que está haciendo pedazos los dogmas clásicos de la evolución humana.
Este año, su equipo desveló que todos los humanos actuales, excepto los
africanos, llevan hasta un 4% de ADN neandertal. Ahora destapa un
nuevo linaje humano que se cruzó con las poblaciones sapiens que
salieron de África y que después ocuparían Papúa Nueva Guinea, al norte
de Australia.

“El siguiente paso es estudiar otras poblaciones porque seguramente los melanesios no sean los únicos que lleven esta herencia”, explica Tomás Marques-Bonet, genetista del Instituto de
Biología Evolutiva de Barcelona (IBE), quien ha analizado cambios en
tramos del genoma del nuevo linaje y los ha comparado con el de sus familiares más cercanos: sapiens, neandertales y chimpancés.

 

La cueva de Denisova al fondo. Foto: Spiegel Online



Mestizaje

“Neandertales, denisovanos y sapiens se diferencian en menos de un 1% de su genoma”, afirma Marques-Bonet. Esto supone un golpe de gracia al Homo sapiens
como especie pura y obliga a repensar el esquema de evolución humana.
Si la mayoría de los humanos lleva rastros de otros homínidos en cada
una de sus células, ¿pueden seguir creyéndose la especie triunfadora
que reemplazó completamente al resto?

“Va a haber mucha controversia y debate”, adelanta el genetista Carles Lalueza-Fox, que también trabaja en el IBE pero no ha participado en este estudio. Sí lo
hizo en el que aportó el genoma neandertal y en otro recién publicado
en el que el ADN antiguo explica cómo eran las familias de neandertales
que habitaron Asturias, tal vez al mismo tiempo que los denisovanos
ocupaban Siberia.

Según la teoría dominante, el Homo sapiens salió de África hace 70.000 años para conquistar el mundo y reemplazar al resto de especies humanas a su paso. Esta teoría se diluye ahora en
otra en la que los sapiens prefirieron hacer el amor
antes que la guerra a algunos de los neandertales y denisovanos que
iban encontrando. “La visión es ahora mixta”, dice Marques-Bonet. “No
hubo reemplazo total ni exterminio, sino contacto”
, apunta.

Al contrario de lo que se ha hecho durante décadas, su equipo no le ha puesto un nombre científico de especie a los denisovanos. La ciencia
clásica calificaba como especies distintas a dos seres que no pueden
tener descendencia fértil. Para los seres extintos, se usaba la forma de
sus huesos, sobre todo los cráneos. El ADN antiguo ha cambiado todo
esto y aporta una radiografía genética a partir de huesos minúsculos
que antes se hubieran guardado como inclasificables. La fiesta puede continuar. “Estoy convencido de que van a aparecer más linajes nuevos”, concluye Marques-Bonet.

 

 

----------------------------------------------------------------------------------------------

 

Una cuna en disputa entre Eurasia y África

Los expertos no se ponen de acuerdo en dónde se originó el nuevo linaje humano descrito en el estudio.

 

Para José María Bermúdez de Castro, codirector de Atapuerca, se trataría de una población originada lejos de Oriente Próximo y el este de África,
“aislada” y “que no fue sustituida por poblaciones más recientes, como
sucedió en Europa con ‘Homo antecessor’ [el hombre de Atapuerca]”.

Pero, con el genoma denisovano recién secuenciado, Svante Pääbo opina que “el escenario más simple es que el ancestro común de los denisovanos y
los neandertales dejase África y después diese lugar a poblaciones
distintas en Eurasia”.

 

 

Svante Pääbo, experto en ADN fósil del Instituto Max Planck de Alemania

 

Vía: Público.es| 23 de diciembre de 2010

 

"Estaban capacitados para hablar"

En mayo, un equipo internacional de científicos liderado por Svante Pääbo (Estocolmo, 1955), desveló que los neandertales se hibridaron con el Homo sapiens y
que los humanos actuales que viven fuera de África conservan aún hasta
un 4% de ADN neandertal. Ahora presenta a los denisovanos, un nuevo
linaje humano que se cruzó con el nuestro dejando hasta un 6% de ADN en
los habitantes de Melanesia.

¿Son los denisovanos una nueva especie?

