Overblog Seguir este blog
Administration Create my blog
10 septiembre 2015 4 10 /09 /septiembre /2015 16:49

.

 
pamuk

Una sensación extraña, de Orhan Pamuk.

Avance editorial:

A mediados de septiembre saldrá al mercado el nuevo y esperado libro del Nobel de Literatura turco Orhan Pamuk. Se titula Una sensación extraña (Literatura Random House, 2015) y arranca con el anuncio de que lo que vamos a leer es, por un lado, el relato de la vida, las aventuras y los sueños del vendedor callejero Mevlut Karatas, y por el otro un retrato de la ciudad de Estambul entre 1969 y 2012 vista a través de los ojos de numerosas personas.

Desde que a los doce años abandonara la aldea de Anatolia donde nació, Mevlut Karatas no hace más que fantasear sobre su vida. Instalado en Estambul, desde el primer momento se siente cautivado por la ciudad vieja, sometida a constantes transformaciones, y por la nueva metrópoli que se abre paso rápidamente en su lugar. Y es allí, en “el centro del mundo”, donde le veremos crecer, enamorarse y ganarse la vida como vendedor callejero de boza, una bebida tradicional turca. Pasa el tiempo y él sueña con prosperar, pero el azar parece conspirar en su contra. Y mientras todos a su alrededor logran hacer fortuna, él sigue deambulando de noche por los callejones de la ciudad, subsistiendo a base de míseros trabajillos que no conducen a nada y con esa sensación extraña que le hace sentirse diferente a los demás. Hará falta un nuevo giro del destino para que Melvut comprenda finalmente qué es lo que lleva toda la vida anhelando.

La crítica ha sido unánime con casi todos sus trabajos. De ellos se ha dicho: “la obra de Pamuk es un mosaico complejo que le ha valido para ser una de las voces más autorizadas en el panorama narrativo internacional”; “Pamuk reveló un gran talento narrativo desde el primer momento y su visión de Turquía, lejos de estereotipos, nos muestra la esencia de un país que ha forjado su identidad combinando tradición y modernidad”; “Borges, Eco o Italo Calvino son el punto de referencia de este autor que bebe de las aguas hipnóticas y duales de una ciudad permanentemente escorada entre dos orillas, Oriente y Occidente”; “Toda obra de Pamuk es una declaración de amor a su ciudad”.

Orhan Pamuk nació en Estambul en 1952. Premio Nobel de Literatura 2006, realizó estudios de arquitectura y periodismo, y ha pasado largas temporadas en Estados Unidos, en las universidades de Iowa y Columbia. Es autor de las novelas Cevdet Bey e hijos (2013), La casa del silencio (2006), El castillo blanco (2007), El libro negro (2008), La vida nueva (2009), Me llamo Rojo (2009), Nieve (2011) y El museo de la inocencia(2009), así como de los volúmenes de no ficción Estambul. Ciudad y recuerdos (2006) y La maleta de mi padre (2007) y de la colección de ensayos Otros colores (2008).

Su éxito mundial se desencadenó a partir de los elogios que John Updike dedicó a la novela El castillo blanco. Desde entonces ha obtenido numerosos reconocimientos internacionales: el premio al Mejor Libro Extranjero en Francia, el Grinzane Cavour en Italia y el premio internacional IMPAC de Irlanda, los tres por Me llamo Rojo. En 2005 recibió el Premio de la Paz de los libreros alemanes. Con la publicación de Nieve, novela por la que en 2006 fue galardonado con el Prix Médicis Étranger, Orhan Pamuk pasó a ser objetivo predilecto de los ataques de la prensa nacionalista turca. Con la obtención del Nobel de Literatura en 2006 su proyección internacional se consolidó definitivamente, y sus libros han sido traducidos a más de cuarenta idiomas.

.

Una sensación extraña.  Orhan Pamuk.  Traducción de Pablo Moreno González.  Literatura Random House, 2015.  592 páginas.  23,90 €

 

http://www.culturamas.es/blog/2015/08/10/una-sensacion-extrana-nuevo-trabajo-del-nobel-de-literatura-orhan-pamuk/

Sobre su vocación ha dicho: "Me acuerdo perfectamente del momento en que quise ser escritor. Fue una tarde de marzo o abril, en la primavera de 1973. Agarré un papel y un bolígrafo y me puse a escribir. Así fue. Recuerdo haber leído El extranjero, de Camus, y a pesar de que no influyó en mi escritura pensé que me iba a ayudar a ser escritor".1 Y sobre el momento en que abandonó arquitectura: "Yo tendría 23 años y le dije a mi familia y a mis amigos que no iba a ser el arquitecto o pintor que todos ellos querían, sino un novelista. Todos me dijeron que no lo hiciera, que yo no tenía ni idea de la vida. Creo que pensaban que iba a escribir una sola novela. Pero les dije que existían Borges y Kafka, y que ellos tampoco tenían ni idea de la vida... Las novelas, me parece, son una forma inédita de ver la vida. Solo ahora, después de todo este tiempo, confieso que cuando mi familia me dijo que yo no sabía nada de la vida, tenían razón. En ese momento no sabía nada".

https://es.wikipedia.org/wiki/Orhan_Pamuk

La posición cívica de Pamuk ante los derechos humanos, particularmente ante los problemas armenio y kurdo en Turquía, lo han convertido en un personaje que genera polémica en su patria, y mientras allí unos lo admiran otros lo consideran un traidor. El gobierno turco se ha negado a admitir que cometió un genocidio contra los armenios en 1915. La campaña de odio desatada en su contra en Turquía después de aquella entrevista lo obligó a abandonar el país por un tiempo. Ya antes, en 1995, estuvo entre el grupo de escritores juzgados por sus ensayos en los que criticaban al gobierno por su política con los kurdos.

PAMUK EN SU ESTUDIO
PAMUK EN SU ESTUDIO

.

Tras el asesinato del periodista turco-armenio Hrant Dink, ocurrido en enero de 2007, y las amenazas de muerte que recibió, Pamuk abandonó nuevamente su patria. Algunos medios turcos, como el diario Aksam, le acusaron de haber utilizado el asesinato de Dink como un pretexto para ir a Estados Unidos a ganar dinero dando conferencias en laUniversidad de Columbia. Las acusaciones fueron negadas por Fatih Altayli, director del diario Sabah, calificándolas de "chisme". Pamuk regresó a su ciudad natal en abril de ese mismo año para escribir su siguiente novela, Masumiyet Muzesi(Museo de la inocencia).4

En una entrevista concedida al semanario alemán Der Spiegel,5 al inicio de una gira de lecturas de su obra por Alemania, menciona que tras la muerte de Dink, muchos intelectuales cayeron en una depresión profunda y que para él personalmente fue un choque terrible. Por eso prefirió distanciarse de los hechos, concurriendo a las cátedras en laUniversidad de Columbia de Nueva York. La cancelación repentina de lecturas de su obra en Alemania en febrero de 2007 se debió a que, por lo reciente de los hechos, se le iba a estar cuestionando constantemente; además, las amenazas de muerte les otorgaría una relevancia que él no pensaba darles. Aseguró que aquella cancelación no se debió a que dudara de la eficacia de los cuerpos policiacos alemanes para prevenir los posibles ataques de grupos islamistas residentes en Alemania.

Sus estancias académicas en Estados Unidos han sido siempre productivas. Allí concluyó su más reciente novela (El museo de la inocencia) y en 1980 El libro negro, su primer éxito internacional. Por otro lado, aunque han existido amenazas de muerte de turcos fundamentalistas, Pamuk considera que nada ni nadie lo obligará al exilio.

El 12 de octubre de 2006 Pamuk ganó el Premio Nobel de Literatura como un escritor que, «en búsqueda del alma melancólica de su ciudad natal, ha encontrado nuevos símbolos para reflejar el choque y la interconexión de las culturas», según dice el veredicto de la Academia Sueca.6 Es el primer turco que recibe este galardón. Sus obras han sido traducidas a más de 40 idiomas.

El 28 de abril de 2012 abre sus puertas en Estambul el Museo de la Inocencia basado en su novela homónima (El museo de la inocencia, Mondadori, 2009) en el barrio de Cihangir, en Beyoglu.7

Repost 0
Published by Malcolm Allison H malcolm.mallison@gmail.com - en libros-revistas PENSADORES Y PLUMAS
Comenta este artículo
10 septiembre 2015 4 10 /09 /septiembre /2015 16:49
El lento suicidio de Rafael Chirbes

 

La vanguardia
 

En agosto hay que tratar de no ponerse enfermo, ni llamar la atención en nada. Si te duele algo debes aguantar hasta septiembre y si no te duele pero te preocupa, no tientes a la suerte de ir a urgencias para ninguna cosa que tenga que ver con tu vida: un sanatorio, un banco, unos amigos, una cocina decente. Y sobre todo, no se te ocurra morir en agosto porque tendrán que buscarte dentro de muchos años en las hemerotecas. En agosto lo único que se te permite hacer es salir a la vida, nacer, y ser un leo, arrogante, provocador y desdeñoso de los tontos de la playa. Es pena, yo soy leo y Rafael Chirbes era cáncer, gentes entusiastas pero ciclotímicas, aseguran.

.

El 15 de agosto, a los 66 años, murió Rafael Chirbes, el más notable de nuestros escritores de la generación posfranquista, por decirlo de alguna manera. Porque si es verdad que ha habido una plaga de novelistas escribiendo como obsesos tras los premios, no quedará más que él, lo digo con autoridad de brujo y de leo. En agosto las necrológicas son de circunstancias y ocurre con la literatura como con las actrices de tronío; tienes un tiempo para que se te recuerde; breve y a tenor de sus faralaes. No se reiría el muerto si pudiera leer las palabras engoladas del inane académico Muñoz Molina, que recibió el cadáver con estas inmarcesibles palabras: “Hay estupor y tristeza al enterarse en una tarde de sábado silencioso de agosto que acaba de morir Rafael Chirbes”. ¡Y olé, maestro, que la Misericordiosa se apiade de tu pluma!

Los detestaba, digan ellos lo que quieran. Esa faramalla de plumillas, trepas siempre, académicos de la lengua española estofada –cada vez más estofada y menos lengua– donde reinan herederos de aquel Juan Benet, cuando no de Ernst Jünger y sus tormentas de acero protegidas por los cañones Krupp y sus diarios sensibles de persona acostumbrada a la crueldad que él no practica pero observa. Los hispanistas alemanas, alguno que traté hacia 1969, se sorprendían que una prosa germana tan arcaica y desabrida fascinara a los paletos cosmopolitas españoles.

 

 

Rafael Chirbes fue un escritor más bien tardío. Empezó en la novela cuando se le sacudió el cuerpo, como a los grandes, y descubrió que tenía mucho que contar y una vida tan jodida que debes medirte y empujar, porque si no lo haces tú, no lo hará nadie. Primero apareció Mimoun (1988), un relato que se lee como una de esas novelas de viajeros en tierra insólita –el Marruecos vecino a Fez, donde Chirbes dio clases–. Queda al aire su sexualidad, ambivalente, y una violencia que nace de la derrota y de la rabia. Se publicó gracias a las eternas bondades de Carmen Martín Gaite y al metomentodo Pombo, que si no probablemente seguiría en un cajón de donde la sacó Herralde, el editor, que hasta le concedió el privilegio de hacer compañía a un premiado escritor todo terreno, Vicente Molina Foix, que era amigo del jurado y hombre de mundo; trataría a Stanley Kubrick. Pasó sin pena ni gloria, que yo recuerde.

Chirbes, el gran Chirbes, el hombre capaz de convertir reportajes de mierda en obras maestras de la cultura europea. Gastrónomo de la generación de Vázquez Montalbán, es decir, gentes de una cultura limitada en un campo en el que habían partido de pobres: pan y aceitunas… Fue crítico ambulante de la revista Sobremesa y alcanzó un nivel de experto. Venía de la cárcel de Carabanchel como militante antifranquista, y antes del Colegio de Huérfanos Ferroviarios de Ávila y León, grandes perolos de legumbres. Su padre se suicidó cuando él tenía cuatro años y su madre hizo de guardagujas hasta que la detuvieron.

