Overblog
Seguir este blog Administration + Create my blog
27 abril 2013 6 27 /04 /abril /2013 20:05

 In just two years, Syria is approaching the harvest of misery for which former Yugoslavia needed 10

 

Pronto nos encontraremos con una Somalia en el Mediterráneo. En solo dos años, Siria está consiguiendo obtener la misma cosecha de dolor y sufrimiento que Yugoslavia tardó 10 años en alcanzar. 

 ¿cómo es posible que Siria no esté en todas nuestras conversaciones?

Hace 20 años, en 1993, todo el mundo hablaba de Bosnia. Hace 10 años, en 2003, todo el mundo hablaba de Irak.  indica que, para los europeos, la vida de un árabe no tiene tanto valor como la de un europeo.

.

SYRIA-CRISIS/ T

Siria: lo que se nos viene encima

En las guerras de los Balcanes murieron más de 100.000 personas y hubo cuatro millones de desplazados. Son las mismas cifras cosechadas en dos años de conflicto en el país árabe. ¿Por qué no se detiene tanto horror?

Syria: what is upon us

In the Balkan wars killed more than 100,000 people and there were four million displaced. They are the same figures harvested in two years of conflict in the Arab country. Why not stop the horror?

Timothy Garton Ash 27 ABR 2013

http://elpais.com/elpais/2013/04/26/opinion/1366973086_762888.html

 “¡Nunca más!”, gritamos con gran convicción cuando llega el momento. Al terminar la II Guerra Mundial. Después del horror de Ruanda. Tras la guerra de Bosnia. Sin embargo, siempre vuelve a ocurrir. Una y otra vez. De acuerdo con los últimos cálculos, en Siria han muerto ya casi 70.000 personas, en una guerra civil que es además una guerra subsidiaria, un enfrentamiento entre terceros; y más de cuatro millones de sirios necesitan ayuda humanitaria urgente, con unos dos millones de desplazados en el interior y 1,5 millones de refugiados que han huido más allá de sus fronteras. Unicef asegura que entre los desplazados y necesitados se incluyen casi tres millones de niños. Es ya, sin la menor duda, una de las mayores tragedias humanas de los últimos tiempos. Y, si no logramos ponerle fin, esas cifras aumentarán a toda velocidad. Pronto nos encontraremos con una Somalia en el Mediterráneo.

Cuando estalló el conflicto armado, en 2011, la población de Siria era aproximadamente la misma que tenía Yugoslavia cuando comenzaron sus guerras en 1991: alrededor de 23 millones. Durante la década que duraron las guerras de los Balcanes murieron más de 100.000 personas y hubo cuatro millones de desplazados. En solo dos años, Siria está consiguiendo obtener la misma cosecha de dolor y sufrimiento que Yugoslavia tardó 10 años en alcanzar.

Ante esa situación, ¿cómo es posible que Siria no esté en todas nuestras conversaciones? Hace 20 años, en 1993, todo el mundo hablaba de Bosnia. Hace 10 años, en 2003, todo el mundo hablaba de Irak. En este tiempo, la ONU ha aprobado la doctrina de la Responsabilidad de Proteger, como reacción a lo que había sucedido en Yugoslavia y Ruanda. Si la responsabilidad de proteger no abarca el caso de la catastrófica situación humana creada artificialmente en Siria, ¿para qué sirve?

Si no hay un apasionado debate, como lo hubo con Bosnia e Irak, es porque nadie sabe qué hacer

Pero además, al enterarnos de la prometedora noticia de que Serbia y Kosovo han llegado a un acuerdo, logrado gracias a la laboriosa intermediación de la alta representante para la Política Exterior de la UE, Catherine Ashton, viene a la mente una idea inquietante: ¿hasta qué punto serían distintas las cosas si Siria estuviera en Europa y Serbia en Oriente Próximo?

En el peor y más vergonzoso de los casos, eso indica que, para los europeos, la vida de un árabe no tiene tanto valor como la de un europeo. Para no hablar de la vida de un africano: aun en el caso de que los 5,4 millones de muertos desde 1998 por el conflicto armado en la República Democrática del Congo sean una cifra exagerada, esa es otra guerra junto a la cual todas las demás quedan empequeñecidas. En cualquier caso, tanto si es cierto como si no que existe una especie de racismo subconsciente, es evidente que el hecho de que quienes estaban muriendo en la antigua Yugoslavia fueran europeos y el hecho de que, en el caso de Irak, muchos países occidentales tuvieran a sus propios soldados allí fueron factores que influyeron en nuestro interés.