Es una discusión puramente académica. En teoría, un oso pardo y uno polar son especies distintas y sin embargo pueden tener hijos fértiles.
Prefiero decir que los denisovanos son un grupo hermano de los
neandertales. Compartieron con ellos un ancestro hace unos 650.000 años.
Los dos y los humanos modernos tuvieron un ancestro común hace 800.000
años.

¿Cómo son los tres de diferentes genéticamente?

Son tan parecidos que ponerle un número tiene poco sentido.

¿Qué porcentaje del genoma se ha secuenciado y qué posibilidad de error hay?

Se ha secuenciado un 60% de todo el genoma. La posibilidad de que haya ADN de bacterias u otros organismos en él es de menos de un 1%.

¿Podían hablar?

Al igual que los humanos de hoy y los neandertales, los denisovanos tenían las dos variantes del gen FOX P2 necesarias para articular y emitir
sonidos.

¿Podrían recrearse en un laboratorio?

Algunos argumentan que podría usarse un genoma humano e introducir las mutaciones necesarias para intentar recrearlos. Aunque fuera posible no
sería ético. No debería hacerse.

 

 

----------------------------------------------------------------------------------------------

 

Entrevista con Juan Luis Arsuaga,  Paleontólogo de Atapuerca.

 

"Somos especies diferentes"

 

Vía: elpais.com | 23 de diciembre de 2010

 

El paleontólogo Juan Luis Arsuaga, director del Centro de Evolución y Comportamiento Humanos (UCM-ISCIII) está muy pendiente del descubrimiento de los denisovanos en Siberia ya que él está volcado en
los preneandertales de Atapuerca (Burgos).

 

Pregunta. ¿Qué aporta este trabajo sobre Denisova?

Respuesta. Es un trabajo estupendo. Es la tercera especie o tipo o forma o población humana cuyo genoma conocemos: el nuestro, el neandertal y el
denisovano. ¡Es fantástico! Hace pocos años era impensable.

 

P. ¿Qué significan en la historia evolutiva?

R. En el registro fósil tenemos Homo erectus en China, el Hombre de Pekín, de hace unos 500.000 a 700.000 años; y más recientemente, el Homo sapiens. Entre medias, hay unos fósiles chinos que no son ni lo uno ni lo otro y tienen pinta neandertal... Podrían ser las poblaciones correspondientes
al genoma de Denisova. No me sorprendería que Svante Pääbo estuviera
intentado obtener ADN de esos fósiles.

 

P. ¿Pueden ser descendientes los fósiles de Denisova con los preneandertales de Atapuerca?

R. La verdad es que si porque la separación de los neandertales y los danisovanos puede andar por los 500.000 años, la edad de los de
Atapuerca.

 

P. ¿Qué aportan los genes?

R. Es muy interesante, estamos encantados. Son estudios complementarios del estudio de los fósiles que nos aportan conocimientos de la morfología de
los seres del pasado, su desarrollo, su encefalización, su economía, su
biología social...

 

P. ¿Está claro que los neandertales fueron una especie diferente de la nuestra?

R. Ernst Mayr dijo que no importa que haya algunos intercambios de genes, siempre que no haya fusión total o parcial entre las poblaciones.
Nuestra especie no se fusionó con los neandertales, ellos desaparecieron
y nosotros estamos aquí.

 

Compartir este post
Repost0

Présenta

  • : cinabrio blog
  • : Ecología y sostenibilidad socioambiental, énfasis en conservación de ríos y ecosistemas, denuncia de impacto de megaproyectos. Todo esto es indesligable de la política y por ello esta también se observa. Ecology, social and environmental sustainability, emphasis on conservation of rivers and ecosystems, denounces impact of megaprojects. All this is inseparable from politics, for it, the politics is also evaluated.
  • Contacto

Perfil

  • Malcolm Allison H malcolm.mallison@gmail.com
  • Biólogo desde hace más de treinta años, desde la época en que aún los biólogos no eran empleados de los abogados ambientalistas. Actualmente preocupado …alarmado en realidad, por el LESIVO TRATADO DE(DES)INTEGRACIÓN ENERGÉTICA CON BRASIL
  • Biólogo desde hace más de treinta años, desde la época en que aún los biólogos no eran empleados de los abogados ambientalistas. Actualmente preocupado …alarmado en realidad, por el LESIVO TRATADO DE(DES)INTEGRACIÓN ENERGÉTICA CON BRASIL

Recherche

Liens