 

¿Alguien que no militara en un partido maoísta iba a tener el sarcasmo de denominar La larga marcha (1996) a una de los escenarios más intensos de la literatura española de posguerra, comparable a su gran maestro Max Aub y con deudas evidente de Galdós, su dios tutelar?

Mejor aún en su sarcasmo, La caída de Madrid (2000). El relato estrambótico del 19 de noviembre de 1975, vísperas de la muerte del Caudillo, contemplado por el grupo de revolucionarios que al día siguiente iba a cambiar el mundo.

Las novelas de Rafael Chirbes no se vendían ni se publicitaban en España. ¡Oh, ese realismo tan falto de la agudeza que denunciaba Juan Benet, el constructor de pantanos, el que anegó hasta asfixiarla a la humilde literatura española para luego dejarla como una charca para carpas y lucios, muchos lucios! Chirbes fue el escritor español más leído en Alemania y en ediciones de muchos miles de ejemplares, gracias al talento de sus traductores y a la sensibilidad de críticos tan agudos y prepotentes como Reich-Ranicki.

Fíjense si estaría lejos ese abandono de tu propio país, que te va arrinconando hasta que mueres de asco y de acedía, que el artículo más agudo que se ha escrito nunca sobre aquel chico de la ceja y la sonrisa de chocolatina, el inefable presidente Zapatero, fue obra de Rafa Chirbes, se titulaba “En la mesa de los caníbales”, lo publicó el Frankfürter en mayo del 2010, y lo conocimos por Rafael Poch, en su web.

 .

¿Alguien que no militara en un partido maoísta, como Chirbes, el gran Chirbes, iba a tener el sarcasmo de denominar La larga marcha (1996) a una de los escenarios más intensos de la literatura española de posguerra, comparable a su gran maestro Max Aub y con deudas evidente de Galdós, su dios tutelar?

.

El Gran Chirbes llega a la novela tras ser un militante activo de un grupo maoísta, tan activo que entrará en la cárcel de Carabanchel. Por respeto a su persona no cito a algunos de sus compañeros de grupo; uno ministro de Felipe González y otra académica de la lengua, entre otras figuras. Era un tema que le sumía en una depresión profunda. El orgullo de aquella época le quedará grabado toda la vida. Un niño nacido allá por levante en el año 1949, en un pueblo sencillo de Valencia en el que todos son sospechosos de colaborar con los republicanos. ¡A tantos payasos de aquí, habría que recordarles que Valencia, esas valencias desdeñadas por ellos, fueron el último y el más digno refugio de la República!

A sus cuatro años desaparece su padre. Se suicida. Su madre ocupa el oficio de guardagujas, luego detenida. El Gran Chirbes, a falta de otra cosa que hacer con él, le envían al Colegio de Huérfanos Ferroviarios (Ávila y León). Hay variadas referencias, evidentes y brutales, en sus libros. Es la posguerra y hasta que salta a Salamanca y luego a Madrid, porque resulta un estudiante excepcional, es como un condenado hijo de rojo.

Luego la universidad. “¿Sabes, me escribió en uno de los correos impresionantes que tuve el honor de compartir, que Ricardo de la Cierva me echó de sus clases? También me echó el teniente de coronel de Caballería Moxó, que daba Historia Medieval…”. Escapó como pudo y se fue a Fez a dar clase de no sé qué y allí escribió su primera novela Mimoun. Un retrato personal de una audacia sexual y sociológica insólita para la época (1998) .

Para un maoísta, como lo había sido Rafael Chirbes, escribir La larga marcha (1996) tenía algo de provocación. Está jugando con una leyenda de la Revolución China para relatar la miseria de la España de posguerra. Cuando haga La caída de Madrid aún llegará más lejos, el mito se convierte en el relato de los jóvenes españoles formados en una universidad con profesores radicales, ante el inquietante 19 de noviembre de 1975, vísperas de la muerte del Caudillo y el final de mitos y leyendas de la izquierda radical.

Confesémoslo porque no habrá de figurar en nuestras adocenadas historias de la literatura. Chirbes no consigue ningún éxito de critica y lectores, pero en Alemania, gracias a una audaz traductora, un valiente editor y el papel mediático del crítico por excelencia Reich-Ranicki, se convierte en un auténtico acontecimiento. A partir de entonces se puede decir del escritor español Rafael Chirbes que vive de los lectores alemanes. Centenares de miles de ejemplares. Autor Primero de España, a quien casi nadie lee, y Quinto de Alemania. Como el Emperador Carlos.

Hizo un libro redondo, Crematorio (2008), y le llegó esa gloria hispana y pegajosa que te otorgan después de muchos años de desdén y ninguneo. Y se fue dejando morir. Uno enferma también de pura indignación histórica. La estupidez mata porque es contagiosa.

.

Fuente: ttp://www.caffereggio.net/2015/09/05/el-lento-suicidio-de-rafael-chirbes-de-gregorio-moran-en-la-vanguardia/

.

 

.

Novelas

  • Mimoun (1988, Anagrama). Finalista del Premio Herralde
  • En la lucha final (1991, Anagrama)
  • La buena letra (1992, Anagrama)
  • Los disparos del cazador (1994, Anagrama)
  • La larga marcha (1996, Anagrama)
  • La caída de Madrid (2000, Anagrama)
  • Los viejos amigos (2003, Anagrama)
  • Crematorio (2007, Anagrama). Premio de la Crítica de narrativa castellana (1º)
  • En la orilla (2013, Anagrama). Premio de la Crítica de narrativa castellana (2º) y Premio Nacional de Narrativa
  • París-Austerlitz (2016, Anagrama), no publicada todavía

Ensayo

  • Mediterráneos (1997, Anagrama)
  • El novelista perplejo (2002, Anagrama)
  • El viajero sedentario (2004, Anagrama)
  • Por cuenta propia (2010, Anagrama)

 

Premios literarios por sus primeras obras:

  • 1988: Finalista del Premio Herralde por su primera novela, Mimoun
  • 1999: Premio alemán SWR-Bestenliste por La larga marcha
  • 2003: Premio Cálamo al libro del año por Los viejos amigos

por Crematorio:

por En la orilla:

 

LEER MÀS

https://es.wikipedia.org/wiki/Rafael_Chirbes

Repost 0
Published by Malcolm Allison H malcolm.mallison@gmail.com - en PENSADORES Y PLUMAS libros-revistas HISTORIA
Comenta este artículo
4 septiembre 2015 5 04 /09 /septiembre /2015 21:32

 

imedina 3d

“Mamá, yo no quiero ser Gastón”, Ignacio Medina mete la cuchara en la cocina peruana

Editorial Planeta. 310 páginas Precio: 39 soles, 10 euros o 14 dólares

Carmen pequeñaPor Carmen DE CARLOSpara SudAméricaHoy (SAH)

“La reflexión sobre los caminos, los retos, los anhelos, las contradicciones, las glorias y las miserias que enmarcan los ritmos de la cocina peruana en su trayecto hacia el futuro”, es uno de los propósitos del libro de Ignacio Medina“Mamá, yo no quiero ser Gastón”.

Recién salido del horno de la editorial Planeta, el autor parte con la historia de Lucas, “un niño crecido con una idea fija en la cabeza desde bien chico: llegar a ser cocinero. Es un ave extraña en el paraíso de la gastronomía peruana, también una anomalía en un universo inundado de aspirantes a cocineros –hay quien habla de 80.000estudiantes- que aspiran mayoritariamente a vestirse de blanco para poder parecerse a su ídolo, Gastón Acurio”.

Ignacio Medina,  visitó durante “casi ocho años escuelas” de cocineros. En una de ellas conoció a “Lucas, el primer estudiante con el que hablé decidido a ser profesional porque vivía desde niño una historia de amor con la cocina. Nada más. Él no quiere tener restaurantes en todo el mundo, presentar un programa de televisión o levantar la bandera del Perú allá donde vaya. Lucas no quiere ser Gastón; sólo aspira a ser cocinero”.

“cada día está más en cuestión el proclamado dominio peruano de los fogones del continente. Con Brasil y México como potencias incuestionables, hace años que superan de largo nuestra realidad, Colombia levanta sus cocinas hacia el futuro, buscando un lugar en la élite, al tiempo que Chile empieza a desperezarse para salir poco a poco de un larguísimo letargo”.

“la gastronomía es la tercera industria del Perú y una de las grandes señas de identidad peruana. Sea real o no, una certeza o una ilusión colectiva, guste o no”.

.

El libro, una recopilación de artítuclos de opinión del autor publicados durante los últimos seis años, con algunos inéditos, analiza el escenario de “la cocina peruana”, una seña de identidad que “vive un momento crucial en el que necesita, más que nunca, de la reflexión”, asegura.

En el universal mundo de la gastronomía, el autor observa, “cada día está más en cuestión el proclamado dominio peruano de los fogones del continente. Con Brasil y México como potencias incuestionables –hace años que superan de largo nuestra realidad-, Colombia levanta sus cocinas hacia el futuro, buscando un lugar en la élite, al tiempo que Chile empieza a desperezarse para salir poco a poco de un larguísimo letargo”.

Todo lo que ha escrito sobre “Perú y sus cocinas” está recogido en este libro donde recuerda, “la gastronomía es la tercera industria del Perú y una de nuestras grandes señas de identidad. Sea real o no, una certeza o una ilusión colectiva, nos guste o no”. Dicho esto, Ignacio Medina disfruta por haber sido testigo partícipe de, “una revolución que ha prendido en todo el continente la llama de la independencia culinaria, la puesta en valor de las despensas regionales y la recuperación de las cocinas como señas de identidad colectivas. También el de la evolución y el avance de las cocinas locales, concretada a menudo en un enfrentamiento abierto de quienes las practican desde el inmovilismo”.

.

http://sudamericahoy.com/pais-peru/mama-yo-quiero-ser-gaston-ignacio-medina-mete-la-cuchara-en-la-cocina-peruana/

UNOS CIRUELILLOS EN PARACAS
.
Por Ignacio Medina (periodista gastronómico)
.
Hace tres horas que salimos al mar en el Sarita Colonia, el barco del Chino, y el asunto no marcha demasiado bien. Hasta que suben a bordo unos cuantos ciruelillos, mezclados con unos cangrejos y una decena de caracoles. Cuando los veo estoy a punto de tirarlos al agua, parecen piedras cubiertas de musgo y algún liquen. Luis, el hijo del Chino, me para la mano, toma uno y corta un extremo con el cuchillo. Lo abre, mete el pulgar y va anchando el corte hasta liberar una pieza redonda de color anaranjado vivo y brillante, con dos pequeños tubos oscuros en la parte alta. Acaba de convertir la piedra en un ser vivo y me sugiere que lo coma. Es blando y revienta cuando lo muerdo, llenándome la boca de un líquido salino y yodado. El sabor es intenso, delicado y de una elegancia sobrecogedora. También tiene una textura cremosa. Todo junto, se me antoja un intermedio entre el coral de la concha y el erizo. Mar, sal, dulzor ... Cierro los ojos mientras lo tengo en la boca y me veo viajando por el fondo del mar. De vuelta al mundo, me enfrento a la caprichosa realidad que ofrece la naturaleza una piedra que encierra un fruto mágico. Un envoltorio inquietante para un contenido vistoso y seductor. Como el segundo con unas gotas de limón y el bocado crece. El Chino me cuenta después que casi nadie lo come, aunque él los lleva de vez en cuando a casa para echarlos al puchero del sudado. La referencia me pone las orejas de punta y me llena la cabeza de fantasías. El sudado de ciruelillos se acaba de convertir en una obsesión, como esas canciones que no puedes sacarte del cerebro. Definitivamente, este bicho o lo que sea que me esté comiendo, es mucho más que una anécdota.

Llegados a este punto, se me abre un resquicio en la memoria y encuentro la referencia de un marisco chileno llamado piure. Lo recuerdo en un menú de Boragó, el restaurante de Rodolfo Guzmán en Santiago de Chile. No lo siento exactamente igual, pero el sabor resulta familiar. Algunos chilenos le dicen "ciruelo" y forma parte de esas tradiciones culinarias que algunos cocineros intentan poner en valor. Las capturas son abundantes y los mismos pescadores los abren, extraen los cuerpos y los ensartan en hilos para secarlos al sol. También preparan algunas conservas. Voy con el dato: se llama "pyura chilensis".