Otra explicación posible, y más honrosa, del diferente grado de preocupación por Serbia y por Siria es que Europa, después de haber sumido al resto de la humanidad en dos guerras mundiales, se define como un continente de paz. Por eso, que se estuvieran produciendo guerras e intentos de genocidio en su propio suelo ponía en tela de juicio su relato y su identidad fundamentales. Aun así, que quede claro que los europeos permitimos que numerosos hermanos nuestros murieran y perdieran sus hogares mientras nuestros supuestos líderes entonaban aquel patético eslogan de que “ha llegado la hora de Europa”, pero por lo menos nos preocupó.

Siria es, por decirlo de alguna forma, un país lejano del que no sabemos nada. Allí no están muriendo hombres ni mujeres europeos, salvo algunos valientes corresponsales de guerra y, según informaciones recientes, unos cuantos yihadistas y aventureros. Pero existe otro motivo por el que no estamos inmersos en un debate apasionado como los que mantuvimos a propósito de Bosnia e Irak: nadie sabe qué hacer.

En Bosnia inclinamos la balanza del conflicto armado entre croatas, serbios y bosnios y luego conseguimos que todas las partes negociaran un acuerdo básico pero funcional, basado en la aceptación de las divisiones étnicas. En Kosovo empleamos la fuerza, por tierra y por aire, para obtener una paz basada en una brecha étnica aún más profunda. Trece años después, la embrionaria reconciliación entre Serbia y Kosovo hace que esa división sea más civilizada, más europea, a lo que ayuda el importante incentivo que representa la perspectiva de entrar en la Unión Europea.

Lo peor es que El Asad está respaldado por Irán, que piensa que se está jugando su propio futuro

Algunos, sobre todo en Estados Unidos, Gran Bretaña y Francia, tienen la tentación de pensar que, si permitimos que el embargo de armas de la UE a Siria expire a mediados de mayo, quizá podríamos mejorar la situación para los rebeldes; mejor dicho, de los rebeldes buenos, no los malos, los relacionados con Al Qaeda. Entonces podríamos mediar para lograr una transición negociada a una nueva Siria pos-El Asad. Julien Barnes-Dacey, del Consejo Europeo de Relaciones Exteriores, dice que eso es muy poco creíble. No solo El Asad seguirá librando un combate feroz; no solo contará con el apoyo de las minorías alauí, cristiana, chií y drusa del país, frente a una oposición mayoritariamente identificada con el islamismo suní. Lo peor es que estará respaldado por potencias extranjeras, empezando por Irán, que tiene la sensación de que está en juego su propio futuro. Probablemente se podría ayudar a los rebeldes a ganar la guerra con un ataque aéreo masivo y tropas sobre el terreno. Pero, en ese caso, ¿quién se iba a ocupar después de arreglar los destrozos? ¿Alguien quiere encontrarse con un nuevo Irak?

Sin embargo, mientras aguardamos los detalles de su propuesta, la alternativa radical esbozada por Barnes-Dacey —frenar la escalada con una negociación entre todas las potencias extranjeras interesadas, que se pondrían de acuerdo en cortar el suministro de armas, en lugar de aumentarlo, e instar a sus patrocinados a llegar a un acuerdo político— parece tener también muy escasas posibilidades de éxito.

Tengo la desagradable sensación de que, en realidad, Siria puede ser un anuncio de lo que se nos viene encima. En la antigua Yugoslavia estaba presente un grupo de potencias con una postura similar: Europa y Occidente. Rusia contrarrestaba esa influencia, igual que China, en menor medida, pero ninguno de los dos parecían jugarse verdaderamente nada en Serbia. En Siria ocurre todo lo contrario, donde están sobre el tapete los intereses de muchas potencias extranjeras. Y no hay que olvidar que en los Balcanes hizo falta que pasaran 10 años y hubiera más de 100.000 muertos y millones de refugiados para lograr una paz imperfecta.

En un mundo sin polos, G-0, con múltiples potencias que compiten a escala mundial y regional y tienen intereses en un país fragmentado, las guerras civiles y subsidiarias de este tipo son más difíciles de detener. Hace 100 años, con las guerras de los Balcanes que degeneraron en la I Guerra Mundial, comenzó un siglo, el XX, que llegó a ser el más sangriento de la historia de la humanidad. Si no desarrollamos nuevos métodos de resolución de conflictos, con la fuerza suficiente para contener este nuevo desorden mundial, es posible que el siglo XXI sea más sangriento todavía.