En Chile hay más productos tan ricos y sorprendentes como este. Tienen unas cuantas cosas que enseñarnos. Por ejemplo, a incorporarlos a nuestra cocina y abrir, aunque sólo sea un poco, el misio listado de mariscos que exhibe nuestro recetario. El Sarita Colonia me recogió bien temprano en Lagunillas y acompaño al Chino (Lucho Soto sólo en los papeles) en su jornada de pesca. Es buzo de manguera. Imposible entender el auténtico significado del término si no los viste trabajar. Hacia el final de la barca hay un viejo compresor que cuesta dios y ayuda poner en marcha. Está conectado a un tubo de goma de más de 30 metros de largo enganchado a la plomada que se ajusta el buzo a la cintura. El otro extremo está en la boca del buzo para proporcionarle oxígeno mientras pesca a mano. A veces echan pequeñas redes hasta el fondo para cercar las cabrillas. Cuando lo consiguen, pelean con los lobos marinos para ver quien se queda las que se enganchan en la red. El lobo siempre gana. Hoy eran tres y el resultado fue de 20 a 2. Otro día se lo cuento.

Repost 0
Published by Malcolm Allison H malcolm.mallison@gmail.com - en libros-revistas COSTUMBRES Perú: Ensayo y Tragedia
Comenta este artículo
15 agosto 2015 6 15 /08 /agosto /2015 18:18

 

Revista Medica Herediana - Bioequivalencia en medicamentos

Dos medicamentos son bioequivalentes si ambos alcanzan la circulación sistémica de modo similar, logrando las mismas concentraciones en la sangre, es decir que son igualmente biodisponibles y en consecuencia su eficacia y seguridad son las mismas.

 

Dos medicamentos son bioequivalentes si ambos alcanzan la circulación sistémica de modo similar, logrando las mismas concentraciones en la sangre, es decir que son igualmente biodisponibles y en consecuencia su eficacia y seguridad son las mismas. Un estudio de bioequivalencia es un ensayo clínico en voluntarios sanos, a los que se administra el medicamento genérico o el innovador de referencia, en ayunas, separados por un periodo de lavado de más de 3 veces el tiempo de vida media. Durante el estudio se toman muestras seriadas de sangre para construir una curva tiempo-concentración plasmática del principio activo, si ambas curvas se superponen existirá bioequivalencia. Esta metodología ha sido ampliamente utilizada en los países desarrollados como Estados Unidos (1), Canadá (2), Japón (3), y en la Unión Europea (4), siendo recomendada por la OMS (5).

Los estudios de bioequivalencia permiten afirmar que un medicamento genérico es intercambiable con el producto innovador (5). El innovador es aquel que salió primero al mercado y que recibió la autorización de comercialización por la demostración de eficacia y seguridad en base a ensayos clínicos.

Al otorgar una patente a un medicamento innovador se le permite una exclusividad en el mercado por 20 años. Cuando la patente ha expirado, diversas compañías que elaboran productos genéricos pueden empezar a producir medicamentos con el mismo principio activo, a este tipo de medicamento se conoce como medicamento de múltiples fuentes (genérico o llamados también "similares").

Pero hay situaciones en la cuales no se exige formalmente la bioequivalencia (6); esto se da por ejemplo si la aplicación es por vía intravenosa, ya que al no haber disolución ni absorción, la biodisponibilidad es la misma; en esta circunstancia el medicamento genérico se comporta de modo similar al innovador. Se reconoce que no se debe exigir pruebas de bioequivalencia, cuando se traten de soluciones acuosas de uso parenteral, soluciones orales exentas de excipientes conocidos que modifiquen los parámetros farmacocinéticos, gases inhalatorios, medicamentos tópicos de uso no sistémico y cuya absorción no represente riesgo, medicamentos para inhalación en solución acuosa, y medicamentos para inhalación en suspensión y cuyo tamaño de partícula sea demostradamente igual al del innovador. Esto significa que estos tipos de medicamentos no requieren de pruebas de bioequivalencia.

El conocimiento de las características de la disolución acuosa y de la absorción intestinal de los fármacos que tienen forma farmacéutica sólida oral de liberación inmediata, se utiliza como base para un Sistema de Clasificación Biofarmaceutica (7), que permite agrupar a los principios activos en 4 clases: la Clase I de alta solubilidad y alta permeabilidad, la Clase II de baja solubilidad y alta permeabilidad, la Clase III de alta solubilidad y baja permeabilidad, y la Clase IV de baja solubilidad y baja permeabilidad. A partir de ésta clasificación, se establece que en algunos medicamentos, la bioequivalencia convencional, pueda ser remplazada por la bioequivalencia in vitro, permitiendo una exención de la necesidad de bioequivalencia in vivo, que requiere realizarse en humanos.

Los estudios de bioequivalencia in vitro están constituidos por estudios comparativos de perfiles de disolución, en donde se determina la cantidad o porcentaje del principio activo disuelto en función del tiempo bajo condiciones controladas y validadas. Para productos farmacéuticos altamente solubles, y altamente permeables, la bioequivalencia in vitro (estudios de disolución) es apropiada y considerada como criterio necesario y suficiente para comparar el medicamento innovador y el de fuentes múltiples. El uso de estas técnicas ha permitido no exigir bioequivalencia in vivo para un número importante de medicamentos (8).

El 27 de febrero de 1985 en Estados Unidos de Norteamérica se venció la patente de Valium®, que era el medicamento innovador, el propietario de la patente, Hoffmann-La Roche; dos semanas antes presentó un pedido para no admitir productos genéricos, ya que según su opinión los métodos utilizados no garantizaban la equivalencia (9). Sin embargo, el pedido fue desestimado y para setiembre de ese año, la FDA había concedido 3 autorizaciones para genéricos (10).

Para las tabletas de diazepam al inicio se realizaba bioequivalencia in vivo (11). Sin embargo, ahora, la FDA considera tributario de bioequivalencia in vitro (12). En el fascículo anterior de la Revista Médica Herediana se publicó un artículo sobre bioequivalencia de tabletas de Diazepam de 10 mg (13), el resultado muestra que el genérico que se compró en la farmacia del MINSA es similar al innovador, mas no el que se compró en una botica particular. El estudio muestra la necesidad de contar con los estudios de bioequivalencia, como sostén de la intercambiabilidad de estos medicamentos.

La implementación de esta exigencia para la obtención de la autorización sanitaria para la venta, no estaba contemplada en la legislación anterior; sin embargo, con la aprobación de la Ley 29459 Ley de los productos farmacéuticos, dispositivos médicos y productos sanitarios y la nueva reglamentación, gradualmente se implementará, teniendo en cuenta el Riesgo sanitario de los medicamentos según la propuesta en la directiva de equivalencia terapéutica de la Dirección General de Medicamentos Insumos y Drogas (14).

 

http://www.scielo.org.pe/scielo.php?pid=S1018-130X2012000400001&script=sci_arttext

WWW.SCIELO.ORG.PE

 

famed.revista.medica@oficinas-upch.pe

.

La Revista Médica Herediana es una publicación científica periódica, dedicada a la difusión de resultados de investigaciones biomédicas y de Salud Pública; además, publica revisiones de temas, casos clínicos y otros contribuyendo con la educación continua de los profesionales de las ciencias de la salud.

Bioequivalencia en medicamentos // Revista Medica Herediana -

.

https://es.wikipedia.org/wiki/Bioequivalencia

Bioequivalencia es un término utilizado en farmacocinética para evaluar comparativamente la equivalencia terapéutica in vivo entre dos formulaciones de un medicamento que contiene el mismo principio activo o fármaco. Para que dos medicamentos sean bioequivalentes deben ser equivalentes farmacéuticos (igual dosis y forma farmacéutica) y su biodisponibilidad, en magnitud y velocidad, debe ser similar en tal grado que sus efectos, en términos de eficacia y seguridad, serán esencialmente los mismos.


La FDA (Food and Drug Administration) ha definido la bioequivalencia como “la ausencia de una diferencia significativa en la velocidad y cantidad a la que el principio activo o la fracción activa en equivalentes farmacéuticos o alternativas farmacéuticas se hace disponible en el sitio de acción del fármaco cuando es administrado a la misma dosis molar en condiciones similares y en un estudio diseñado adecuadamente.

Repost 0
Published by Malcolm Allison H malcolm.mallison@gmail.com - en libros-revistas Medicina humana y salud
Comenta este artículo
14 agosto 2015 5 14 /08 /agosto /2015 23:07
En la Ilíada y la Odisea encontramos, nosotros los lectores, el reflejo de nuestra propia experiencia. En estas obras no sólo leemos de forma literal las historias que están contadas: leemos también el texto transformado en metáforas de historias que nos son propias, en símbolos de nuestros temores y deseos
En la Ilíada y la Odisea encontramos, nosotros los lectores, el reflejo de nuestra propia experiencia. En estas obras no sólo leemos de forma literal las historias que están contadas: leemos también el texto transformado en metáforas de historias que nos son propias, en símbolos de nuestros temores y deseos

.

La ‘Ilíada’, la guerra de todos nosotros


Guillermo Altares 14 Ago 2015 -

El dios Zeus ideó una estrategia para ayudar a los troyanos: enviar un falso sueño de victoria al caudillo griego Agamenón, que además acababa de tener un enfrentamiento con el héroe Aquiles. “Pensó que aquel mismo día iba a apoderarse de la ciudad de Príamo, / nada sabía el muy necio todo lo que Zeus tenía previsto hacer”, escribe Homero.

No hay nada tan destructivo, tan letal, como la confianza ciega en su propio triunfo, la creencia absoluta en la victoria. Esa es una de las muchas historias universales que contiene la Ilíada. Nunca sabremos con seguridad cuándo y cómo se compuso —los expertos prefieren el verbo “componer” a “escribir” porque no está claro el papel que tuvo la escritura en su creación—.

Sobre su autor, Homero, que la tradición describe a Homero como un bardo ciego, existen más dudas que certezas. Sin embargo, allí siguen sus relatos, anclados más que nunca en la memoria viva de nuestra cultura.

Como escribió Gore Vidal en sus memorias: “Al igual que las diferentes capas de Troya, donde en algún profundo lugar están todas esas ciudades amontonadas sobre otras ciudades, uno espera encontrarse con Aquiles y su amado Patroclo y con toda esa fuerza con la que dio comienzo nuestro mundo”.

Ahora que Grecia lleva años enfrentándose a sueños de victoria, Homero está presente en las librerías españolas con una oleada de novedades. En los últimos tiempos se han publicado tres libros sobre su obra —El mundo de Homero (Crítica), de John Freely; El eterno viaje. Cómo vivir con Homero (Ariel), de Adam Nicolson, y La guerra que mató a Aquiles. La verdadera historia de la ‘Ilíada’ (Acantilado), de Caroline Alexander—, además de una historia del mundo en el que surgieron esos relatos, la Grecia clásica, Héroes que miran a los ojos de los dioses (Edaf), del helenista Óscar Martínez García, autor de la última traducción al castellano de la Ilíada (Alianza Editorial, 2010). “Como en todos los libros que llamamos clásicos, en la Ilíada y la Odisea encontramos, nosotros los lectores, el reflejo de nuestra propia experiencia. En estas obras no sólo leemos de forma literal las historias que están contadas: leemos también el texto transformado en metáforas de historias que nos son propias, en símbolos de nuestros temores y deseos”, explica Alberto Manguel, que publicó hace algunos años El legado de Homero (Debate).

.

Cromolitografías de 1890 sobre varias escenas de la guerra de Troya, tanto las relatadas por Homero como las basadas en relatos legendarios. / LEEMAGE
Cromolitografías de 1890 sobre varias escenas de la guerra de Troya, tanto las relatadas por Homero como las basadas en relatos legendarios. / LEEMAGE

.

Preguntado sobre la recalcitrante actualidad de Homero, Adam Nicolson responde desde su domicilio en Inglaterra: “Tal vez la coincidencia de tantas obras se deba a que estamos viviendo un periodo violento y difícil de nuestra propia historia”. Este autor de grandes libros de viajes y aventuras, cuyo ensayo es a la vez un recorrido vital y literario por Homero, prosigue: “La Ilíada nos cuenta lo que le ocurre a la gente cuando se enfrenta a una realidad brutal. En un mundo caótico, muy inseguro, Homero nos proporciona unos fundamentos muy profundos, es una fuente de conocimiento. Para mí, la gran virtud de su visión es que nos señala que este es el mundo real, el lugar en el que todo ocurre, a diferencia de la tradición cristiana donde la fuerza de la vida parece estar en otro lado. Lo que viene a decirnos Homero es que no se puede dejar la felicidad para más tarde y eso es muy formativo si entra en nuestra mente”.

.

Homero, hoy

El mundo de Homero. John Freely. Traducción de Teófilo de Lozoya y Joan Rabasseda. Crítica. Barcelona, 2015. 376 páginas. 22,90 euros.

El eterno viaje. Cómo vivir con Homero. Adam Nicolson. Traducción de Gemma Deza Guil. Ariel. Barcelona, 2015. 432 páginas. 19,90 euros.

La guerra que mató a Aquiles. La verdadera historia de la ‘Ilíada’. Caroline Alexander. Traducción de José Manuel Álvarez-Flórez. Acantilado. Barcelona, 2015. 352 páginas. 27 euros.

Héroes que miran a los ojos de los dioses.Óscar Martínez García. Edaf. Madrid, 2015. 327 páginas. 25 euros.

.

La fuerza de la Ilíada es tan grande que alguno de los pasajes más famosos de aquella epopeya, como el talón de Aquiles o el Caballo de Troya, ni siquiera aparecen en sus páginas; sino que pertenecen a otras versiones y relatos de aquel conflicto, como la Eneida, de Virgilio, la relectura romana del mito. En sus 15.693 versos, este poema épico relata un episodio de apenas dos semanas del largo asedio de Troya, que enfrenta a diferentes caudillos guerreros griegos con los troyanos. Transcurre en el noveno año de un conflicto que se prolongará uno más, y que es relatado en decenas de poemas e historias que circulaban de padres a hijos.

Homero no oculta que los soldados griegos están deseando volver a casa. Un regreso que, como demuestran las desventuras de Ulises en la Odisea, no será nada fácil. Con los dioses interviniendo constantemente a favor de uno y otro bando, el centro de la narración se encuentra en el enfrentamiento entre dos héroes, el griego Aquiles y el troyano Héctor, después de que este último haya abatido en combate a Patroclo, el gran amigo del griego. La narración acaba con uno de los momentos más emotivos de la literatura universal, cuando Príamo, el padre de Héctor, viaja hasta el campamento griego para convencer a Aquiles de que le entregue el cadáver de su hijo.

.

Cromolitografías de 1890 sobre varias escenas de la guerra de Troya, tanto las relatadas por Homero como las basadas en relatos legendarios. / LEEMAGE
Cromolitografías de 1890 sobre varias escenas de la guerra de Troya, tanto las relatadas por Homero como las basadas en relatos legendarios. / LEEMAGE

.

“Una de las cosas más emocionantes de Homero es que es capaz de captar un sentimiento nuevo de la humanidad que estaba surgiendo en ese momento: la compasión por el derrotado”, asegura Óscar Martínez. “Nunca trata a los troyanos como enemigos, sino como seres humanos. Eso ocurre en el encuentro entre Aquiles y Príamo. En la Odisea se captura la palabra nostalgia por primera vez, cuando Ulises en la isla de Calipso dice que siente el dolor del regreso. Cómo no va a hablar de nostalgia un poema que nos describe la historia de un pueblo que se había tenido que desperdigar por todo el Mediterráneo”.

Freely, experto en el Imperio Otomano y autor de libros de viajes, que enseña en la Universidad Bogazici de Estambul, trata de buscar en su libro lo que hay detrás de la Ilíada y la Odisea, lo que la arqueología y la historia pueden aportar a nuestro conocimiento de Homero, pero también la obsesión de muchos estudiosos por encontrar restos que nos lleven hasta ese mundo de héroes y dioses. Homero canta desde el siglo VIII antes de Cristo a unos acontecimientos que transcurrieron en el siglo XIII aunque, como explica Óscar Martínez, “su musa es la de la épica, no de la historia”. Sin embargo, sí refleja un momento crucial del mundo griego: su renacimiento después de la Edad Oscura cuando, por motivos que se desconocen, la civilización micénica se hundió en apenas unas décadas y la cultura helénica desapareció durante cuatro siglos hasta que resurgió para convertirse en el principio de todo nuestro mundo. En cierta medida, Homero simboliza la victoria de la poesía y la literatura sobre el desastre y la decadencia.

.

Caroline Alexander: “Homero describe la guerra de forma sincera y precisa”

 

La escritora Caroline Alexander.

El libro de Caroline Alexander (Florida, 1956) es un profundo estudio de la Ilíada pero, sobre todo, de lo que esta epopeya nos enseña sobre cualquier guerra. Ha colaborado como periodista con numerosos medios, como The New Yorker o National Geographic y es autora de una recreación del desastroso viaje de Ernest Schackleton a la Antártida, Atrapados en el hielo. La guerra que mató a Aquiles. La verdadera historia de la ‘Ilíada’ nos sumerge en un mundo salvaje y violento, en el que no hay gloria en morir en combate. Pero, sobre todo, demuestra hasta qué punto Homero está cerca de nosotros.
PREGUNTA. En su libro asegura que Homero es nuestro contemporáneo porque trata asuntos tan cercanos como la rebelión ante un dirigente incompetente o la crueldad de la guerra. ¿Por eso seguimos leyéndolo?
RESPUESTA. Creo que la razón por la que leemos la Ilíada generación tras generación, y el motivo por el que esta historia está tan viva para nosotros tantos siglos después, es porque describe la guerra de una forma sincera y precisa. No es una evocación sentimental o poética de la guerra, sino una caracterización de la guerra tomada de la historia y la experiencia. Los hechos básicos de una guerra, sin importar el tiempo y el lugar, no han cambiado; por eso nos importan todavía los personajes de Homero, sus palabras, sus destinos y sus historias. Homero es un gran poeta no porque utilice un lenguaje poético, sino porque describe de forma certera y auténtica la experiencia de la guerra. Y nos reconocemos en ella.
P. Homero nos muestra que no hay nada peor para un ejército que un sueño de victoria, que creerse invencible. ¿Sigue siendo así?
R. En el canto segundo de la Ilíada, Zeus baraja todas las posibilidades para destruir al ejército griego. Podría enviar una plaga, golpearle con rayos, pero la mejor forma es enviar a su comandante en jefe un sueño ilusorio de victoria. Creo que es imposible leer esa escena sin pensar en el presidente estadounidense George W. Bush y su sueño de victoria de invadir Irak. Creo que las ilusiones de los dirigentes en tiempos de conflicto representan un hecho indeleble de las guerras.
P. Usted escribe que Homero se empeña en mostrar que no hay nada glorioso en las muertes en las guerras y que trata de identificar a cada víctima del combate. ¿Es la Ilíada un libro contra la guerra?
R. Creo que la Ilíada nos muestra que un guerrero puede alcanzar la gloria falleciendo en un conflicto, pero también deja muy claro que la gloria no compensa la pérdida de una vida. Homero refleja la muerte de cada uno de los participantes en la batalla como algo terrible, triste, trágico. De tal forma que guerreros desconocidos, cuyos nombres sabemos pero no mucho más, los héroes que ganan y los héroes que pierden, todos sufren a causa de la guerra. Como civiles, una de las escenas más famosas y más bellas de la Ilíada es cuando Héctor se despide de Andrómaca y de su hijo pequeño. Es cuando Homero nos muestra que la guerra afecta a cada vida que toca. No creo que podamos decir que la Ilíada sea pro o antiguerra, creo que la épica es mucho más sutil: Homero considera que la guerra forma parte de la vida humana de la misma forma que la muerte. Nunca desaparecerá y eso es lo que esta triste historia nos muestra.
P. ¿Sabemos algo con seguridad sobre el autor y la historia de la composición de la Ilíada y la Odisea?
R. No podemos dar nada por seguro. Tenemos buenas razones, basándonos en la lingüística, para estimar que fue un poeta que trabajó en torno al 700/730 [antes de Cristo] en una región que es hoy el oeste de Turquía. El hecho de que un poeta ciego cante la guerra de Troya en la Odisea ha llevado a muchos a pensar, desde la Antigüedad, que puede tratarse de algún tipo de autorretrato.
P. ¿Cuál es su personaje favorito de Homero? ¿Y su escena favorita?
R. Me resultar muy difícil señalar un personaje favorito. Me gusta mucho la caracterización de Sarpedón, que no es un personaje principal como Aquiles o Héctor, pero está magníficamente retratado. Dependiendo del momento, elegiría a cualquier personaje ¡menos a Agamenón! En cambio, mi escena favorita es el momento de la embajada en el canto noveno, cuando los griegos visitan a Aquiles para rogarle que regrese a la batalla y le ofrecen presentes muy valiosos. Les deja de piedra cuando les dice que su vida es mucho más valiosa que cualquier regalo. Ese es el mensaje central de la Ilíada y es especialmente significativo que sea un gran guerrero el que lo transmite.
P. Al final de su libro asegura que la Ilíada es un poema sobre la guerra, que concluye que no hay ninguna recompensa para el héroe que muere en el campo de batalla. Sin embargo, parece que la humanidad no ha entendido todavía ese mensaje.
R. Un soldado moderno puede leer la Ilíada y descubrir, punto por punto, una descripción de su propia experiencia. Creo que su grandeza está en que demuestra que la tragedia de cualquier guerra —la ineptitud de los mandos, la pérdida de vidas, el dolor— nunca cambia. G. A.

.

Themistocles and a Human Sacrifice before Battle of Salamis. Themistocles and a Human Sacrifice before Battle of Salamis.

LEER MÀS

TEMISTOCLES: EL WINSTON CHURCHILL DE TERMÒPILAS

.

.

11 MAYO 2015

 

File:Athenian black-figure pottery amphora, Apollo and Leto standing with a palm tree and a deer personifications of Apollo and his sister Artemis, Ashmolean Museum (8401776050).jpg

Athenian black-figure pottery amphora, Apollo and Leto standing with a palm tree and a deer: personifications of Apollo and his sister Artemis, Ashmolean Museum

Ánfora ateniense de figurillas en negro: Apolo y su madre Leto de pie con una palmera y un ciervo, personificaciones de Apolo y su hermana Artemisa, Ashmolean Museum

 

 

Nacimiento de Artemisa y Apolo

El lascivo Zeus había intentado violar a la hermana de Leto, Asteria, que se había escapado transformándose en codorniz, arrojándose al mar y convirtiéndose en la isla flotante Ortigia.8

Hera , la celosa diosa pareja de Zeus, su pretendida legítima esposa y Reina de los Dioses,  persiguió a Leto y logró que nadie la acogiera salvo la isla Ortigia, que estaba desierta. Trató Hera de impedir el nacimiento prohibiendo a su hija Ilitía, diosa de los partos, que la atendiera. Cuando ya tenía Leto un retraso de 9 días, conmovieron sus dolores a los dioses, que hicieron que naciera primero Artemisa para ayudar a su madre en el alumbramiento de Apolo.

La isla Ortigia quedó fijada al fondo con 4 columnas, y cambió su nombre por el de Delos, que significa brillante (por Apolo, dios de la luz).

La serpiente Pitón, hija de Gea, persiguió a Leto para matarla, puesto que su destino era que moriría a causa del parto, pero no lo consiguió y cuatro días después de nacer, Apolo mató a la serpiente con sus flechas.

 

LEER MÀS

http://cinabrio.over-blog.es/2015/05/apolo-defiende-a-su-madre-de-las-iras-de-hera.html

.

6 ABRIL 2015

'El complejo de Telémaco. Padres e hijos tras el ocaso del progenitor' del psicoanalista Massimo Recalcati, muestra la caída de la autoridad paterna como un fenómeno esencial de nuestra cultura contemporánea, tanto en su sentido simbólico (el padre como la encarnación de la ley) como en la configuración de las relaciones familiares: los padres jugamos un rol amistoso y cómplice en lugar de autoritario.
El complejo de Telémaco, nos explica el autor, supone un giro de 180° respecto al freudiano de Edipo (el padre es un rival, un obstáculo en el camino). El riesgo de Telémaco es la melancolía, la nostalgia por el padre glorioso, el rey de Ítaca, el héroe de Troya.