Picture of Timothy Garton Ash

.

Timothy Garton Ash es catedrático de Estudios Europeos en la Universidad de Oxford e investigador titular en la Hoover Institution de la Universidad de Stanford. Su último libro es Los hechos son subversivos: Ideas y personajes para una década sin nombre.

 http://www.guardian.co.uk/commentisfree/2013/apr/25/syria-ghost-of-wars-to-come-balkans
Traducción de María Luisa Rodríguez Tapia.

http://elpais.com/elpais/2013/04/26/opinion/1366973086_762888.html

 

 

Putin da oxígeno a Tirano Sirio con nuevo envío de misiles

 

 

 

Compartir este post
Repost0
21 febrero 2013 4 21 /02 /febrero /2013 15:41

Damascus recorded three car bombs and other attacks against the Baath and the Army.

.   

Syrian security agents carry a body following a huge explosion that shook central Damascus, killing more than 30 people.

Syrian security agents carry a body following a huge explosion that shook central Damascus, killing more than 30 people. http://www.nydailynews.com/news 

 

 

 La explosión de un coche bomba ha sacudido este jueves el centro de Damasco, la capital siria, matando a decenas de personas cerca de las oficinas del partido gobernante Baas y de la embajada rusa en el distrito de Mazra, una gran columna de humo ha oscurecido el cielo. Otras tres bombas han estallado en distintos barrios de Damasco, en una de las más feroces ofensivas de los rebeldes desde que estalló la guerra civil.  

 

Las imágenes difundidas por la televisión siria muestran cuerpos esparcidos en la carretera y coches ardiendo tras el estallido, que los medios estatales han atribuido a “los terroristas” que luchan contra el régimen de Bachar el Asad. Este atentado se produce al día siguiente de que dos obuses de mortero alcanzasen los alrededores del palacio presidencial en un signo más de que la guerra se acerca cada vez más al centro de Damasco.

 

Hasta los últimos días, el centro de la capital había permanecido bastante al margen del conflicto sirio que, según la ONU, ha causado cerca de 70.000 víctimas desde sus comienzos hace dos años. Los rebeldes que controlan los distritos del sur y del este de Damasco llevan, sin embargo, casi un mes atacando las bases del poder de El Asad, y este tipo de atentados con bomba se produjeron en varias ocasiones el año pasado. El grupo rebelde Yabat al Nusra, ligado a Al Qaeda, reivindicó muchos de ellos.

 

 

 

Damasco registra tres coches bomba, uno de ellos con 31 muertos, y otros ataques contra el Baaz y el Ejército

MADRID, 21 Feb. (EUROPA PRESS) -

   Al menos 31 personas han muerto este jueves tras la explosión de un coche bomba cerca de una sede del partido gubernamental Baaz en el centro de Damasco, según ha informado el Observatorio Sirio de Derechos Humanos en su cuenta de Facebook. Asimismo, ha informado de otros dos coches bomba contra objetivos militares y de ataques con mortero contra las oficinas del Estado Mayor del Ejército en la capital.

   Las 31 víctimas mortales, en su mayoría civiles pero también algunos miembros de las fuerzas de seguridad, se produjeron tras la explosión de un coche bomba junto a una sede del Baaz en la calle Al Thawra, en el distrito de Al Mazraa, en el centro de Damasco, según ha precisado la organización, con sede en Londres pero con una amplia red de informantes dentro de Siria.

   La agencia estatal de noticias SANA ha informado de 16 muertos y 208 heridos, "en su mayoría viandantes, escolares y personas que se trasladaban en sus automóviles", tras un atentado "terrorista" en una zona residencial "densamente poblada" de la calle Al Thawra. La Media Luna Roja y los hospitales de la capital han recibido "los cuerpos de decenas de mártires", ha añadido.

   Aparte, el Observatorio de Derechos Humanos ha informado de la explosión de dos coches bomba cerca de los departamentos de seguridad en la zona de Barza, pero "el balance de pérdidas humanas (...) no está claro". Asimismo, ha registrado el impacto de dos proyectiles de mortero en el edificio del Estado Mayor del Ejército.

   Asimismo, SANA ha informado de que las autoridades han detectado otro automóvil cargado de explosivos en la misma calle Al Thawra y que "el terrorista suicida que conducía el coche ha sido detenido".

.