 

LEER MÀS

http://cinabrio.over-blog.es/2015/04/el-complejo-de-telemaco-y-la-fugaz-y-declinante-figura-paterna-psicoanalista-massimo-recalcati.html

 

 

 

Repost 0
Published by Malcolm Allison H malcolm.mallison@gmail.com - en PSICOLOGÍA LEYENDAS libros-revistas HISTORIA COSTUMBRES
Comenta este artículo
10 agosto 2015 1 10 /08 /agosto /2015 21:09

Just six corporations control the flow of scientific information, a new study in Canada reveals. Since the 1970’s scientific journals have been controlled by the same few companies. 

.

 

El flujo de la ciencia en la era moderna es controlada en gran parte por sólo seis grupos editoriales corporativos desde la década de 1970. Un reciente estudio revela que esta consolidación masiva en el poder de la publicación mundial, sesga en gran medida el progreso científico. Además, cuestiona el valor añadido real de las mismas en la actual era digital.

Un reciente estudio realizado por investigadores de la Universidad de Montreal (Canadá) revela que las seis mayores editoriales de investigación del mundo (ACS, Reed-Elsevier, Springer, Wiley-Blackwell, Taylor & Francis, y Sage) han tomado el control de las publicaciones mundiales de artículos académicos desde la década de 1970. Así, muestra cómo multitud de pequeñas editoriales han sido absorbidas por este 'oligopolio editorial' y la situación de numerosos grupos de investigación académicos que se han endeudado por los intereses del mismo, informa el portal Waking Times.

Para ello, los investigadores analizaron todos los artículos científicos indexados en la web de la base de datos publicados entre los años 1973 y 2013 y el perfil e historial de las fusiones y adquisiciones de las compañías editoriales.

.

¿Dónde hay un mayor control?

"Mirando más de cerca las diversas disciplinas de investigación, hemos observado que algunas de las mismas han escapado al control de las grandes editoriales", sostiene Vicente Larivière, autor principal de la investigación. Así, los campos más controlados por esta oligarquía académica incluyen los relacionados con la química, la psicología y las ciencias sociales, estando la investigación biomédica, la física y las humanidades influidos en un grado mucho menor.

Según el estudio, esto sugiere que ciertas disciplinas se han vuelto más corruptas que otras, ya que han sido absorbidas por el 'pliegue' de publicación corporativa. El contenido, aunque a menudo sesgado, es altamente rentable para estas grandes editoriales que no sólo no tienen que pagar por los artículos que publican, sino que cuentan con márgenes de beneficio del 40%.

.

Publicar en una de las revistas de las 'seis grandes' no agrega valor

No existe una diferencia clara en cuanto al alcance de un artículo publicado en una revista corporativa de las seis grandes editoriales ni en la cantidad de citas que se realizan del mismo. "Nuestro estudio demuestra que no hay un aumento claro en términos de citas después de cambiar de un editor pequeño a otro grande", afirma Larivière.

"Si bien es cierto que los editores históricamente han desempeñado un papel vital en la difusión del conocimiento científico en la era de la impresión, es cuestionable si siguen siendo necesarios en la era digital actual", sentencia.

.

¿Primavera académica?

La investigación destaca que la comunidad científica ha comenzado a protestar contra las agresivas prácticas de las principales editoriales, citando como ejemplo la campaña "El costo del conocimiento", iniciada en 2012, que anima a los investigadores a boicotear a Elsevier, dejando de participar en calidad de autores, editores y revisores de sus revistas. A esta acción, posteriormente conocida como la 'primavera académica', se unieron también reconocidas universidades mundiales.

"Siempre y cuando la publicación en revistas de alto factor de impacto sea un requisito para que los investigadores obtengan posiciones, financiación en la investigación y reconocimiento de sus pares, los principales editores comerciales mantendrán su posición en el sistema de publicación académica", indica Larivière.

.

Academic-Oligarchy

 

 

 

.

Nearly All Scientific Papers Controlled By Same Six ...

yournewswire.com/nearly-all-scientific-papers-contr...

20 jul. 2015 - August 9, 2015 in News: Pope Francis Calls For Ban On Nuclear ... Researchers looked at scientific literature published between 1973 – 2013 and found that companies ACS, Reed Elsevier, Sage, Taylor & Francis, Springer, Wiley-Blackwell ... What this suggests is that, over time, certain disciplines have ...

Sources:

http://www.nouvelles.umontreal.ca

http://journals.plos.org

Repost 0
Published by Malcolm Allison H malcolm.mallison@gmail.com - en libros-revistas MEGANEGOCIOS Y MEGAPROYECTOS GOBIERNO GLOBAL CORPORATIVO
Comenta este artículo
10 agosto 2015 1 10 /08 /agosto /2015 17:45

 

 

El profesor Kenneth L Feder apareció en el episodio "Is It Real" de la serie de TV "Antiguos astronautas" (Ancient Astronauts) en National Geographic Channel y varios episodios de la serie "Horizon" de documentales de la BBC discutiendo sobre la Atlántida y Caral. En 2004, habló en el Congreso Mundial de Escépticos en Italia (World Skeptics Congress - Italy). Él es también un miembro del Comité para la Investigación Escéptica (CSI Committee for Skeptical Inquiry), una organización internacional que promueve la investigación científica. .

El libro de Feder "Frauds, Myths, and Mysteries: Science and Pseudoscience in Archaeology" (1990), intenta explorar varios  malentendidos y mitos arqueológicos mediante la comparación de los fenómenos que de otro modo podrían parecer inexplicables, con los acontecimientos y eventos similares que son científicamente documentados. Gordon Stein, que escribe para The Skeptical Inquirer, dijo del análisis de Feder, "Aunque algunos de los mitos y misterios (por ejemplo, el del hombre de Piltdown) han sido cubiertos por muchos autores anteriores, pocos han tratado de utilizar las herramientas de la arqueología científica moderna, para mostrar qué probabilidad hay en contra de la tan reclamada autenticidad". Feder descubre zonas a menudo no examinadas críticamente en la literatura popular. El trabajo de Feder se utiliza como libro de texto en una serie de cursos de grado y se encuentra en su séptima edición.


En abril de 2001 Feder fue consultado por un productor que estaba preparando un documental sobre la Atlántida para ABC, coincidiendo con el lanzamiento de la empresa Disney en red, de la película animada "Atlantis: The Lost Empire" (Atlántida: El Imperio Perdido), y que estaba buscando un reputado antropólogo universitario para que opinara de la conexión histórica y cultural entre la Atlántida y las civilizaciones nativas del antiguo Nuevo Mundo. Feder emitió una crítica en que afirmó que la producciòn de Disney era "un programa de televisión recreacional presentado para que parezca un documental de ciencia. Al final, Feder no contribuyó al documental resultante, Voyage to Atlantis: The Lost Empire, que salió al aire el 10 de junio de 2001

 

Al discutir de la pirámide bosnia con Steven Novella, Kenneth L Feder declaró que el asunto no tiene sentido, que la pretendida Pirámide de Visočica es una formación natural. "Todo es cuestión de evidencia física ... las antiguas pirámides no se auto-construyen." Feder afirmó que los pseudoarqueòlogos carecen del entrenamiento para hacer una evaluación profesional de los artefactos que  pueden encontrar. 

El libro de Kenneth L Feder, Enciclopedia de Arqueología Dudosa ("Encyclopedia of Dubious Archaeology" - 2010) aborda mitos populares, tratando de proporcionar fácil comprensiòn de por qué algunas imprecisiones se perpetúan. En este libro, Feder también intenta delinear las diferencias entre los hallazgos que son cuestionables y los "fraudes absolutos".  

 

 

------------------------------

 

.

Feder appeared in the episode on ancient astronauts in the National Geographic Channel's Is It Real? and several episodes of the BBCdocumentary series Horizon discussing Atlantis and Caral. In 2004, he spoke at the World Skeptics Congress in Italy.[3] He is also a fellow of the Committee for Skeptical Inquiry (CSI), an international organization which promotes scientific inquiry.[10]

Feder's 1990 book Frauds, Myths, and Mysteries: Science and Pseudoscience in Archaeology attempts to explore various archaeological myths and misunderstandings by comparing phenomena that might otherwise appear unexplainable to similar occurrences and events that are scientifically documented.[4] Gordon Stein, writing for The Skeptical Inquirer, said of Feder's analysis, "While some of these (e.g.,Piltdown Man) have been covered by many previous authors, few have tried to use the tools of modern scientific archaeology to show why probability is greatly against the authenticity of the particular claim," going on to state that Feder uncovers areas "not often examined critically in the popular literature."[11] Feder's work is used as a textbook in a number of undergraduate courses[12] and is currently in its seventh edition.

In April 2001 Feder was consulted by a producer who was putting together a documentary about Atlantis for ABC, to follow the release of the network's parent company, Disney's, animated feature Atlantis: The Lost Empire that same year, and who was "looking for a reputable university anthropologist who was of the opinion that there is [a] historical and cultural connection between Atlantis and the native civilizations of the ancient New World."[5][13] Feder issued criticism of the documentary, which he stated was "packaging a television program to look like a science documentary that [...] amounted to an infomercial for a cartoon."[5][13] In the end, Feder did not contribute to the resulting documentary, Voyage to Atlantis: The Lost Empire, which aired June 10, 2001.[13][14]

Discussing the Bosnian pyramid with Steven Novella, Feder stated that it does not make sense that Visočica is anything other than a natural formation. "It's all about physical evidence... ancient pyramids don't build themselves." Feder claimed that pseudoarchelogists lack the training to do a professional job evaluating items they may find.[15]

Feder's book Encyclopedia of Dubious Archaeology addresses popular myths, by attempting to provide easily understood explanations for why some inaccuracies are perpetuated.[16] In his book, Feder also attempts to delineate the differences between findings that are questionable from "outright frauds."[16]

Repost 0
Published by Malcolm Allison H malcolm.mallison@gmail.com - en libros-revistas archaelogy PENSADORES Y PLUMAS
Comenta este artículo
5 agosto 2015 3 05 /08 /agosto /2015 18:32

 Jordi Bilbeny, historiador, que publica 'La sardana i la religió de les bruixes' 

 

 

Los orígenes catalanes de Santa Teresa, Cervantes y Colón, según el investigador Jordi Bilbeny

 

NÚRIA BONET ICART. 13.08.2013

Jordi Bilbeny (Arenys de Mar, 1961) es licenciado en Filología Catalana, escritor e investigador. Defiende que el Quijote fue escrito por un valenciano en catalán. Bilbeny se desvincula de cualquier polémica política y defiende el rigor científico y la investigación. Suyas son también las investigaciones que apuntan que Cristóbal Colón era catalán y que salió del puerto de Palos, en el Empordà (Pals, Girona).

Invita a debatir y reflexionar acerca de la Historia y a indagar en los documentos que refutan las teorías hasta ahora aprendidas y desarrolladas. "Hay que analizar los textos históricos y artísticos. Hay que leer y opinar", insiste.

.

¿Cervantes escribió el Quijote?

Sabemos por muchas fuentes que había traducciones sistemáticas concertadas por el Estado. Cervantes lo escribió, pero en catalán. Él era catalán. A los autores de los siglos XVI y XVII les obligaron a traducir su obra al castellano, por una obligación del Rey. Sabemos por muchas fuentes que había traducciones sistemáticas concertadas por el Estado. Casualmente las ediciones catalanas originales desaparecieron. Cervantes lo dice bien claro: "Nos han prohibido la lengua pero no la pluma".

.

¿A qué lengua se refiere?

Está claro. Vamos por partes. Entonces, ¿usted defiende que Cervantes era catalán? En un principio ya sostuve que Cervantes era en realidad Servent. Estaba vinculado a la familia Servent de Xixona (Alicante). Como describe Cervantes, en esta familia había tres hermanos que fueron a la guerra de Flandes, a la de Italia y a la del norte de África. Desde la conquista de Valencia estuvieron en la Cancelleria Reial (organismo administrativo de la Corona de Aragón). Otra coincidencia más: Cervantes ocupó cargos de tesorero en las provincias de las Indias y los Servent fueron tesoreros desde los siglos XIII y XIV. Cervantes tenía que proceder de la nobleza, dado su conocimiento y uso del lenguaje tuvo contacto con el mundo notarial y la familia Servent tuvo notarios, mercaderes, cónsules,

... Cervantes demuestra un gran conocimiento de la Historia. No puede ser un analfabeto como lo describió Unamuno. Históricamente se ha dicho que Cervantes era de Castilla... Se ha dicho que era natural de Granada, después de la Villa de Madrid, de Alcalá de Henares,... De la misma manera que con Colón, cada biógrafo le atribuye un origen distinto. ¡No puede ser! Cervantes ya era un escritor mundialmente famoso, traducido a diversas lenguas. No puede ser que personas tan famosas no sepamos de dónde proceden ni esté documentado. Además, en aquella época, para poder editar una obra, miraban la biografía con lupa, por si fuera contrario al Rey, o un judío converso, etc.

.

  

 

Entonces, ¿qué ha pasado?

Cervantes dice "Yo soy el comúnmente llamado Miguel de Cervantes". En el diccionario lo pone bien claro: comúnmente llamado quiere decir de común acuerdo. En aquella época era habitual el cambio de nombre e incluso de autoría de las traducciones. Estudios de Alberto Blecua o de Francisco Rico apuntan también a una adaptación de la obra original. Tanto es así que Rico dice que es mejor que no aparezca el original, porque la obra que nos ha llegado ha pasado por el trabajo de censores, editores y traductores. Todo el mundo dice que Cervantes no tiene ni idea de castellano. Estudios del siglo XIX ya lo dicen. Después se ha atribuido diversos puntos de origen a Cervantes. Puede ser de 1.500 lugares de Castilla y no pasa nada, dijeron de él que no era castellano sino leonés. Pero catalán, ¡no puede ser! ¿Usted dice que la acción del Quijote también se situa en Xixona? Cuando me puse a investigar no imaginaba nada de todo estoLa primera parte del Quijote se sitúa en Xixona. Se mencionan ríos, cascadas, el barranco de Les Batanes, la Cueva de Montesinos (cueva de Montesa). Todos los nombres están traducidos. Pinta al Quijote como un chalado que se cura de su locura en Barcelona y dice que Cataluña es la realidad. Argumenta, también, que Cervantes dice que Tirant lo Blanc, de Joanot Martorell, es la mejor obra de la historia.

.

¿Es una casualidad que mencione como el mejor libro el Tirant?

Los referentes literarios son cosas emocionales. Además, describe la realidad con una ironía y un tono humorístico muy fino, dicen que un "humor catalán". Cervantes dice que su ídolo político, el personaje que él más admira es el bandolero catalán Perot Rocaguinarda, el que fuera el mayor terrorista de la monarquía hispánica. Vendría a ser como si Pérez Reverte dijera que a quién más admira es a Otegi... no tendría mucho sentido.

.

La traducción al castellano, ¿quién la hizo?

La hacían los censores. Cervantes dice "me lo han traducido", "yo en lugar de ser padre soy padrastro"... Lo dice repetidamente, se queja de los censores y traductores.

.

¿Y esto lo atribuye a una voluntad política o bien a una falta de conocimiento?

En Cataluña hubo grandes artistas y escritores pero se adulteró la Historia con unas leyes hechas a medidaHay una clara voluntad política. Una voluntad real. Por aquel entonces ya hubo escritores que alertaban que por culpa de las leyes se  perdían las joyas catalanas. Esto está escrito en libros del siglo XVI. No sólo le pasó a Cervantes. Yo estaba convencido de que Cervantes, Colón, Santa Teresa, la Celestina y el Lazarillo de Tormes eran castellanos. Cuando me puse a investigar no imaginaba nada de todo esto.

.

¿Tampoco Santa Teresa escribió en castellano? ¿No era de Ávila?

Existe documentación que confirma que Santa Teresa fue Teresa Enríquez de Cardona, abadesa del monasterio de Pedralbes de Barcelona. En breve se publicarán estudios que demuestran esta teoría que, sin profundizar, puede parecer una astracanada. Pero es muy serio. En Cataluña hubo grandes artistas y escritores pero se adulteró la Historia con unas leyes hechas a medida. Se reconoce el Tirant y después... ¿no hubo nada? ¿no hubo más escritores? No puede ser. Lo mismo sucede con el descubrimiento de América. ¿Justo cuando se descubre América, la potencia naval catalana desaparece? ¿Y Castilla la crea de la  nada? ¿De un día para otro? No tiene sentido. Con  los cuadros renacentistas pasa lo mismo: se puede esconder el autor pero no el paisaje que representan y ahora se está demostrando que se trata de autores que nacieron y trabajaron en Cataluña y no en la Italia que formaba parte de la Corona de Aragón.

.

Entonces, ¿cree que se trata de una campaña orquestada?

Yo hablo de un historicidio o genocidio cultural. Todos nos habíamos quedado con el tópico acerca del siglo XVI. Y es normal, nuestros profesores procedían de universidades franquistas hasta hace bien poco. Ahora podemos consultar documentos e investigar. Cuando me piden pruebas... puedo presentarles más de seis horas de información recopilada. Pero este debate no ha entrado en el ámbito académico... Hay que incorporar una perspectiva fría, serena y argumentada, ¡esto no tiene nada que ver con el nacionalismo!Es tan gordo que no se tiene en consideración. Atacan mi ideología, mi forma de vestir, mi sexualidad,... ámbitos referidos a mi persona. Si el debate es éste, quiere decir que nuestros argumentos están ganando: no hay debate. Deberían decir si estos documentos son auténticos o no, por ejemplo. Estamos de acuerdo en que Cervantes era un castellano que no sabía escribir el subjuntivo. Claro, es que usaba la forma catalana. Cervantes incorpora también calcos de palabras catalanas y usa la ortografía catalana, por eso se han detectado faltas que eran errores gravísimos de traducción. Hay que incorporar una perspectiva fría, serena y argumentada, ¡esto no tiene nada que ver con el nacionalismo! Recientemente, un experto lingüista mexicano ha impartido un curso sobre Cervantes y concluía que por todo lo ya dicho Cervantes no tenía ni idea de castellano.

.

¿Pero por qué no se debate en el ámbito académico?

No puede entrar en el ámbito académico porque si el Quijote fue escrito en catalán tienen que abandonar todos ellos. Si la Celestina pasa en Valencia y Santa Teresa era abadesa de Pedralbes... Así, concluye que el debate no se ha llevado a cabo esencialmente por cuestiones políticas.

.

Vista la situación actual, con un acalorado debate soberanista, ¿debemos deducir que no se tendrá en cuenta el material aportado en sus investigaciones?

Existen pruebas. Se trata de una contrastación empírica de datos. Cuanta más información haya, después el ciudadano se lo puede creer o no. Es importante que se informe a la gente. Es indudable que estamos en un momento político muy intenso. En el siglo XVI, las instituciones catalanas chocaban continuamente con la Administración española. Es un momento muy parecido que ahora podemos comprender bien.

.

¿Se siente como si encabezara una cruzada para defender la lengua catalana?

No me siento como si estuviera ante una cruzada, sólo hago mi trabajo. Analizar textos históricos, artísticos. Simplemente leo y opino. Todos podemos leer lo que queramos.

Ver más en: http://www.20minutos.es/noticia/1894569/0/entrevista-jordi-bilbeny/cervantes-era-catalan/escribio-quijote-catalan/#xtor=AD-15&xts=467263

 

La pretensión del independentismo catalán de reclamar la catalanidad de personajes históricos como Cristóbal Colón (Joan Colom), Miguel de Cervantes (Joan Miquel Servent),Hernán Cortés (Ferran Cortès), fray Bartolomé de las Casas (Bartomeu Casaus) y Santa Teresa de Jesús, ha sido parcialmente aceptada por el Estado español, que a través de un dictamen de la Real Academia de Genealogía y Heráldica ha manifestado su posición favorable a declarar que Santa Teresa de Jesús (Ávila, 1515 – Alba de Tormes, 1582) nació en Sant Sadurní d’Anoia, adoraba la butifarra y fue abadesa de Pedralbes si, y sólo si, en el mismo lote se declara la profunda catalanidad del presunto cantante, ex directivo de la SGAE y supuesto Rey del Pollo Frito José Ramón Julio Márquez Martínez, alias “Ramoncín” (Madrid, 1955).

Es cierto que perdemos a Teresa de Ávila, la gran mística del siglo XVI, cumbre de la vida espiritual de la Iglesia y fundadora de las carmelitas descalzas, pero si conseguimos quitarnos a Ramoncín, compensa; y con creces“, ha declarado un portavoz de la Academia mientras se secaba las lágrimas de felicidad que le corrían, jaraneras y alegres, por las mejillas.

La Generalitat de Cataluña no ha tardado en reaccionar y a través de Jordi Bilbeny, director de investigaciones del Institut Nova História (INH) que estos días celebra su II Congreso Internacional y que reclama la catalanidad de personajes como Juan Sebastián Elcano (Joan Caçinera del Canós), Gonzalo Fernández de Córdoba (Joan Ramon Folc de Cardona) y Mickey Mouse(Miquel Ratoli) ha asegurado que “No, Ramoncín, nooooooooooo, cabrons, fills de puta, buaaaaaaaaaaaah, snif, burp, perdón, se ma’escapao…”. 

http://lagallina.es/2015/08/04/espana-aceptara-que-santa-teresa-de-avila-sea-catalana-si-tambien-se-quedan-con-ramoncin/

 

Repost 0
Published by Malcolm Allison H malcolm.mallison@gmail.com - en PENSADORES Y PLUMAS LEYENDAS libros-revistas HISTORIA
Comenta este artículo
10 junio 2015 3 10 /06 /junio /2015 21:58

Catarina Ferreira et al. “The evolution of peer review as a basis for scientific publication: directional selection towards a robust discipline?” Biological Reviews 2015,

 

La revisión de los estudios científicos en revistas es subjetiva y de calidad variable

En el ámbito de las publicaciones científicas, el proceso conocido como ‘revisión por pares’ consiste en la evaluación de manuscritos –que se envían a revistas científicas para su publicación– por dos o más revisores independientes cualificados, que son normalmente expertos en el tema.

10 junio 2015 . agencia sinc

Catarina Ferreira, investigadora de la Universidad de Trent (Canadá), del Instituto de Investigación en Recursos Cinegéticos y del CIBIO-UP de Portugal, lidera un estudio en el que se revisa la historia de este proceso de revisión. En el trabajo, publicado en Biological Reviews, Ferreira destaca la resistencia de esta técnica a los cambios en las prácticas de publicación, lo que ha agudizado las vulnerabilidades de este sistema.

 

“Actualmente las principales debilidades están relacionadas con tres aspectos: el carácter voluntario de la revisión por pares, ya que los ‘pares’ solo participan en el proceso si lo desean; la disparidad de criterios o guías de revisión producidas por las revistas científicas; y una falta de reconocimiento tangible de los revisores por el servicio prestado a la comunidad científica. Todo esto hace que el proceso de revisión por pares sea lento, altamente subjetivo y, como resultado, que la calidad de las revisiones sea muy variable”, declara a Sinc la investigadora.

Esto supone un grave problema no solo para la comunidad científica, sino también para las revistas que en los últimos años han reconocido abiertamente la dificultad creciente para asegurar la participación de científicos como revisores –en ecología la tasa de no aceptación para revisar artículos es del 49%– y obtener exámenes de alta calidad.

“Algunos casos de fraude científico y de retracciones de artículos –añade Ferreira– están aumentando, y son el reflejo de un escrutinio poco eficaz que tiene por base una revisión por pares débil”.

.

En las 38 revistas cientìficas analizadas quedó patente la disparidad de maneras en las que estas publicaciones instruyen a sus revisores sobre la examinación por pares, desde la completa ausencia de directrices y criterios poco claros, hasta sistemas más formales con formularios y criterios definidos.