 

http://www.europapress.es/internacional/noticia-siria-damasco-registra-tres-coches-bomba-ellos-31-muertos-otros-ataques-contra-baaz-ejercito-20130221131714.html

.

 

 

.

Car bomb blast kills 53 at Damascus headquarters of Syria’s ruling party, at least 200 injured

 


Deadly blast comes as government forces attack field hospital in Daraa, killing 18 rebels. The car bomb attack is the 3rd day of attacks in Damascus.


THE ASSOCIATED PRESS


PUBLISHED: THURSDAY, FEBRUARY 21, 2013, 9:21 AM

UPDATED: THURSDAY, FEBRUARY 21, 2013, 9:32

 

DAMAMASCUS, Syria — A car bomb near the Damascus headquarters of Syria’s ruling party killed 53 people on Thursday, with another 200 wounded. Meanwhile a government airstrike on a rebel field hospital in southern Daraa left 18 dead, opposition activists and state media reported.

The Damascus car bomb was one of at least three attacks in the heart of the city. A second blast shook another neighborhood and mortar rounds exploded near the Syrian Army General Command.

It was the third day of attacks on the center of Damascus.

.

For months, rebels have been trying to bring their fight to topple President Bashar Assad into the center of the capital, but have managed little more than brief incursions and frequent skirmishes in outlying neighborhoods.

The latest bombings and the recent mortar attacks suggest they may be shifting to guerrilla tactics to destabilize the seat of Assad’s power.

The most deadly attack struck a main street on the edge of the capital’s central Mazraa neighborhood, near the headquarters of Assad’s Baath party and the Russian Embassy, as well as a mosque, a hospital and a school.

TV footage of the blast site showed firemen dousing a flaming car with hoses and lifeless and dismembered bodies blown into the grass of a nearby park.

 

.

SYRIA22N_7_WEB
SANA/REUTERS

.

At least 35 people were killed in the car bomb attack.

Witnesses at the scene said a car had exploded at a security checkpoint between the Russian Embassy and the central headquarters of the ruling party.

“It was huge. Everything in the shop turned upside down,” one local resident said. He said three of his employees were injured by flying glass that killed a young girl who was walking by when the blast hit.

.

“I pulled her inside the shop but she was almost gone. We couldn’t save her. She was hit in the stomach and head,” he said, speaking on condition of anonymity for fear of retribution for speaking with foreign media.

Ambulances rushed to the scene of the blast, which shattered windows and sent up a huge cloud of smoke visible throughout much of the city, witnesses said.

The Britain-based activist group the Syrian Observatory for Human Rights said at least 42 people were killed, most of them civilians. Some members of the Syrian security forces were also killed, it said.

Syrian state TV called it a “terrorist” attack by a suicide bomber. It said at least 35 people were killed and more than 200 wounded. The state news agency published photos of two dead bodies lying in the street.

There was no way to immediately reconcile the differing death tolls.

 

.

SYRIA22N_6_WEB
ANONYMOUS/AP

.

Syrian fire fighter extinguishing burning cars.

Russia’s state owned RIA Novosti news agency quoted a Russian Embassy official as saying the Embassy building had been damaged in the blast but no one was hurt.

In a separate attack, Syrian state TV said mortar shells exploded near the Syrian Army General Command in central Damascus, causing no casualties. The station said the building was empty because it was under renovation.

The Britain-based activist group Syrian Observatory for Human Rights said two mortar rounds struck near the building but did not report casualties.

.

On Wednesday, two mortar shells exploded next to a soccer stadium in Damascus, killing one player. The day before, two mortar shells blew up near one of Assad’s three palaces in the city, causing only material damage.

Between the car bomb and the mortar attack near the army command, a security official reported another blast in the capital’s northeastern Barzeh neighborhood. He had no other information and spoke on condition of anonymity because he was not authorized to brief the media.

The Observatory, which relies on a network of anti-regime activists inside Syria, said two car bombs had exploded near security centers in Barzeh, followed by intense clashes between rebels and security forces.

Syrian state media also reported that security forces in Damascus had arrested a second, would-be suicide bomber driving a car full of explosives near the site of the Mazraa bombing.

 

.

SYRIA22N_2_WEB
ANONYMOUS/AP

.

Syrian Arab Red Crescent volunteers carry a man who was wounded by explosion in Damascus.

Damascus has so far mostly avoided the large-scale violence that has destroyed other Syrian cities, though deadly car bombings have targeted government buildings in the capital.