“Ninguna de las medidas propuestas hasta ahora tiene el potencial de resolver los problemas a largo plazo, porque son parciales y poco holísticos. En nuestra opinión, un proceso de revisión por pares, contemporáneo, dadas las necesidades actuales de la comunidad científica, debería estar centralizado en una plataforma –independiente de las revistas, CUYOS INTERESES SON SOBRE TODO ECONÒMICOS– con criterios y directrices de revisión claros, ajustados por campo científico”, subraya la destacada investigadora Catarina Ferreira.

Los pasos para publicar en una revista científica

En el caso concreto de este estudio, todos los autores –biólogos de formación– se centraron en el campo de ecología y evolución. Entre los centenares de revistas científicas que se publican en estos campos eligieron contactar con las 38 revistas consideradas las ‘top’, tal y como aparecen clasificadas por el rango producido por el Google Scholar Metric.

“Lo hicimos de este modo simplemente porque asumimos que las revistas que tienen un ‘tráfico’ de artículos recibidos superior también poseen una mayor presión para mejorar el sistema de revisión por pares”, argumenta la experta. De las 38 revistas seleccionadas sobre ecología y evolución, la revisión por pares se definió como “no consistente” en todas ellas y los científicos aseguran que es algo transversal a prácticamente todos los campos científicos.

“La definición de una revisión por pares ‘ideal’ es algo complejo y actualmente incluso las revistas que tienen los sistemas más organizados se debaten con revisiones débiles, lo cual pone en evidencia que estandarizar criterios y directrices de revisión no resuelve del todo las debilidades del sistema”, añade la investigadora.

¿Cómo mejorar este sistema?

Existen algunas medidas que se han sugerido como potenciales mitigadoras de las debilidades como, por ejemplo, la privatización de la revisión por pares y que la participación sea obligatoria.

“Aplicar factores de corrección al denominado índice-h –el número más elevado de artículos que un autor ha publicado y citado al menos el mismo número de veces–, pagar honorarios a los revisores u ofrecerles regalías (como descuentos en las tasas de suscripción o notas de agradecimiento) son algunas de las propuestas. Por otro lado, algunas editoras están haciendo esfuerzos por armonizar los criterios de revisión entre ellas, como el British Ecological Society, y existen algunas guías de revisión, aunque estas no tienen criterios consensuados sobre qué es lo más relevante”, enfatiza Ferreira.

En las 38 revistas analizadas quedó patente la disparidad de maneras en las que estas publicaciones instruyen a sus revisores sobre la revisión por pares, desde la completa ausencia de directrices y criterios poco claros, hasta sistemas más formales con formularios y criterios definidos.

“Ninguna de las medidas propuestas hasta ahora tiene el potencial de resolver los problemas a largo plazo, porque son parciales y poco holísticas. En nuestra opinión, un proceso de revisión por pares contemporáneo con las necesidades actuales de la comunidad científica debería estar centralizado en una plataforma –independiente de las revistas, cuyos intereses son sobre todo económicos– con criterios y directrices de revisión claros, ajustados por campo científico”, concluye la investigadora.

También proponen que esta centralización esté liderada por científicos, ya que así se facilitaría la estandarización del proceso y se incrementaría la transparencia y fiabilidad del mismo.

Referencia bibliográfica:

Catarina Ferreira et al. “The evolution of peer review as a basis for scientific publication: directional selection towards a robust discipline?” Biological Reviews 2015, doi: 10.1111/brv.12185.

Repost 0
Published by Malcolm Allison H malcolm.mallison@gmail.com - en libros-revistas Ciencias Innovación Tecnología
Comenta este artículo
1 junio 2015 1 01 /06 /junio /2015 19:47
 
“La digestión es la cuestión” o los encantos del intestino
 

 La digestión es la cuestión es el título en español del libro de Giulia Enders, una joven estudiante alemana de Medicina que sólo en su país ha vendido casi un millón y medio de ejemplares, sin contar las innumerables traducciones.

Convencida de que nuestro intestino era un poco la oveja negra de nuestros órganos, sobre todo comparado a otros como el corazón o el cerebro, Giulia Enders se lanzó el desafío de escribir este libro de un rigor científico notable y al mismo tiempo con un gran sentido del humor.

Giulia Enders desarrolla aspectos poco conocidos sobre el tema como el hecho de que muchos especialistas han comparado al sistema digestivo con "un segundo cerebro". El libro destaca también, ilustrado con los alegres dibujos de la hermana de la autora, el papel fundamental de las bacterias.

Entrevistados: Giulia Enders, autora de La digestión es la cuestión, y Dr. Ramón Angós Musgo, especialista en Digestivo de la Clínica Universidad de Navarra.

.

Human Liver

.

.

.

“La digestión es la cuestión”, dice Giulia Enders tras vender ...

 

Giulia Enders es una joven médica germana que acaba de publicar “La digestión es la cuestión” (editorial Urano), obra que ha vendido 1.300.000 ejemplares en Alemania y que ha merecido generosos reportajes en revistas del prestigio de “Der Spiegel” o “The Times”. En cuanto a “The Guardian”, ha publicado un artículo, casi tan divertido como el propio libro de Enders, donde se señala, con evidente flema británica, que el antropólogo estadounidense Alan Dundes ya sugirió en su estudio sobre los cuentos populares que el pueblo alemán siente una rara atracción por el “elemento anal-erótico”, conclusión que han desacreditado estudios posteriores, pero que el éxito del libro de Enders vuelve a situar en un primer plano.

.

 

Pero… vayamos con el libro. La tesis de Enders, que en la actualidad investiga su tesis doctoral en el Instituto de Microbiología e Higiene Hospitalaria de Francfort, es que la oveja negra de los órganos, el intestino, guarda una estrecha relación con el sobrepeso, las alergias y las depresiones. O dicho de otro modo: si aspiramos a sentirnos bien, deberíamos cuidar nuestro intestino (aproximadamente, el 80% del sistema inmunitario se aloja allí), entre otras cosas, porque mantiene línea directa con el cerebro.

 

Al respecto, Enders, que es muy simpática, ganó en 2012 el primer premio del Festival Science Slam, tras realizar una presentación que acabó conviriténdose un gran éxito en “You Tube”, hasta el punto de haber sido vista por más de 724.000 personas. Aunque no entiendas el idioma alemán, si haces click aquí te harás una buena idea de algunas ideas claves que aborda “La digestión es la cuestión” (no te pierdas los dibujos de la propia Enders).

Y sí, en verdad, el libro es divertido, tal vez no excesivamente profundo, pero sí didáctico y entretenido. Veamos un extracto:

“Seguramente los pensamientos de los esfínteres no optarían precisamente a un Premio Nobel, pero, a fin de cuentas, abordan cuestiones fundamentales para la humanidad: ¿qué importancia concedemos a nuestro mundo interior y qué compromisos asumimos para entendernos con el mundo exterior? Uno reprime, cueste lo que cueste, el pedo más molesto hasta que regresa a casa atormentado por el dolor de tripa, mientras que el otro, en la fiesta familiar de la abuela, deja que le tiren del dedo meñique y entonces suelta un sonoro pedo como si de un espectáculo de magia se tratara. A largo plazo, quizá el mejor compromiso se sitúe en un lugar a medio camino entre ambos extremos”.

Otro trozo más, para que compruebes que el libro es, en verdad, divertido:

“Desde tiempos inmemoriales, ´ponerse en cuclillas´, es nuestra posición natural para evacuar: el moderno negocio de los inodoros de pedestal surgió con el desarrollo de las tazas de váter para interiores a finales del siglo XVIII. El “siempre seremos cavernícolas” a menudo resulta una interpretación un tanto problemática entre los médicos. ¿Quién se atreve a decir que la posición en cuclillas relaja el músculo mucho mejor y hace que la vía de evacuación sea en línea recta? Por este motivo, investigadores japoneses hicieron que voluntarios ingirieran sustancias luminosas y les radiografiaron mientras hacían sus necesidades en diferentes posiciones. Primer resultado: es cierto, en la posición en cuclillas el intestino se muestra recto, lo que permite evacuar todo en el acto. Segundo resultado: las personas colaboradoras están dispuestas a ingerir sustancias luminosas en pro de la investigación y, además, dejan que las radiografíen mientras evacuan. Personalmente, opino que ambos hechos resultan bastante impactantes”.

Un tercer extracto, el último, para presentar definitivamente a Enders:

“Los humanos hemos comido probióticos desde siempre. Sin ellos, no estaríamos aquí. Así pudieron comprobarlo algunos sudamericanos que se llevaron a sus mujeres embarazadas al Polo Sur para que dieran la luz ahí. Con ello, pretendían ejercer los derechos legales sobre las reservas de petróleo del lugar que legalmente corresponden a los “nativos”. El resultado fue que los bebés morían, como muy tarde, en el viaje de vuelta. El Polo Sur es tan frío y libre de gérmenes que los bebés se vieron privados de las bacterias necesarias para vivir. Las condiciones de temperatura normales y los gérmenes en el mismo viaje de vuelta acabaron con los pequeños”.

Total, que aprovechando que Guilia Enders vino hace unos días a España a promocionar su libro, “Comer o no comer” no quiso perderse la ocasión de trasladar a esta joven médica las malolientes preguntas a las que ya tiene acostumbrados a sus sufridos lectores...

.

Guilia, después de los oscuros callejones por los que has tenido que transitar para escribir tu libro, ¿crees que tendríamos que modificar en algo la proporción de macronutrientes que aconsejan los nutricionistas, es decir, más de un 50% de hidratos de carbono, menos de un 20% proteínas y menos de un 30% de grasa?

Particularmente estoy en contra de recomendar porcentajes estrictos que ignoren la realidad de cada persona. En lugar de obsesionarse con estos grandes números la gente debería de guiarse más por su interior, por los mensajes que recibe a diario de su cuerpo. Considero importante que los científicos no se limiten a decir “esto es así, así y así”, sino que se esfuercen en explicar porqué las cosas son como son. Únicamente entendiendo lo que se nos quiere transmitir, podemos aplicarnos las enseñanzas de los científicos. Por ejemplo, las personas que tienen obesidad metabolizan los hidratos de carbono de forma diferente a las que tienen un peso normal. Quiero con esto decir que no siempre un mismo mensaje sirve para todo el mundo. Visto así, las personas que presentan algo de obesidad deberían tomar menos hidratos de carbono que las que tienen un peso normal, así que todo depende.

En la página 216 de su libro, Enders señala que “en estudios con personas con sobrepeso se ha demostrado que, en conjunto, impera en la flora intestinal una diversidad menor y que predominan grupos de bacterias que, sobre todo, metabolizan hidratos de carbono. No obstante, para padecer sobrepeso de verdad deben de darse muchos más factores”, matiza.

 

En función de lo que has investigado sobre la macrobiota y la microbiota, y aunque sólo sea desde un punto de vista “estrictamente intestinal”, ¿deberíamos de comer, en general, de manera un poco diferente pensando en las bacterias?

Insisto: en lugar de referirnos a unos porcentajes en concreto, cada uno debería de indagar por sí mismo qué tipo de alimentos le sientan bien, qué tipo de hidratos de carbono le hacen sentirse animado o cansado y qué tipo de grasas le hacen tener una mejor predisposición…

 

¿Qué opinas de las teorías pseudocientíficas de Hiromi Shinya, el autor de “La enzima prodigiosa”?

No creo conocer a Hiromi Shinya. ¿Es un libro que dice que hay que comer enzimas para tener una mejor digestión? (Giulia teclea en su tableta el nombre de Shinya y luego se queda observando el título de sus libros en alemán). No, no conozco a este señor, lo siento, no me suena de nada.

 

Me congratula que no conozcas “la enzima prodigiosa”. En España ha sido un auténtico best seller, aunque en nuestra web no le hicimos una reseña lo que se dice elogiosa... Por cierto, últimamente también ha saltado a la fama un autodenominado experto que afirma poder diagnosticar la enfermedad celíaca por la forma de la barbilla. ¿Qué piensas como médica de esta nueva técnica de diagnóstico?

No quiero ser malvada ni tampoco desacreditar a nadie, pero considero muy improbable que alguien pueda diagnosticar la enfermedad celíaca por la forma que pueda tener la barbilla de una persona.

 

¿Hay algunos alimentos con nombres y apellidos que beneficien a las bacterias que nos son más favorables y que estén infravalorados?

Más que un alimento en sí, lo que me parece más sorprendente es que el estado del alimento, frío o caliente, sea tan relevante. Por ejemplo, la patata fría o el arroz frío, al cristalizar los hidratos, provocan que el hígado no pueda procesarlos y deformarlos y que se vayan directamente al intestino. Hay gente que después de alguna conferencia que he pronunciado me ha confesado haber probado algunas de las teorías que recojo en mi libro y que afirma haber conseguido muy buenos resultados. Además del yogurt, hay muchos alimentos interesantes para las bacterias, como el ajo, la achicoria, el pan integral, los plátanos verdes, las ciruelas o los espárragos.

En la página 290 de “La digestión es la cuestión”, Enders explica que la prebiótica trata de promover las bacterias buenas a través de la ingesta de determinados alimentos para que tengan así más poder contra las bacterias dañinas. En este sentido, los prebióticos son fibras alimentarias que solo pueden ser ingeridas por las bacterias beneficiosas. El azúcar común, por ejemplo, no es un prebiótico, porque también le gusta a las bacterias de la carne. En cambio, las bacterias dañinas no pueden, o apenas pueden, aprovechar los prebióticos y, por lo tanto, no pueden fabricar nada dañino con ellas. El hecho de que los occidentales consumamos tan poca fibra alimentaria (de los 30 gramos que deberíamos comer al día, solo llegamos a consumir la mitad) aviva la rivalidad en el intestino entre las bacterias dañinas y las beneficiosas. No es tan difícil decantar la balanza a nuestro favor –explica Enders en la página 294–. La mayoría tenemos algún plato prebiótico preferido que comeríamos sin problemas más a menudo. Mi abuela tiene siempre ensalada de patatas en la nevera, mi padre prepara una magnífica ensalada de endivias con mandarinas (consejo: lavar brevemente las endivias con agua caliente: hace que pierdan amargor sin que dejen de estar crujientes) y a mi hermana le encantan los espárragos o el salsifí negro con una fina salsa de nata (…) Actualmente sabemos que también les gustan las liliáceas, no sólo el puerro o el espárrago, sino también las cebollas y el ajo (…) El almidón resistente se forma, por ejemplo, cuando se cuece arroz o patatas e, inmediatamente, se pone a enfriar. De este modo, cristaliza el almidón y se hace más resistente a la digestión. De la “robusta” ensalada de patatas o del frío arroz para sushi llega más alimento ileso para los microbios. Quién no tenga aún ningún plato prebiótico preferido, debería probar algunos. Si comemos estos platos de manera regular, podremos constatar un divertido fenómeno: de vez en cuando experimentaremos una auténtica hambre canina por esta comida”.

 

Y al contrario: ¿qué alimentos estimulan las malas bacterias intestinales?

Ciertas grasas influyen negativamente en las bacterias y también, sobre todo, comer carne en exceso. Lo que pasa, y esto es realmente importante, es que hacemos demasiado poco de lo bueno. Esto es más importante, finalmente, que tomar alimentos que tienen mala fama porque al azúcar, por ejemplo, ya lo digiere nuestro cuerpo. Hay que comer más bacterias buenas. Si quieres, puedo poner un ejemplo. Dado que solo ingerimos un 50% de la cantidad de fibra que deberíamos de ingerir, nuestro intestino, que tiene tres partes, al no comer la cantidad de fibra que necesita, utiliza ya esa cantidad en el primer tracto, con lo que la fibra no llega a las otras dos partes del intestino, por lo que las bacterias tienen que dar buena cuenta de la carne. Es decir, como comemos poca fibra, la poca cantidad que comemos se queda en la primera parte del intestino. En cambio, los restos de la carne sí que llegan a la segunda y tercera parte del intestino, algo muy desaconsejable porque acaba provocando putrefacción, aumentando en el último tramo del intestino el riesgo de padecer cáncer.

 

En España, cuando éramos pequeños, se nos decía que después de comer había que esperar dos horas antes de bañarse en el mar o en la piscina. ¿Este consejo tiene algún sentido o es imposible determinar un tiempo estándar para hacer la digestión?

Para hacer la digestión necesitamos mucha sangre, que se concentra en el estómago. Se trata de no hacer un sobreesfuerzo añadido. Esa es la razón por la que nos sentimos cansados después de comer. En cuanto a si hay un tiempo estipulado y concreto para hacer la digestión, pues todo depende de lo que se haya comido. Lo que es muy importante decir es que hay personas que digieren los alimentos muy rápido y otras muy lento, por lo que, para no entrar en casos particulares, se acostumbra a decir que a la comida le cuesta salir del estómago unas dos horas, que viene a ser lo que le cuesta llegar al intestino delgado. Pero, claro, al final todo depende del alimento que hayamos ingerido. Es posible tomarse un gran trozo de tarta y sentirse cansado o haber comido verdura y notarse ligero. Depende.

 

Afirmas –y leo de tu libro– que “la higiene en un intestino nos la podemos imaginar como algo parecido a la higiene en un bosque. Ni el más ambicioso profesional de la limpieza probaría allí con una fregona. Un bosque está limpio cuando en él domina un equilibrio de plantas beneficiosas”. Me imagino, entonces, que considerarás ridículas las llamadas “dietas detox” y la idea de que un batido de lechuga, manzana y espinacas frescas puede arrastrar por el torrente sanguíneo el rastro dejado por las hamburguesas, los nuggets, el alcohol y, en general, la mal llamada “comida basura”…

Lo importante es no creer que hay un zumo en concreto que soluciona todo lo malo que comemos. Hay un hecho que las personas preocupadas por este tema deberían tomar en consideración: cada dos semanas todas las células de nuestro intestino se renuevan, lo que viene a ser como decir que cada 15 días tenemos un intestino nuevo... Si durante dos semanas una persona come bien y sano ya tiene una completa depuración, sin necesidad de fiarlo todo a un batido verde. Quiero decir con esto que nuestro cuerpo ya se encarga por sí solo de depurarnos, pero, bueno, si alguien se quiere tomar un batido verde pues es posible que el cuerpo lo haga igualmente, pero de mejor humor… (Enders ríe mientras contesta; de hecho, ríe casi en cada respuesta)

 

¿Desde un punto de vista, de nuevo, “intestinal” qué sería lo mejor, pues, para “depurarse” y “purificarse”? ¿Responder a la urgencia de defecar cuando esta se produzca?

Efectivamente. Lo que es realmente básico es comer regularmente, a ser posible a las mismas horas, elegir alimentos saludables y escuchar a nuestro interior, preguntándonos: ¿cómo me encuentro después de comer esto? ¿me siento bien? ¿tengo retortijones? ¿flatulencia? ¿me noto pesada? Todo esto acaba por estar relacionado con la forma con la que damos de comer a nuestras propias bacterias. También, cada vez que vamos al lavabo a orinar y defecar estamos “depurando” al organismo, de la misma manera que cada vez que contenemos el impulso de hacerlo, estamos entrenando al cuerpo en la dirección contraria a la que nos conviene.

 

De la misma manera que se dice que los individuos de latitudes frías extraen más energía de los alimentos que los que habitan en climas más cálidos…¿se podría decir también que en verano se extrae menos energía de los alimentos que en invierno dado que la macrobiota se adapta a las condiciones ambientales? Así pues, ¿en verano se engorda algo menos comiendo lo mismo?

Desconocía que en las zonas más frías se aprovechase más la energía de la comida que en los países más cálidos. Yo únicamente puedo decir dos cosas sobre este tema. La primera es que en invierno la flora intestinal es diferente que en verano (a modo de curiosidad, cuando no se conocían las bacterias, explica Enders, se pensaba que eran plantas y de ahí el nombre de “flora”…) La segunda cosa es que antiguamente en cada país había una cultura del yogurt propia, por ejemplo en España. Sin embargo, ahora todo procede de una misma fábrica y estas diferencias han desaparecido. Pero sí, en España hace años los yogures se elaboraban a temperaturas más cálidas que en Alemania, por lo que las bacterias eran también diferentes.

 

Bien, Giulia, estamos acabando la entrevista. Antes de despedirnos, quiero agradecerte que hayas atendido a “Comer o no comer” en este viaje relámpago: muchas gracias en nombre de nuestros lectores. Por cierto, aprovecho para decirte que hay trozos de tu libro que me han resultado muy divertidos.

Gracias (en esta ocasión responde en castellano).

 

Por cierto, ¿has notado algún olor extraño en nuestro país?

¡Ah! El agua huele muy diferente. Huele a cloro, pero es un olor que me resulta muy familar porque cuando era más joven solía venir con mis padres a pasar las vacaciones en Torremolinos (Málaga). ¡Pero la comida huele muy bien!

 

Los españoles también huelen bien, ¿no?, eso lo doy por supuesto…

¡Sí, sí, claro!

“La digestión es la cuestión”, dice Giulia Enders tras vender ...

comeronocomer.es/entrevistas-mitologicas/la-digestion-es-la-cuestion-dic...

15 may. 2015 - La digestión es la cuestión”, dice Giulia Enders tras vender casi un millón y medio de libros en Alemania con este mantra. Publicado: Vie ...

.

Woman suffering from bowel problems

 

Follow Did you know that toilets are causing major issues for our bowels? According to author Giulia Enders, who is an expert in bowel movements, we should ditch the throne and squat down to defecate instead. Giulia's debut book, which translates as “Charming Bowels,” has sold 200,000 copies in her native Germany. People are gripped by her descriptions -and diagrams - of how we should actually be pooing! Various studies have been carried out showing that we can simply poo more efficiently if we squat. Sitting rather than crouching unnecessarily prolongs the process and may explain why hemorrhoids and bowel diseases like diverticulitis are more common in America and Europe than in Asia. Apparently, the closure mechanism of the gut is like a kinked house - it's not designed to “open the hatch completely” when we're sitting or standing.

Enders said: "1.2 billion people around the world who squat have almost no incidence of diverticulosis and fewer problems with piles. We in the west, on the other hand, squeeze our gut tissue until it comes out of our bottoms.” // SOURCE: mirror.co.uk In our house we use a “squatty potty” from Amazon to make sure our legs are in squatting position. The most ideal method is “the rocking squat” - literally crouching and then gently rocking on bent knees. Constipation and stagnation of waste in the bowels (and lymph) is one of several major roots of dis-ease. If your bowels are not moving properly you create the perfect home for invaders and pathogens. And when your body gets REALLY desperate to detox the waste, it will start coming through your skin in the form of rashes, acne, etc.

BLOG: WWW.ORGANICOLIVIA.COM
Instagram media by mrdmt - @organic_olivia 

Think you know how to poo? You've been doing it wrong all ...

www.mirror.co.uk › News › Weird News › Life hacks -
18 may. 2015 - You've been doing it wrong all your life ... A German author has rocked the nation with new theories on how to defecate - and we'll all have to ...

 

Repost 0
Published by Malcolm Allison H malcolm.mallison@gmail.com - en Medicina humana y salud libros-revistas
Comenta este artículo

Présenta

  • : cinabrio blog
  • cinabrio blog
  • : Ecología y sostenibilidad socioambiental, énfasis en conservación de ríos y ecosistemas, denuncia de impacto de megaproyectos. Todo esto es indesligable de la política y por ello esta también se observa. Ecology, social and environmental sustainability, emphasis on conservation of rivers and ecosystems, denounces impact of megaprojects. All this is inseparable from politics, for it, the politics is also evaluated.
  • Contacto

Perfil

  • Malcolm Allison H malcolm.mallison@gmail.com
  • Biólogo desde hace más de treinta años, desde la época en que aún los biólogos no eran empleados de los abogados ambientalistas. Actualmente preocupado …alarmado en realidad, por el LESIVO TRATADO DE(DES)INTEGRACIÓN ENERGÉTICA CON BRASIL
  • Biólogo desde hace más de treinta años, desde la época en que aún los biólogos no eran empleados de los abogados ambientalistas. Actualmente preocupado …alarmado en realidad, por el LESIVO TRATADO DE(DES)INTEGRACIÓN ENERGÉTICA CON BRASIL

Recherche

Liens