In May 2012, twin car bombs exploded outside a military intelligence building, killing 55 people in the deadliest attack against a regime target in the capital since the uprising began 23 months ago.

And in July, rebels detonated explosives inside a high-level crisis meeting in Damascus that killed four top regime officials, including Assad’s brother-in-law and the defense minister.

.

Following that attack, rebel groups who have established footholds in suburbs of the capital pushed in, clashing with government forces for over a week before being routed and pushed out.

Since then, government jets have heavily bombed rebel-held suburbs and rebels have managed only small incursions on the city’s south and east sides.

In Daraa, where Syria’s uprising began nearly two years ago, the Observatory said the 18 people killed in the airstrike included eight rebel fighters, three medics, one woman and one young girl.

A video posted online said to be of the event showed the bodies of dead and wounded people being loaded in to the back of trucks and moved to another location. Some were bloody and had bandaged heads, while others were carried out on stretchers.

 

.

SYRIA22N_3_WEB
SANA/REUTERS
Vehicles burn after an explosion at central Damascus.

Syria’s conflict began in March 2011 with political protests against the government and has since evolved into a civil war between Assad’s regime and hundreds of rebel groups seeking to topple it. The U.N. says some 70,000 people have been killed in the conflict so far.

International diplomacy has failed to slow the fighting.

On Thursday, British Foreign Secretary William Hague said his message to Assad is that “it is time to go.”

He said the senseless killing must be brought to an end through a credible political process leading to a transition in Syria.

.

He also called on Assad to respond to a dialogue offer made recently by Syrian opposition chief Mouaz al-Khatib.

“A political settlement, a political agreement on a transition is the way forward in Syria to bring to an end this terrible and unacceptable loss of life.”

Al-Khatib has said he is open to talks with the regime that could pave the way for Assad’s departure, but that the Syrian leader must first release tens of thousands of detainees. The government has refused.



Read more: http://www.nydailynews.com/news/world/car-bomb-blast-kills-35-damascus-headquarters-syria-ruling-party-article-1.1269646#ixzz2LXtSBbZD

 

.

 

.

 

 

 


www.juancole.com/ -  
 
John Ricardo I. "Juan" Cole (born October 1952) is an American scholarpublic intellectual, and historian of the modern Middle East and South Asia.[1][2][3] He is Richard P. Mitchell Collegiate Professor of History at the University of Michigan. As a commentator on Middle Eastern affairs, he has appeared in print and on television, and testified before the United States Senate. He has published several peer-reviewed books on the modern Middle East and is a translator of both Arabic and Persian.
.
Image

.    

 

sep 2012

.

 

Image

 

.

5 nov 2012 - The darker green areas (not cities) in both Syria and Lebanon is where the firmly pro-regime populations live (Alawites, Shias, Maronites, Orthodox, Druze). The cities in the north-east are administered by the PYD, but the army is reported to be present there as well and just doesn't do anything about it, hence the confusing situation.

Very slow but steady rebel gains in the past few months in both Aleppo and beyond. My prediction is that before the end of the year the rebels will have finally taken out the Latakia-Aleppo corridor entirely and soon thereafter (maybe next year) the regime will abandon Idlib. Another place to watch is the Homs corridor, it's as important to the Syrian government as the Brocko corridor was to the Bosnian Serbs in the civil war in that country. If the Homs gap is closed, the war is lost.

 

.

Compartir este post
Repost0

Présenta

  • : cinabrio blog
  • : Ecología y sostenibilidad socioambiental, énfasis en conservación de ríos y ecosistemas, denuncia de impacto de megaproyectos. Todo esto es indesligable de la política y por ello esta también se observa. Ecology, social and environmental sustainability, emphasis on conservation of rivers and ecosystems, denounces impact of megaprojects. All this is inseparable from politics, for it, the politics is also evaluated.
  • Contacto

Perfil

  • Malcolm Allison H malcolm.mallison@gmail.com
  • Biólogo desde hace más de treinta años, desde la época en que aún los biólogos no eran empleados de los abogados ambientalistas. Actualmente preocupado …alarmado en realidad, por el LESIVO TRATADO DE(DES)INTEGRACIÓN ENERGÉTICA CON BRASIL
  • Biólogo desde hace más de treinta años, desde la época en que aún los biólogos no eran empleados de los abogados ambientalistas. Actualmente preocupado …alarmado en realidad, por el LESIVO TRATADO DE(DES)INTEGRACIÓN ENERGÉTICA CON BRASIL

Recherche

Liens